El hombre es sostenido por el entorno

Es imposible para el hombre elevarse y salir de su círculo. Es como intentar elevarme tirando de mi propio cabello, es claro que no puedo hacerlo. 

Por eso, el hombre debe obtener sustento de su entorno, es decir, ganar fortaleza, la intención correcta y elevación y grandeza de la meta, desde el entorno, si lo recibes todo del entorno, podrás elevarte por encima de ti, por encima de tu ego. 

Y tenemos muchos entornos de los que obtenemos sustento: hogar, trabajo, relaciones de tiempo atrás. Pero lo más importante es poner mi grupo por encima de todos ellos, porque hasta donde determinen en mí las propiedades superiores y preferencias de desarrollo, podré desarrollarme y no de otra manera. 

El hombre debe revisarse para poder elevarse por encima del resto del mundo, por encima de su potencia y atracciones, para que el grupo le de la grandeza superior, la sensación más fuerte de la meta, no hay nada más elevado que alcanzar al Creador y no hay ninguna posibilidad, ningún otro medio, de llegar al Creador excepto, por el grupo. 

Cada uno sabe de seguro que hay un poco de egoísmo dentro de él. Y mientras avanzamos, revelaremos un egoísta incluso más grande en nosotros, crecerá y crecerá, como está escrito: “cualquiera que es más grande que su amigo, su inclinación es más grande”. 

Por eso, constantemente debemos cuidar el entorno, el grupo, que nos muestra el camino hacia la espiritualidad, hacia un desarrollo más elevado, para cada uno, alrededor nuestro, siempre prevalece sobre todos los otros grupos y valores. 

Por lo tanto, si una persona elige un entorno para sí, gana en tiempo y esfuerzo. Pero el entorno mismo no puede ser bueno o malo, es de la manera en que lo construimos. No podemos cambiarnos a nosotros mismos. Pero podemos afectar al entorno en que nos encontramos. 

El Creador nos lleva a un grupo, pone nuestra mano sobre la buena fortuna y dice: “¡Tómalo, te doy esta oportunidad!” Y ahora depende de cada uno aprovechar esta oportunidad que el Creador le dio. Es sólo para reforzarse a sí mismo en este entorno. Y el refuerzo depende sólo de elevar al grupo ante nuestros ojos. Alejarnos de nuestros cálculos y prerrequisitos naturales e involucrarnos en el entorno correcto que nos mostrará la meta y dentro del cual, podemos lograr esta meta. 

Por lo tanto, si eliges un buen entorno, ganas en tiempo y en esfuerzo. Es decir, cada uno puede lograr la meta muy rápido. Nosotros determinamos el tiempo,  la cantidad de esfuerzo y lo largo del camino, al elevar el entorno por encima de nosotros mismos. Y así, al adherirnos a ese entorno. Volamos directo hacia la meta de la creación, la revelación plena del Creador en nosotros.
[292036]
Del Congreso Internacional “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” 8/ene/22, “Extraemos la grandeza de la meta de los amigos”, lección 4

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: