entradas en 'Ego' categoría

Faraón: La fuerza negativa

Pregunta: ¿Cómo puede el faraón, la fuerza negativa en nosotros, acercar a la gente que quiere alcanzar al Creador, a la  revelación?

Respuesta: La fuerza del faraón nos parece negativa, pero de hecho, nos provoca y nos acerca al Creador.

Despierta el ego en nosotros y nos hace avanzar, aparentemente para llenarnos de él. Cuando nos acercamos, resulta que no podemos revelar nada ni a nadie con la ayuda del ego. Nos quedamos como con un canal roto. Es decir, logramos alcanzar al Creador cuando entendemos el mal de nuestra naturaleza.

Pregunta: Faraón significa: trabajar dentro de la razón cuando se quiere comprender todo el proceso con la mente. ¿Por qué es malo eso?

Respuesta: Ese no es el punto. No hay ni bueno ni malo en eso. Pero es imposible entender este proceso con tu mente, así como es imposible ver el mundo espiritual con nuestros ojos. Entendemos que nuestra visión percibe solo una cierta cantidad de información en una frecuencia determinada y nada más. Aquí es necesaria una afinación adecuada y se logra con diligencia.

 

Conoce más sobre La fuerza del Creador y la fuerza del Faraón

 

Ego, el enemigo más malvado

Pregunta: En estos días, todo se puede pintar de oro. Aunque parece barato, la gente desea que brille, que parezca oro ¿por qué no desaparece esa pasión?

Respuesta: No podemos ser indiferentes al color del oro, porque por miles de años ha sido el color más valioso. Si le damos a un niño varios colores para que juegue, también alcanzará la luz cálida. No por la plata, sino por el oro, porque es una luz cálida, un color cálido.

Personalmente, no lo veo así. No he sentido su valor en mucho tiempo.

Comentario: Es solo que el mundo gira constantemente en torno a baratijas brillantes.

Mi respuesta: El mundo debe llegar a reconocer la maldad de su ego, que trabajamos gratis para él, que está dentro de todos como tumor canceroso que nos está comiendo.

Debemos comprenderlo y luchar contra él, sentirlo como el enemigo más malvado, más astuto e insidioso y también comprender que no hay nada afuera, todo está en el interior.

 

También te puede interesar ¿cómo puedo destruir mi ego?

 

Te invitamos a ver  Corregir el EGO mediante la unión, según la Cabalá

Qué es ser idólatra según la cabalá

Pregunta: ¿Adorar al propio ego es idolatría?

Respuesta: Sí, por supuesto.

Pregunta: ¿Qué hacer para no convertirnos en idólatra?

Respuesta: Comprometernos todo el tiempo con nuestro desarrollo.

Pregunta: Pero usted siempre explica que el desarrollo se da en el grupo, en la sociedad y en la conexión ¿esta conexión puede convertirse en ídolo?

Respuesta: Puede. Depende de cómo se perciba y se desarrolle. Con esta base, tal vez erróneamente, han aparecido muchos métodos, teorías, por lo general, grupales.

Pregunta: ¿Cómo se puede mantener equilibrio entre alcanzar al Creador y unir a la gente?

Respuesta: El Creador se alcanza en la conexión de la gente. La conexión correcta es identificar al Creador.

 

Descubre  ¡De regreso a la idolatria!

 

Llegada del Mesías

Pregunta: En el año 586, los babilonios capturaron y destruyeron Jerusalén y tomaron a sus habitantes como esclavos. 70 años más tarde regresaron del exilio babilonio y pasaron por el Monte de los Olivos (Har HaZeitim), que se extiende al este de Jerusalén. 

Está escrito en las fuentes que el rey David cantó sus alabanzas en el Monte de los Olivos y que el Mesías llegará desde ahí en un burro blanco ¿qué son los términos: “burro blanco” y “Mesías”? 

Respuesta: “Burro” en Hebreo es “Hamor” de la palabra “Homer– materia”. Representa toda la materia egoísta de nuestro mundo. 

Al principio, este burro es completamentge negro, pero gradualmente se convertirá en blanco, porque el mundo será corregido, se volverá blanco y se liberará del ego.

Corregiremos el ego de nuestro mundo, a tal grado, que estaremos de acuerdo y seremos completamente capaces de trabajar para otorgar, en beneficio de todos. El mesías para toda la humanidad

 

De Kabtv “Estados Espirituales” 

¿Cómo podemos evitar que el amor se enfríe?

Pregunta: Anna escribe: “Mi esposo y yo hemos estado casados por tres años y nuestros sentimientos crecen. Pero no puedo dejar de pensar que todo es temporal, que todo puede pasar. No quiero que nuestros sentimientos se enfríen. ¿cómo puedo hacerlo?»

Respuesta: Si comparten ese sentimiento entre ustedes, el mero temor de que pase, de alguna manera lo mantendrá.

Lo principal es estudiar su naturaleza, tú y él y ayudarse mutuamente a manifestar y superarla juntos su naturaleza egoísta. Tienes que entender que el ego está en su contra y cuando juntos crean más y más lazos, se elevarán por encima. Pero no se irá, crecerá constantemente y les obligará a crecer de la misma manera. Construye confianza en la relación

 

Pregunta: O sea, ¿la inquietud es buena? ¿debe haber temor constante de que la relación cambie repentinamente?

Respuesta: Si. El temblor, el miedo y la ansiedad de que caeremos de nuestra buena actitud hacia los demás, es la garantía de que nos aferramos a ella.

Pregunta: Entonces, ¿su consejo es no destruir esta ansiedad?

Respuesta: No. Esto se llama “Ira” en hebreo; no es sólo miedo, sino ansiedad, una ansiedad especial, la ansiedad de mantener buenas relaciones.

Pregunta: ¿Significa que se están acercando al verdadero amor entre ellos?

Respuesta: Sí. Parecen estar escalando una montaña. El ego crece todo el tiempo y se vuelve más sofisticado y por lo tanto más agudo. Pero es el trabajo conjunto lo que los eleva y los acerca aún más.

Pregunta: ¿Y qué es lo que hay arriba?

Respuesta: En la cima comenzará el acercamiento espiritual, creará una conexión superior entre ellos, que, de hecho, es supra-egoísta. Y comenzarán a conectarse de tal modo, que se entenderán internamente sin palabras, solo con pensamientos y se entrelazarán entre sí.

Pregunta: ¿Ese es el estado más alto de conexión?

Respuesta: Sí. Así como las serpientes en un pozo se entrelazan, así se entrelazarán, no de manera egoísta, sino con actitud de bondad mutua.

Comentario: Lo compara con serpientes y de inmediato se volvió algo incómodo.

Mi respuesta: ¿Por qué? Es muy relevante y directo.

Pregunta: ¿Están las serpientes en nosotros?

Respuesta: Gracias a nuestro gran egoísmo insidioso, si comenzamos a usarlo correctamente para acercarnos y envolvernos unos con otros, nos acercaremos más y más al Creador.

De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 

Cuando el ego crece más que el marco externo.

Comentario: Cuando ciertas desviaciones físicas o morales son reveladas en un entorno secular, no causa mucho impacto siempre y cuando estos individuos no se distingan de los demás, no pretendan ser elegidos de Dios y no le digan a otros cómo comportarse. Cuando ese fenómeno es revelado en los círculos ortodoxos, es impactante. 

Mi respuesta: El hecho de que la gente religiosa quiera mostrar que es especial no es importante. Biológicamente son totalmente iguales a otros, no tiene ninguna actitud especial ni impulso interno por ser diferentes. Pero al mismo tiempo, en ese entorno hay muy buenas relaciones, comunicación, fondos de ayuda mutua y cierta cantidad de apoyo. 

Su sociedad está construida así, puramente egoísta, tiene sistemas de asistencia mutua. Esto es judaísmo ordinario, terrenal.  Ayuda a la gente de muchas maneras y les da cierta protección, moral y física y, al mismo tiempo, preserva su desarrollo. 

La religión no está destinada a corregir al hombre, La religión es como construir casas, una práctica convencional. Justo como un hábito que el hombre obtiene del hogar de su padre, la comida de su madre, esa forma de vida, la religión da cierto entorno, un refugio para la vida: has tales y tales acciones, organiza tu vida de tal manera, te ayudará en la vida. 

Y cuando el egoísmo comienza a desarrollarse, crece más que este marco y sólo los rituales externos permanecen de toda la religión, internamente no quedan actitudes morales.
[291735]
De Kabtv “Close-up” 19/feb/10

Material relacionado:
La diferencia entre el egoísmo espiritual y el corporal
Egoísmo material y egoísmo espiritual
El difícil trabajo contra el egoísmo

Conciencia en los niveles inferiores de la materia

707Pregunta: Usted dijo que la sensación del campo de la información dentro de nosotros, puede llamarse conciencia, ¿cuál es la conciencia de los niveles inferiores de la materia: inanimado, vegetal y animal?  

Respuesta: Estos niveles también perciben el campo circundante de información, incluso mucho más aproximado que nosotros. Al ser parte de este campo, no interfieren con su naturaleza ni con sus distorsiones. Por eso, viven de forma instintiva. 

Todos los elementos de la naturaleza inanimada, vegetal y animal, incluyen campos que les dirigen y les controlan. Así, desde el objeto, no hay participación en el gobierno superior, simplemente, de forma instintiva, cumplen con lo que él les dicta. 

Así como niños pequeños, que al principio son como animales, pero cuando crecen, algo llamado egoísmo aparece en ellos, es decir, la intención consciente de utilizar sus cualidades en beneficio propio y preferiblemente, en detrimento de los demás. 

No hay nada que se pueda hacer al respecto. Aparece intencionalmente en el individuo, para que, al crecer de forma independiente, por encima de nuestra cualidad egoísta, nos volvamos, al menos, iguales a Él y así, alcanzar el nivel del Creador. De hecho, la cualidad egoísta, es una adición a nuestra naturaleza animal, que llega del lado opuesto del Creador y debemos tratarla con respeto.
[280480]
De Kabtv “Encuentros con Cabalá”, 22/mar/19

Material relacionado:
Somos parte de la naturaleza
Análisis de la naturaleza humana
Estudiar la Naturaleza: La manera de solucionar nuestros problemas

El ego envenena nuestra vida

En nuestr115.06o camino, todos tenemos que pasar por dos etapas, la primera es el exilio de la espiritualidad. Esta etapa es muy larga porque primero se desarrolla la naturaleza inanimada, vegetal y animal.

Luego aparece el humano que también tiene que pasar por cuatro niveles de desarrollo: inanimado, vegetal, animal y hablante dentro del humano, hasta que se da cuenta de que está bajo el control del deseo de recibir para sí mismo. El ego nos mantiene en esclavitud, nos impide ser libres. Por eso, el ser humano mismo define su estado como exiliado de la fuerza de otorgamiento, la fuerza de amor y conexión.

A lo largo de la historia, sólo unos pocos han llegado a esa conclusión, pero en nuestro tiempo entramos en el período llamado «última generación», cuando la naturaleza empuja a la humanidad a revelar que estamos en el exilio del deseo de otorgar, del amor mutuo.

El ego nos retiene en esta terrible esclavitud. Cuando nos demos cuenta, entenderemos que sólo hay una salida: gritar, pedir, exigir con toda nuestra fuerza, a la fuerza superior, que nos puso en este exilio, que nos lleve a la libertad. La diferencia entre exilio y redención es una letra «Aleph – א», que simboliza la revelación de la fuerza superior, el Creador, en nuestro mundo.

Si el Creador se revela en nuestra vida, sentiremos que salimos del exilio, fuera del control de nuestro ego, que ya no nos encierra en el rincón oscuro de toda la vasta realidad. Por eso, lo más importante, es darnos cuenta de que somos esclavos del ego, de nuestro faraón, que trabajamos para él con devoción y amor y obedientemente cumplimos todos sus caprichos. No nos separamos de él, somos solidarios con él. Hasta que comenzamos a recibir golpes por nuestra asociación con el ego, reconocemos que se preocupa sólo por su bien y no por nuestro beneficio.

Esta revelación viene de una iluminación especial desde arriba, del Creador, que despierta en nosotros la sensación de que hay otro gobierno en el mundo, no sólo el de este terrible egoísmo. Hay otro gobierno en el mundo el de la fuerza de conexión y amor.

Ahora nos sentimos entre estas dos fuerzas que luchan entre sí y queremos pertenecer a la fuerza del amor, la fuerza del bien. La fuerza maligna que nos controla es egoísta y no está relacionada con la fuerza superior. Resulta que, en lugar de disfrutar de nuestro ego ya lo percibimos como malvado y le pedimos al Creador que nos saque del control de esa fuerza del mal.

Así, gradualmente, nos liberamos de la esclavitud del ego, salimos de Egipto, salimos del control del faraón, de la inclinación al mal y buscamos el control de la buena fuerza de otorgamiento y amor. Siempre estamos bajo el control de una de estas dos fuerzas, de lo contrario es imposible. Si una sube, la otra cae.

Por eso, viendo el proceso histórico por el que ha atravesado la humanidad, podemos decir que todo es llamado exilio egipcio. Desde el principio de la creación, ni siquiera había un ser humano, pero el deseo de recibir ya dominaba el mundo. Aunque no había nadie que lo identificara ni quisiera cambiar su dominio.

Cuando el hombre descubre el control del ego sobre él, trata de escapar y entra en la siguiente etapa, ya fuera de Egipto, en la tierra de Israel.

No hay nada más que estos dos estados: Egipto o la tierra de Israel y ahora estamos justo en la frontera entre ambos deseos. Esperemos que muy rápido descubramos el control de la inclinación al mal sobre nosotros y que no queramos permanecer ahí, que entendamos que el ego es malvado y así pasaremos al control del buen deseo.

Sólo hay dos estados en la historia: Egipto e Israel. Hasta hoy, la humanidad ha existido en Egipto con excepción de individuos seleccionados, los cabalistas, que ya salieron y están iluminando nuestro camino. El resto de la naturaleza está bajo el control del ego, pero en nuestro tiempo ya podemos alcanzar el otorgamiento.

Cuanto antes descubramos que estamos bajo el odiado control del faraón y queramos escapar de su esclavitud, más cerca estaremos del éxodo de Egipto. Este descubrimiento lo hará la humanidad, con la conciencia del mal del egoísmo que envenena nuestra vida y juntos saldremos a la libertad.
[280054]
De la lección diaria de Cabalá 23/mar/21, «Pésaj«

Material relacionado:
El egoísmo al servicio del mundo
Egipto y la serpiente son nuestro egoísmo
El desarrollo del egoísm

De acuerdo al deseo original

214La sabiduría de la Cabalá es revelada a la humanidad gradualmente. El primer cabalista en alcanzarla fue Adam, un cabalista que vivió hace 5,579 años. Pero fue revelada explícitamente con Abraham, hace cerca de 3,600 años. Hoy la sabiduría de la Cabalá está en una fase muy interesante, está siendo conocida por toda la humanidad. 

En el pasado, fue conocida sólo por pocos cabalistas, excluidos y apartados del resto de la sociedad, pero hoy, gradualmente, comienza a propagarse por el mundo. Por eso, participamos y somos testigos de un fenómeno único en el que la esencia del mundo en el que vivimos, la causa y efecto de nuestra existencia y el plan de la evolución humana son gradualmente revelados a la humanidad. 

La gente está dividida en cinco niveles (igual que el deseo general de recibir) de acuerdo al nivel de su desarrollo y el nivel de su participación en la vida. 

Hay unos que no se preocupan por nada, excepto por ellos mismos. Hay otros que se preocupan por su familia, la sociedad en la que viven, etc. Otros, en el siguiente nivel, les preocupa la Tierra, los planetas, y el espacio. Pero, no están interesados en salir del marco de referencia de este mundo. Y finalmente están los que quieren revelar y conocer lo que sucedió en el pasado y lo que sucederá en el futuro. 

También algunos están interesados en el sistema general de la creación, el grado en el que participamos, el grado en el que la creación existe por sí misma, de dónde surge, lo que le sucede y cómo sucede. Aspiran a entender la imagen general de la cooperación mutua entre todas las partes de la creación. 

De hecho, en el principio de conexión global e integral de la naturaleza es en lo que se interesan más. Quieren saber cómo está conectado todo, por qué, con qué propósito y cómo un componente responde y maneja a otro y tiene impacto en las otras partes. Tienen un deseo tan grande que quieren conocer y alcanzar el sistema general, el esquema general, la estructura general, de todo lo que existe, no sólo en nuestro mundo, también más allá de este mundo y no pueden encontrar paz en la vida ordinaria. 

Al intentar parecerse a otros, intentan involucrarse en problemas corporales, pero no por mucho tiempo. A la primera oportunidad que les presenta el destino, de inmediato vuelan hacia algún lugar, es decir, no pueden involucrarse en problemas habituales. 

Están más interesados en problemas que no están en escala cósmica, sino por encima (es decir con problemas que incorpora la palabra “todo”). No es el espacio ni este mundo, sino lo total. No se conforman con una idea general -lo encuentran difícil de aceptar y les corroe por dentro- y llegan a la sabiduría de la Cabalá. 

Esta cuestión no necesariamente llega a su nivel máximo en todos y cada uno, pero aún así es un poco más elevada que nuestro mundo. Hay cuestiones de orden inferior, cuando la gente está interesada en conocer qué determina cosas como su salud y su destino. Son atraídos sl misticismo o comienzan a practicar medicinas tradicionales, etc. 

Así, comenzamos a girar en torno a la sabiduría de la Cabalá desde abajo, desde el nivel animal inferior, todo el camino hasta el nivel más elevado en el cual se necesita sentir y alcanzar a la creación entera, el sistema entero y su liderazgo. 

Existen diferentes actualizaciones del deseo, y por lo tanto muchos llegan a la sabiduría de la Cabalá, pero una vez que escuchan de lo que se trata en los niveles más elevados, entienden que no es para ellos porque están más interesados en la implementación corporal tanto de la humanidad como de la sabiduría de la Cabalá. Ellos acumulan cierto conocimiento y se mueven hacia su nivel. 

En realidad así es como debe ser. Esta es la razón de que nunca forzamos a nadie a permanecer ni los que llegan ni los que se van, pues esto es privado. Cada uno debe encontrar su equilibrio en este sistema en todos los niveles de alcance de la creación y de acuerdo a las demandas de mi alma, es decir, mi deseo interno, original, personal. 

Así existimos.
[240965]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 5/feb/19

Material relacionado:
El comienzo de la unidad de la humanidad
Cómo visualizar la conexión entre nosotros
¿Por qué no hay coerción en la espiritualidad?

Vista desde el “segundo piso”

608.01Pregunta: ¿Hay un castigo por los pecados de una generación? ¿existe el concepto de que los hijos deben pagar los pecados de sus padres? 

Respuesta: En general, si. Pues, no existimos por nosotros mismos, como pensamos. Usualmente, la gente cree que puede hacer lo que quiere sin entender que está dentro del marco de la naturaleza, que tiene sus propias leyes. 

Gradualmente revelamos esas leyes en los niveles; inanimado, vegetal y animal. Pero en el nivel humano, no podemos revelarlas. Sólo podemos asumir que existen. 

El hecho es que observamos la naturaleza inanimada, vegetal y animal de arriba hacia abajo, por lo tanto, podemos entenderla y de alguna manera manejarla. Y podemos observar a otros solo en nuestro nivel. No tenemos un “segundo piso” desde el cual observarlos. Por eso, en el nivel humano, constantemente cometemos errores. No tenemos nada con qué comparar, no tenemos un segundo piso para observar desde arriba. 

De acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, debemos elevarnos al siguiente nivel, llamado fe por encima de la razón, desde el cual podemos ver correctamente nuestro nivel terrenal y entender quiénes somos y cómo debemos comportarnos. 

Pregunta: ¿De dónde viene el término “descenso”, “declive” o “engrosamiento” de generaciones? 

Respuesta: Vemos que cada generación se desarrolla en su propio ego y se está volviendo más sofisticado, complejo y con muchos niveles. Por eso, tira de nosotros hacia abajo. Necesitamos equilibrarlo esforzándonos por elevarnos. 

Aún no lo entendemos. Pero en nuestro tiempo, ya llegamos a un estado que nos permite entender cómo equilibrar el ego y más o menos influir en nuestra existencia. 

Pregunta: ¿Podemos decir que es precisamente el nivel diferente de egoísmo lo que causa los conflictos entre generaciones? 

Respuesta: Naturalmente. Todos somos egoístas, pero cada uno en su propia manera.
[269951]
De Kabtv “Era post coronavirus” 21/may/20

Material relacionado:
Mirando el mundo desde el segundo piso
Una chispa que penetró desde el piso superior
Cambiando tu apartamento de la planta baja al primer piso