Cuando el mundo vota unánimemente en tu contra, es hora de despertar

Mi nuevo artículo: «Cuando el mundo vota unánimemente en tu contra, es hora de despertar«

Hace varios días, la Asamblea General de la ONU votó 160-1, a favor de un proyecto de resolución para renovar el financiamiento de la UNRWA (Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina). Escondidas dentro de los seis puntos de la resolución había cláusulas que establecían que “los refugiados [de 1948, incluidos sus hijos y los hijos de sus hijos] que deseen regresar a su hogar y vivir en paz con sus vecinos, se les debe permitir hacerlo lo antes posible. «La resolución también establece que `se debe pagar una compensación por la propiedad de aquellos que decidan no regresar´.

Luego de la votación, el borrador fue referido a lo que se conoce como la “Cuarta Comisión”, ahí se formulará la resolución que será sometida a la Asamblea General de la ONU el 1 de diciembre, para su votación final. Si se acepta la resolución y se aceptará, declara que sus “recomendaciones” serán implementadas antes del 1 de septiembre de 2022. De facto, esto significa que la ONU decidió terminar con el Estado de Israel como estado judío.

Si hay algo bueno en esta decisión, es que finalmente podemos ver que somos indeseables ante los ojos del mundo y yo siempre prefiero la amarga verdad a las dulces mentiras. Creo que, en un futuro cercano, veremos a la ONU llamando a los «residentes» (palabra del PC para «judíos») que no son nativos de la región, que llegaron a Israel durante el último siglo y medio, para que regresen a su país de origen. Estoy seguro de que la ONU, incluso les ayudará a que regresen, pues es lo que quiere el mundo.

A pesar de la situación aparentemente desesperada, creo que nuestra mayor preocupación y la clave para salvar al país no es la decisión de la ONU, sino nuestra propia opinión al respecto. Ya es bastante malo que el mundo haya votado unánimemente contra nosotros, pero no es nada comparado con nuestro problema real, que estamos tácitamente de acuerdo con la ONU. Por eso no protestamos ni planeamos protestar, porque no tenemos ningún plan para detener la resolución final y no tenemos ningún deseo de llevar el asunto a discusión pública. La mayoría de los israelíes ni siquiera saben que existe la resolución.

Nadie se beneficiará de la abolición del Estado de Israel. Antes de que existiera, hubo dos guerras mundiales en poco más de dos décadas. El Estado de Israel se estableció para que los judíos pudieran cumplir con su misión histórica. Incluso si los israelíes no se dieron cuenta y ahora el mundo abandonó a Israel, los judíos no serán relevados de su misión.

Somos una nación forjada con unidad por encima de enormes abismos y fuimos elegidos para dar ejemplo al mundo de que la unidad es posible. Por eso, el Estado de Israel se estableció poco después de la más horrible demostración en la historia, del odio entre las naciones, que terminó en explosiones nucleares. Si Israel no cumple su misión, ¿qué impedirá que el mundo repita ese escenario?

Si justificamos nuestra existencia aquí, si nos  esforzamos por unirnos como lo hicieron nuestros antepasados, por encima del enorme abismo entre nosotros, no necesitaremos explicar nada a nadie. Al contrario, el mundo detendrá a cualquiera que intente perturbar nuestro trabajo hacia la unidad.

Así como el mundo observa cada uno de nuestros movimientos y nos condena ahora que estamos divididos, observará cada uno de nuestros movimientos y nos elogiará cuando estemos unidos. Esta resolución de la ONU es una prueba de que el mundo no quiere ninguna de las innumerables cosas que le hemos dado. Es hora de darle lo que realmente necesita: la capacidad de unirse. Y el mundo podrá unirse sólo si predicamos con el ejemplo.

Para más información sobre la importancia de la unidad judía, consulta mi libro: La elección judía: Unidad o antisemitismo.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: