entradas en 'Depresion' categoría

“¿Qué es la depresión?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué es la depresión?”

La depresión es resultado de los deseos insatisfechos. 

Estamos formados por distintos deseos. Si son satisfechos, nos sentimos felices. Si son parcialmente satisfechos, nos sentimos parcialmente insatisfechos, un estado en el que vivimos y al cual nos hemos acostumbrado.

Intentamos neutralizar esa insatisfacción en varias formas ya sea con medicinas y drogas, con toda clase de entretenimientos y metas en nuestra vida y así, de alguna forma, nos mantenemos a flote. 

Hay ciertos estados de depresión, en los que sentimos un vacío profundo, oscuro y enorme en nuestro interior, sin satisfacción en el momento presente y tampoco vemos luz al final del túnel en el futuro y de hecho, es muy difícil.

Estamos acostumbrados a vivir con esperanza en el futuro. Planeamos distintos objetivos, con el fin de cumplir nuestro espectro de deseos. Usualmente nos ocupamos en pensamientos sobre comida, sexo, familia, recreación, hacer dinero, ganar respeto en la sociedad, acumular conocimiento y algunas personas, incluso desean obtener posiciones particulares de fama o poder. Hemos desarrollado una mezcla heterogénea de formas para satisfacer esos deseos y actúan como distractores de cuestiones existenciales más profundas, llevándonos a vivir en un cierto nivel superficial. Sin embargo, cuando son tragados por la oscuridad, nos sumergimos en la depresión e incluso, estamos dispuestos a morir. Hay un dicho cabalista sobre un estado: “Mi muerte es mejor que mi vida”.  

En el momento en que empezamos a sentir esos estados depresivos, nos hacemos preguntas existenciales que antes tuvimos la posibilidad de cubrir con éxito. Al final, la depresión es un sentimiento que nos lleva a buscar fuera de nuestro marco usual, para encontrar una respuesta a las preguntas sobre el sentido y propósito de la vida y que necesitamos experimentar cierto nivel de depresión, para alcanzar el alma. 

Si encontramos sentido y propósito en servir nuestros deseos por comida, sexo, familia, recreación, dinero, honor, control y conocimiento, es decir, si podemos disfrutar ya sea satisfaciendo estos deseos directamente o al imaginar su satisfacción futura, las profundas preguntas existenciales quedan enterradas bajo esta búsqueda de placer. En otras palabras, encontramos sentido en el nivel de existencia animal. Si, a pesar de no encontrar satisfacción al servir esos deseos sentiremos depresión, en última instancia, es una sensación que nos debería llevar a la búsqueda activa para el sentido y propósito de la vida.  

Debemos entender que nuestro mundo es un mero trampolín, desde el cual necesitamos brincar hacia una dimensión más elevada. Podemos descubrir la dimensión superior de la existencia, mientras estamos vivos en este mismo mundo, en nuestro cuerpo.  

El proceso de desarrollo a través del cual la naturaleza nos guía, es para que al final busquemos y alcancemos el sentido de la vida.  Los estados de depresión aparecen cada vez más frecuentes y con mayor intensidad, conforme nos acercamos a la transición entre el descubrimiento de la falta de sentido en la persecución de satisfacción de los deseos corporales y la búsqueda de un significado más elevado. En otras palabras, la creciente insatisfacción que sentimos al perseguir la satisfacción de nuestros deseos corporales, ya es una expresión de nuestras preguntas existenciales más profundas. 

En la sabiduría de la Cabalá —un método que fue creado específicamente para responder a las preguntas sobre nuestro sentido y propósito de vida, al brindarnos un plan para alcanzar una percepción, un placer y una dimensión superior —llama a nuestros deseos corporales, más allá de la satisfacción de las meras necesidades, “ayuda en contra”. Es porque el vacío, actual o eventual, que descubrimos en estos deseos, nos empuja a buscar el verdadero significado y propósito de la vida, más allá de nuestra existencia animal. 

Basado en la lección de Cabalá con el cabalista, Dr. Michael Laitman , de  2/oct/16. Escrito/editado por estudiantes del cabalista, Dr.  Michael Laitman.
Foto por Warren Wong con  Unsplash.

Depresión—resultado de una demanda interna

Todos sabemos que la educación es un gran problema.  Veo cómo se educa a los niños en las escuelas. Por eso, ¡la depresión infantil no desaparecerá!  Sólo necesitamos atender las necesidades de los niños. 

La depresión es consecuencia de su demanda interna. Además, es un gran problema social, porque se manifiesta en más de un niño. Lo observamos absolutamente en todos los niños de varios países del mundo. 

Incluso hay depresión en animales, especialmente en mascotas que viven cerca a su dueño.  Estoy seguro que tanto los animales salvajes como las plantas, la tienen. 

Es decir, la depresión es la sensación de falta de fuerza de vida, que se siente en nuestro mundo. Depende de la persona, porque debe elevarse a otro nivel, para que a través suyo, la fuerza espiritual superior, la fuerza de vida, pase a nuestro mundo. Y, el problema con el entorno, con nuestra salud, con las relaciones sociales, con todo, desaparecerá.  

Nos falta vitalidad. Vemos que todo está agotado, viejo, desapareciendo y perdiendo su valor, su sentido.

Intentamos hacer lo mejor para inspirarnos con toda clase de modas, aspiraciones, para mantenernos en el juego con la ayuda de la tecnología. Pero, a decir verdad, necesitamos un nivel completamente distinto de existencia, algún otro nivel, un entendimiento de para qué estamos, hacia dónde vamos. Es el reto que toda la humanidad está enfrentando, especialmente ahora.  

Y los niños, en este caso, deberían jugar un papel muy útil e importante. Pues, no podemos librarnos de ellos, es nuestro problema y es nuestro dolor. Podemos de alguna forma lidiar con nosotros mismos, pero cuando un niño se siente mal, no hay nada que puedas hacer al respecto. 

Así que, cuando veo a mis hijos y especialmente a mis nietos, siento estas demandas. Existen literalmente en el bebé. Muestra que incluso desde pequeños, están internamente perdiendo algo en su vida. Es difícil de explicar. Sólo veo con mi visión interna, desde lo profundo de la naturaleza que he descubierto en mi, pero existe. No nos vamos a librar de esto.
[282365]
De Kabtv “Close-up

Material relacionado:
¿Por qué hay depresión infantil?
“¿Por qué los adolescentes se deprimen tan frecuentemente?” (Quora)
La depresión entre los jóvenes

¿Por qué hay depresión infantil?

Comentario: En los últimos de 15 a 20 años la depresión infantil se volvió muy común. Los doctores no saben qué hacer. No pueden encontrar la razón. Puede haber algunas explicaciones razonables para la depresión en adultos. 

Mi respuesta: No es sólo eso. Podemos restringir la depresión adulta. Puedes forzar a una persona a ser más baja, más limitada. Pero a nuestros niños necesitamos desarrollarlos. 

A un individuo deprimido se le dan sedantes, tranquilizantes, incluso algunas drogas para “ponerlo a dormir” ¿Cómo podemos hacer esto con los niños? Al hacerlo, los separamos de su crecimiento natural. La manifestación de la depresión en niños es opuesta a la tendencia de que deben desarrollarse, sobreponerse y crecer. Encontramos un fenómeno aquí que no podemos conquistar. 

Pregunta: El hecho es que los pacientes son niños de cinco o seis años ¿por qué un niño de seis años está deprimido y encuentra que nada lo complace? 

Respuesta: ¡La cuestión del significado de la vida! Muchos grandes cabalistas escribieron acerca de esto y en particular el Rav Kuk y Baal Hasulam. 

Puedo recordar que desde niño, tenía esta pregunta. No explícitamente, pero era: “¿Por qué? ¿Para qué? ¿De qué se trata todo esto?” Esta pregunta no me permitía vivir, no me permitía disfrutar. Era necesario encontrar una excusa para divertirme: ir a la excursión, dejarme llevar por algo para escapar de esta pregunta. Y eso fue durante la niñez. 

Pensemos que el alma no tiene edad. Así será más fácil. No veamos a la generación más joven como siendo niños. 

Un alma es un alma. La recibimos de nuestra pasada reencarnación en la que vivimos hasta ser ancianos. Hoy, en nuestro cuerpo nuevo vive un alma vieja que ya vivió en esta tierra por varias generaciones y pasó por mucho. 

El hecho es que evaluamos al niño por su pequeño cuerpo, pero debes observar su alma. Ya es vieja, sabia y entiende que nada no tiene sentido. Ya ha vivido por tanto tiempo que no lo puedes confundir ¿qué harás con ello? 

Con la depresión te da su vacío externo y falta de satisfacción ¿qué sucede si se manifiesta en un niño pequeño? ¿y si está en sus treintas, cuarentas, es diferente? 

La depresión no viene de la vida ¡absolutamente no! Vemos que existe mucha depresión y suicidios entre las personas que tienen todo en la vida. 

Comentario: Usualmente se dice acerca de esas personas: “La gordura los molesta” [insatisfacción por la prosperidad]. 

Respuesta: No, no por prosperidad. El hombre simplemente necesita saber para qué vive. Cuando lo tiene todo y su pan diario no está en riesgo, realmente no sabe para qué vive. 

Mientras estás forzado a cuidar tu cuerpo, no tienes ninguna oportunidad de liberarte para otros asuntos. Pero, tan pronto como le das todo lo que necesitas, la pregunta del significado de la vida surge. 

La pregunta también aparece en los niños ¿Por qué no? No veo mucha diferencia. El hecho de que ocurre en los niños sugiere que, después de muchas reencarnaciones en este mundo, nuestra alma llegó a un estado donde, en realidad, necesita la respuesta a “¿Por qué existo?”

Pregunta: ¿Quiere decir que abordamos incorrectamente a la persona desde el principio al enfocarnos en ella como un cuerpo biológico? 

Respuesta: ¡Por supuesto! Pues no es una persona en absoluto sino su cuerpo animal ¡Un animal! ¿Y cómo difiere de otros animales? 

Pero su parte interna, nuestro “yo”, que no tiene nada qué ver con el cuerpo. Pasa por muchas mejoras, impregna el cuerpo, sale de él, lo acompaña. Como resultado, esas metamorfosis lo llevaron a ese desarrollo, en el que -¡eso es todo! Ya vivimos en una generación en la que necesariamente debemos responder la pregunta: “¿Para qué?”
[282098]
De Kabtv “Close-up

Material relacionado:
Guía de los niños hacia la vida real
“¿Qué debo hacer para sentir menos estrés? (Quora)
Catástrofe generacional en educación

La perfección del mundo es la perfección del hombre

La perfección del mundo depende de la perfección interior del hombre, es decir, de la conexión de la gente. Al principio, la conexión es en las decenas que trabajan conscientemente en su corrección, eventualmente, el mundo entero deberá unirse a ellas.

Hablamos de una conexión general total, porque en la medida de esta conexión, por encima de todas las perturbaciones, llegamos a la corrección general y sólo bajo esta condición podemos esperar una buena vida para todos.

Para alcanzar la corrección final, necesitamos atraer la luz que reforma al mundo. Por eso es tan importante difundir Cabalá. Su difusión no es sólo publicar materiales en los medios de comunicación, sino influir en el mundo con la luz especial desde arriba, que debemos llevar con nuestro Kli, a través de todas las decenas, para despertar el deseo de avance espiritual, para la conexión, para la consecución del mundo superior, al resto de la gente.

No importa lo que cada uno sienta ni lo que haga, al final, toda la humanidad, todo el mundo, sin excepción, tendrá que, al menos hasta cierto punto, hacer correcciones generales y así corregir las almas.
[281504]
De la lección diaria de Cabalá 25/abr/21, «Importancia de la difusión»

Material relacionado:
El círculo simboliza la perfección espiritual
¿Cómo sentir la perfección?
Una vida nueva #920 – Alcanzar la perfección en nuestro mundo

Gracias a todos por las respuestas

Estoy agradecido con todos los que critican mis artículos por sus respuestas. Si mis palabras los hieren, ya tenemos una conexión. Aún cuando esta conexión es negativa y aún no nos entendemos, reconozco que cada uno puede tener su propia opinión. Simplemente encontremos la verdad

No es importante ganar una discusión ni probar quién está en lo correcto ni quién está equivocado. Queremos encontrar cuál es realmente la verdad, no desde el punto de vista de cada uno, sino desde el lado de la naturaleza. 

La verdad no es lo que le parece correcto a alguien a causa de su formación o visión del mundo establecida. No importa lo que pensamos, sino dónde existimos y lo que puede suceder ahí. Pues, estamos en una situación peligrosa en el país, en el mundo, en todo el globo, que está cubierto por una pandemia. 

Hoy, los problemas son comunes en todo el globo. Encontremos cuáles son, en lugar de averiguar quién tiene más razón y quién menos, en términos de percepciones subjetivas y de la carga de nuestro pasado. 

Avancemos y en lugar de pelear y recriminar, aferrémonos a un principio simple y razonable, tan neutral como sea posible, sin interferencia personal, sino como científicos que evalúan los hechos. 

Hay diferentes opiniones en izquierda y en derecha, pero si mantenemos una línea media, neutral, es el camino que conduce a la verdad. Vamos a basarnos sólo en lo que ocurre en la naturaleza, no en lo que se le presenta a cada uno, de acuerdo a su estado de ánimo, educación, etc. 

Vamos a elevarnos por encima de las diferencias humanas y observaremos la situación desde arriba. Así, probablemente veremos a lo que nos enfrentamos, tendremos una nueva visión y entenderemos hacia qué nuevos estados debemos esforzarnos. Lo principal es revelar la verdad.
[272349]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 14/oct/20, “Bereshit

Material relacionado:
¿Dónde está la verdad?
“¿El amor por la verdad es la espiritualidad definitiva?” (Quora)
¿Qué es la verdad?

«¿De la pandemia mundial de coronavirus, aprendido algo que nos falta?» (Quora

Michael Laitman, en Quora: «¿De la pandemia mundial de coronavirus, aprendido algo que nos falta?«

Debemos aprender que el coronavirus no es sólo un golpe para nuestra salud y la economía, sino que surgió para transformar totalmente nuestra vida.

Por un lado, muchos entienden que es una transición importante. Por otro lado, queremos revivir nuestro estilo de vida anterior, tan pronto como descubramos un remedio para la enfermedad.

Pero, necesitamos elevar nuestra conciencia y ver que la naturaleza, con la pandemia, actúa en nosotros para aumentar nuestra comprensión y sentimiento de lo que sucede.

Es decir, el coronavirus no apareció sólo para aislarnos en nuestra casa y mantenernos a una distancia de dos metros, cuando salimos a la calle, tampoco para impedirnos asistir a eventos públicos y así. Surgió para que comprendamos nuestra interdependencia e interconexión y ajustemos nuestras relaciones para vivir con más responsabilidad mutua y consideración hacia los demás.

Mientras más tiempo permanezca la pandemia entre nosotros, más podremos constituir, gradualmente, una nueva sensación, más integral y global.

Aparte del golpe en sí, que, en contra de nuestra voluntad, nos enseñarnos que somos interdependientes también espero que, por nuestra voluntad y con educación, logremos aumentar nuestra conciencia.

En otras palabras, en lugar de sólo reaccionar ante un problema que se revela ante nuestros ojos, podamos aprender el gran proceso evolutivo en el que estamos y ver que vivimos en una naturaleza global e integral, que actúa para, finalmente, elevarnos a un estado armonioso de perfecta conexión entre nosotros y con la naturaleza.

Al comprender este amplio panorama, podremos ver al coronavirus como una difícil lección que la naturaleza nos da de forma muy calculada. Igual que en la forma en que educamos a los niños, si escuchan nuestros consejos de buena gana, estamos en buenas relaciones y se ahorran problemas. Pero, si no escuchan, para salvarlos de golpes inminentes mayores que podemos prever, debemos actuar de manera más estricta y severa hacia ellos.

Por eso, yo, mis estudiantes y mi organización invertimos tanto en explicar la causa raíz de la pandemia y cómo debemos usar esta situación para reajustar nuestro enfoque en la vida. Es decir, al aprender que la naturaleza opera en nosotros y que, más rápido, podemos lograr equilibrio con ella, tener una vida más saludable y feliz y también salvarnos de un sufrimiento futuro más intenso.

Es prudente aceptar el coronavirus como una advertencia de la naturaleza, usarlo para acercarnos más a ella. Es decir, la naturaleza es interdependiente y está interconectada, así debemos ver nuestra interdependencia, como parte de la naturaleza y aumentar nuestra responsabilidad mutua y nuestra consideración hacia los demás.

En última instancia, no hay pandemia ni virus, sino una fuerza que necesita presionarnos. No tiene deseo de lastimarnos, pero como padre amoroso que ve a su hijo desviarse hacia un curso negativo, necesita actuar de manera más agresiva para que podamos entender lo que quiere de nosotros.

De una forma u otra, necesitamos desarrollarnos y conectarnos más positivamente. La pregunta es, lo hacemos de manera armoniosa activando nuestra mente y corazón para conectarnos positivamente con los demás y reorganizar la vida para que nos de los elementos esenciales que todos necesitamos; o por el contrario, dejemos que la aplanadora de la evolución de la naturaleza siga persiguiéndonos, incitándonos por detrás para despertarnos en circunstancias dolorosas.

Una chispa de luz cuando la vida ya no tiene sentido

Mi nuevo articulo: «Una chispa de luz cuando la vida ya no tiene sentido«

Estrés, miedo, soledad y dificultades económicas, se ven agravados por la Covid-19. La forma en que esos sentimientos pueden aumentar el riesgo de suicidio es tema de estudio, pero las organizaciones de salud mental ya ven signos de aumento potencial de la llamada “muerte por desesperación”, incluidas sobredosis de droga y suicidio. La sociedad ya no puede enterrar la cabeza en la arena. Debe prepararse para lo que se avecina y organizar las condiciones para apoyar a los necesitados con cuidado, calidez y responsabilidad mutua.

Después de seis meses de pandemia, pensamos que el comportamiento e impacto del virus se habrían resuelto. Pero la plaga mundial sigue sorprendiendo a la comunidad científica con nuevas mutaciones, nuevos síntomas y efectos secundarios. Hasta que se descubra una cura, la incertidumbre seguirá reinando y se pueden esperar tiempos más difíciles.

Hasta 75,000 estadounidenses más, podrían sumarse a la cifra de muertos por la pandemia, no por causas naturales, sino porque decidieron poner fin a su vida, esto según un análisis de un grupo nacional de salud pública. La tasa de suicidio en EU, según datos oficiales, aumentó 35 por ciento, desde el 2000. Históricamente, las dificultades económicas, en particular las recesiones profundas, como la de 2008, casi duplicaron el número de suicidios por desesperación. Estamos en una nueva etapa de la humanidad, una nueva era en la que todos debemos estar conectados con vínculos positivos recíprocos, donde todos en la sociedad actúen en favor de los demás, como una madre amorosa que abraza a su querido hijo.

El suicidio es la peor decisión que puede tomar una persona.

Alguien desesperado llega a esta resolución extrema para escapar del dolor. En la mente de quienes cometen estos actos tan extremos, la vida se convierte en una carga de la que vale la pena deshacerse, una experiencia sin satisfacción. Al hacerlo, ignoran el dolor que infligen a su familia y amigos y manifiestan total falta de deseo para aceptar las condiciones que les da la vida.

Al parecer, se quedan sin fuerza para exigir lo que consideran que tienen derecho a tener en la vida, sea lo que sea. En lugar de involucrar a otros y pedir ayuda para encontrar soluciones juntos, el suicida se mete en sus propios pensamientos, se ensimisma y vive un torbellino de emociones.

Si bien el suicidio parece ser la decisión más personal, como sociedad tenemos responsabilidad colectiva de crear condiciones necesarias para que todos vivan una vida sana y feliz. Esas condiciones evitarían que se llegue al último estado de desesperación, angustia y dolor que lleva al punto en que la vida no tiene sentido.

Debemos crear mecanismos de responsabilidad mutua, garantizar la satisfacción de las necesidades más básicas de cada uno, asegurarnos de que todos tengan lo esencial para una existencia digna.

Luz después de la oscuridad

Debemos estar siempre conscientes de que cualquier tormento que surja, es para nuestro avance personal, su propósito de corregir nuestra naturaleza egoísta de auto gratificación por encima de cualquier otra consideración. Los estados de depresión, despiertan el punto más profundo escondido dentro de nosotros, una chispa dirigida a un nivel superior de existencia, donde se llena de luz el oscuro vacío.

Como escribe el principal cabalista Rav Yehuda Ashlag (Baal HaSulam): “En cada persona, incluso en el secular, hay una chispa desconocida que exige unión con Dios. Cuando despierta, lo hace para conocer o negar a Dios, que es lo mismo. Si alguien le ayuda a satisfacer ese deseo, estará de acuerdo con todo”. (La solución)

Nadie puede lograr satisfacción ilimitada por sí mismo. Sólo se puede lograr con una buena conexión con los demás y eso crea el “campo” necesario, donde se puede revelar la fuente eterna de placer.

¿Cuál es el enfoque correcto para ayudar a alguien desesperado? No debemos abrumarlo con simpatía exagerada ni ser condescendientes. Simplemente necesitamos expresarle cariño, escucharlo, estar a su lado, demostrarle que no está solo y que puede contar con sus amigos y familiares.

Debemos compartir con quien esté desesperado, el pensamiento de que hay luz después de la oscuridad. Del mismo modo, todo estado lúgubre es preparación para una realidad mejor, para percibir un nuevo estado positivo, pues no hay satisfacción sin carencia. Ese nuevo estado de sentir que somos comprendidos, protegidos y acogidos, nos espera, nos dará una renovada pasión por la vida y ampliará nuestros horizontes hacia una vida feliz, llena de significado, propósito, alegría y abundancia.
[269391]

La depresión se vuelve más joven

Dr. Michael LaitmanEn las noticias (Independent): “En Escocia la NHS le recetó a un niño de un año. antidepresivos, estas recetas aumentan en el Reino Unido…  

“Las gráficas también muestran que el grupo de edad al que más comúnmente se le prescribieron antidepresivos fue el de entre 14 y 17 años y que es más frecuente prescribirlas a niñas que a niños …  

“Aunque las normas de NHS establecen que no se debe prescribir antidepresivos a menores de 18 años, más de 100 mil  recetas anuales son dadas a adolescentes, según el Daily Telegraph.”

Mi Comentario: El egoísmo crece, demanda soluciones y no hay respuesta. La pregunta del significado de la vida, consciente o inconscientemente, se siente todo el tiempo en el trasfondo de lo que está sucediendo, lo que se hace es suprimirla, quitarla de enfrente…. lanzarla muy lejos.
[192840]

Material relacionado:
Crece el número de adolescentes con depresión
“La mejor cura para la depresión”
Crece el número de adolescentes con depresión

Depresión -una enfermedad de falta de sentido en la vida

Dr. Michael LaitmanComentario: Uno de nuestros oyentes escribió que su hijo no tiene interés en la vida y dice que quiere morir.

Respuesta: Una aspiración por algo más allá de esta vida está apareciendo en el mundo y es especialmente evidente en niños. Antes nunca hubo el problema de depresión en la infancia. Pero hoy está apareciendo a muy temprana edad.

La depresión en adultos tampoco existía hace 100 años. Aparecía como una tristeza menor o melancolía por aburrimiento, especialmente entre la nobleza. Pero en nuestros tiempos se está manifestado con más intensidad. Esta enfermedad es la falta de sentido en la vida y mucha gente la sufre.

Sin embargo, esto también es progreso, ya que la naturaleza, intencionalmente, despierta estas sensaciones en nosotros.

Pregunta: ¿Cuánto tiempo le toma a una persona alcanzar el estado en el que pueda mirar su cuerpo como si fuera un objeto externo, como si fuera un pequeño cachorro a su lado?

Respuesta: Eso no depende del tiempo, desde que la sabiduría de la Cabalá se volvió parte de nuestra vida, en el siglo 20, las personas están en constante desarrollo interno. Asi que es imposible decir cuánto tiempo puede tomar, a cada individuo, alcanzar ese estado.

Una persona que lo alcanza ahora pudo haber estado intentando por años, mientras que a alguien que venga dentro de cinco o diez años, le puede tomar sólo un par de meses. Actualmente la gente nace con diferente potencial de poder espiritual, en un par de meses ellos pudieran percibir lo que a nosotros nos tomó años.
[167809]
De la lección de Cabalá  20/sep/15

Material relacionado
Escapando de las tenazas del tiempo
La cura para la depresión es la conexión con otras personas
La Cura de la Depresión

¿Son las protestas masivas un escape a la depresión?

666Pregunta: La sociedad actual no siente simpatía por la gente en el poder. Durante los últimos dos o tres años, muchos países han pasado por procesos similares de resentimiento social e ira. ¿Qué puede usted recomendar algo en relación a este fenómeno generalizado y creciente?

Respuesta: Me he encontrado con gente muy rica que dice: «¿Si no tengo beneficios, qué voy a compartir?» Quise responderles: «¡No distribuya nada! Ellos pueden tenerlo todo sin usted».

Desde luego, no les contesté esta manera, pero su posición es comprensible. En el pasado, ellos crearon lugares de trabajo, distribuyeron bonificaciones y premios, y través de los medios de comunicación, han difundido rumores de que han utilizado su riqueza para cuidar a los demás.

Hoy los ricos no tienen nada que compartir, aunque lo quisieran. La gente de repente se siente vacía por dentro en vez de sentir los impulsos naturales previos de «¡yo quiero esto, y esto, y esto!» Ahora, no es posible construir un nuevo deseo en su interior; ¿que los llenará si no hay deseo, si no hay carencia?

¿Ustedes suponen que un artista o compositor al entrar en un supermercado pueda realizarse a sí mismo al cien por cien? ¡No! Él debe comprar productos para mantener y fortalecer su cuerpo, pero lo más importante para él es llenar sus necesidades internas. Tal situación hoy es típica de la gente común. ¿Por qué? Porque la naturaleza ha dejado de despertar en nosotros los deseos a los que estamos acostumbrados de recibir a través de algún canal y de repente encontramos un vacío.

Las protestas masivas se han convertido en un fenómeno habitual en la actualidad. ¿Por qué estas personas salen a la calle? Ellas están buscando un llenado. No les importa quién gobernará, porque piensan que a través de ellos encontrarán nuevos llenados, y aprovechan alguna fuente como el propósito de vida. Pero, ¿qué puede hacerse? Esto no sucederá. Ellos están dispuestos a cerrar los ojos, a desvanecerse consumiendo drogas, sólo para no sentir el vacío. La mitad de la humanidad se ha hundido en la depresión. Debemos entender que no tienen otra posibilidad.

Así que los líderes han perdido su estatus entre las masas. Si en el pasado las masas anhelaban la riqueza, el control y el respeto, en la actualidad esto ya no existe. Ellos no ven personas a las cuales puedan rendirles culto entre sus líderes. Hoy los líderes son peores que la gente sencilla, y ellos también los desprecian, preguntándose ¿por qué deberían malgastar sus vidas en ellos?

La generación más joven, que está entre los 15 y los 30 años hoy, los percibe exactamente de la misma forma. Sólo las personas mayores permanecen en ese viejo paradigma. No hay salida para las personas influyentes que no sea darle a la gente la Educación Integral. Sólo de esta manera estarán en condiciones de mantener su influencia e incluso elevarse a un nuevo nivel cualitativo ante los ojos de la sociedad.

(146371 – Del Kab.TV «Una nueva vida» del 2/10/14)