El propósito de romper el deseo único

Congreso Internacional “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” clase , El amor a los demás solo puede darse en la renuncia de uno mismo (Rabash, artículo 1, parte 1, Propósito de la sociedad-1)

Abnegación es aniquilarse uno mismo, en relación con los demás. Al mismo tiempo, no simplemente desapareces, sino que te comprometes precisamente a que todo lo que está en tí, en sentimientos, en pensamientos, en acciones, lo haces solo por el bien de otros. Esto se llama amor. Vives solo por el bien de otros.

Por un lado, cada uno debe sentirse humilde, por otro lado, estar orgulloso de que el Creador nos haya dado la oportunidad de estar en una sociedad donde todos tienen un solo objetivo: que la Shejiná [Divinidad] esté entre nosotros.

Es decir, para que volvamos al estado original en el que fuimos creados, cuando el Creador comenzó a desarrollar en Sí mismo el deseo de recibir -lo contrario de Sí mismo- para crear la creación. Las criaturas deben ser opuestas a Él. Por eso, gradualmente, dentro del Creador, dentro de la luz superior, se creó el deseo de recibir, que luego se dividió en muchas partes, sub-partes, sub-sub-sub-partes y más, a lo largo de 125 grados de descenso desde el deseo primordial único, que llamamos Maljut de Ein Sof (mundo del infinito) a nuestro estado e incluso por debajo de él.

Todo sucede al romper el deseo único, en una multitud de deseos, para que podamos hacer el viaje de regreso, nuestra evolución, nuestro desarrollo para comenzar a revelar al Creador desde Su opuesto.
[292095]
Del Congreso Internacional de Cabalá “Nos elevamos por encima de nosotros mismos” 6/ene/22 “Nos acercarnos al Creador en nuestra red de conexiones”, lección 1

Material relacionado:
El nacimiento de un nuevo grado
Inanimado, vegetativo, animado y hablante
No te quedes en Egipto para siempre

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: