entradas en 'Adam' categoría

No solos, todos juntos

Siempre debemos recordar que pertenecemos a un alma, a un deseo, que fue roto por el pecado de Adam. Estamos bajo el gobierno de la fuerza única llamada Creador. No hay nada más: sólo el Creador y el ser creado, son dos fuerzas, una contra la otra.

El ser creado se rompió en muchas partes y ahora es una persona, la familia, la gente, el país, la vida corporal y la vida espiritual, pero debemos tratar de conectar todo. Pues, en lo que respecta al Creador, todo es uno: el Creador lleva a la creación; de la separación a la unidad. Con el análisis y la síntesis de muchos deseos y pensamientos en conflicto, en un esfuerzo por aclararlos y unirlos, podemos revelar al Creador y alcanzar Sus pensamientos y deseos.

Por tanto, el desarrollo del hombre, que hasta ahora ha sido personal e individual, se está volviendo un proceso integral. La humanidad siente total interconexión e incapacidad para separarse unos de otros. El mundo avanza hacia su corrección final y este estado no puede ser alcanzado por un grupo pequeño ni por un solo país, debe ser el mundo entero. El Creador nos guía y ve nuestro futuro deseado de esta manera.

El grupo de Bnei Baruj existe sólo para ayudar al Creador a implementar esta corrección en el mundo y revelarlo, para eso comunica el método y la fuerza de la corrección a todos.
[274173]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 18/nov/20, «Conectar el mundo en la última generación

Material relacionado:
Revelar el mundo superior juntos
El primer congreso de la nueva era
Lo que significa “estar juntos”

Una franja neutral entre el bien y el mal

La naturaleza obedece leyes rígidas, si las seguimos, podemos vivir bien, si no, recibimos golpes. 

Pero el Creador nos da tiempo para elegir libremente para comenzar a actuar y evitar ser golpeados. Él no nos golpea inmediatamente, para no confrontarnos con lo inevitable. Sino que quiere que entendamos y actuemos de forma consciente, con el deseo de volvernos como Él.

Las leyes físicas actúan inmediatamente, como la ley de la gravedad. Si salto de una pendiente voy a caer inmediatamente, sin ningún tiempo para pensar.

Pero en el mundo espiritual hay un sistema de Klipot que cambia las leyes de la naturaleza, creando la diferencia entre el bien y el mal, su distancia. Por eso podemos usar esta distancia para no exponernos inmediatamente a los golpes, sino conectarnos y evitar golpes al advertirlo con una medicina.

La medicina es el poder de Bina que podemos usar. Si bien en el mundo material no existe esa fuerza, todo es simple: es ya sea un menos o un más. En lo espiritual, existe menos, más y su superposición en el medio, ahí estamos incluidos en ambas fuerzas y podemos construir una zona de amortiguamiento que contiene ambos opuestos.

Este sistema que incluye dos fuerzas, se llama “hombre”, Adam, porque tiene el deseo de recibir placer y la intención de otorgar, así llegamos a ser como el Creador.

En el mundo; inanimado, plantas, y animales, que son estudiados por las ciencias naturales, no hay tal sistema intermedio. Por lo tanto, la ciencia no puede siquiera comprender la psicología de una persona ordinaria, terrenal, menos de una espiritual. Para entender a una persona espiritual, se necesita la ciencia de la Cabalá, que nos explica cómo está organizado el hombre.

Todo lo que la ciencia sabe acerca del humano, pertenece a su nivel animal y lo obtiene de forma experimental. Esto nos permite crear medicina para el cuerpo biológico. Pero el humano en sí, su esencia interna, es inaccesible para las mediciones de cualquier instrumento y no está sujeto a ninguna verificación.

Sólo la ciencia de la Cabalá es capaz de estudiar al hombre con instrumentos de nivel más elevado, desde arriba y no desde abajo, como usualmente estudiamos la materia inanimada, las plantas y los animales.

Por lo tanto, en la crisis actual, nada puede ayudar a la humanidad, excepto la ciencia de la  Cabalá y su método. Hasta entonces, tendremos que sufrir. Por eso, intentamos propagar el conocimiento de la corrección, en todas las formas posibles.
[271794]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 25/sep/20, Escritos de Baal HaSulam, “Arvut (Garantía mutua)”

Material relacionado:
El mal es la base del mundo
¿Hay inclinación al bien en el hombre?
La vida es el equilibrio del bien y el mal

El camino para lograr el propósito superior, parte 3

Las causas del cambio de población en el mundo

La sabiduría de la Cabalá estudia el orden de la caída en cascada de las fuerzas superiores desde la cualidad que es al principio revelada en Maljut del mundo de infinito en cuatro fases de la luz directa y después desciende hasta nosotros a través de Tzimtzum Alef (primera restricción). 

Entonces los Partzufim Galgalta, AB, SAG, MA, y BON son formados, entonces los mundos de Atzilut, Beriá, Yetzirá, y Assiyá, y entonces la estructura especial es creada llamada Adam, o el alma común, y ocurre la fragmentación de esta alma. Somos las piezas de esta fragmentación. 

Mientras el egoísmo se manifiesta más y más con el fin de crear la posibilidad de algún tipo de ascenso y trabajo con éste, la masa general egoísta se rompe en más y más partes. Por lo tanto, en nuestro  mundo sentimos que nos estamos multiplicando- la población del planeta crece. 

A la inversa, si entramos en cualquier relación negativa el uno con el otro, entonces la destrucción y las guerras comienzan, es decir, una cantidad de la población es removida. 

No es porque la guerra asesina personas como pensamos que lo hace, sino porque en este caso la humanidad no necesita un número de personas grande, por lo tanto puede ser reducido. Si hay sufrimiento, menos almas pueden también cumplir su propósito. Esta es la manera de observar un incremento o disminución en la población de la Tierra.
[252489]
De kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 18/ago/19

Material relacionado:
El difícil trabajo contra el egoísmo
Sintoniza la transmisión del Creador en la decena
Camino al logro del propósito superior, parte 1

Restableciendo la conexión original

Pregunta: ¿Es posible cultivar un deseo por la espiritualidad sin pasar por un estado de vacío y llenado? 

Respuesta: No, es imposible. El hecho es que una vez fuimos todos uno —un alma (Adam). Luego, esta alma se rompió en muchas partes pequeñas —miles de millones de puntos de almas individuales. Sin embargo, dado que hubo contacto entre ellas, había una conexión; estos contactos dejaron de funcionar. 

¿Cuál es la diferencia entre una persona muerta y una viva? El hecho de que en una persona viva haya una constante conexión, la renovación de conexiones, pero en la muerte, ésto ya no sucede. Por lo tanto, nuestra condición es llamada “espiritualmente muerto”. ¿Qué necesitamos hacer? conectar. Es en el proceso de conexión que adquirimos más y más de nuestro estado general, nuestra alma común. 

Debemos restablecer completamente nuestra conexión original, que existió antes del llamado “pecado”, antes del rompimiento del alma común.
[246630]
De la lección de Cabalá en ruso, 20/ene/19

Material relacionado:
Ser la única alma y no un saco de nueces
La Cabalá corrige únicamente el alma, no la exterioridad
Si la espiritualidad se convirtiera en nuestra vida.