entradas en 'Facebook' categoría

El próximo pequeño paso para la humanidad

De mi página de Facebook Michael Laitman 21/jul/19

El próximo pequeño paso para la humanidad

Encuentro con MK Yoav Kisch

De mi página de Facebook Michael Laitman 16/jul/19

Tuve el placer de poder reunirme con el miembro de la Kneset (parlamento israelí), el Sr. Yoav Kish (del partido Likud). Conversamos ampliamente sobre el separatismo social que día a día va creciendo en el pueblo de Israel y también sobre la necesidad de un factor que cohesione e integre.

Yoav fue uno de los fundadores de la Antecámara para la Unidad del Pueblo en la Kneset, y condujo el “día de la unidad en la Kneset”, un simposio de ministros y miembros del parlamento con representantes del «israelismo». Me impresionó su predisposición para crear en la Kneset el sentido de responsabilidad mutua, y sus múltiples esfuerzos para consolidar las relaciones entre las diferentes partes del pueblo e intensificar los emprendimientos positivos que llevan a facilitar diálogos de conexión.

Para ambos es clara la importancia de la unidad de Israel, precisamente en este momento; y apoyo la tendencia de Yoav de persistir en la dirección que lleve a la conexión y la unidad del pueblo, para que, precisamente desde la Kneset de Israel -el lugar que refleja las discordias y resentimientos-, se manifieste la línea de la unidad y la conexión.

Evento de unidad

De mi página de Facebook Michael Laitman 14/jul/19

¿Qué tuvimos ayer por la tarde, en el evento de unidad de mis alumnos de “Cabalá Bnei Baruj” de todo Israel? Un festejo de conexión con una comida deliciosa y abundante, melodías de “Baal HaSulam” tocadas en vivo en combinación de extractos de lectura de las fuentes originales y un taller que dedicamos a la pregunta principal: ¿cómo ser israelí?
Les dejamos aquí algunas imágenes del evento.

Boicot contra Israel, golpe autoinfligido

From My Facebook Page Michael Laitman 16/jun/19

“Rechazamos el falso argumento de que el BDS es un movimiento antisemita y apoyamos la posición de que los boicots son una herramienta legítima y no violenta”, esta carta abierta la firmaron 240 académicos israelíes y judíos en los que claman al gobierno de Alemania retroceder en la propuesta que determina que el movimiento de boicot a Israel es antisemita.

En la carta que se publicó en la página de Internet del BDS, llaman al gobierno de Alemania a “mantener la financiación, directa e indirecta, de las organizaciones no gubernamentales israelíes y palestinas, que desafían la ocupación israelí”.

Pero, ¿qué hace que personas ilustradas y académicas, cuyas opiniones son razonables y moderadas, actúen ilógicamente? ¿Cómo puede ser que judíos que viven en Israel se identifiquen profundamente con organizaciones que deslegitiman y coaccionan a su país? ¿Cómo se imaginan el mañana?

Este es ya un fenómeno conocido en todas las organizaciones internacionales, en especial aquéllas que actúan contra el pueblo judío y el Estado de Israel, como el BDS, en el cual operan judíos y ex israelíes. Son los antisemitas más grandes. Por ese medio tratan de erradicar sus raíces espirituales, deshacerse de su rol asignado. Algunos incluso creen que si se asimilan en otro sitio perderán el gen judío que está grabado en su cuerpo.

No obstante, según la Sabiduría de la Cabalá, eso es imposible. Los judíos permanecerán judíos eternamente. La raíz espiritual que hay en ellos está por encima de la naturaleza, y por lo tanto, les exigirá que sean judíos.

Cuanto más odio prevalece en un judío de esta situación incontrolable  y tiene más libertad para elegir quién es, más odia la esencia del pueblo judío. Un odio que ni siquiera puede explicarse a sí mismo, pero es lo suficientemente fuerte como para motivarlo a actuar agresivamente contra el pueblo de Israel.

Por lo tanto, hay quienes se sienten perjudicados y presionados por el antisemitismo, podemos incluso decir ‘anti-israelismo’; y para escapar del odio hacia ellos, viven en distintos países del mundo, ocultando su identidad judía.

Progresivamente pasan a ser los que odian a los judíos consciente o inconscientemente. Y están los demás, quienes en lugar de abandonar a Israel, continúan viviendo en él, sustentándose en él, estudian y enseñan en él, y en su corazón lo rechazan. Los que firmaron la carta de la organización antisemita, lo hicieron desde sus oficinas con aire acondicionado entre los muros de la academia israelí.

Cada persona puede expresarse como le parezca, pero no contra el exterminio del otro. Hay que otorgar libertad de expresión completa a todo el que clama por la paz: pero no la paz a través de la negación y el exterminio. Obviamente no mediante mensajes antisemitas, de los cuales ya estamos hastiados.

Si los académicos están preocupados por la situación y el destino del Estado de Israel, entonces sería muy bueno que abran los libros de historia y las auténticas fuentes del pueblo judío, e investiguen el rol del pueblo de Israel desde el pasado hasta nuestros días.

Si lo resumiéramos en dos palabras, el rol de los judíos es ser “Luz para las naciones”. En las manos de los judíos está el método para la conexión de toda la humanidad, pero no son conscientes del rol elevado y del honor de la responsabilidad hacia el mundo.

Cuando los judíos se unan y difundan el método de la conexión al mundo, el antisemitismo se evaporará y terminarán los boicots, las manifestaciones y las recriminaciones contra los judíos. El mensaje aquí es simple: conectarse en un solo corazón, no firmar con una sola mano.

Profundicemos más en el tema: http://bit.ly/2VCke4q

Shamir y Alina

De mi página de Facebook Michael Laitman 15/jun/19

Muchas felicidades a mis alumnos, Shamir Glasurkar, judío de descendencia hindú, que emigró a Israel para aprender la sabiduría de la Cabalá, encontró el amor y se casó este jueves con su prometida, Alina Nikita. ¡Les deseo a ambos una vida plena de felicidad!

¿Cómo ser feliz?

De mi página de Facebook Michael Laitman 27/may/19

Un nuevo estudio revela cuál es la forma más rápida de deshacerse de sensaciones de desaliento y tristeza.

La solución es muy simple: dejar de pensar en nosotros mismos y tener pensamientos positivos respecto a otras personas.

Entre los grupos experimentales el grupo que recibió la misión de tener pensamientos positivos sobre el entorno, resultó ser el grupo más feliz y casi desprovisto de ansiedades…

Congreso de Cabalá en América Latina

De mi página de Facebook Michael Laitman 19/may/19

Durante el fin de semana, mientras Israel y los países europeos estaban absortos en el concurso de Eurovisión, yo estaba en la otra punta del mundo, en Monterrey, México. Mis estudiantes y amigos de toda Lationamérica se reunieron en esta región para el Congreso Mundial de Cabalá.

Juntos aprendimos a conectarnos por encima de nuestras diferencias, y se sintió la conexión en todas partes. Muchos más estudiantes y amigos del mundo entero se conectaron virtualmente, y la densidad de esos corazones conectados fue tan potente que llegó a ser algo verdaderamente espiritual. Mientras cenábamos, cantábamos o bailábamos juntos, en ningún momento decayó el carácter animado y cálido de Latinoamérica. ¡Solo puedo elogiar a todos los estudiantes y darles «doce puntos» por su unidad!

¿Era Hitler antisemita?

De mi página de Facebook, Michael Laitman 1/may/19

Al principio no. Hay gente que nace con un sentimiento antisemita, odian a los judíos. No saben por qué o para qué, ni de dónde viene. Pero no los soportan. He conocido gente así. También he conocido a otras personas que son un poco más indiferentes, aunque pueden estar algo de acuerdo con ello. Y otros que no están de acuerdo en absoluto.

Pero Hitler al principio no era antisemita. Podemos verlo en su biografía. 
Hasta que se dio cuenta de que, con el antisemitismo, podía llegar al poder. Podía unir a la nación. Podía subir por encima de todos los demás. Al principio, los Nazis tenían una relación muy cercana con los padres del Sionismo de aquel entonces. Y los Nazis realmente querían enviar a los judíos alemanes a Palestina. Estaban dispuestos a pagar por ello. También abrieron Escuelas ORT en Alemania. Pero después, con el tiempo, cuando Hitler vio que podía usar el antisemitismo para unir al pueblo alemán para quedarse con la riqueza de los judíos –en aquella época ellos eran muy ricos en Europa– Y además vio que, a la mayoría de los países, realmente no les parecía mal. Entonces empezó a presionarlos cada vez más hasta llegar a los Pogromos.

Y empezó a verlos como su verdadero enemigo. Pero lo que vio especialmente es que cada vez que presionaba a los judíos,
obtenía una respuesta favorable de los otros países: estaban en contra de los judíos y le apoyaban. Y vio que todas las naciones de algún modo empezaron a respetarlo y apreciarlo por su deseo de destruir realmente a los judíos. Y esto se puede ver en cómo se comportaron las demás naciones europeas. Y no solo las europeas. Por lo tanto, Hitler no es un antisemita biológico como esas personas que lo llevan dentro, sino que vio la respuesta del resto de las naciones, y eso le fortaleció. Y al final acabó siendo un antisemita de facto.

8 Consejos para Padres

De mi página de Facebook Michael Laitman 18/abr/19

8 consejos para la educación de los niños según la sabiduría de la Cabalá.

Corazón imprimido en 3D en Israel: ¿Qué es lo que realmente nos hace humanos?

De mi página de Facebook Michael Laitman 17/abr/19

Una vez más la nación de las “Startup” aporta un nuevo avance, esta vez en forma de corazón humano. Los investigadores de la Universidad de Tel Aviv han mostrado que es posible tomar tejidos humanos y utilizarlos para imprimir en 3D un corazón vivo. La estimación es que, en una década, comencemos a despedirnos de los trasplantes de órganos.

Recuerdo el primer trasplante de corazón, que fue llevado a cabo en Sudáfrica en 1967 y tuvo un gran impacto en el mundo entero. La gente se sorprendió y quedó desconcertada ante la idea de que su corazón pudiera ser reemplazado por el de otra persona. Esto hizo que surgieran todo tipo de preguntas como, por ejemplo, si un trasplante de corazón podía cambiar los sentimientos o el carácter de una persona.

Eso fue a mediados del siglo XX, lo que demuestra lo confundida y rudimentaria que puede ser nuestra forma de pensar cuando se trata de comprender la diferencia entre el cuerpo y la esencia superior del ser humano.

Nos cuesta abandonar la idea de que nuestra esencia está conectada con el cuerpo. Sin embargo, la tecnología nos adentra en un mundo en el que todos nuestros órganos pueden ser imprimidos, clonados y reemplazados: el mundo de la medicina en gran medida estará dominado por robots e inteligencia artificial que reemplazarán a médicos humanos.

Esta revolución en el mundo de la medicina nos ayudará a ver que somos algo más de lo que son nuestros cuerpos. Y desde ese momento, nos será más fácil reconocer que la verdadera esencia del ser humano no reside en el cuerpo.

La sabiduría de la Cabalá explica que la esencia más profunda del ser humano es una chispa espiritual que existe en una realidad más allá del tiempo y el espacio. Y nuestra siguiente fase de desarrollo es descubrirla. Por lo tanto, el hecho de darnos cuenta de que no está en nuestro cuerpo ya es un avance para la humanidad.

Si queremos empezar a indagar cuál es nuestro propósito superior, primero deberíamos darnos cuenta de que el progreso tecnológico solo puede ampliar nuestro conjunto de herramientas y mejorar nuestras vidas en un nivel físico de existencia.

A lo largo de los siglos, los cabalistas continuamente han desarrollado una tecnología espiritual para que podamos alcanzar un nivel de existencia verdaderamente más elevado –en donde todos estamos conectados por encima de nuestros cuerpos– y desarrollar nuestro potencial espiritual único. Ahí es donde descubrimos el propósito de nuestra vida y cómo está conectado a la fuerza que guía toda la realidad. En otras palabras, la Cabalá puede enseñarnos a manejar la impresora espiritual capaz de imprimir el alma humana.

Lee el artículo completo: >>>>>>>>>>