entradas en '' categoría

¿Cuál es la verdadera causa de los tifones y las inundaciones?

Inundaciones y tifones es lo que nosotros mismos traemos a la naturaleza. En principio, si nos comportamos de acuerdo con el agua, que es una fuerza animadora informativa, debería ser absolutamente positivo para nosotros.

En otras palabras, si solo tomáramos de la naturaleza tanto como necesitamos para mantener la homeostasis, notaríamos naturalmente sus efectos positivos y estaríamos en armonía con ella. Pero dado que implantamos una gran cantidad de influencias negativas, sentimos la reacción correspondiente.

Por eso, el agua, la que nos rodea y está dentro de nosotros, dentro de nuestro cuerpo, se vuelve muy negativa. Está saturada de energía negativa y lleva información negativa y destructiva. En particular, también se manifiesta afuera: tsunamis, huracanes, inundaciones o sequías.

En los próximos años veremos inundaciones en el norte y cada vez más sequía en el sur. Y no puedes huir. Prácticamente las tierras fértiles del sur comenzarán a secarse.

¿Cómo se puede explicar? Por nuestro impacto personal negativo en el mundo. Es decir, mi opinión, deseos y pensamientos tienen un impacto negativo en el mundo, por lo tanto, el agua como portadora de información buena y revitalizante, se saturará e irá más lejos. Será el resultado del impacto negativo en la naturaleza.

Comentario: Es probablemente la razón por la que la gente vive, desde hace más de 100 años en una de las islas de coral. Trabajan muy duro físicamente, comen la comida más sencilla y no disfrutan de los beneficios de la civilización. Toman de la vida solo lo necesario, usan agua totalmente pura y permanecen en su estado original.

Mi respuesta: Pero no podemos volver a las cuevas. Es imposible. Construimos cuevas de otro tipo.

Pero si podemos cambiar nuestra actitud ante la vida, hacia el bien, el agua y la información entre nosotros cambiará. Y tendremos una reacción muy diferente de la naturaleza.

 

Amplía tu percepción sobre Causas de los desastres naturales

 

Es posible describir al Creador por medio de colores, olores y todo tipo de sensaciones

Pregunta: Se dice que el Creador tiene muchos nombres. ¿Cuántos hay y quién se los da?

Respuesta: Los nombres son muchas formas de manifestación del Creador al ser creado, es decir, a una persona que alcanza al Creador. Por lo tanto, aquí ya podemos hablar de un lenguaje.

Colores, olores y todo tipo de sensaciones, con todos estos medios es posible describir al Creador. Después de todo, las personas que lo revelan gradualmente lo perciben exactamente de esta manera. Además, se trata de individuos especiales, como Moisés, que escribió la Torá.

En nuestro mundo, tienes que elevarte por encima de tus ideas hasta un plano en el que alcanzarás una extraordinaria objetividad. No hay nada propio en ti, quieres percibir al Creador tal como es. Por lo tanto, debes hacer una restricción en ti mismo, en todo tu conocimiento y sentimientos, y entonces puedes aproximadamente hablar sobre el Creador en la medida de tu logro.

Puedes alcanzar tal estado solo excluyendo tu egoísmo de ti mismo. Tienes que volverte como si no existieras para no percibir la revelación del Creador, Sus diversas influencias sobre ti de alguna forma y ser absolutamente objetivo.

Esto se llama “hacer Tzimtzum (restricción) sobre uno mismo”, lo que significa restringir todos los deseos egoístas, cualidades, intenciones y entendimientos en el corazón y la mente. Si el Creador es la única cualidad de la naturaleza que lo hace todo, incluye todo, entonces la pregunta es: ¿Cómo podemos hablar de Él sin conocer esto?

Aquí surge un problema: si una persona no se esfuerza claramente por crear la imagen correcta de la fuerza superior dentro de ella, que es la única que lo incluye todo, entonces se equivoca y se dibuja para sí misma una imagen rebuscada del Creador. Este es un grave error que suele acarrear grandes problemas, incluso diría que tragedias, porque cada uno empieza a transmitir el Creador a la humanidad de la forma que le parece, es decir, desde sus ideas internas.

Por lo tanto, la gente crea religiones, filosofías, lo que quiera, basándose únicamente en sus conclusiones: “Oí una voz, tuve una visión”, y así durante miles de años. Estas ideas no tienen nada que ver con la realidad o incluso con la ciencia, con nada en absoluto.

 

Aprende sobre La diferencia entre la restricción y la pantalla

 

Un plano alineado

El tiempo es inmóvil, somos nosotros los que nos movemos en dirección equivocada en él (Stanisław Jerzy Lec).

Pregunta: ¿Qué significa esto para usted?

Respuesta: Si queremos anular nuestro egoísmo, sentiremos inmediatamente cómo el tiempo se desenrolla como un papel arrugado. De repente se endereza y vuelve a ser liso. Todas las superficies y esquinas arrugadas se enderezan y se convierten en un todo común, y nosotros estamos en él. Este es el plano del tiempo.

Pregunta: ¿Es un estado armonioso? ¿Esto es la armonía?

Respuesta: La armonía es cuando me fusiono con este plano y siento que no hay ningún vector de movimiento en nada. Solo estoy yo y este plano con el que tengo que alinearme. Eso es todo.

Voy a este plano y existo en él. Esto da a la persona una sensación de simplicidad y singularidad del mundo.

Pregunta: Entonces, ¿Toda esta carrera, toda esta complejidad de todo desaparece de repente, y solo queda esta simplicidad? ¿Qué es esta simplicidad?

Respuesta: El hecho de que solo hay una fuerza que existe y opera, la cual necesito conocer, descubrirla por mí mismo y volverme como ella. Esta es la fuerza del otorgamiento, de la fusión con todo.

 

Te puede interesar El espíritu de otorgamiento entre nosotros

 

Nuestro mundo está basado en la interdependencia

Mientras el embrión se encuentra en el útero de la madre, es completamente dependiente de ella y recibe los nutrientes de ella. Pero después del nacimiento, el cordón umbilical que le conectaba con su madre, es cortado y se ve obligado a ser independiente. Este es un signo de que el bebé se está moviendo a un nuevo estado, a un nuevo grado y puede comunicarse no solo con la madre, sino también con las fuerzas ajenas a él.  

Todo nuestro mundo está basado en la interdependencia y el bebé seguirá aprendiendo que depende de alguien. Primero, de su madre, luego, de su padre, de otros parientes, de un maestro en la escuela, etc. Nos volvemos cada vez más conscientes de cuán dependientes somos de las personas a nuestro alrededor. 

Cuando llegamos a adultos, vamos al ejército, al trabajo, es decir, salimos a la vida y comenzamos a explorar el mundo. Y luego, descubrimos que hay extraños que nos pueden dañar y aprendemos cómo comportarnos. 

La educación correcta consiste en asegurar que en cualquier lugar donde me encuentre, me sienta cómodo y seguro, como en el útero de mi madre, de modo que siempre haya un entorno a mi alrededor que me cuide y que yo intente cuidar a todos de igual forma. Tengo que aprender cómo construir una conexión buena, adecuada con el entorno. 

La naturaleza siempre nos enseña cómo ser un individuo independiente, pero al mismo tiempo a trabajar activamente por la unión de toda la sociedad. 

A lo largo de miles de años en la historia, el hombre ya ha llegado a un estado en el que es necesario comenzar a unirse en una comunidad, de modo que todos sientan que pertenecen a toda la humanidad y que un buen futuro es imposible sin una adecuada conexión con todos los demás. Cualquier persona en el mundo está obligada a darse cuenta de esto y así conectarse con los demás.  

Esto no es fácil de hacer en el mundo moderno que nos parece tan hostil y temerario, que amenaza con una guerra nuclear mundial. Tenemos que entender que es crítico el estado del mundo y que de pronto puede explotar de tal forma que ni siquiera rastro nuestro quedará en este planeta.   

Y al mismo tiempo, conforme revelamos la necesidad vital de vivir en paz, nos embarga el miedo fatal de lo que pudiera pasar, como resultado de nuestro antagonismo. La situación es muy peligrosa, pero a la vez, significativa, porque nos deja ver a dónde hemos llegado y que no hay otra forma de salir, sino garantizando la seguridad global para todos alrededor del mundo. De otra forma, simplemente nos borraremos de la faz de la tierra.  

Vivimos en un tiempo especial, en el que todos estamos obligados a entender esto y a empezar a hablar abiertamente para revelar lo que se requiere hacer para alcanzar la seguridad general y la garantía mutua alrededor del mundo. 

 

Adentra más en ¿Por qué no sentimos nuestra interdependencia?

 

Todo lo que percibimos es un pensamiento – desde el punto de vista espiritual

Comentario: Algunos científicos afirman que el ADN por sí mismo, emite sonidos y que esto depende de su origen. Por ejemplo, el ADN de un saltamontes o de un árbol o de una persona, emitirá sonidos, palabras y frases totalmente diferentes. En otras palabras, el intelecto común de la naturaleza, que alguna vez dictó la información primaria en forma de palabras, está grabado en ellos. Un organismo lee esta información y de acuerdo a eso, se desarrolla como en un programa genético. Se dice que los experimentos con el ADN, confirman que es imposible destruir este programa general. Si todo va conforme a él, entonces no hay errores. Si se dan errores, las mutaciones ocurren.  

Mi Respuesta: No hay errores y no hay mutaciones. Solo así nos parece. Porque nuestro egoísmo se transforma y percibimos todo de esa manera. No hay nada imperfecto en la naturaleza. 

Pregunta: ¿Quién activó realmente este desarrollo, este programa? 

Respuesta: Un pensamiento, un pensamiento único que representa toda la naturaleza. No hay nada en la naturaleza, más que un pensamiento. Y todo lo que se nos muestra —inanimado, vegetal, objetos animales, una persona—es todo un pensamiento que nosotros, también siendo pensamiento, percibimos así. 

Un pensamiento es ondas, es información. 

Pregunta: Si toda la naturaleza es un pensamiento, entonces ¿por qué ocurren los procesos formativos? ¿Por qué crecen los músculos a partir de un grupo de células, la piel a partir de otra, el estómago a partir de un tercero, etc.? 

Respuesta: Estos son tipos de información diferente que así se manifiestan en relación a nosotros. De hecho, conceptos como “palabras” “letras” no se entienden por nuestras palabras o nuestras letras, sino por el código interno que define a cada partícula y su interacción con todas las partículas.  

Además, en cada parte está registrada la información de todo el sistema. Amén de que está interconectada con todas las demás partes. Así, su código interno no está apoyado por sí mismo, está apoyado por el resto de todo el sistema. 

El código del sistema global no puede ser destruido, porque está localizado en cada una de las partes; y no es como que en cada una graba y se almacena su propio código. Todo el enorme sistema se encauza a ellas y por lo tanto, cada parte existe en un estado perfecto, eterno, como si reemplazara a todo el sistema con ella misma. De esa forma, vemos una imagen holográfica. El fantasma del ADN – percepción espiritual