entradas en '' categoría

La cáscara exterior que protege la fruta

Pregunta: ¿Podemos decir que la Klipa (cáscara) representa obstáculos que deben superarse antes de adquirir conocimiento espiritual?

Respuesta: Sí, no son solo obstáculos, está especialmente diseñada para proteger la fruta. Por eso, si quieres llegar a la plenitud interna de la fruta, debes vencer las fuerzas externas que la protegen.

Debes corregirte, para que las fuerzas externas no sean un obstáculo. Es decir, la Klipa protege la fruta del hombre que aún no está preparado para probarlo.

El fruto es el conocimiento. Si se abre antes de que la Klipa rodee la fruta, lo daña. Vemos que cada vez que el conocimiento cae en manos de personas que no están moralmente preparadas, lo usan en detrimento de sí mismos y de los demás.

 

Interesante artículo  Corrección bajo la influencia de fuerzas externas

 

Las instrucciones para que el hombre viva bien

Comentario: Creemos que la gente que vivió hace mil años o incluso más, era muy primitiva y que ahora somos geniales. En realidad, es al revés.

Mi respuesta: No, en Europa la gente era realmente muy primitiva. ¡Mira lo que pasó en la Edad Media, la forma en que vivían, la anarquía, la suciedad, los problemas, la falta de higiene! Por supuesto, había locura.

¿Quién sabía leer y escribir? ¿quién entendía de historia y geografía? ¿quién entendió cómo vivir? Solo pensaban en sobrevivir. Un puñado de gente se ocupaba quemando su vida, el resto solo pensaba en alimentarse.

Ahora nos muestran casas lujosas y más. Naturalmente, para los reyes había de todo, para los demás nada. Dormían como perros en la suciedad y no se bañaban porque pensaban que se enfermarían.

¿Qué hacían? ¿Cuál era la cultura? ¿Qué leían? ¿de qué hablaban? No tenían nada. No lo digo como reproche. Había, por supuesto, gente educada, filósofos, teólogos, etc. Pero hablo de las masas.

Los judíos, durante mucho tiempo, tuvieron conocimiento y cierto nivel espiritual. Y, cuando cayeron de ese nivel, hace 2,000 años, conservaron su forma de vida, aunque era puramente externa y mecánica. El estudio, la educación, la crianza, la relación de marido y mujer, los hijos, todo se ha conservado.

El libro Shulján Aruj tiene el conjunto de leyes, según las cuales los judíos viven en este mundo. No ha cambiado durante 3,000 años. Cómo dar a luz, cómo educar, cómo cocinar, qué es kosher, qué no es kosher, cómo comportarse, casarse, divorciarse, lavar, etc., todo está especificado, hasta el más mínimo detalle. El hombre es una máquina; necesita instrucciones para usarse a sí mismo.

 

Agregando más lectura  ¿Bienvenido a la máquina?

 

La civilización antigua que vivió en Israel – ¡No construyeron nada!

Comentario: Nos parece que en la antigüedad la gente era primitiva. Pero usted dijo que era claramente consciente de su conexión.

Mi respuesta: ¿De qué manera eran primitivos? Veinte generaciones de judíos antes y después de Adam, diez antes de Noé y diez desde Noé hasta Abraham no eran primitivas. Trataban de alcanzar el mundo superior en su conexión. Entendieron que ese era su destino y que por eso existían en este mundo.

Por lo tanto, no hicieron nada innecesario ni crearon grandes monumentos ni palacios ni estatuas de deidades. ¡No construyeron nada! No lo necesitaban. Hacían trabajo interno. Todos tenían un lugar donde dormir, pan, agua, carne y leche, todo lo que necesitaban, y eso bastaba.

Mira la civilización antigua que vivió aquí en Israel ¿qué dejó atrás? Nada. Por supuesto, había ciudades y asentamientos, pero muy simples.

¡Y el Templo! ¿Qué había en este Templo? Nada especial. Doscientos metros por doscientos, incluso menos.

Todo era muy simple, porque buscaban su desarrollo espiritual interno. Y cuando se fueron al exilio, a todos los países del mundo, no perdieron prácticamente nada; se llevaron un libro y se fueron. Vivían con valores totalmente diferentes.

¿Y qué hicieron los griegos y los romanos? Cuando fui por primera vez a Washington, eché un vistazo: “¡Esto es Roma, una y la misma!. Edificios y columnas, esto es toda la antigua Grecia”. Es lo mismo en Berlín. El Reich milenario es heredero de Roma. Y en Rusia también construyeron algo similar.

Y aquí no hay nada de eso. ¿Dónde se construye algo aquí? ¿o dónde puedes conseguir algo de la historia antigua que te gustaría restaurar? No hay nada. Simplemente se necesitan edificios ordinarios, vivir allí y eso es todo. Lo demás es interno.

Incluso los edificios modernos, a nadie le importa lo que son. No hay arquitectura ni música especial ni literatura en el sentido cultural. ¡No hay nada y no se necesita nada de esto! Lo único que se necesita es un entorno de vida normal, tener ropa, zapatos y alimento, lo necesarios para que el cuerpo viva. Lo demás es solo espíritu.

 

Seguir con la lectura  Historias breves: Desde Noé hasta la antigua Babilonia

 

De acuerdo con el patrón antiguo

Comentario: Usted dijo una vez que el mundo no debería temer más al desempleo que a las catástrofes y a la contaminación ambiental, porque tan pronto como haya mucha gente desempleada, habrá caos y una catástrofe peor.

Mi respuesta: Los países estarán obligados a apoyar a los desempleados. Quizás no sea un gran problema, aunque claro, es una gran carga. La sociedad no está adaptada a la redistribución de bienes ni a satisfacer a los necesitados. Todo funciona según el viejo patrón, el dinero, los beneficios sociales.

El problema no es que los desempleados sea gente que no tiene para vivir. Es gente que se siente innecesaria y deben llenar en su interior ese sentimiento de vacío, inutilidad e insignificancia. Son problemas muy malos.

El hombre fue creado para participar en algún trabajo. Vemos que los animales constantemente buscan comida, que hay algún tipo de comunicación entre ellos, que van de un lugar a otro. Siempre están en movimiento interno y externo. Cuando pelean, no se dañan a propósito. Todo es necesario y está integrado en el ciclo de vida de los seres vivos.

Una persona que deja su trabajo es como si muriera. ¿Cuánto tiempo puedo estar en Twitter, Facebook y otros sitios? En los programas de televisión no hay nada que ver. Es decir, se degrada tanto que desaparece absolutamente todo lo humano. No se interesa por ningún crecimiento. ¿Para qué ir a la escuela? Aprendió un poco a leer y escribir ni siquiera a escribir con pluma, sino a teclear en la computadora y ya está.

¿Qué más necesito? Solo puedo enviar «ja-ja» y «jo-jo» en mi correspondencia y es suficiente. Veo programas de televisión y es todo. ¿Qué escuela? ¿Para qué?

Una vez, la escuela fue diseñada para preparar al individuo, para hacerlo trabajador y si seguía sus estudios en la universidad, se convierte en funcionario o empleado. Pero ¿Para qué molestarse ahora? Es decir, la escuela se está muriendo, la cultura se está muriendo. Se cierra sobre este televisor, que a su vez cae, como dicen, “por abajo del suelo”. La gente está en ese estado, ¿Qué sucederá a continuación?

Podríamos dejarlo todo al azar, pero la naturaleza tiene sus propias leyes, sus propios planes y su propio objetivo. Por eso, es muy difícil cabalgar sobre las olas. Nos sacudirá todo el tiempo. Guerras, disturbios y cosas salvajes sucederán en el mundo. Ningún gobierno podrá hacerle frente, porque en cada país el 90% de la gente estará desempleada, ¿Qué van a hacer?

Lo único que queda es el camino de formación y educación integral para todos, jóvenes y mayores. Solo esto puede elevarnos al siguiente nivel y estaremos al unísono con la naturaleza, no habrá contradicciones. Definitivamente encontraremos buenas señales en esa situación.

 

Seguir con el tema  Los trabajos del futuro serán trabajos del corazón

 

“¿La globalización es reversible?”

Entérate de la respuesta a éste y más cuestionamientos planteados en la sección de Preguntas y respuestas al Dr Michael Laitman en Quora.

Michael Laitman, en Quora: 

 

“¿Se detendrá alguna vez la guerra?”

La guerra se detendrá con una condición: que queramos determinar que la conexión es mejor que la separación, y que el amor es más importante que el odio.

En un estado así, no habrá “lo mío y lo tuyo”, sino que todo nos pertenece a todos por igual. Si bien se puede argumentar que en el pasado hubo modelos fallidos de gobierno de la sociedad que ejercieron tal principio, no es que esos modelos hayan fallado en sí mismos, sino que lo que falló fue la corrupta naturaleza humana egoísta.

Por lo tanto, tenemos que corregir nuestra naturaleza humana egoísta para que priorice el beneficio de los demás sobre el propio. Eso es posible aumentando la importancia de la conexión y el amor sobre la separación y el odio a través de nuestras innumerables influencias sociales y educativas.

Cuando corrijamos la naturaleza humana, entonces querremos estar junto a todos. Al hacerlo, obtendremos una sensación de ilimitación: dejaremos de estar limitados por nuestros actuales límites de separar lo mío de lo tuyo, y percibiremos que somos dueños de todo. Es decir, la corrección de nuestra naturaleza es una corrección de cómo nos percibimos a nosotros mismos, a los demás y al mundo que nos rodea, e igualmente veremos el fin de toda guerra cuando dicha corrección surta efecto.

“¿Por qué el mundo es cada vez más ateo?”

Vivimos en tiempos de creciente ocultación de la fuerza superior, por lo que nuestro mundo parece oscurecerse de un día para otro. Es decir, nos encontramos cada vez más en guerras, luchas y angustias sin que se vislumbre su fin.

En realidad, es la revelación de la fuerza superior, el Creador, pero en forma negativa. Podemos invertir esta revelación en su forma positiva, pero de una forma u otra, el Creador se está acercando a nosotros. Es como si un gran cometa volara hacia nuestro planeta desde el espacio exterior y nos dijeran que nos golpeará en 20 años.

Por el momento, estamos en la oscuridad, y esta oscuridad es la falta de la correcta revelación del Creador. También es una señal de que el Creador se acerca a nosotros. La luz superior quiere aparecer, pero no se lo permitimos, y así percibimos una oscuridad cada vez mayor que se extiende por nuestro mundo.

Tenemos que convertir esta oscuridad en una gran luz. Hacerlo depende únicamente de las relaciones humanas. Si cambiamos nuestras relaciones – invirtiendo nuestra actitud hacia los demás de divisiva a unida, de odiosa a amorosa, y de priorizar el beneficio propio, a priorizar el beneficio de los demás  – entonces todo lo que sentimos como oscuridad se convertirá inmediatamente en luz. Entonces experimentaremos una nueva armonía, paz y felicidad, como nunca antes habíamos experimentado.

“¿Podría el Gran Colisionador de Hadrones revelar los secretos del universo?”

Estos costosos juguetes no nos permitirán resolver los secretos más profundos del universo, porque no investigan en la misma dimensión que la fuerza que controla el universo.

No encontramos la fuerza que nos controla a nosotros, al universo y a la naturaleza a través de medios físicos. Encontramos que la fuerza nos controla haciéndonos iguales a ella.

Si invertimos nuestra naturaleza egoísta en su opuesto -el altruismo- entonces igualamos nuestra naturaleza con la cualidad de la fuente del universo mismo, y entonces entenderíamos mejor el universo.

La fuerza interior del universo, de la naturaleza, se llama “el Creador” o “la fuerza superior”. Esta fuerza es una cualidad de amor y otorgamiento. Equiparar nuestras cualidades con las de la naturaleza significa aplicar dicha cualidad a nosotros mismos. Entonces conoceríamos los secretos del universo, es decir, comprenderíamos cómo piensa la naturaleza, sus deseos, pensamientos y acciones. Sobre tal estado está escrito: “Por Tus acciones Te conoceremos”.

No necesitamos acelerar las partículas para descubrir los secretos del universo. Lo que necesitamos acelerar son nuestros propios pensamientos, deseos e intenciones hacia los demás, para que se conecten, y entonces en su colisión -donde nos proponemos amar por encima del odio, y unirnos a los demás por encima de nuestros impulsos divisivos- esas tendencias colisionarían y se conectarían. Entonces, veríamos los secretos del universo internamente, emocionalmente y sin límites entre las personas.

“¿Por qué es tan poderosa la gratitud?”

Las investigaciones han descubierto que las personas que escriben diariamente algunas frases de gratitud por lo que se sienten agradecidas son más optimistas, enérgicas y felices. Además, se comprobó que eran más generosas con los demás y sufrían menos enfermedades.

De hecho, la gratitud tiene un inmenso efecto positivo, y sería prudente que hiciéramos este tipo de acciones a escala masiva: que países enteros se tomaran un descanso de unos minutos a mitad del día o dos veces al día, y que cada persona escribiera positivamente, sobre lo que agradece a los demás.

En resumen, la gratitud es de suma importancia. Cuando hablamos favorablemente de los demás, y escuchamos las afirmaciones positivas que otros nos dicen, infundimos en nuestras vidas una energía positiva que hace que la vida sea más feliz y brillante.

“¿Israel realmente quiere la paz?”

El problema es que los judíos de Israel no entienden lo que es tener paz. Tener paz es acercarse a los demás judíos y convencerlos de que nos acerquemos todos.

Podría parecer que los judíos de Israel no necesitan paz con sus hermanos judíos, parecería que necesitan más hacer la paz con los enemigos que los rodean.

Pero este no es el caso. Si el pueblo judío hace las paces entre sí, habrá paz en el mundo.

Si bien puede parecer exagerado, cuando podemos ver el funcionamiento interno y las leyes de la naturaleza, vemos que es una condición clara grabada en piedra: con nuestras relaciones, determinamos lo que sucederá en el mundo y la forma en la que el mundo se relaciona con nosotros.

“¿Por qué debería estar agradecido?”

Por la mañana debemos agradecer por despertar, porque hay luz, aire y un día por delante.

Por la tarde, debemos agradecer por haber pasado ya la mitad del día y porque pronto terminaremos el día, iremos a casa a descansar y estar con nuestra familia.

Antes de ir a dormir, debemos agradecer porque, de nuevo, vamos a despertar y porque mañana será un buen día.

Puede parecer que estar agradecido siempre, es como cerrar los ojos a la maldad y al mal que abundan en el mundo, pero ¿qué logramos como resultado de ver el mal y los malos fenómenos todo el tiempo? No necesitamos invertir en buscar aspectos negativos de la vida, estos aparecen de forma involuntaria. Debemos ver esos estados y ver que hay gente que intenta ver lo bueno en todo. Mientras más tratas de ver los aspectos positivos de la vida, más fenómenos positivos verás.

“¿Los drogadictos pueden ser curados?”

La solución global a la adicción a las drogas depende de la sociedad en general.

Primero necesitamos construir una sociedad con base en lazos de consideración, apoyo, aliento y conexiones positivas, de modo que nadie quiera desconectarse de la sociedad. Así, sentiríamos una fuerza circundante armónica, cálida y pacífica y todos querrían vivir en esa fuerza y ​​no separarse de ella.

Las drogas nos empujan a desconectarnos de la realidad, pero si sintiéramos que la realidad circundante está llena de fuerza positiva, no querríamos desconectarnos de ella.

Crear esa fuerza envolvente positiva en la sociedad, depende del grado de nuestra integración mutua (cuánto pertenecemos a la sociedad y sentir que la sociedad es parte de nosotros) y también de qué tan leal es la sociedad a sus valores de conexión positiva, consideración, apoyo y aliento mutuos.

Si esos factores encajan en su lugar, sentiremos que estamos conectados y en nuestra conexión acumularemos la fuerza positiva que habita en la naturaleza, una fuerza cálida, enérgica y atractiva que nos abrazaría a todos.

“¿La globalización es reversible?”

Esta pregunta surgió recientemente cuando uno de mis estudiantes mencionó la preparación del gobierno alemán para una crisis energética, luego de la reducción en el suministro de gas ruso. El ministro de Economía de Alemania habló sobre el gas como un recurso escaso y pidió a los alemanes que ahorren la mayor cantidad de electricidad posible y mientras que el gobierno reactiva los reactores de carbón. A raíz de esta situación, el estudiante no podía creer que al país más desarrollado de Europa se le pidiera ahorrar energía y pensó que deberíamos despertar del sueño de la globalización donde todos proveen de todo a todos y que todos los países deberían volver a producir lo que necesitan para sí mismos.

La globalización, sin embargo, es irreversible. Si volviéramos a que cada país se mantuviera a sí mismo, encontraríamos costos mucho mayores en todos los ámbitos, para electricidad, automóviles, alimentos, etc., etc. Se vuelve mucho más barato para todos si nos proporcionamos estos suministros unos a otros.

Entiendo el riesgo constante en esta situación: lo único que se necesita es, gobiernos en conexión globalizada para crear problemas y todos sufren las consecuencias. Por esa razón, debemos asegurarnos de tener relaciones positivas. Si bien puede parecer imposible, ya que siempre hay alguno que puede salir del equilibrio general, debemos invertir en formar relaciones positivas. Y aún si un determinado país rompe el equilibrio aquí y allá, seguirá siendo mucho más barato y más razonable que si cada país cubriera sus necesidades de principio a fin.

La globalización debe llevarnos a un estado en el que comprendamos la necesidad de trabajar en conexiones positivas entre gente y naciones. En ese estado, no tendremos pensamientos negativos sobre los demás ni pensaremos en explotarnos mutuamente, de lo contrario, simplemente terminaremos sin lo esencial para nuestra vida.

 

Basado en el video “¿Es reversible la globalización?” con el cabalista Dr. Michael Laitman y Oren Levi. Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

La fruta significa conocimiento

Pregunta: ¿Qué quiere decir con fruta?

Respuesta: En nuestro mundo, para obtener los frutos de las plantas, es necesario cultivar un árbol durante mucho tiempo, realizar ciertas manipulaciones en él, cuidarlo, abonarlo, regarlo, etc. Y cuando llegamos a la plena maduración del fruto, entonces podemos utilizarlo.

En el mundo espiritual, el fruto significa conocimiento real. El conocimiento espiritual es el conocimiento de todo lo que nos rodea, de las fuerzas externas e internas y sobre todo, de su fuente: el Creador.

 

Saber más  Conocimiento y conciencia

 

Ahora el trabajo es distinto, fluye hacia el trabajo espiritual – comentario cabalista

Comentario: Si se observa la sociedad como un todo que se ha desarrollado, entonces, en principio, las personas siempre han estado ocupadas en arar los campos, etc. Siempre participaron en tareas físicas. 

Mi Respuesta: Y ahora el trabajo es distinto. Fluye hacia el trabajo espiritual. Podemos hacer cualquier otra cosa sin esfuerzo, con la ayuda de la automatización, la maquinaria, impresoras 3D, etc. Tanto así que no será difícil para nadie. 

Las personas avanzan hacia un ambiente totalmente diferente, a un proceso de producción difícil —a uno espiritual.  

Si podemos hacer cualquier cosa por nosotros mismos, con la ayuda de la información, los medios de comunicación, todo tipo de impresoras volumétricas, interacción con todos los demás y todo lo demás, entonces ¿se imaginan a dónde nos está llevando nuestro desarrollo? En general, nos estamos moviendo hacia una forma de existencia completamente diferente. Nos estamos alejando de la materia.  

Pronto, esta materia debe desaparecer por completo. Todo pasará al mundo de las fuerzas. Viviremos al nivel de las fuerzas que nos vinculan con los demás. Y todo tipo de volúmenes de materia, no tendrán espacio en nuestros sentidos. Los órganos sensoriales se volverán cada vez más conscientes de la energía de las expresiones de las interconexiones a nivel de las fuerzas, no a nivel de los objetos.

 

Seguir leyendo  ¿Qué nos da la revelación de la fuerza superior?

 

A menos que el Señor construya la casa, sus constructores trabajan en vano

Está dicho que “A menos que el Señor construya una casa, sus constructores trabajan en vano” (Rabash, “¿Qué es, ‘No hay bendición en lo que se cuenta’, en el trabajo?”). 

Esto significa que uno no debería esperar que una persona construya su propia alma, el Templo o casa de santidad en la que revelará la conexión con todas las criaturas, con todas las almas y con el Creador que los llena para retornar al estado de una sola alma Adam HaRishon, a un solo Kli y  a una sola luz donde todos surgimos juntos y nos apoyamos mutuamente.  

Si el Creador no construye esta estructura, no la arregla, no la llena y no la sostiene, entonces la persona no tiene esperanza de alcanzar progreso alguno en esto. 

Yo, individualmente, no soy capaz de construir un Kli espiritual a partir de mis deseos no corregidos, pero al mismo tiempo digo: “Si yo no me ayudo a mi mismo, entonces nadie me ayudará”. Solo si hago cada esfuerzo que pueda y eventualmente desespero, solo entonces, podré pedir al Creador que me construya una casa de santidad y decir que “A menos que el Señor construya la casa, sus constructores trabajan en vano”. 

Construir un Templo, significa corregir todas las cualidades de una persona, en semejanza de forma con el Creador. Y luego, de acuerdo a la semejanza de sus cualidades, el Creador llenará esta casa, el corazón humano. 

Cuando en verdad hacemos cada esfuerzo, vemos que no somos capaces de conectar con los demás en favor del otorgamiento, para poder unirnos entre nosotros y  al Creador, todos juntos. No podemos construir un templo, es decir, una conexión adecuada para la revelación del Creador en nosotros. Luego, gritamos: “¡A menos que el Señor construya una casa, sus constructores trabajan en vano”! y obtenemos ayuda de arriba. 

El Creador lo hace. Él no ayuda a nadie individualmente, sino sllo a todos juntos; construyendo la conexión a partir de todos nosotros, lo que se conoce como la casa de santidad, la estructura del alma, dentro de la que conforme a la fuerza de nuestra conexión, el Creador, la luz interna, se revelará. 

 

Saber más  Todo lo que existe es el Creador

 

Lo que emana del Creador es llamado luz

Sepan, que antes de que los seres emanados, fuesen emanados y los seres creados, fuesen creados, una luz superior, simple, había llenado toda la realidad…

Se refiere a la luz que se expande desde el Creador mismo. Sepan, que todos los nombres y apelaciones que se muestran en la sabiduría de la Cabalá, no están para nada en el Creador mismo, sino sólo la luz que se expande desde Él mismo. (Baal HaSulam, Estudio de las Diez Sefirot, Vol. 1, Parte 1, Capítulo 1, “Restricción y línea”).

El Creador es la fuente de todo lo que hay. Lo que emana de Él, es llamado luz. 

No se trata de nuestra luz física, sino de la emanación que llega del Creador. Cuando una persona comienza a sentir la influencia de la luz sobre sí misma, la luz actuando sobre ella, gradualmente le hace semejante al Creador. Es decir, la luz porta una energía especial, una cualidad especial y a quién influye, le vuelve algo semejante al Creador. 

Esto se expresa en las cualidades de la persona, que de pronto empieza a sentir en la forma en que cambia y en cómo se representa el espacio que le circunda, nuestro mundo, el mundo superior, etc. 

Estas son las cualidades de otorgamiento y amor que recibe a partir de la influencia de la luz superior. 

Pregunta: ¿Significa que gradualmente empieza a amar a todo el mundo? 

Respuesta: Sí. Comienza a sentir absolutamente todo el universo a su alrededor y siente que pertenece a él, porque una única luz crea todo esto. La persona que alcanza la luz superior, revela todo en una sola acción de la luz. 

Su amor, primero que todo, está dirigido hacia la fuente de luz, al Creador.

Pregunta: Entonces, cuando una persona estudia TES, eventualmente se revelará en ella la cualidad de amor por el Creador? 

Respuesta: Posiblemente. Así es como debería ser, pero no inmediatamente. 

 

Más información sobre  Prepárate para recibir al Creador

 

Valores internos

Pregunta: ¿Cómo se organizaban las interconexiones en la antigua Babilonia? ¿Qué hacían las personas? 

Respuesta: Era una sociedad primitiva, ordinaria. Vivían de forma muy simple. Los babilonios comían principalmente pescado, ya que vivían en un valle que confluye con dos ríos: El Tigris y el Eufrates. Cultivaban trigo negro y algunos granos. 

En principio, el lugar de nacimiento del trigo, es Israel. Pero al principio, fue aparentemente en la antigua Babilonia, según los documentos. Los babilonios horneaban pan de cebada, comían pescado, ajo, aceitunas y aceite de oliva y bebían agua y vino. Eso era suficiente para ellos.

Pregunta: ¿Y qué hacían en general? ¿Vivían como animales? 

Respuesta: El hombre hizo poco, en general, excepto durante los últimos cien años, cuando de pronto comenzó a trabajar según el sistema actual. 

En aquél tiempo, había mucho trabajo improductivo y todo fluía muy lenta y tranquilamente. Así era en todos los países. ¿Y qué hacían los hindúes? ¿Qué hacían los asiáticos o los africanos? 

Hoy en día, donde todo va por minutos y gráficos, dado que es aún mejor si los mecanismos trabajan sin parar, y por lo tanto, el problema del desempleo ha surgido de forma natural. Nunca había pasado antes, porque las personas no trabajaban a ese ritmo.  

Incluso 150 o 200 años atrás, ¿Qué hacía el hombre? ¿Cuánto podía producir al día y a qué ritmo trabajaba? Naturalmente, en el mundo no había esa abundancia ni sobreproducción como ahora (con la que no se sabe qué hacer)  

Comentario: Recuerdo que tiempo atrás, en la Unión Soviética, había un abastecimiento muy reducido de mercancías. Y luego, los productos de América, China y Turquía, y el margen se amplió. 

Mi Respuesta: Todo era muy bueno y atractivo para el momento. Y hoy en día, tanto hombres como mujeres, están vestidos en “harapos”, caminan en tenis y nadie pone atención a las ropas hermosas, decentes. Incluso se vuelve de alguna forma, provocativo, porque muestra cuán vacío estás por dentro, si estás vestido así por fuera. Incluso en todo tipo de recepciones diplomáticas, en todos lados. 

Un maestro de universidad, da lecciones casi siempre en shorts. ¿Dónde está la pulcritud, el saco, la camisa blanca y la corbata? Sin mencionar para nada a los estudiantes. En los años 50 y 60, no había tal cosa como un estudiante sin saco ni corbata. ¡Me recuerdo yo mismo! Tenía que vestir así. Y ahora. 

Pero todo esto está bien, porque el foco está cambiando por valores distintos, de lo externo a lo interno. Ahora una persona no es juzgada por la apariencia. 

 

Saber más  Lucha contra la idolatría