entradas en 'Antigua Babilonia' categoría

Dos conceptos de existencia

Pregunta: ¿Por qué en nuestro mundo, la humanidad se divide en judíos y las demás naciones?

Respuesta: Alguna vez, en tiempos de la antigua Babilonia, ocurrió una clara división de la humanidad en dos partes. La pequeña civilización que existía, de pronto cayó en un gran egoísmo.  

Los babilonios, decidieron edificar una torre hasta el cielo, para alcanzar al Creador, para luchar contra Él, es decir, contra la naturaleza. Se volvieron tan egoístas y opuestos, que dejaron de entenderse entre sí. 

Así aparecieron dos conceptos de una existencia futura. Uno se formó bajo el liderazgo de Abraham; el segundo, bajo el liderazgo del rey Nimrod.

Abraham creía que el egoísmo que se manifestaba, que nos hace rechazarnos mutuamente y nos obliga a estar separados, fue creado específicamente para que pudiéramos sobreponernos a él. Si lo hacemos, a pesar de nuestra contradicción con los demás y recordamos que vivimos juntos cuando había una ley y una nación, revelaremos una forma de existencia completamente nueva, en conexión mutua.  

Después, sintiéndonos por encima de la naturaleza material, sentiremos una vida completamente distinta: eterna, perfecta y no dentro de los límites de nuestra existencia animal. 

Abraham dijo que el egoísmo es el medio para nuestro ascenso. Tratémoslo así, nos separamos de él, veremos al ego desde afuera y nos sobrepondremos a él. El ego se desarrolla constantemente y nosotros, constantemente nos sobreponemos a él, nos transformamos en una fuerza común de la naturaleza: amor, otorgamiento, unidad, armonía.  

Esta fue la metodología revelada por Abraham, quien se convirtió en pensador y líder de ese tiempo.  

Y la teoría de Nimrod decía: “No, el ego se desarrolla en nosotros, para que progrese la ciencia, el arte y la sociedad humana. Vamos a desarrollarnos junto con él, no vayamos por encima de él ni veamos nuestra naturaleza egoísta desde afuera, vivamos dentro de él”. Naturalmente, esta teoría recibió un gran apoyo, porque no requiere luchar contra uno mismo. 

Así que la humanidad se dividió en dos: una pequeña parte se fue con Abraham (literalmente sólo unas docenas de personas), el resto, siguió a Nimrod. El método de Abraham era para la conexión y el segundo, para la separación. 

De otra forma ¿cómo pueden llevarse bien los egoístas, que se odian entre sí, en una pequeña porción de tierra?. Está escrito en el libro del Génesis Rabá, en las palabras de Josefo Flavio y otras fuentes antiguas.
[288406]
De Kabtv “Close-up. Diferencia en las almas”. 

Material relacionado:
Un nuevo deseo nace de dos deseos opuestos
¿Qué fue primero, la Torá o la sabiduría de la Cabalá?
“¿Cuál es la mentira recurrente más antigua en la historia de la humanidad?” (Quora)

Nación basada en ideología

Pregunta: ¿Por qué los judíos se unen sólo en el momento de peligro? 

Respuesta: Los judíos no tienen ningún poder natural de conexión, porque no son una nación. No se reunieron por una alianza de sangre ni de pertenecer a algunas familias, sino con una base ideológica. El resto de los babilonios comenzó a establecerse sobre la tierra en clanes, los llamados Hamuls. Algunos fueron al oeste, algunos fueron al este. 

Por eso, la gente que se unió a Abraham no tenía parentesco de sangre y fueron guiados sólo por su ideología. Resulta que cuando la ideología entre ellos es fuerte y quieren unirse, elevarse por encima de este mundo, son realmente una nación. Pero cuando esta ideología se debilita y desaparece, se sienten como una bandada desunida y llegan a sentirse en el exilio. 

Comentario: Pero en el exilio, los judíos de alguna manera se apoyan entre sí. 

Mi respuesta: Se sostienen sólo porque son odiados por otras naciones, no porque ellos mismos se esfuercen por la conexión. 

Si no fuera por el método de conexión, que está en sus manos, no existiría esa nación en absoluto. El hecho de que se casaran entre ellos no indica que son nación. Somos sólo un grupo ideológico con cierto propósito espiritual y nada más. 

Si no nos esforzamos por la meta, no existe ningún pueblo, ningún país, nada.
[288461]
De Kabtv “Close-up

Material relacionado:
En algún lugar lejano
En la línea final de la historia
Aquellos que nos molestaron nos ayudarán

Cabalá es para todos sin excepción

Pregunta: ¿Por qué cree que cualquiera que se preocupe por el significado de la vida puede estudiar Cabalá?

Respuesta: Baso mis palabras en lo que sucedió en la antigua Babilonia, donde Abraham, sacerdote babilónico, reveló Cabalá a todos. Reclutó a un pequeño grupo al que enseñó Cabalá, lo reunió en lo que llamó nación y lo sacó de Babilonia.

Pero no era una nación, era un grupo que se alejó de la antigua civilización babilónica. Como resultado, debería dar la metodología cabalista al mundo entero.

Comentario: Hay gente que le gustaría estudiar Cabalá, pero al buscar recurren a rabinos que la disuaden de todas las formas posibles, con el argumento de que sólo el judío religioso puede estudiar Cabalá y la mujer no puede estudiar en absoluto.

Mi respuesta: ¿Qué se puede decir de la gente que no entiende por qué se nos dio Cabalá? Debemos tomar ejemplo de dos personajes históricos, Abraham y Sara, que enseñaron a todos sin excepción. La Torá lo dice: “Y todos Me conocerán, jóvenes y viejos. Y mi casa será llamada casa de oración para todas las naciones”.
[287490]
De Kabtv «Close-Up. Exilio»

Material relacionado:
Cabalá es para todo el mundo
Todos pueden estudiar Cabalá
La sabiduría de la Cabalá está abierta para todos

En la línea final de la historia

El pueblo de Israel fue formado con gente que sintió que era su deber conectarse para alcanzar el significado de la vida y su propósito, la corrección de la creación y la fuerza superior. Por eso, se llamaron a sí mismos Israel (Yashar-kel), es decir “directo al Creador”. 

Abraham los eligió de entre los habitantes de Babilonia, es decir, de las naciones del mundo en ese tiempo y les enseñó el principio primordial de conexión: ama a tu prójimo como a ti mismo. 

Así, se elevaron por encima del egoísmo, que constantemente crecía en la sociedad humana, con saltos y brincos. El crecimiento tiene el propósito de asegurar una brecha suficiente entre el enorme ego de la humanidad y el poder de conexión por encima de ese ego y la sociedad está obligada a lograrlo. 

Cuando llegamos a cierto grado de confrontación entre el egoísmo y la conexión, ahí comenzamos a revelar la fuerza superior, el mundo superior y que nosotros pertenecemos al mundo espiritual. 

El creciente ego sirve como maquinaria que nos eleva de este mundo hacia el mundo espiritual. De recepción a otorgamiento, de odio a amor. Si seguimos los principios de “el amor cubre todos las transgresiones” y “cada uno juzga de acuerdo a sus propios defectos”, individualmente y juntos como grupo, podremos llegar a una conexión tan fuerte, que el Creador será revelado en ella. 

Por miles de años, el grupo reunido por Abraham en Babilonia cambió mucho. Parte de él desapareció, se disolvió, en las naciones del mundo y aún está por ser revelado. Hubo muchos en el pueblo de Israel que alcanzaron el grado del Creador, según su habilidad de sobreponerse a su egoísmo y conectarse. 

Con los años, las condiciones cambiaron, pero el principio permaneció igual, porque las leyes del mundo son constantes y no cambian. Sólo necesitamos estudiarlas y obedecerlas para llegar al estado corregido. 

Por eso, necesitamos estudiar el proceso que el grupo de Abraham pasó a través de su historia, dado que “los hechos de los padres serán señal para los hijos”. De esto entenderemos la dirección hacia la que debemos avanzar, lo que nos sucede y qué señales de las obras de los padres pueden ser vistas hoy, dado que el principio eterno de ama a tu prójimo como a ti mismo, la ley de unidad está siempre en acción. 

Desde el Arí en adelante, todos los cabalistas han dicho que entramos a la era del Mashiaj, es decir, el tiempo del fin de la corrección. Queda una última etapa de desarrollo y puede ser muy larga. Como siempre, las naciones del mundo están aplicando presión sobre el pueblo de Israel y esta presión está diseñada para forzarnos a unirnos, aunque sea con sufrimiento. 

Los judíos deben sacar conclusiones de su historia, conectarse y tomar ejemplo de los padres. En esa conexión, casi de inmediato sentiremos que disminuye la presión externa por nuestra reacción correcta y por nuestros esfuerzos por conectarnos. 

Así, todas las guerras que surgen contra nosotros, inmediatamente cederán porque comenzaremos por nosotros mismos, sin presión externa. Si revelamos las fuerzas para el avance y nos apresuramos, los que nos lo impidieron, nos ayudarían. Esta será la tendencia correcta, en acuerdo con la fuerza superior única, que quiere ver a toda la humanidad en esa unidad. 

Si no nos esforzamos por avanzar hacia la unidad, al grado de la falta de ese esfuerzo  las naciones del mundo y las fuerzas negativas dentro del pueblo de Israel mismo, se elevarán, lucharán, habrá confrontaciones, para despertarnos y forzarnos a llegar a la conclusión correcta: entender la razón de la presión y lo que debemos hacer. 

Hoy estamos en un estado muy delicado, muy preciso. Hablé de este peligro hace muchos años, pero no esperaba que sucediera tan rápido y que ya en nuestra época ese estado especial se desarrollaría en todos los países y naciones del mundo. 

Vivimos en la era de nuevas tecnologías y comunicaciones globales y llegamos a cierto entendimiento interno de lo que está sucediendo: la responsabilidad del hombre por la Tierra y por todo el universo. 

Actualmente, hay mucha gente muy educada, con una visión amplia, no como antes. Casi todos tienen la oportunidad de viajar por todo el mundo, ver la vida de otras naciones y conectarse con  el mundo por encima de distancias e idiomas. 

Aun así, en el asunto del antisemitismo, vemos que nada aydua: la ley que avanza a la humanidad hacia la conexión, actúa de manera dura, se podría decir que incluso de forma cruel. Primero, pone presión en aquellos que deben ser los primeros para guiar a la humanidad como nación que está obligada a hacer este trabajo, ser pionera en este camino y guiar al mundo entero. 

No hay forma de evitar esta ley. La luz superior, la fuerza superior, están organizadas de tal modo que, tan pronto como el pueblo de Israel, el grupo que surgió de todas las naciones, se reunió durante el tiempo de Abraham, se una otra vez y todos los caminos se abrirán ante este pueblo. No hay obstáculos; al contrario, hay fuerzas de la naturaleza dispuestas a ayudarlos y a elevarlos sobre sus hombros, a grados espirituales. Y después toda la humanidad estará feliz de unirse. 

Así es como el gobierno superior fue organizado y así es como será. Todo depende de Israel, como Baal HaSulam escribe en la Introducción a El libro del Zóhar, porque sólo ellos tienen libre albedrío. 

A los que anhelan al Creador se les llama Israel. Se sienten obligados a ir ellos mismos y a guiar a la humanidad hacia la conexión y el ascenso espiritual. Cualquier persona en el mundo, de cualquier nacionalidad; negra, blanca, roja o amarilla; y todos los estratos de la humanidad; el 1, 2, 3 y 4; pertenecen a una nación, que está obligada a llegar a la unidad y la adhesión con el Creador. 

Por eso, la presión sobre este grupo corporal llamado Israel crece en el mundo, aun cuando ellos no entienden lo que sucede. Pues, hace mucho abandonaron la misión de ir ellos mismos y guiar al mundo hacia la adhesión con el Creador. La humanidad tampoco ha recibido el conocimiento de que el mundo se está desarrollando con un propósito de ir a la corrección total, por eso no entiende las razones del odio. 

Los judíos están  confundidos y preplejos, no saben lo que se quiere de ellos y por su gran egoísmo, sólo sueñan con paz y prosperidad. Las naciones del mundo sienten que los judíos les ocultan y esconden algo. Y no les permiten llegar a una buena vida. 

Por eso, los dos grupos se sienten perdidos en la oscuridad, donde la agresión que viene de las naciones del mundo tropieza con el odio y el miedo que sienten los judíos.

Es claro que esto no beneficia a ninguno: un gran sufrimiento le espera a aquellos que cometen violencia y aquellos que son obstinados y no quieren escuchar de la corrección. Por eso, es nuestro deber explicar la situación a ambos e impulsar el proceso de corrección lo más posible.
[258198]
De la clase diaria de Cabalá 3/ene/20. “La elección judía: Unidad o antisemitismo”.

Material Relacionado:
No serás capaz de encajar un mundo redondo en un pensamiento cuadrado.
Comunicación y el sistema sensorial.
“¿Sería el mundo diferente si los africanos nunca hubieran sido traídos a EUA como esclavos o de otra manera?” (Quora).

Abraham, gran sabio y pensador

Pregunta: ¿Vivió alguna vez en nuestro mundo un personaje como el de Abraham de la Torá ?

Respuesta: De hecho existió ese personaje en la historia. Abraham promovió la sabiduría de la Cabalá y la reveló a los residentes de Babilonia. Guió a miles de personas para salir de ahí y los reunió en su ideología. Rambam, investigador del siglo XII AEC, más de dos mil años después de Abraham, escribe acerca de él. 

Abraham, fue un sacerdote de la antigua Babilonia, descubrió que la creación tenía cierto camino de desarrollo, un propósito, un comienzo y un fin. Reveló que hay fuerzas que desarrollan a la naturaleza, especialmente al hombre. Esto sucede por la ley de desarrollo del ego, por parte de la naturaleza y por la ley de desarrollo, por sobre el ego por parte del hombre, cuando se sobrepone al egoísmo creciente en él.  

La idea misma y todo el sistema revelado por Abraham, se llama “Cabalá”. Él fue el primero en describirla en su, Libro de la Creación (Sefer Yetzira).

Inicialmente, adoraba ídolos, como todos los babilonios, más aún, era uno de los principales sacerdotes del rey Nimrod. Él y su padre tenían su propio negocio. Hacían estatuas de distintos ídolos y las vendían. Todo esto está descrito en el libro de aquellos tiempos, El gran comentario. 

Es un negocio próspero hasta hoy. Incluso hoy, se venden hilos rojos, agua bendita, amuletos, etc. Pero, la cualidad de “Abraham” crece por encima de todo y ayuda al hombre a crecer. Esto también es útil.

Pregunta: ¿Qué le pasó a Abraham, que de forma abrupta, cambió tan dramáticamente? 

Respuesta: Descubrió que sus compañeros ciudadanos, de pronto empezaron a cambiar, en lugar de pedir por salud, fertilidad o una buena cosecha, comenzaron a desear el mal entre sí, a competir, a odiarse uno al otro. Cada uno quería eliminar al otro.

Antes, querían sentirse bien y no les molestaban tanto los demás. Luego, comenzaron a querer ser más grandes que los demás, mejores que los demás, más fuertes que los demás. Humillar a los demás, le causó placer.

Esto es el resultado del egoísmo creciente. La gente dejó de comunicarse, dejó de entenderse. Todos querían volverse el más grande, someter todo y a todos. 

Viendo esta terrible metamorfosis en la familia, en la sociedad, en todos lados, Abraham empezó a cuestionarse, “¿Qué está pasando?”. Y reveló toda la perspectiva del desarrollo de la humanidad. Se dió cuenta de que el egoísmo que crece en nosotros, no es sólo progreso, se desarrolla en nosotros para que trabajemos con él, en una forma diferente.

Abraham fue un gran sabio y pensador de aquél tiempo. Pensó “¿Para qué es esto? ¿es para que odie a los demás y ellos me odien a mí? ¿qué sigue?. Como resultado, nos vamos a destruir unos a otros, pelearemos unos contra otros. No. La naturaleza no es así. Es global, circular, cuida a todos, incluye todo. ¡Es como una madre!” Cuando observas la naturaleza, lo ves. 

Pregunta: ¿Por qué empuja a la gente a conflictos con los demás y se matan entre sí?  

Respuesta: No es la naturaleza la que empuja, sino el egoísmo humano. La naturaleza misma está dispuesta de forma muy armónica.  

Esta es la conclusión a la que llegó Abraham. Se dió cuenta de que el único mal en el mundo es nuestro egoísmo, que constantemente crece en nosotros para que, a pesar de su desarrollo, logremos armonía con la naturaleza, nos conectemos con ella, vayamos por encima de nuestro ego y lo usemos para otorgar, amar y lograr conexión con los demás.
[285785]
De Kabtv “La fuerza de El Libro del Zóhar” #17

Material relacionado:
El descubrimiento de Abraham
El secreto del éxito de Abraham
Abraham – El gran reformador

La torre de Babel – El ascenso del egoísmo

Pregunta: Durante la construcción de la torre de Babel, que simboliza el crecimiento del egoísmo, había una mezcla de lenguajes. Es decir, la gente dejó de entenderse, aún cuando hablaban el mismo lenguaje, ¿qué significa “dentro de nosotros”? ¿dejamos de entendernos a nosotros mismos? 

Respuesta: En realidad, no sólo no nos entendemos entre nosotros, además no nos entendemos a nosotros mismos. Resulta que vivimos sin darnos cuenta de por qué, para qué ni en conexión con qué. 

Al grado en que te vuelves egoísta, gradualmente te alejas de la naturaleza, te opones a ella. No tienes nada con qué reemplazar esta pérdida. Resulta que, en general,  pierdes ambos, este y aquel. 

Pregunta: ¿Qué sucede cuando construyes la torre de Babel en ti mismo? ¿qué es esta condición? 

Respuesta: La construcción de la torre de Babel es lo que Nimrod impuso en la gente para elevar su ego. El egoísmo debe llegar a un estado donde prevalece por encima de las otras propiedades humanas.
[283824]
De Kabtv “Estados espirituales” 11/jun/21

Material relacionado:
Desde el egoísmo
Egoísmo material y egoísmo espiritual
Entiende la finitud del desarrollo egoísta

Avanzar hacia el estado del Templo

Pregunta: ¿Qué es la destrucción del Templo? ¿dónde está su lugar en la cadena de los estados espirituales? ¿es un estado por el que el hombre o toda la humanidad pasa? 

Respuesta: La destrucción del Templo es un gran acto. Primero, es necesario llegar al estado del Templo, donde la humanidad ya está en una cierta elevación espiritual y necesita seguir. Un avance mayor es imposible sin destruir primero porque, en principio, avanzamos sólo cuando descubrimos faltas y desperfectos en nuestro estado actual. Sólo así comenzamos a investigar, medir y corregirlas. 

Por lo tanto, todo el camino comenzó hace mucho tiempo, desde cero, con la aparición de un pequeño ego en la antigua Babilonia y con la subsecuente salida de un grupo de babilonios liderado por Abraham. 

Este grupo aspiraba a la conexión mutua entre ellos, esa es la corrección de la humanidad. Pasó por ciertas etapas en el camino: entró en un gran desarrollo egoísta llamado el exilio egipcio y lo abandonó con el deseo de elevarse por encima del ego, pues lo reconoció como maldad. Después pasó por tremendas dificultades y correcciones en el ascenso de cuarenta años desde el egoísmo hasta la primera etapa altruista,la cual es llamada cuarenta pasos o cuarenta años de deambular en el desierto.
[284757]
De Kabtv “Estados espirituales” 

Mateiral relacionado:
JPost: «¿Quién es el soberano en el Monte del Templo?»
Camino angosto «entre los estrechos»
Avanzar hacia el estado del Templo

Dos tipos de deseos en el hombre

Pregunta: La generación de Abraham es llamada la generación de la separación, discordia (en hebreo “Dor Haflaga”). La gente que siguió a Abraham comenzó a ser llamada “Israel”, el resto fue llamada las naciones del mundo ¿qué es esta división en dos tipos deseos dentro en el hombre?

Respuesta: El anhelo por conexión entre la gente es una cualidad altruista. El deseo de dominar a las personas es una cualidad egoísta. 

Abraham inició el principio de dividir a la humanidad en dos grupos: uno pequeño e insignificante de egoístas que querían elevarse por encima de ellos mismos fueron llamados Yehudí (judíos, israelitas) y un grupo llamado naciones del mundo. 

Esos son dos tipos de deseo, dentro del hombre: los deseos egoístas que ya están corregidos y listos para su uso y deseos no corregidos que no pueden ser usados.
[283871]
De Kabtv “Estados espirituales” 11/jun/2021

Material relacionado:
Ayuda al mundo: únete
“¿Quiénes están en el error y en lo correcto acerca del conflicto Israel-Palestina? ¿es mucho más complejo?” (Quora)
El descubrimiento de Abraham

Nimrod es la propiedad del egoísmo

Durante el reinado de rey Nimrod (de la palabra “Mered”, rebelión) en la antigua Babilonia varios vectores del desarrollo humano se manifestaron simultáneamente. 

Por una parte, Nimrod era un gobernante duro, traicionero, opresor. Por otra parte, la gente se volvió más agresiva, demandante y egoísta hacia los demás. 

Además, Teraj, padre de Abraham, comenzó la así llamada separación de los dioses. Él esculpía todo tipo de figuras y le dijo a los babilonios que cada una representaba cierto tipo de deidad a la que debían orar, ungir y encender velas. 

Desde un punto de vista espiritual, son ciertas fuerzas desconocidas en el hombre que quiere de alguna manera complacer, entender y lidiar con ellas. Este es el culto a las deidades. 

Se dice que ante el Creador, Nimrod era un poderoso cazador. Es decir, que quería sacar a la gente de su estado animal primitivo y elevarla, incitar su egoísmo, competencia y sed por todo tipo de ganancias. 

Pregunta: ¿Contra quién se rebeló Nimrod? 

Respuesta: En principio, no había nadie contra quien pudiera rebelarse, excepto contra la naturaleza misma, que calmaba a la gente. Él no quería eso. Él quería que sus súbditos fueran egoístas, competitivos, que avanzaran e hicieran progresar a su reino. 

Comentario: En general, es una propiedad positiva. Pues, así queremos que nuestros hijos compitan y se desarrollen. 

Mi respuesta: Las competencias pueden tener también un carácter diferente. Se puede competir por no ser egoísta y no conquistar a todos y a todo. 

“Nimrod” en el hombre, es la propiedad negativa que hasta ahora se ha desarrollado en la humanidad, con una velocidad indomable.
[283803]
De Kabtv “Estados espirituales” 11/jun/21

Material relacionado:
Crecimiento, no destrucción
El objetivo que nos da la naturaleza
Bajo el poder del entorno

La misión de Abraham en el desarrollo espiritual de la humanidad

La Torá fue descubierta cuando la humanidad pudo tener una actitud razonable y realista hacia su vida, hacia su desarrollo.

La primera vez que sucedió fue en el tiempo de Adam HaRishón, luego en la antigua Babilonia, después de veinte generaciones de estudiantes de Adam a Abraham, quien se convirtió en el líder espiritual de Babilonia, él fue en contra del desarrollo egoísta natural de los babilonios que eran un conjunto de setenta naciones en la Tierra.

Abraham trató de comprender este sistema, pudo percibirlo y se lo transmitió a sus alumnos. Su padre fue un gran líder espiritual de los babilonios. Abraham pudo llegar al pueblo de Babilonia, le explicó la esencia espiritual de la existencia. Los que respondieron lo siguieron y salieron de Babilonia.

Abraham explicó que la naturaleza fue creada de modo que el hombre, conscientemente la lleve a un sistema absoluto y totalmente conectado, con base en el principio de amar al prójimo como a uno mismo, a pesar del ego.

El ego nos fue dado específicamente para que podamos ir del odio hacia los demás a un estado de amor entre nosotros. En principio, la idea es muy sencilla, construir amor sobre todos los desacuerdos. Eso es lo que enseñó.

La naturaleza global en la que existimos obliga a todas sus partes, materiales y espirituales, a finalmente, llegar a ese estado. Los babilonios que lo entendieron y siguieron a Abraham, se llamaron a sí mismos judíos de la palabra «Yijud«, conexión, vínculo entre ellos o hebreos de la palabra «Ever«, «Ma’avar«, los que cambiaron de una actitud egoísta hacia el mundo y hacia los demás, a una actitud altruista.

Así, de las setenta pequeñas naciones, se formó un grupo bajo el liderazgo de Abraham, que no se quedó en su pueblo, sino que dijo: “Somos un solo pueblo”. Se llamaron a sí mismos Israel de la palabra «Yisra-El«, directo al Creador.
[283345]
De Kabtv «Secretos del libro eterno» 19/may/21

Material relacionado:
Abraham – El gran reformador
El secreto del éxito de Abraham
Pasando el conocimiento espiritual en tiempos de Abraham