entradas en 'Creador' categoría

Relevancia de la ciencia de la Cabalá

Baal HaSulam, Esencia de la sabiduría de la Cabala”: “Esta sabiduría no es más ni menos, que una secuencia de raíces, que se desprenden por vía de causa y consecuencia, con leyes fijas y determinadas y, se entrelazan en un sólo y elevado objetivo descrito como, ‘la revelación de Su Divinidad a Sus criaturas en este mundo”

La sabiduría de la Cabalá está destinada a los seres creados en este mundo, para guiarlos al alcance del Creador, de acuerdo a leyes absolutas y determinadas, que gradualmente los guían para que Lo alcancen, sientan, perciban y eventualmente, se adhieran a Él, es decir, la revelación completa del Creador.

Y ¿qué es el Creador? Es la fuerza general de la naturaleza, la más elevada e integral e incluye a toda la creación.

Por esta razón, al entender que este estado nos ayuda a comprender lo que está sucediendo actualmente y a responder de forma correcta a lo que el Creador, la naturaleza, hace con nosotros y lo que nosotros podemos hacer.

Al implementar la sabiduría de la Cabalá, podemos ver nuestra participación en la creación, en la naturaleza. Finalmente, Cabalá es la ciencia de la naturaleza, de todo lo que fue creado, incluyendo la raíz, es decir, el Creador.

Esto significa que es esencial estudiar esta ciencia, especialmente en nuestro tiempo. Esto es hacia donde nos impulsa nuestra evolución, para avanzarnos y sucede con un constante incremento de nuestro sufrimiento y falta de entendimiento, eso nos obliga a conocer al Creador, a revelarlo a Él, para entender que es crucial que estemos en contacto con Él.
[259833]
De Kabtv  “Fundamentos de Cabalá”, 26/ene/2

Material relacionado:
La importancia de la ciencia de la Cabalá
Investigación en la ciencia de la Cabalá
¿Necesito la ciencia de la Cabalá?

“Como ateo, ¿qué piensa usted de Cabalá?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “Como ateo, ¿qué piensa usted de Cabalá?

Cabalá difiere del ateismo y de las religiones en general, porque facilita un alcance claro del Creador, para que lo sientas a Él como sientes a tu amigo e incluso más. Por lo tanto, no hay espacio en Cabalá para creer en nada de lo que te dicen. En su lugar, tienes que alcanzar tú mismo; todo el mundo y todas las almas y dentro de ellas -al Creador en Su totalidad. 

Ser ateo es creer que el Creador no existe, la religión es creer que el Creador sí existe. En contraste, Cabalá es revelar al Creador, al investigar la naturaleza dentro de ti mismo o dentro de tu percepción. 

En este respecto, Cabalá es similar a otras ciencias. Sin embargo, las otras ciencias revelan el mundo con los sentidos que ya tenemos, Cabalá lo hace con un sentido adicional -el alma, la cual, primero tienes que desarrollarla dentro de ti. En cualquier caso, ¡igual que cualquier otra ciencia, Cabalá habla sólo de cosas presentes en mis sentidos! No está interesada en nada imperceptible, que no pueda ser investigado, repetido y puesto a prueba, eso lo considera irreal. Este enfoque la hace una ciencia por definición. Ve la definición de Cabalá en el artículo de Baal HaSulam “La esencia de la sabiduría de la Cabalá” -“Cabalá es el método para que el hombre en nuestro mundo revele al Creador”- cada uno y a todos juntos. 

Como todas las ciencias, Cabalá usa el método o instrumento científico (aun cuando los científicos encuentran difícil aceptarlo, porque están acostumbrados a investigar el mundo, sólo con el cuerpo animal). El método científico admite que: 

  • Toda afirmación científica debe ser probada y experimentada. 
  • Toda afirmación científica puede ser  equivocada. 
  • No tiene sentido discutir una idea que no puede ser verificada en la práctica. Por ejemplo, he aquí una opinión científica sobre la existencia de Dios: Immanuel Kant demostró que no se puede probar que Dios existe, pero tampoco se puede probar que no existe. La sola noción de un Dios inalcanzable y todopoderoso no es sujeto de experimento. La gente no acepta a Dios con evidencia, sino con fe. Por lo tanto, la idea de Dios está más allá del alcance de las ciencias. La pregunta “¿Por qué es así?” puede ser respondida, “Porque es la voluntad de Dios”. (La religión obliga a responder así esa pregunta, por eso, el progreso científico fue más lento). Cabalá permite revelar al Creador y sus acciones, en la práctica. Sin embargo, es tan diferente a todo, que no puede ser verificado en la práctica, como las ciencias terrenales. 
  • Toda afirmación científica debe ser lógica y no contradecir las leyes conocidas. Usualmente, las antiguas leyes se vuelven casos particulares de las nuevas. 
  • Toda afirmación científica debe indicar sus “puntos débiles”; debe mencionar cuáles de sus partes que pudieran crear  duda u objeción. 

Dirigiéndonos hacia una decena mundial

Expansión y contracción son  señales de vida espiritual entendibles sólo para aquellos que han realizado un muy buen progreso. Debido al congreso, a nuestra conexión, llegamos a un poder mayor de la vasija espiritual, nos acercamos a la revelación del Creador. Podemos ver esos ejemplos en nuestro mundo: los niños pequeños necesitan libros con grandes imágenes coloridas, grandes bloques de construcción. Para los profesionales, especialistas con experiencia, unas cuantas palabras son suficientes para entender más de lo que un principiante lo haría con una larga historia. 

La expansión y la contracción suceden dentro del grupo y dentro del individuo, mientras se acercan o se alejan del Creador. Así es como el Creador juega con nosotros, porque estamos siempre entre dos fuerzas; aparentemente negativa y positiva. Por lo tanto, sólo en nuestra conexión en el grupo cabalista mundial (Kli espiritual mundial) podemos lograr una fuerza más grande y desarrollar rápidamente cualidades espirituales en el sistema general. 

No puedes notar muchos detalles dentro de tu pequeña decena, pero si la decena se expande, se pueden lograr más descubrimientos. Incluso nuestra incapacidad de unirnos, es una revelación importante para nuestro avance. En un grupo grande se descubren fenómenos, propiedades y defectos, estos  también están presentes en una decena pequeña, pero son indetectables. 

Pensábamos que todo estaba bien, que estábamos unidos, pero ahora entramos en el Kli común mundial y nos damos cuenta del desorden, la contradicción y los malos entendidos que existen. Necesitamos tomar conciencia de que en la espiritualidad, lo general y lo particular son iguales. Simplemente ampliamos la escala, como bajo una lupa, así podemos ver en la enorme decena mundial, todo lo que también está presentes en la decena pequeña. 

Por eso, es muy benéfico salir de la decena personal y ver a Europa como una decena. Por supuesto, encontraremos confusión y falta de conexión, una mezcla de idiomas y un millón de problemas. Pero no tengan duda de que todos esos problemas también están presentes en cada decena pequeña, que habla el mismo idioma y vive en la misma ciudad. 

El principio es: entramos en un gran Kli con el fin de ver lo que era imposible ver en el Kli pequeño. Este es un beneficio específico que nos ayuda a avanzar. 

La expansión, el respiro que tomamos cuando salimos fuera, nos llena con aire frío externo. No teman ese frío ni esa confusión, distancia, contradicciones, falta de entendimiento y resistencia de los grupos y personas sin disposición a conectarse. Después de todo, nos encontramos en Babilonia donde reina la fragmentación, pero sucede que somos los elegidos, los que tienen que mostrar el camino a la unidad, justo como se reunió el grupo de Abraham. Internalicemos este tremendo trabajo que hizo Abraham. 

Debo ver todo el congreso europeo como mi pequeña decena propia, a la que estoy acostumbrado, donde me siento en casa entre personas cercanas. Permaneceré en la misma decena, pero veré lo que está realmente oculto dentro de ella, en cada uno de los amigos y en todos juntos. Es un ejercicio muy importante que incrementa mi deseo y crea un nuevo Kli con todos los detalles de la fragmentación que no eran notados antes. Ahora veo todo y estoy dispuesto a trabajar para hacer la corrección espiritual.1

Al ir hacia la decena general mundial puedo sumergirme más profundo en mi propia decena privada. Mi decena tenía diez amigos y ahora existe todo un grupo en lugar de cada uno de ellos, cada amigo se convirtió en una decena. Más adelante, cada persona en esa decena se convierte en 10 y así seguirá. Cada vez multiplicamos por diez: 10 —> 100 —> 1,000 —> 10,000.

Personalmente, no poseo los instrumentos necesarios para detectar esos detalles finos. Necesito un microscopio para ver lo que hay en cada amigo. Con el fin de entender a mi decena, necesito revelar a cada amigo que tiene una segunda decena dentro de él,. Y una tercera y una cuarta, etc., hasta que nuestra decena acumule 600,000 personas. 

Todos los millones de personas están incluídas en mis amigos en la decena como sus Sefirot privadas. Sólo veo las Sefirot principales, las generales y no puedo entender nada porque es una acumulación de todas las Sefirot privadas que están detrás de ellos. 

Si no puedo ver los millones de personas incluidas en mi amigo en todos los detalles, no puedo conectarme con ellos. Sin la conexión con ellos, no puedo conectarme con el Creador ni percibirlo a Él, ¡Tampoco puedo entenderlo ni sentirlo a Él! La corrección abarca una unidad completa, a todos los habitantes de nuestro mundo, a todas las almas como un solo sistema. Sigo viendo a mi decena privada ante mí, pero comienzo a entender que dentro de ella está el mundo entero.2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 29/oct/19, Beneficio de dirigirse a la decena mundial-Contracción y expansión” (Preparación para el congreso en Bulgaria)

1 minuto 0:20

2 minuto 22:30

Material relacionado:
Gana un poco más para la santidad
La expansión está en el otorgamiento 
El centro de la extensión de la luz

Creando al Creador

Pregunta: ¿Cómo podemos decir que estamos creando al Creador?

Respuesta: Por supuesto, creamos al Creador. Hay una fuerza superior a nuestro alrededor llamada Atzmuto (en Sí mismo). Esto ni siquiera es el Creador, sino simplemente una fuerza superior bajo cuya influencia aparece la creación en el universo, un Kli (vasija), el deseo de recibir.

No tratamos con el propio Atzmuto porque es una fuerza abstracta llamada «la causa raíz», que creó una segunda fuerza. La segunda fuerza es el Creador, la Luz, el deseo de otorgar.

Nosotros, la creación, actualmente estamos totalmente divididos en 600,000 componentes principales, que a su vez se fragmentan aún más en miles de millones de partículas.

Si nos unimos, gradualmente, en la medida de nuestra conexión, comenzamos a sentir al Creador dentro de nosotros. Es decir, «creamos al Creador», lo manifestamos dentro de nosotros. Fuera de nosotros, ni siquiera sabemos si Él existe o no.

Por lo tanto, se trata de crear un sistema de este tipo entre nosotros, que permita que el Creador se manifieste.
[253157]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 28/jul/19

Material relacionado:
Crea al Creador dentro de ti
No me creas, averígualo por ti mismo
El método para revelar al Creador

El Creador es una fuerza sin nombre

Pregunta: ¿Cuáles son los nombres del Creador?

Respuesta: Hay un Creador y tiene muchos nombres ¿por qué tantos? ¿quién se los dio?

Generalmente el nombre es dado por los padres. Pero estos son nombres del Creador. ¿indican algo o no? En nuestro mundo a los niños les ponemos nombre arbitrariamente, dependiendo del nombre de moda. Recuerdo cuando Gagarin voló en el espacio; se puso muy de moda ponerle a los niños «Yuri».

Pero, ¿cuáles son los nombres del Creador?

En primer lugar, el Creador es uno. Entonces, ¿por qué necesita tantos nombres? ¿podría ser porque hace muchas actividades diferentes? ¿podría ser porque Él tiene una personalidad muy diversa y le damos nombre a cada una? Por eso necesitamos entender de dónde viene todo esto.

De hecho, el Creador es una fuerza sin ningún nombre, no tiene propiedades ni matices ni nada. Él es Él mismo, existe aislado de todo. No podemos decir que Él existe ni cómo, porque no podemos detectarlo en absoluto.

Sin embargo, cuando Él se refiere a algo material y alguna acción viene de Él, lo llamamos con el nombre de esa acción: amable, bueno, grande, melancólico, cruel, etc. Es decir, lo llamamos de acuerdo con Su manifestación específica en relación con nosotros.

Si no es en relación con nosotros, no podemos decir nada. Lo conocemos como lo percibimos en nuestras sensaciones, de ninguna otra forma. Pero por Él mismo, lo que realmente es, no lo percibimos. Lo que siento en este momento, no importa lo que sea, todo viene del Creador.
[246847]
De la lección de Cabalá en ruso 24/feb/19

Material relacionado:
¿Cuántos nombres tiene el Creador?
Los nombres sagrados del otorgamiento
Los cuatro lenguajes y el nombre de cuatro letras del Creador

¿Puede sufrir el Creador?

Pregunta: ¿Puede sufrir el Creador ?

Respuesta: No podemos decir nada sobre el Creador. Sólo hablamos de la fuerza de otorgamiento y amor, que Él puede dirigir hacia nosotros para transformarnos. Percibimos al Creador sólo dentro de nuestros sentimientos, es decir, no al Creador mismo, sino la forma en la que podemos sentirlo.
[241827]
De la lección de Cabalá en ruso el 18/nov/18

Material relacionado:
La geometría de los sentimientos
¿Cuál es la diferencia entre el miedo y el deseo de otorgar?
Un detector para sentir al Creador

Logro en tus propios sentimientos

Pregunta: Los cabalistas dicen que la esencia misma del Creador es inalcanzable. Sólo podemos alcanzar Su forma y materia, ¿qué significa eso?

Respuesta: Es igual a cada fenómeno físico que alcanzamos. No alcanzamos nada que exista fuera de nosotros.

Supongamos que cierta señal entra en mis órganos sensoriales. No sé qué tipo de señal es. Sé que pasa por el oído, presiona el tímpano, luego el martillo y otras partes del órgano del oído. Después se convierte en señal eléctrica, pasa al cerebro y se muestra allí en algunos conceptos.

¿Cuál es la conexión entre algunos pensamientos y sensaciones de tus palabras que aparecen en mi cerebro y cómo las vibraciones de sonido llegan a mi tímpano?

Dado que se están produciendo miles de cambios ni siquiera puedo decir qué están fuera de mí. Sólo logro lo que está en mí. Con lo que hay en mí, comienzo a sentir y descubrir que todo llega como si viniera del exterior.

Es decir, nunca conocemos el fenómeno en sí, sólo conocemos su reflejo en nosotros. Es lo mismo en el mundo. Así se muestra en nosotros ¿qué significan realmente esas paredes, libros, personas, televisores, luces y oscuridad? No lo sé.

Pregunta: Supongamos que un hombre es mentiroso. Su cuerpo biológico es materia y su forma es la de un mentiroso. Como lo entiendo, la mentira desconectada de la persona, es su forma abstracta y no puede ser investigada ¿es correcto?

Respuesta: Esa es filosofía y conduce a errores.

Pregunta: ¿Quiere decir que es imposible investigarlo? ¿Ni siquiera los cabalistas pueden hacerlo?

Respuesta: No, los cabalistas si pueden investigarlo. Ellos dan nombre a todos los elementos del mundo espiritual, hasta que los alcanzan.

Pregunta: ¿Pero investigan forma y materia en sí, no la forma abstracta ni su esencia?

Respuesta: Sí. Por supuesto. Por eso se llama Atzmutó, es decir, un fenómeno que no podemos ni investigar ni sentir. Ya existía antes de que entrara en nosotros.

Por ejemplo, la onda de sonido que entra en mí y luego atraviesa todas las transformaciones, desde el aurículo hasta la conciencia en la mente de lo que es, existe en mí. Lo que está fuera de mí, nunca lo sabré porque está afuera. De igual forma, los cabalistas separan claramente sus alcances de lo que es inalcanzable, porque el hombre sigue siendo un ser creado.

Observación: Hay una ley en Cabalá: no personificar ni crear ninguna imagen de las fuerzas superiores del Creador o fuerza superior.

Mi comentario: Sí. Como resultado del desarrollo de la ciencia, ahora es mucho más fácil de explicar que hace 40 años, cuando empecé a enseñar Cabalá.

Hoy, puedes explicar con claridad que todo lo que nos rodea son ondas y fuerzas, no volúmenes ni objetos. El hecho es que todos los volúmenes y objetos existen sólo en nuestras sensaciones y en realidad, todo es algún tipo de impacto en nosotros, cuya naturaleza no comprendemos.

Podemos hablar de lo que existe sólo desde las sensaciones en nosotros mismos. Por lo tanto, hoy es mucho más fácil explicarlo, especialmente a las generaciones más jóvenes, pues ya entienden que así es como funcionan las cosas.
[243459]
De Kabtv «La esencia de la ciencia de la Cabalá, parte 7» 12/nov/18

Material relacionado:
Fe por encima de la razón es logro
El vacío es una oportunidad para el logro
Logro empírico de la sabiduría de la unidad

La fuente de todas las fuerzas de la naturaleza

Pregunta: ¿Quién es el Creador?

Respuesta: El Creador es la fuerza superior que incluye en sí todas las otras fuerzas del mundo.

Pregunta: Está escrito en las fuentes originales: “Es imposible entender al Creador sin haberlo experimentado” ¿es correcto?

Respuesta: Si, porque todo lo que entendemos, lo aprendemos de las sensaciones- como un niño que pone todo en su boca para tocar, para sentir. Para él, el gusto es el receptor más importante, el órgano más importante de sensación. De la misma manera, debemos experimentar todo en nuestros cinco sentidos incluir vista, oído, olfato, tacto y gusto.

Cuando sentimos algo, todo se ensambla en un sistema preciso, todas nuestras ciencias se originan ahí. En adición, complementamos nuestros sentidos con herramientas para expandir el rango de nuestros órganos sensoriales naturales: binoculares, microscopios, telescopios, etc.

Sin embargo, existen fuerzas en el universo que nuestros sentidos no perciben. La ciencia de la Cabalá nos permite desarrollar un órgano adicional de sensación que incluye los mismos cinco sentidos, pero en un nivel diferente.

Al explorar la naturaleza, revelamos su fuente común, llamada “Creador” y comenzamos a entender cómo nos afecta, cómo determina todas las condiciones, fuerzas y circunstancias en las que existimos. Así, estudiamos el sistema de fuerzas que determinan nuestra vida.

Así comienza la existencia consciente del hombre, cuando ya sabemos qué ha sido, qué será, por qué ha sido y por qué será y, si podemos cambiar algo en el futuro, etc. Es decir, la vida se vuelve no sólo consciente, sino también manejable. Este es el tema y el propósito de la ciencia de la Cabalá.
[243407]
De Kabtv “La esencia de la ciencia de la Cabalá, parte 3” 12/nov/18

Material relacionado:
Aspira a las fuerzas ocultas de la naturaleza
Impotencia ante la naturaleza
Descubrir el propósito de nuestra vida a través de la revelación del Creador

Entre los deseos del corazón y los argumentos de la mente

Pregunta: ¿Cómo encuentran los cabalistas solución cuando experimentan contradicciones entre los deseos del corazón y los argumentos de la mente?

Respuesta: En nuestro mundo, estas contradicciones surgen por la ignorancia del hombre. No sabe dónde está ni con quién trata ni qué controla ni qué debe equilibrar. No tiene ningún fundamento en absoluto.

En el mundo espiritual, el Creador es el fundamento, la base que equilibra esas dos fuerzas, porque Él es la fuerza positiva. Él genera la fuerza negativa para que podamos existir en ella como creación, frente a Él.

Por lo tanto, el Creador mantiene el equilibrio de esas dos fuerzas en los niveles inanimado, vegetal y animal y en el nivel espiritual, entre las propiedades de otorgamiento y recepción, pero con nuestra intervención, cuando lo necesitamos, le pedimos Su ayuda para mantener el equilibrio.
[241711]
De la lección de Cabalá en ruso 16/dic/18

Material relacionado:
Las contradicciones nos llevan a la comprensión
En la zona neutral
La igualdad es un regalo de arriba

¿Cómo deberíamos percibir al Creador?

Pregunta: ¿Cómo debo percibir al Creador a través del maestro: como un tipo de inteligencia o como una persona?

Respuesta: ¡Definitivamente no como persona! Si surgen imágenes así, debemos desecharlas inmediatamente.

El Creador es una fuerza común en todos nosotros, sin excepción. Nos une y nos llena. Es un campo común en el que existimos. La calidad de este campo es amor y otorgamiento absolutos. Nada más.
[240699]
De la lección de Cabalá en ruso, 2/dic/18

Material relacionado:
Una ley inmutable de la naturaleza
Concepto de Dios en Cabalá
¿Qué es Dios?