entradas en 'Educación de los niños' categoría

Las obstrucciones son el problema; el grupo nos proporciona la solución

child2_thumb[1]Pregunta: ¿Por qué son necesarias las obstrucciones en nuestro camino hacia el Creador?

Respuesta: Todo mundo va a la escuela. Cada día mi maestro me da nuevos problemas y ejercicios sobre las diferentes materias que estudio. Progreso gracias a estos ejercicios puesto que no aprenderé nada si no los resuelvo. Cada problema es una obstrucción.

Algunas personas hacen deporte y para destacar necesitan entrenar muy duro, a diario, y mejorar sus habilidades continuamente. Esta regla se aplica a todo y el camino espiritual no es la excepción. Sin embargo, existen diferencias.

En nuestro mundo, claramente vemos la meta. Por ejemplo, deseo convertirme en un científico famoso, un doctor, músico o deportista. En otras palabras quiero ser alguien muy particular. Aunque tenga que vencer muchos obstáculos, percibo los resultados que serán la fama y el respeto de todo el mundo. En este caso, el egoísmo me llena de energía. Las personas pasan su vida entera intentando ganarse una posición respetable en la sociedad y desarrollan sus habilidades para alcanzar su meta.

Pero en el camino espiritual, no siento que avanzo y no tengo las fuerzas para progresar. Se debe a que las personas que me rodean no valoran los ideales espirituales y yo mismo todavía no percibo esos ideales. Así que el problema no son las obstrucciones, puesto que tenemos un buen número de ellas en nuestra vida. El problema es que no vemos la Meta y no recibimos el apoyo del entorno social. Por eso necesitamos absolutamente la ayuda de los demás.

Si yo formo parte del grupo y constantemente elevo la meta espiritual en mi percepción, entonces será fácil para mí alcanzar la Meta. Vencer un obstáculo no será ya un problema, porque entiendo que la Meta me exige trabajar conmigo mismo. Lo más importante es que el grupo me apoye.

(Extracto de la Lección para los niños en Búfalo, N.Y.)

Material Relacionado:

La pregunta de un niño que los adultos deberían envidiar

Una pregunta del corazón de un niño

Un niño pregunta por que necesitamos el egoísmo

Un niño desea que se lleven a cabo congresos mensuales

Girl1_thumb[1]Pregunta: ¿Por qué no hay un congreso mensual?

Respuesta: Necesitamos construir a conexión entre nosotros que permita que nuestra vida real fluya por encima del mundo corporal y nuestro vida diaria permanezca en algún lado abajo. Entonces siempre tendríamos la inspiración y sentiríamos la maravillosa vida eterna con mucho más fuerza que durante un congreso.

No puedes llegar al mundo espiritual por tren o avión: está dentro de nosotros. Solamente necesitamos evocar la sensación espiritual en nuestro interior para sentir la realidad espiritual del mismo modo que sentimos este mundo. Nuestras sensaciones tienen que ser más agudas y debemos a abrir nuestra percepción a lo que está sucediendo aquí en nuestro propio ambiente.

Ya tenemos la capacidad de hacerlo y si lo logramos nos encontraremos dentro de una aventura infinita tan extraordinaria que no tendremos más que hacer que maravillarnos de esta aventura que durará por siempre.  

Los adultos necesitamos ir preparando el terreno para ustedes, para que estén preparados para entrar a este mundo. Y haremos lo mejor que podamos.

(Extracto de la Lección para los niños en Búfalo, N.Y.)

Material Relacionado:

La educación a través de los ejemplos

Preguntas infantiles para los adultos segunda parte

Un océano de deseo reflejado en la pregunta de un niño

Los niños preguntan también  porque estamos todos conectados

Ayudar a los niños a despertar al maravilloso mundo superior

La pregunta de un niño que los adultos deberían envidiar

Una pregunta del corazón de un niño

Un niño pregunta por que necesitamos el egoísmo

Un niño pregunta: ¿Por qué necesitamos el egoísmo?

child[1]Pregunta: ¿Por qué el Creador nos dio el egoísmo si nos tenemos que unir y eliminarlo tarde o temprano?

Respuesta: Las personas aprenden sobre el mundo al comparar los opuestos, como caliente y frío, negro y blanco, etc. Sentimos una cosa teniendo como fondo otra. Si todo fuera blanco o negro, no podríamos sentir nada. Siempre necesitamos el contraste, como en la diferencia que existe entre los colores, las sensaciones o los lugares. Lo que en realidad sentimos es la brecha entre las cosas y no cada cosa por sí misma.

El Creador es el atributo puro de otorgamiento. Sin embargo, no puedo sentir este atributo de otorgamiento a menos que me encuentre opuesto a él. Entonces tendré dos “habitantes” viviendo dentro de mi: un monstruo llamado la Inclinación Mala, y su opuesto: el Hermoso Creador, la Inclinación Buena. La oposición interior entre ellos me permitirá diferenciarlos.

 Antes de descubrir la mala inclinación dentro de mí, solamente puedo tener una ligera sensación de este mundo, una sensación muy pequeña. Pero, al revelar esta inclinación, también puedo descubrir al Creador que es opuesto a mi egoísmo.

Por eso necesitamos del egoísmo, para que sea nuestro “ayudante” del lado opuesto. Debido a que es opuesto al Creador, nos ayuda a alcanzarlo a y a percibirlo.