entradas en '' categoría

Sé digno de ser llamado hombre

Pregunta: ¿Por qué la naturaleza del Creador es otorgamiento y amor? ¿Por qué tomó precisamente esta forma y no otra en relación con nosotros?

Respuesta: Él creó la cualidad egoísta, según la cual cada una de sus creaciones quiere estar llena de Él, del Creador. Ese deseo se llama «inanimado», «vegetal» o «animal».

Y si la creación quiere estar llena, no solo en forma inanimada, vegetal y animal, sino de la sensación de otro, es decir, ya no dentro de sí mismo, sino en otro, se llama, “hombre”.

El Creador nos siente fuera de Sí mismo. Y si alcanzamos ese estado y podemos sentir algo fuera de nosotros, seremos llamados Adam (Hombre), de la palabra Domeh (similar al Creador).

 

Descubre  ¡Ve cómo me convertiré en hombre!

 

 

¿Qué simboliza el árbol del conocimiento del bien y del mal?

El árbol del conocimiento del bien y del mal simboliza el gobierno especial del Creador, cuando gradualmente el Creador transfiere sus cualidades a los seres creados. Nos comportamos exactamente igual con los niños pequeños, despertamos en ellos interrogantes y curiosidad, así se desarrollan y crecen.

Pregunta: ¿Qué significan los términos “bien” y “mal” en relación con el Creador? ¿de qué se trata?

Respuesta: Con respecto al Creador el bien y mal son muy simples. Conexión y amor son buenos, lo opuesto es el mal.

Pregunta: ¿Qué significa que Adam comió una manzana del árbol del conocimiento del bien y del mal?

Respuesta: En principio, es una alegoría, porque no hablamos de un individuo, sino de su alma que está formada por dos partes: el deseo de recibir y el deseo de otorgar.

El deseo de recibir es Eva, el deseo de otorgar es Adam y el alma tiene esas dos partes. Debemos asegurarnos de usar en nuestra alma, tanto la parte de Adam como la de Eva, de la manera más correcta posible.

 

Artículo interesante  ¿Por qué Adam probó el fruto prohibido?

 

Acércate y alcanza, Ven y ve

Pregunta: ¿Cuál es el nombre correcto para la fuerza que nos gobierna: Creador, Dios, pensamiento, fuerza superior?

Respuesta: El que quieras. El que más te convenga en cada caso.

Pregunta: En la ciencia de la Cabalá, está escrito que Boré (Creador) viene de las palabras Bo y Re (ven y ve), ¿a dónde ir y qué ver?

Respuesta: El Creador es la cualidad a la que podemos acercarnos y alcanzar. Por eso lo llamamos Boré. Si te acercas a Él en cualidades, entenderás quién es, qué es y podrás explorarlo.

Pregunta: En la ciencia de la Cabalá se dice: “Lo que no alcanzamos, no lo conocemos por nombre” ¿qué quiere decir?

Respuesta: De hecho todo lo alcanzamos en nuestros sentidos, no fuera de ellos, por eso no podemos nombrar nada en forma objetiva. Alcanzamos sólo en una condición limitada y predeterminada. Por eso, el Creador se llama Bo-Re.

 

Te puede interesar  El Creador realmente quiere revelarse en nosotros

 

Acercarnos al Creador con acciones desinteresadas

Pregunta: Baal HaSulam dice que no debemos pensar que el Creador es una persona, sino que es leyes de la naturaleza. Si sigues esas leyes, eres recompensado, si no lo haces, recibes golpes ¿se puede ver así?

Respuesta: Sí. No es importante. Siempre debemos tratar de actuar de modo que nos acerquemos al Creador con el desinterés de nuestras acciones.

Pregunta: Digamos que, al seguir las leyes de la gravedad, vivo. Y no importa si las entiendo o no. ¿Sucede lo mismo con el Creador? Él dice: “Debemos conectarnos con los demás”. Cumplo, eso es todo, estoy bien. Si no lo cumplo, me siento mal.

Respuesta: No. Mal o bien, no se puede determinar; de lo contrario, actuará para sentirse bien y no mal.

Comentario: En general, si observo esta ley y de alguna manera me acerco a los demás, debo entender que en algún lugar obtendrá recompensa, aunque no la veas.

Mi respuesta: Sigue siendo recompensa.

Comentario: Pero no la veo.

Mi respuesta: No importa. Tampoco ves el dinero en el banco.

Comentario: Sí, pero siempre puedo retirarlo.

Mi respuesta: Aquí también desea retirarla.

 

Descubre  Todos los problemas del mundo nos los envían para obligarnos a equilibrarlo

 

Sin pensar en la recompensa

Pregunta: Tengo que imaginar que el Creador es grande, que quiere que me una a los demás, ¿Dónde encuentro combustible para que el esfuerzo me de algún placer?

Respuesta: No debes esperar ningún placer. El placer debe venir del hecho de que tu esfuerzo da satisfacción al Creador.

Solo debes imaginarlo. Pues, si realmente sientes placer, lo harás solo por el placer. Por eso, debes cerrarte tú mismo, restringirte y no recibir placer por tu trabajo espiritual.

Pregunta: ¿Pero no es claro dónde conseguir combustible para hacerlo?

Respuesta: Lo conseguirás, no te preocupes.

Pregunta: ¿Hay algunos recursos en la naturaleza que se pueden utilizar?

Respuesta: ¡No tienes idea! Son mucho más grandes que en este mundo.

Comentario: No está claro cuál es ese combustible altruista.

Mi respuesta: Vendrá cuando quieras trabajar sin recompensa egoísta. Verás las oportunidades que hay en el mundo si actúas sin respuesta, sin placer, sin pensar en la recompensa, cuando el trabajo y la acción sin recompensa alguna, es la recompensa.

Si te liberas de los pensamientos sobre ti mismo y sales de ti, será el mayor placer.

 

Descubre El secreto de la satisfacción espiritual eterna

 

No prohibir nada, solo llegar al equilibrio entre la naturaleza y los humanos

En las noticias (The New York Times): “Japón planea ahora construir hasta 22 nuevas centrales eléctricas de carbón -una de las fuentes de electricidad más sucias- en 17 lugares diferentes en los próximos cinco años, justo en un momento en que el mundo necesita reducir las emisiones de dióxido de carbono para luchar contra el calentamiento global…

“En conjunto, las 22 centrales eléctricas emitirían anualmente casi tanto dióxido de carbono como todos los automóviles de pasajeros vendidos cada año en los Estados Unidos. La construcción contrasta con el esfuerzo de Japón por presentar los Juegos Olímpicos de este verano en Tokio como uno de los más ecológicos de la historia”.

Pregunta: Ahora, Gran Bretaña pregunta: “¿Qué está haciendo Japón? ¿Qué es esto?” Y Japón responde: “Esto es más importante para nosotros que el hambre de los demás. Es mucho más importante para nosotros, y no nos importa nadie”.

Respuesta: Muy cierto eso de que “los demás les importan un bledo”. Porque es cierto. ¿Cuándo la gente no piensa en sí misma?

Entonces, ¡todo está bien! No podemos prescindir del carbón. En cuanto al petróleo, ¿quién sabe cuándo y en manos de quién acabará o qué pasará con él? En cuanto al gas, nos quedaremos sin él pronto. Y eso es todo. Pero el carbón se quedará. Hay una buena razón por la que se ha estado descomponiendo en el suelo durante millones de años.

Es el tipo de combustible más fiable. Consigues un cubo de carbón y ya está. Ahora tienes calor.

Pregunta: Cree usted que viviremos de acuerdo con esta verdad hasta cierto punto mientras no contaminemos todo al máximo, ¿verdad?

Respuesta: No. ¿Qué estás contaminando? No creo que sea tan terrible. La gente volverá a la normalidad. Este período de locura pasará.

Pregunta: En su opinión, ¿cuál es la fórmula correcta para todo esto?

Respuesta: La fórmula correcta es el equilibrio entre los seres humanos y la naturaleza. Las personas deben hacer cosas por sí mismas; deben matar animales para alimentarse, quemar carbón, petróleo y gas para poder utilizar razonablemente la maquinaria, los equipos, la calefacción, etc. No podemos evitarlo. Debemos utilizar el agua con prudencia. ¡Todo en su justa medida!

Cuando arrojamos al océano la mitad de lo que producimos, creando tanto exceso de suciedad y basura, naturalmente nos ahogaremos en él.

Pero no se puede hacer nada al respecto; no está en nuestras manos. Está en manos de quienes, con avidez o insensatez, intentan producir y ganar lo máximo posible. Y si no, lo echamos. Y todos a su alrededor se callan porque este proceso no se puede detener. ¡Intenta detenerlo!

La mitad de todo lo que se produce hoy en el mundo no es necesario. La sobreproducción. Si se detiene el proceso, ¿qué hará la gente? ¿Revoluciones? No, es mejor dejar que contaminen y mientras tanto “me sentaré en el trono”.

Pregunta: Entonces, usted dice que no se prohíba nada, sino que se determine lo que es necesario y lo que se requiere para ello, ¿no?

Respuesta: Sí. No hay que prohibir nada. Si supiéramos lo que realmente necesitamos y lo que no, dejaríamos de producir entre el 70 y el 80% de los productos.

Pregunta: Dígame, ¿se puede determinar por ley “lo que es necesario”? ¿Es posible reunir a un número de científicos, sabios y filósofos para que decidan qué es lo que necesita una persona? Debería ser definido por la ley. ¿Esto determinaría la cantidad de carbón, energía atómica, etc., necesaria para conseguirlo? ¿Empezamos por este punto?

Respuesta: Por supuesto, se puede enfocar este problema de forma lógica. Incluso desde nuestro punto de vista, aunque desconocemos muchas condiciones, es posible ejercer este enfoque. Las necesidades de las personas ya están calculadas y estimadas por los economistas. Pero ¿quién lo tiene en cuenta? ¿Quién se preocupa de que todos tengan lo suficiente pero no más que eso?

Pregunta: ¿Su conclusión es calcular lo necesario y partir de ahí?

Respuesta: ¡Seguro! Solo de esto.

¡Pero nuestro egoísmo debe ser alimentado con algo! No hay nada que puedas hacer al respecto. Puedes hablar todo lo que quieras, pero el ego dice: “¿Y qué obtengo yo?”. El otro obtendrá lo mismo que tú. “¡No! Significa que no me darás nada en absoluto”.

 

Te puede interesar  Siempre recibimos lo que necesitamos

 

Desinterés en las acciones

Pregunta: Baal HaSulam dice que es necesario considerar al Creador no como una persona, sino como leyes de la naturaleza. Resulta que, si sigues las leyes de la naturaleza, recibes una recompensa, y si no lo haces, recibes golpes. ¿Se puede ver así?

Respuesta: Sí. No es importante. Debemos tratar de actuar todo el tiempo de tal manera que nos acerquemos al Creador en el desinterés de nuestras acciones.

Pregunta: Digamos que vivo observando las leyes de la gravedad y no importa si las entiendo o no. ¿Es lo mismo con el Creador? Dice: “Necesitamos conectarnos con otras personas”. Si cumplo estoy bien, si no cumplo me siento mal. Eso es todo.

Respuesta: No. Malo o bueno, no puedes determinarlo; de lo contrario actuarás para sentirte bien y no mal.

Comentario: En general, si observo esta ley y de alguna manera me acerco a los demás, entonces debo entender que en alguna parte obtendré algún tipo de recompensa por esto, aunque no lo vea.

Mi respuesta: Sigue siendo una recompensa.

Comentario: Pero no la veo.

Mi respuesta: No importa. Tampoco se ve el dinero en el banco.

Comentario: Sí, pero siempre puedo retirarlo.

Mi respuesta: Aquí también se espera que se retire.

 

Descubre  El estado no tiene poder ante la ley de la naturaleza