entradas en 'Facebook' categoría

Congreso de Cabalá en América Latina

De mi página de Facebook Michael Laitman 19/may/19

Durante el fin de semana, mientras Israel y los países europeos estaban absortos en el concurso de Eurovisión, yo estaba en la otra punta del mundo, en Monterrey, México. Mis estudiantes y amigos de toda Lationamérica se reunieron en esta región para el Congreso Mundial de Cabalá.

Juntos aprendimos a conectarnos por encima de nuestras diferencias, y se sintió la conexión en todas partes. Muchos más estudiantes y amigos del mundo entero se conectaron virtualmente, y la densidad de esos corazones conectados fue tan potente que llegó a ser algo verdaderamente espiritual. Mientras cenábamos, cantábamos o bailábamos juntos, en ningún momento decayó el carácter animado y cálido de Latinoamérica. ¡Solo puedo elogiar a todos los estudiantes y darles «doce puntos» por su unidad!

¿Era Hitler antisemita?

De mi página de Facebook, Michael Laitman 1/may/19

Al principio no. Hay gente que nace con un sentimiento antisemita, odian a los judíos. No saben por qué o para qué, ni de dónde viene. Pero no los soportan. He conocido gente así. También he conocido a otras personas que son un poco más indiferentes, aunque pueden estar algo de acuerdo con ello. Y otros que no están de acuerdo en absoluto.

Pero Hitler al principio no era antisemita. Podemos verlo en su biografía. 
Hasta que se dio cuenta de que, con el antisemitismo, podía llegar al poder. Podía unir a la nación. Podía subir por encima de todos los demás. Al principio, los Nazis tenían una relación muy cercana con los padres del Sionismo de aquel entonces. Y los Nazis realmente querían enviar a los judíos alemanes a Palestina. Estaban dispuestos a pagar por ello. También abrieron Escuelas ORT en Alemania. Pero después, con el tiempo, cuando Hitler vio que podía usar el antisemitismo para unir al pueblo alemán para quedarse con la riqueza de los judíos –en aquella época ellos eran muy ricos en Europa– Y además vio que, a la mayoría de los países, realmente no les parecía mal. Entonces empezó a presionarlos cada vez más hasta llegar a los Pogromos.

Y empezó a verlos como su verdadero enemigo. Pero lo que vio especialmente es que cada vez que presionaba a los judíos,
obtenía una respuesta favorable de los otros países: estaban en contra de los judíos y le apoyaban. Y vio que todas las naciones de algún modo empezaron a respetarlo y apreciarlo por su deseo de destruir realmente a los judíos. Y esto se puede ver en cómo se comportaron las demás naciones europeas. Y no solo las europeas. Por lo tanto, Hitler no es un antisemita biológico como esas personas que lo llevan dentro, sino que vio la respuesta del resto de las naciones, y eso le fortaleció. Y al final acabó siendo un antisemita de facto.

8 Consejos para Padres

De mi página de Facebook Michael Laitman 18/abr/19

8 consejos para la educación de los niños según la sabiduría de la Cabalá.

Corazón imprimido en 3D en Israel: ¿Qué es lo que realmente nos hace humanos?

De mi página de Facebook Michael Laitman 17/abr/19

Una vez más la nación de las “Startup” aporta un nuevo avance, esta vez en forma de corazón humano. Los investigadores de la Universidad de Tel Aviv han mostrado que es posible tomar tejidos humanos y utilizarlos para imprimir en 3D un corazón vivo. La estimación es que, en una década, comencemos a despedirnos de los trasplantes de órganos.

Recuerdo el primer trasplante de corazón, que fue llevado a cabo en Sudáfrica en 1967 y tuvo un gran impacto en el mundo entero. La gente se sorprendió y quedó desconcertada ante la idea de que su corazón pudiera ser reemplazado por el de otra persona. Esto hizo que surgieran todo tipo de preguntas como, por ejemplo, si un trasplante de corazón podía cambiar los sentimientos o el carácter de una persona.

Eso fue a mediados del siglo XX, lo que demuestra lo confundida y rudimentaria que puede ser nuestra forma de pensar cuando se trata de comprender la diferencia entre el cuerpo y la esencia superior del ser humano.

Nos cuesta abandonar la idea de que nuestra esencia está conectada con el cuerpo. Sin embargo, la tecnología nos adentra en un mundo en el que todos nuestros órganos pueden ser imprimidos, clonados y reemplazados: el mundo de la medicina en gran medida estará dominado por robots e inteligencia artificial que reemplazarán a médicos humanos.

Esta revolución en el mundo de la medicina nos ayudará a ver que somos algo más de lo que son nuestros cuerpos. Y desde ese momento, nos será más fácil reconocer que la verdadera esencia del ser humano no reside en el cuerpo.

La sabiduría de la Cabalá explica que la esencia más profunda del ser humano es una chispa espiritual que existe en una realidad más allá del tiempo y el espacio. Y nuestra siguiente fase de desarrollo es descubrirla. Por lo tanto, el hecho de darnos cuenta de que no está en nuestro cuerpo ya es un avance para la humanidad.

Si queremos empezar a indagar cuál es nuestro propósito superior, primero deberíamos darnos cuenta de que el progreso tecnológico solo puede ampliar nuestro conjunto de herramientas y mejorar nuestras vidas en un nivel físico de existencia.

A lo largo de los siglos, los cabalistas continuamente han desarrollado una tecnología espiritual para que podamos alcanzar un nivel de existencia verdaderamente más elevado –en donde todos estamos conectados por encima de nuestros cuerpos– y desarrollar nuestro potencial espiritual único. Ahí es donde descubrimos el propósito de nuestra vida y cómo está conectado a la fuerza que guía toda la realidad. En otras palabras, la Cabalá puede enseñarnos a manejar la impresora espiritual capaz de imprimir el alma humana.

Lee el artículo completo: >>>>>>>>>>

Brote de sarampión y antisemitismo

De mi página de Facebook Michael Laitman 5/abr/19

Un brote de sarampión se dio en Rockland, Nueva York, y junto a este suceso  también estalló el antisemitismo. ¿Por qué? Se ha descubierto que entre las decenas de personas que últimamente han contraído sarampión, el brote mayor se expande entre familias ortodoxas judías que no vacunan a sus hijos.

Si dejamos de lado la continua polémica pública si vacunar o no contra el sarampión, o si dichas familias decidieron justamente no vacunarse, resulta que se podría usar el mismo argumento que se plantea en relación a los judíos como también a cualquier otro público, pero esto no ocurre así.

El sarampión provee una excusa más para el odio natural hacia los judíos, un modo de justificar el sentimiento irracional antisemita.

También en la época medieval culparon a los judíos por la expansión de enfermedades, pero el argumento era otro. Los judíos, que solían bañarse con más frecuencia por cuestiones religiosas, estaban más protegidos de las enfermedades que se dieron en las comunidades no judías que los rodeaban. La limpieza semanal limpiaba sus cuerpos de infecciones y diferentes enfermedades, pero esto no importaba en absoluto al público de esa época. Ya entonces alcanzaron a culpar a los judíos con teorías infundadas de que ellos mismos generaban y distribuían las enfermedades. Lo mismo ocurre hoy. El sentido antisemita inexplicable e irracional busca sin cesar razones lógicas para inculpar y odiar a los judíos.

El odio a los judíos jamás desaparece, y solo cambia de formas a lo largo de la historia: en principios de la era cristiana era fundada en cuestiones religiosas, cuando se culpó a los judíos de matar a Jesús. El odio aumentó cuando los líderes de los judíos los diferenciaron del resto de los pueblos. Cuando los judíos tomaron las principales posiciones del mundo comercial moderno, los odiaron por su éxito económico. Y hay quien sostiene que el odio se arraigó en profundos niveles psicológicos al punto de que pueblos enteros echan sobre los judíos sus propias cualidades particulares negativas, aquellas que no tienen la capacidad de enfrentar.

Las justificaciones varían, pero el sentimiento es el mismo. Así escribe Baal HaSulam: “es un hecho que Israel sean los más odiados entre las naciones, ya sea por razones religiosas, por razones de raza, por razones de capitalismo, por razones del comunismo, por razones del cosmopolitismo, etc.

Pues el odio precede a todos los sabores, solo que cada uno resuelve su propio odio según su propia psicología”.

En el corazón de las naciones del mundo existe la demanda de una explicación, una sensación de que los judíos tienen alguna llave secreta, una cura para todas las enfermedades, y por alguna razón no lo comparten con ellos.

A propósito, si buscamos en la historia, resulta que los judíos han contribuido a múltiples descubrimientos para mejorar las condiciones de la salud mundial, aunque esto jamás satisface a las naciones del mundo. La sed real de estas se basa en una protección real que se encuentra en manos del pueblo judío: la fuerza de conexión entre las personas, una fuerza que traiga al mundo entero nueva vida; ser luz de las naciones.

Masacre de Nueva Zelanda

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 18/mar/19

Apenas a dos días de haber sido informados sobre la terrible masacre ocurrida en la lejana y tranquila Nueva Zelandia, y aquí en Israel, somos abatidos con un lamentable atentado en la zona de Ariel. En Nueva Zelandia crece la solidaridad y se escuchan promesas sobre el cambio de leyes de posesión de armas y el aumento de la supervisión de las mismas. En Israel vuelven a escucharse las voces que demandan realizar un tratamiento de raíz de las infraestructuras del terror y lamentablemente, hay quien hace uso de las víctimas de los atentados como material de propaganda y debate político.

Ningún líder, ni en Israel ni en Nueva Zelandia, señala al factor fundamental que produce tales eventos terroristas uno tras otro. No hay ni una mención en las redes sociales referente al verdadero terrorista: el ego humano al cual debemos vencer.

Hasta que no pongamos nuestra atención en él, en la naturaleza egoísta que crece y nos separa, este seguirá dirigiéndonos hacia una realidad extrema y sangrante. El ego continuará causando fricciones y nos incitará a una fiera violencia entre sectores, partidos y naciones enteras, y no solo mediante atentados letales con tiroteos locales alrededor del mundo.

Hoy en día, puede explotar una guerra mundial en cualquier momento. Nuestro mundo se encuentra en una maraña de interdependencia compleja y comprometedora que no es posible desbaratar. La sociedad es global e integral y une países, economías y culturas. Diariamente se va revelando la mutualidad entre las partes de la naturaleza, incluyendo la humana, como una ley inviolable.

Mientras siga creciendo el ego y esquivando el foco del factor central del problema, sufriremos más y más. Seguiremos sintiendo esta falta de equilibrio mientras siga abriéndose ese abismo profundo entre la percepción egoísta estrecha que existe en la sociedad humana y la ley de mutualidad global que nos gobierna; mientras no restrinjamos al ego -en Israel, en Nueva Zelandia y en cualquier país que se encuentra en esa brecha-, la sociedad humana seguirá saliendo del equilibrio y el sufrimiento nos obligará a considerar la ley de mutualidad que nos rige. Esto no es un castigo sino una reacción natural por parte de las leyes de la naturaleza.

No solo eso, sino que en Nueva Zelandia y en el resto de las naciones del mundo, la comprensión que señala a la conexión entre los hombres por encima del ego que nos divide se aclarará, como la única solución y el único medio efectivo, más que cualquier espada, robo, matanza y destrucción en el mundo entero. En el subconsciente de la humanidad se consolida una exigencia antisemita inexplicable hacia el pueblo que tiene el método de la unión: el pueblo judío.

Los antiguos sabios judíos escribieron: “ningún desastre ocurre sino para Israel” (Talmud, Yabamot 63). Rav Kuk escribió: “todo estruendo en el mundo llega principalmente para Israel” (Cartas del Rayiá). En las correcciones de El Libro del Zóhar está escrito claramente: “Los judíos son la causa de la pobreza y la espada y el asalto y la matanza y las destrucciones en el mundo entero” (Tikún 30).

Propaganda antisemitismo

De mi página de Facebook Michael Laitman 11/mar/19

Cuando veo estas caricaturas y eslóganes de los antisemitas, veo en ellas su desesperada exigencia de zafarse de la dependencia interna que tienen de los judíos. Todos deben entender que librarse del odio y la dependencia es algo que depende de la elevación de la humanidad entera por encima del egoísmo que divide e instiga. La unidad humana es la única solución para todas las tragedias del mundo. El medio para elevarse a otra fuerza está en la Sabiduría de la Cabalá.

 

Sociedad de cuidado

De mi página de Facebook Michael Laitman 1/mar/19

Hace 30 años, cuando vivía en la ciudad de Bnei Brak, iba un día por la calle con mi esposa. En el camino vimos una niña pequeña que estaba parada sola e impotente en el semáforo. De pronto mi esposa me deja, toma la niña de la mano y cruzan la calle. Cuando regresó le pregunté sorprendido: “¿La conoces?”; ella respondió: “No la conozco, pero me gustaría que se tuviera esa actitud con mis hijas también”.

Este ejemplo quedó bien grabado en mi memoria. La comprensión más simple es que si comenzamos a tratarnos bien unos a otros, todos saldremos ganando. Entonces, ¿por qué esto no ocurre? El ego que tenemos cada uno de nosotros no nos permite dar un paso hacia el otro. Yo no soy capaz de sonreír a mi vecino, no soy capaz de actuar pacientemente en relación a la persona que conduce a mi lado en la carretera, no soy capaz de preocuparme del niño de otra persona como si fuera mi propio hijo.

A pesar del ego, podemos comenzar a crear un entorno con valores diferentes. Llegar a un acuerdo social de que nos conviene tratarnos bien unos a otros, porque sólo así podremos vivir y criar niños en un ambiente más placentero y más seguro. Entonces estaremos más tranquilos cuando nuestros hijos salgan a la calle o a divertirse, estaremos más serenos en las carreteras y dejaremos de sentir que vivimos en un campo de batalla.

Esto es posible y depende de nosotros mismos. Creémos una atmósfera más cálida y cercana entre nosotros. No somos animales. Somos seres humanos.

Fotos del Congreso Mundial de Cabalá 2019

De mi página de Facebook Michael Laitman 14/feb/19

Cuánto amor: fotos elegidas del congreso de Cabalá Bnei Baruj 2019. Disfruten de la conexión que irradia de las fotos y etiqueten a sus amigos y amigas. Gracias al dedicado equipo de fotógrafos de Cabalá Bnei Baruj.

Gracias

De mi página de Facebook Michael Laitman 26/feb/19

Gracias al fotógrafo checo, Vladimír Brunton, que me obsequió una fotografía artística elaborada por medio de una técnica original de su propia especialidad: estratos de fotografías que fueron reveladas sobre lienzo japonés por medio de un trabajo manual.