entradas en '' categoría

La Torá—Todos los estados

Pregunta: ¿Por qué el faraón ordena matar a los primogénitos arrojándolos al Nilo y deja vivas a las niñas?

Respuesta: Porque los chicos representan la intención y las chicas el deseo. Un deseo sin intención puede cambiar en todos los sentidos; lo principal es matar la intención.

Pregunta: ¿Por qué está codificado así? ¿por qué no se puede decir claramente «intención» sin «niñas» y «niños»?

Respuesta: La Torá fue escrita para todos los tiempos para todas las personas sin excepción, no sólo para los cabalistas. Debe ser más o menos comprensible siempre y para todos, para cada uno en su nivel.

El niño pequeño, comenzando a leer, estudia lo que está escrito en la Torá. La Torá es leída por hombres y mujeres, viejos y jóvenes, que comprenden nuestro mundo al menos de alguna manera y revelan el mundo espiritual hasta su estado más elevado. Y por todo eso sólo hay un texto. Describe en detalle, de forma clara y breve, todos los estados por los que deberá pasar toda la humanidad en los siguientes 5,000 años.

 

Saber mas sobre  La Torá es la instrucción para lograr amor

 

Otorgamiento: percepción especial del mundo

Moisés (el punto en el corazón del hombre) por cuarenta años fue criado por el faraón, luego se escapó a Yitro y después por otros cuarenta años, sacó a la nación de la esclavitud del ego. Es lo mismo en nuestro estado, cuando estudiamos Cabalá, pasan muchos años hasta que empezamos a entender lo que nos sucede.

Pregunta: ¿Moisés vivió la mayor parte de su vida en el ego?

Respuesta: Sí, pero no fue solo ego, sino la preparación para salir de él. Moisés simboliza la fuerza de la fe, que saca al hombre del ego.

Pregunta: Usted siempre dice que fe es otorgamiento, ¿Qué es otorgar?

Respuesta: Otorgar es cuando la persona siente que lo que está fuera de sus cualidades egoístas, son las cualidades correctas y debe alcanzarlas.

Es decir, otorgamiento no significa nuestra comprensión habitual de que se debe dar algo, sino una percepción especial del mundo.

 

También te puede interesar  El otorgamiento es la cualidad que precede al amor

 

¿Puede el cabalista cambiar el futuro?

Pregunta: ¿Puede un cabalista revelar algún estado?

Respuesta: El cabalista no solo puede revelar estados, también cambiarlos, a diferencia de personas como Wolf Messing.

El cabalista puede cambiar el futuro porque tiene la capacidad de cambiar sus propiedades y por lo tanto, adquiere la capacidad de transferir la percepción de estados futuros de indeseables a deseables.

Puede cambiar los acontecimientos futuros porque dependen de sus propiedades como receptor de un pensamiento común y en ese pensamiento todo existe en forma amorfa, libre, no vestida de nada. La forma que tomará, si se vestirá con buenas o malas acciones, depende del asunto en sí.

Por eso, si podemos cambiar esta materia, nuestros deseos, el pensamiento que se revestirá poco a poco en él, en la forma que lo sentiremos, depende de nuestras propiedades. Por eso, el cabalista no cambia el pensamiento mismo.

En otras palabras, el futuro debe cumplirse definitivamente, pero cómo se expresará en relación conmigo, bien o mal, depende de mis propiedades y puedo cambiarlas. Es decir, puedo cambiarme a mí mismo como receptor.

 

Te puede interesar  Cuando el cabalista habla, crea los mundos

La tarea de cada uno sobre uno mismo

Pregunta: ¿Por qué Cabalá dice que cada uno debe cambiarse a sí mismo? Si todos somos un sistema común, que los cabalistas lo cambien todo.

Respuesta: ¿Cómo puedo cambiarte? Tienes tu propio ego, tus propias cualidades; Yo tengo lo mío y no tengo poder sobre ti. Cada uno debe alcanzar este estado y en última instancia, todos pueden y deben controlar su propio destino. Así es como se alcanza una idea común, un pensamiento común.

Pregunta: O sea, ¿Cabalá le da a cada uno la oportunidad de convertirse en el amo de su propio destino y no solo predecir algunos eventos?

Respuesta: Cabalá no hace predicciones en absoluto. Eso es exactamente lo que está prohibido en Cabalá, porque no se busca predecir el futuro, sino cambiarte a ti mismo para que ese futuro sea bueno.

Pregunta: Es decir, en principio, ¿las predicciones no cambian nada?

Respuesta: Por supuesto que no. Es solo un juego, por eso la cabalá lo prohíbe.

¡Pero existe la inmortalidad! Y es muy fácil llegar a este grado. Los invito a todos.

 

Descubre como Quieres cambiar el mundo…

 

No hay guerras en los planes del Creador

¿Podemos mitigar el terrible golpe, que en forma de guerra el egoísmo malvado está ahora infligiendo en el mundo, en toda la naturaleza?  Primero que nada, debemos recordar la clara verdad de la que hablamos sobre el deseo de recibir, que consta de cuatro niveles. 

Cuando el deseo de recibir se experimenta en sus cuatro niveles: inanimado, vegetal, animal y humano, es cuando para nosotros parece que existe en el mundo. A final de cuentas, todo nuestro mundo es nuestro deseo de recibir. 

Por consiguiente, es necesario hacer todo lo posible para localizar y corregir el deseo egoísta. No hay nada en el mundo, excepto nuestro egoísmo, el cual debe ser apaciguado, equilibrado, llevado a una conciencia acerca de dónde viene y con qué razón y cuál es su propósito. 

Debemos ver que el estado del mundo, deriva de la medida de conexión entre nosotros. Si nos conectamos más, es bueno para el mundo, y si no nos conectamos, entonces es malo para el mundo. Sobre esta base, se nos considera como malvados o como justos. Damos contento al Creador o Dios no lo permita, le causamos dolor. 

El Creador no quiere la guerra. Él es bueno y hace el bien, por lo tanto, no hay guerras en sus planes. Más bien, sus planes son llevarnos hacia el reconocimiento del mal y a acciones de bien, para que seamos como Él. 

Por esta razón, no hay nada negativo que venga del Creador, absolutamente ninguna mala actitud. Si no estamos de acuerdo con las correcciones y cargamos sobre nosotros los problemas, entonces ya es nuestra falta. No debemos reprocharle al Creador por esto. Es nuestra falta que no se corrija lo que recibimos de Él.  

Recibimos todo del Creador, a través del sistema, de tal forma que seamos capaces de aceptarlo, entenderlo, reaccionar a eso y corregirlo. Podemos ¡pero no queremos hacerlo! por lo tanto, recibimos un descenso que a nosotros nos parece un castigo.  

De hecho, es una corrección que nos lleva un grado más abajo. Después de todo, me encuentro en el cuarto grado y no puedo hacer lo que un cuarto grado debería, así que me regresan al tercer grado. Cuando hago el trabajo en el tercer grado, subiré de nuevo al cuarto grado y luego al quinto, sexto, etc. Es decir, todo sucede conforme al sistema.  

 

Te sugerimos El tiempo de la corrección esta comenzando

 

El delicado equilibrio de la naturaleza

La naturaleza debe mantener el equilibrio. Es muy delicado, muy frágil y está por encima de nosotros. 

No entendemos su fórmula y, por lo tanto, no sabemos cómo se debe alcanzar. No sabemos sobre la interacción entre todas las partes de esta fórmula: el número de personas sobre la tierra con la cantidad de aire, oxígeno, nitrógeno, ozono, con la cantidad de flora y fauna, etc. Todo esto es inherente a la naturaleza, en algún lugar. El académico Vernadsky habló de esto hace 100 años. 

Pregunta: ¿Significa que no podemos cambiar el curso actual de los eventos naturales?

Respuesta: De acuerdo con la información de los científicos, este es el problema que tenemos. De entrada, no podemos hacer nada. 

Obviamente podemos de alguna forma, mermar el desarrollo fatal de este proceso nuestro, pero nada más. Es lo que dice la ciencia hoy en día. Es decir, no hay una clara solución. Por lo tanto, alguien está a favor de limitar las emisiones y alguien dice “eso no cambiará nada”. 

Alguien está a favor de cambiar las fuentes de petróleo, por otras formas de recursos energéticos. Pero, por otro lado, cuestan muchas veces más, porque al mismo tiempo tenemos que fertilizar el terreno y aplicar esos potentes químicos cuyas consecuencias finales se desconocen. 

Es decir, desde el punto de vista de la ciencia, no tenemos una clara justificación a la mano de que este sea un error nuestro, nuestro problema; somos la razón por la que la naturaleza está cambiando tanto en relación a nosotros. 

Además, es imposible hacerlo. Si la revolución industrial ha empezado en China y se ha convertido en una gran potencia industrial para los próximos 20-30 años, entonces, por supuesto, esto afecta al entorno y posiblemente cause las mismas nevadas en Europa. ¿Quién sabe? no entendemos toda la imagen. 

Todos pueden hablar muy bonito, pero no hay datos claramente científicos. Solo si sumamos a esto la opinión de la Cabalá. 

La sabiduría de la Cabalá habla de esto en una forma totalmente distinta. Se acerca a los científicos como Vernadsky, quien cree que traemos una gran discrepancia al mundo con nuestros pensamientos o más bien con nuestra incorrecta interacción con los demás. 

 


Saber mas sobre   
No podemos darle la vuela a las leyes de la naturaleza

 

 

Igualdad inconsciente en los Judios

Pregunta: ¿Por qué los judíos no tienen tal servilismo y profunda reverencia unos por otros como los demás pueblos?

Respuesta: Sí, realmente lo vemos hoy. Y si miraras en las profundidades de los siglos, verías que incluso hace 100 años no existía tal cosa y no podría haber existido. ¡Absolutamente de ninguna manera!

En el ejército, en las empresas, en cualquier parte, la fraternidad es característica de los judíos: todos son iguales. Esto está tan profundamente arraigado en la gente que incluso cuando comenzamos a tomar un ejemplo de Occidente en la organización del país y todo lo demás, incluso entonces la relación siguió siendo la misma.

Desde tiempos inmemoriales, todos han sido absolutamente iguales. Una persona nunca ha sido respetada por la riqueza, solo por el conocimiento. Nunca ha habido sumisión a nadie. Esta hermandad interior aún no desaparece, desde entonces está en todos.

Y aunque ya no hay una fuerte conexión, la igualdad de que no soy peor que alguien, reina donde quiera. 

No hay esclavo en un judío, algo que prácticamente existe en todas las naciones. Como todas las demás naciones han pasado el período de la esclavitud, cuando algunos eran amos, otros eran esclavos. No hubo tal período para el pueblo judío. Había un supuesto esclavo de su amo. Pero siempre se ha dicho: quien compra un esclavo, se compra un amo.

Estas son las leyes espirituales. Hay volúmenes enteros en el Talmud que dicen cómo tratar a un esclavo. El esclavo vivía como si estuviera bajo el comunismo. Estabas obligado a cuidarlo, no podías forzarlo ni moral ni espiritualmente.

Trabajaba como si estuviera contratado y sólo se le consideraba esclavo en virtud de que el amo hacía un contrato de compra venta con él, por cierto tiempo. Durante seis años trabajaba y al séptimo podía dejar al amo. Esta ley se llamaba “Shemitah”, cuando todos regresan a la libertad.  

De acuerdo a esta ley, al año 50 de utilizar la tierra, se liberaba sin dueño en lo sucesivo. 

No entendemos cómo estas leyes daban una base completamente distinta a las personas para conectarse entre sí. ¿Qué significa que se te da una tierra por sólo 50 años?! Esto es prácticamente un pequeño siglo humano.   

Existe lo mismo en la esclavitud: un contrato por seis años. Se obligaba a dar al esclavo, la oportunidad de casarse, de servir, de matrimoniarse. Y si se tomaba como concubina, tenías que tomarla como esposa, comprarle sus ropas y joyas, lo que significaba darle un estatus completamente diferente. 

Es una forma totalmente distinta del sistema que otras naciones tenían. Por lo tanto, aún ahora se lleva en la sangre. 

Y ahora ya estamos en una etapa en la que tenemos que entender que no hay nada valioso, nada que ahorrar, nada que almacenar, nada que comprar, nada que abastecerse. De todos modos, el mundo dará un vuelco y la tierra se lo tragará todo.

 

Te puede interesar  Cumplir con las leyes espirituales