entradas en 'Cabalá alrededor del mundo' categoría

Alcanza la cima del desarrollo

Pregunta: El científico espacial soviético Tsiolkovsky dijo: que el hombre aún no alcanzaba el punto máximo de desarrollo que tenemos que alcanzar. Desde el punto de vista de Cabalá ¿Tenía razón?

Respuesta: Por supuesto. En la época de Tsiolkovsky, en los años 30 y 40 del siglo XX no logramos lo que ya logramos hoy. Aunque en principio, esperábamos grandes avances y logros interminables.

Hoy vemos que todo llega a su fin porque está limitado por la naturaleza del hombre, su deseo y todo lo que tenemos en nuestro interior. Por eso, realmente estamos al borde de un gran avance, pero hacia una ciencia totalmente diferente, hacia un paradigma diferente.

Espero que en los próximos años, la humanidad finalmente lo entienda.

 

Tambien te puede interesar El mundo interior  y el desarrollo del hombre

¿La palabra tiene credibilidad?

Comentario: Usted nos habló recientemente, sobre cómo se desarrolló el sistema de interelación entre los judíos, cuando se dispersaron por el mundo. Uno podía llegar con otro y este estaba obligado a darle de comer y a dejarlo pasar la noche con él.  

Incluso las relaciones económicas eran totalmente distintas, porque los judíos se encontraban a un nivel espiritual. 

Mi Respuesta: Ese sistema aún existe entre los actuales comerciantes  de diamantes, ¿Cómo hacen sus negocios?. Se estrechan las manos y dicen: “Shalom u-braha!” que significa, todo lo mejor y bendiciones. ¡Es todo! 

Esto es aceptado como la firma final en todas las transacciones internacionales, incluso en las cortes y no solo en las judías. Las palabras son suficientes. Y hasta el día de hoy existe tal cosa. Y ¿Entre quienes?. Curiosamente entre las personas que comercian con diamantes. 

Pero dicen que últimamente, se ha vuelto cosa del pasado. En general, siempre ha sido así entre los judíos. Yo podría venir desde miles de kilómetros de distancia y sin ninguna conexión, decir que mi dinero está con alguien, tomar la mercancía y  prometer que les pagaré entonces. ¡Todo basado en palabras! 

Pero esto requiere de personas diferentes de alguna forma, que por así decirlo, teman a Dios, por quien este mundo solamente es temporal. Que sientan entre ellos mismos, la oportunidad para la corrección y el alcance del mundo superior. Aquí funciona. Ahora se mueve por inercia, pero en general, sin duda, todo se pierde. 

 

Saber más sobre ¿Por qué necesitamos el dinero?

 

Existe una fuerza en la naturaleza que creó el egoísmo y nos puede cambiar

Pregunta: Los cabalistas hablan sobre el concepto de construir una sociedad en la que todos estén unidos. ¿Cómo lo conciben? 

Respuesta: Primero que nada, debemos reconocer plenamente la maldad del egoísmo. Pero una vez que uno se da cuenta de esto, ¿qué sigue? 

Digamos que entiendo que no hay nada en el mundo, solo la maldad. ¿Puedo sustituirla con alguna cualidad opuesta? Después de todo, existe ya sea una fuerza de atracción o una fuerza de repulsión. ¿Es posible estar en modo de otorgamiento, en lugar de recepción? No, es nuestra naturaleza. 

Pero resulta que hay una fuerza en la naturaleza que nos puede cambiar al opuesto y simplemente transformarnos. Hoy trabajo solo en el modo de recepción. Eso sí, quiero hacerlo más cómodo, más barato, con menos esfuerzo y dando menos y recibiendo más porque esa es la fórmula de toda mi vida y de mi actividad a todos los niveles: fisiológico, mental, espiritual, el que sea.

¿Puedo realmente cambiarme a mí mismo? Sí. Hay una fuerza en la naturaleza, que creó el egoísmo. Puede tener tal efecto sobre nosotros, que nos cambiará hacia la dirección opuesta, y de pronto, en lugar de actuar siempre según la fórmula “dar menos y recibir más”, comenzaremos a vivir según otra fórmula: “La conexión entre nosotros es lo más importante y determina todas mis acciones”.

En otras palabras, nuestras acciones estarán encaminadas a estar lo más conectado posible con los demás, no recibiendo para mí, y uniéndome con todos.  Al mismo tiempo me descubriré a mí mismo y a toda la naturaleza como una sola entidad.  Y si este todo único no está en conexión, entonces se vuelve más destructivo y eventualmente me arruinará al igual que el cáncer destruye al cuerpo.  

Si entendemos esto claramente, no tendremos otra opción más que encontrar una forma de cambiarnos y conectarnos con los demás. Ahora, cuando nos acercamos a una catástrofe global y debido a que todo el mundo está conectado externamente y que todos dependen unos de otros, simplemente seremos obligados a hacer esto. 

Y aquí, la Cabalá se revela diciendo: “Existe esa fuerza en la naturaleza. Es la misma fuerza que creó el egoísmo y lo sigue influyendo. Puede transformar el ego y de pronto invertirlo. Si entendemos que tenemos que estar interconectados con los demás a través de buenas conexiones, esta fuerza hará todo el trabajo por ti. ¿Cómo? Aquí hay una metodología para ti.” 

Entonces, seremos realmente capaces de cambiar la naturaleza del hombre. No a nosotros mismos ni a las dictaduras políticas, sino a la fuerza que invocamos. Vemos esto en el ejemplo de los cabalistas que estuvieron poniendo esto en práctica durante muchas generaciones.  

Hoy nos estamos acercando a un estado en el que puede ser hecho por toda la humanidad y en esto radica nuestro brillante futuro. 

 

Mira el video La conexión humana nos da la clave para el secreto de la vida

Día de Unidad – 24 de junio, 2018

Hagamos por América

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=0x_q4wsVhqA]

¿Cómo irrumpir en la armadura del egoísmo?

Pregunta: En el pasado la Cabalá se transmitió a través de la cadena de los cabalistas, de uno a otro, entre individuos selectos, almas especiales. Hoy, sin embargo, las condiciones han cambiado y la Cabalá debe extenderse alrededor del mundo. ¿Cómo lograr esto?

Respuesta: Mientras más nos alejamos del primer «hombre», Adám HaRishón, que fue el primero en descubrir el mundo espiritual hace 5771 años, se hace necesario simplificar esta sabiduría aún más y reducirla al nivel de comprensión de las masas. Estamos siendo testigos del llamado «descenso de las generaciones», en el cual se convierten en mucho más «materiales», lo que significa que su deseo egoísta es cada vez más grande. Vemos cómo el egoísmo crece de generación en generación.

Debido a esto, las almas de hoy tienen un potencial mayor que las almas previas, lo que les permite recibir, comprender y alcanzar más. Por otra parte, ha sido más difícil llegar a ellos, es decir, lo han aceptado finalmente y lo han comprendido.

En verdad, contenemos un ego tan enorme que nos reviste con una armadura a prueba de balas de egoísmo de un grosor horrible (Aviút). Por lo tanto, estamos tratando constantemente de simplificar la Cabalá para las masas aún más. En el grado del ego creciente, deberíamos bajar la Cabalá, de tal manera que podamos pasarla a una persona a su nivel. De cualquier manera, sigue siendo un misterio para ella. Al simplificar la Cabalá, no lo privamos de su libre albedrío, él aún tendrá que esforzarse.

Después de todo, si una persona está cargada de un deseo por placer avaluado en «100 libras», mientras que otro en «500 libras», entonces cada uno de ellos tiene que recibir esta sabiduría en el mismo calibre. Él tendrá que ejercer un esfuerzo en el grado correspondiente a fin de atravesar un ocultamiento tan poderoso. No robamos su libre albedrío.

Es nuestro deber llevar la Cabalá más cerca de una persona, o él va a seguir alejándose de ella aún más. Nuestro ego nos aleja de la noción de lo que son la espiritualidad y el otorgamiento. En el pasado, fue muy fácil para la gente comprender, ya que era obvio para ellos que ésta es la verdad basada en el diseño de su alma. Hoy, sin embargo, es completamente ajeno al hombre con su egoísmo, es incapaz de procesar ni una gota de otorgamiento incluso intelectualmente, por no mencionar emocionalmente.

Por lo tanto, nuestro trabajo está en el campo de la adaptación de la Cabalá para servir al pueblo. Develar la sabiduría de la Cabalá significa  simplificar a tal grado y de tal forma que la haga entrar en una persona libre y fácilmente, y la lleve lo más cerca posible de su corazón. Después de todo, nuestro ego hoy ha crecido fuera de toda proporción, tanto es así que la gente se ha vuelto completamente sorda para percibir la espiritualidad.

No importa que en el pasado, sólo unos pocos elegidos podían estudiar, evitando a todos los demás, mientras que hoy en día hay millones de personas. El aumento de egoísmo iguala todas las condiciones. Hoy en día, se pueden comprar los libros de Cabalá en cualquier tienda, aprender acerca de ella en los periódicos y la televisión, pero la gente todavía no oye.

(32123 – De la 4º parte  de la lección diaria de Cabalá del 07/01/2011, «La Libertad»)

Material Relacionado:

El escudo protector de una persona

Las fuerzas impuras son los asistentes del Creador

Instrucciones para enlatar el egoísmo

Cada uno va a revelar al Creador

laitman_20_wp[1]Pregunta: Últimamente, y especialmente durante la crisis, el estudio de la Cabalá es propuesto como el único medio para la existencia ulterior de la humanidad en general, y para la salida de la crisis económica en particular.

Usted debe comprender que, lo más probable, esto evoca la reacción contraria, porque todo lo que no es la necesidad natural de la persona, evoca el rechazo. ¿Y si la ciencia de la Cabalá está lista para la educación general? Está claro que el avance espiritual es universal, y cada uno encontrará su camino durante el estudio, pero precisamente es el camino, el que no es tan cercano. Y ahora usted habla sobre que se necesita un acceso diferenciado a la enseñanza.

Y la cosa más importante es si todos deben estudiar la Cabalá, o es suficiente que exista alguna masa crítica para el avance universal. ¿Y entonces quién debe estudiar? ¿Quién tiene la necesidad de esto? Pero entonces la forma en que ahora la ciencia es propuesta para su estudio probablemente debe ser otra.

Claro, que la Cabalá debe ser accesible a todos los que deseen, ¿pero tales misiones universales no van a devaluar a esta ciencia en los ojos de, primeramente, aquellas personas a quien esto es propuesto? Me parece que, perdón por el término, «la vulgarización» de la Cabalá, es decir, la tentativa de explicar en el nivel primitivo tales nociones como «el amor recíproco» o «la unidad de las almas», es poco probable que traiga éxito. El deseo de explicar en una forma simple a cada persona estas verdades eternas, es comprensible. Pero ya que usted mismo habla que esta comprensión es posible solamente después de la corrección. Y en este caso, ¿la difusión no daña a esto?

Respuesta: Una de las respuestas más simples es la siguiente: yo actúo en la forma en que me ordenan mis Maestros. Léalos y después usted consentirá conmigo.

La Cabalá es la ciencia práctica y la revelación del Creador a cada persona en el mundo (Esta definición de la Cabalá es tomada del artículo, La esencia de la sabiduría de la Cabalá, escrito por Baal HaSulam). Por eso, es necesario traerla a CADA uno. Y no somos nosotros los que tenemos que determinar, quién es capaz de realizarla, porque poco a poco TODOS llegarán a esta necesidad. Y yo cumplo el papel del propagador.

Material Relacionado:

Revelar la universalidad de la cábala

Caminaría a través de una pared que no pudiese percibir

Todos los mundos espirituales se encuentran dentro de usted

Este es un artículo que fue publicado en Walla.co.il un importante portal en la red israelí:


Traducción del artículo:

¿Cómo fue que el Rav Laitman se convirtió en un promotor de la Cabalá tan conocido y uno de los principales embajadores israelíes de la época moderna en el mundo?

¿Existe alguien que esté tan desquiciado como para despertar a las 3 de la mañana todos los días e ir a estudiar Cabalá? Resulta que sí hay muchísimas personas que lo están, incluyendo un buen número de celebridades israelíes que a diario se apresuran a reunirse en un salón con su maestro, Michael Laitman.

Anteriormente, Michael Laitman fue un investigador, científico, filósofo y hasta mecánico de aeronaves militares. Pero su alma inquieta nunca hallaba reposo. En los años setenta, en las afueras de Bnei Brak, en una solitaria casa de un piso, un grupo de sabios se sentaban a estudiar Cabalá. Una noche Michael Laitman entró a esa casa y solicitó unirse al estudio. Al grupo lo encabezaba el conocido cabalista, Rav Baruj Shalom Ashlag. En poco tiempo, Michael Laitman se convirtió en el asistente personal del Rav Baruch y fue digno de involucrarse de cerca en la vida diaria de un cabalista, incluyendo su vida espiritual.

Después del fallecimiento de su Rav y maestro en 1991, Michael Laitman hizo suya la misión de diseminar la Cabalá.  A partir de ese entonces, enseña la Cabalá de una manera razonable y lógica como una ciencia y una filosofía. Para las personas «comunes y corrientes» de todas partes, que viven épocas de crisis, a quienes les ha tomado años de experiencia mejorar sus principios, el mundo se está convirtiendo en un lugar muy incierto con cada día que pasa, a pesar de todos los adelantos científicos. En contraste con esta perspectiva, quienes se dedican a la sabiduría cabalista desarrollan un sentido oculto de percepción. Un cabalista es esencialmente una persona que ha descubierto el propósito de su existencia y por consiguiente tiene las respuestas a las preguntas que nadie más puede responder.

Michael Laitman realiza esfuerzos colosales para diseminar la Cabalá. Es fundador de la organización Bnei Baruj, que significa «los hijos de Baruj», en memoria de su maestro. La organización está totalmente orientada en crear un amplio sistema educativo complejo y sustentable que ilumine con la sabiduría de la Cabalá a todo aquel que lo desee. Algunas de sus propuestas incluyen un canal de televisión, un sitio de Internet traducido a más de treinta idiomas, un gran surtido de libros y hasta una empresa productora de videos y películas.

Desde luego, Michael Laitman tiene sus críticos, que afirman que el estudio de la Cabalá debe acompañarse de un estilo de vida religioso ortodoxo, el estudio de la Torá y un rígido cumplimiento de los mandamientos. Dicen que sin estos requisitos, la Cabalá está desconectada de sus raíces sagradas y se convierte en tan sólo un método más de la nueva era. Sin embargo, Laitman no se ocupa de sus críticos y sigue adelante con su misión. Durante los últimos años, ha adquirido una notoriedad inmensa como conferencista en Estados Unidos y en Europa, ha publicado más de treinta libros y se convirtió en miembro de una organización llamada el Foro Mundial de la Sabiduría. Michael Laitman es sin duda uno de las personalidades más eminentes e inspiradoras que viven en Israel.