entradas en 'La decena' categoría

La decena—Disolverme en los demás

Pregunta: ¿Depende la revelación de la vasija espiritual, de la petición de cada uno en la decena o sólo de que yo pida por la unidad y se me revele en la vasija? 

Respuesta: Sea que yo pida o que todos pidan o que cada quien pida individualmente, todo esto se junta. Lo principal es que se pida a través de todos y para todos. 

Por supuesto que lo que los demás hacen, me afecta. Quiero que también me llegue de los demás. En general, es suficiente que yo pida para todos. Esta es la plegaria de muchos y es la precondición. 

Nada ayudará sin la plegaria de muchos. Puedes golpearte contra la pared, gritar y llorar por días y no obtendrás una respuesta. Desafortunadamente, así es como millones de personas en el mundo gasta su vida. Hoy hay pocas, pero por mucho tiempo hubo muchas. 

¿Por qué el Creador no les responde? Porque no Le piden correctamente. Él no puede escucharlos. Él está en todos lados, pero al decir “todos lados” hablamos de una decena organizada, es decir, un Partzuf. La sabiduría de la Cabalá nos habla sobre esto. Es la razón por la que muchos en el mundo niegan la existencia del Creador y es así, porque Él no existe en la forma en que nosotros Lo imaginamos. 

El Creador es la satisfacción común, esa fuerza interna de la naturaleza que nos anima, que consta del deseo. 

El Creador es la fuerza interna de la naturaleza, que nos da placer y nos sostiene, quien consta de deseo. El Creador llena este deseo, pero podemos apelar a Él sólo a partir de un deseo común de asemejarnos a Él. La semejanza elemental con Él es la decena. Él nos creó en cuatro fases de luz directa, de modo que esta es la única forma en que podemos apelar a Él, no hay otra forma. 

Pregunta: Cuando llegamos a un congreso, en cada lección tenemos una nueva decena, ¿qué debemos hacer en esta situación para no apegarnos a la decena física?

Respuesta: No debes apegarte a la decena, debes apelar al Creador sólo disolviéndote en los demás. Decena realmente es disolverse en los demás.
[241830]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 6/feb/19

La decena es mi nuevo yo

Anulación y sumisión son muy importantes en el trabajo espiritual, porque simbolizan la transición de la autoridad del ego a la autoridad de la fuerza de otorgamiento, amor y unión con el Creador. 

Existen dos autoridades: la buena inclinación y la mala inclinación. Cada vez que cambiamos de una a otra, caemos y nos levantamos, para que en nuestra conexión, en su comparación, en la evaluación de una con respecto a la otra, nos encontremos a nosotros mismos. 

Nuestro lugar no está dentro de la inclinación al mal, pero tampoco dentro de la inclinación al bien, porque desapareceriamos. Por lo tanto, necesitamos colocarnos en el medio, para ser individuos independientes. Es posible sólo al estar integrado en la decena. En la decena tenemos oportunidad de reivindicarnos, volvernos seres humanos y adquirir la independencia y la imagen de Adam.  

Con garantía mutua entre nosotros, nos hacemos similares al Creador, al estado en el cual tenemos derecho de ser llamados seres humanos

Por eso, conforme se avanza en espiritualidad, se siente cada vez menos confianza, más y más duda de nuestra comprensión y sentimientos. En contraste a este mundo, en el que todos apoyan firmemente en su opinión, el individuo que anhela la espiritualidad se siente confuso, en el abandono, como un niño perdido. Le parece que está perdido en el gran mundo y que cortó su conexión con la realidad. 

De hecho, son momentos felices en el camino espiritual, porque gradualmente comenzamos a ver que existimos en el grupo, en la decena. Me parece que el salvador llegó, Él me saca del desamparo, la desesperanza, el vacío en mi mente y corazón. 

En este estado desesperado, de pronto recordamos que tenemos un grupo. Así es como el Creador nos da la dirección correcta, como si nos dijera “¿Quieres ser hombre, quieres crecer? Por favor, aquí está tu imagen, tu forma. “Te sientes perdido justo ahora y eso es bueno. El nuevo “tú” es la decena. Intégrate en ella, disuélvete en ella y te encontrarás, sentirás el mundo” 

No hay nada fuera de la decena. Al grado en que sientes a tus amigos y entras al estado correcto, entrarás a un nuevo mundo, a una dimensión espiritual. En nuestro tiempo estamos pasando por este cruce entre los mundos, los límites entre el previo, el viejo mundo individualista y el mundo integral, perfecto. 

En el mundo anterior, un cabalista podía revelar la fuerza superior, pero ahora nos tenemos que conectar en decenas. De lo contrario, no tenemos oportunidad de revelar la espiritualidad. Sólo en la conexión con los amigos encontramos un escudo, un volante y los medios correctos para avanzar hacia la meta que aparece al final de un suave camino. Todo el camino es con una conexión cada vez mayor en la decena. Así, salgo de la desesperanza, del estado de pérdida. 

Cuando me doy cuenta de que mi progreso es sólo en conexión en el grupo, todo se vuelve claro y se abre un camino directo. No se requiere nada más, sólo conectar con los amigos para sentir la confianza dentro de nuestra conexión que llega del Creador que está oculto ahí. El Creador gradualmente se acerca y se revela porque mi objetivo es la conexión. 

Por eso estoy tan feliz de mi dependencia a la decena, a este pequeño círculo. Todo el camino se vuelve muy simple: sólo debo anularme ante la decena y a ese grado, avanzaré hacia la meta. La implementación es clara y está en mis manos.

Me sentía desesperado, como niño perdido, cero total y de pronto, encuentro que tengo todo, todo está frente a mí. No hay nada más allá de los amigos y encontraré todo en ellos. 

Si estoy fuera del grupo, me siento completamente abandonado, ahogado en el egoísmo y con preguntas sin respuesta. Toda la confianza y el gozo, la felicidad y la satisfacción están en mi conexión con la decena. Sólo ahí, en la dirección dentro de ella, encuentro mi buen futuro.

Necesito al grupo, porque es donde mi alma se encuentra. Todos los estados negativos surgen sólo por desconectarme de la decena y todos los estados positivos pueden ser sólo en la conexión con ella, de tal forma que no me imagino sin la decena, como está escrito: “porque estoy enamorado”.
[276287]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/ene/21, “Anulación y Sumisión”

Material relacionado:
La decena es la vasija espiritual estándar
¿Qué impacto tiene en el mundo la decena?
Una decena del tamaño del mundo

Entrar por una puerta cerrada

En primer lugar, todos necesitan anularse. La primera condición para entrar a la decena es anularte hasta ser cero. Es como si la decena fuera una habitación detrás de una puerta cerrada y sólo hay un estrecho espacio entre la puerta y el piso por donde puedo arrastrarme hacia adentro. 

La puerta está cerrada, se puede entrar sólo por el resquicio. Así, entras al grupo sin ninguna condición ni reclamo. Si quiero entrar, debo anularme totalmente o me quedaré fuera. 

Si no anulo todos mis reclamos en la decena, no tengo nada qué hacer en ella. El que entra a la decena pasa a través del purgatorio, se limpia de todos sus reclamos y exigencias. Entra con una petición: ser aceptado en la decena. Está dispuesto a servir a sus amigos, pagarles, hacer lo que ellos quieran siempre y cuando lo acepten, no pone ninguna condición. De otra forma, la decena no puede siquiera ir hacia la meta de la creación. 

Se entra a la decena con el fin de anularse en la conexión con ella, de recibir las propiedades del Creador y seguir etapa por etapa: anularse más y más, conectarse más y más con la decena, para recibir las propiedades del Creador y ascender. Cuando se adhiere completamente a la decena, se llama amor por la creación y a partir de ahí, se llega al amor por el Creador.
[275605]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 16/dic/20 “Cerca del Creador durante el descenso”

Material relacionado:
Un método para conectar al Creador con el ser creado
Anularse uno mismo y conocer = revelar = conectar
En el nivel de la fuerza superior

¿Qué impacto tiene en el mundo la decena?

Pregunta: ¿Qué es unirse en la decena para dirigir a la creación? 

Respuesta: La decena y toda la creación son la misma cosa. La decena es el mismo sistema pero en escala más pequeña. Lo que hacemos en la decena tiene impacto en toda la creación, en el mismo grado de la semejanza de la decena con ella. 

Si, de alguna manera, podemos conectarnos en la decena para asemejarnos a la ley de otorgamiento mutuo que está en la creación  general, tenemos impacto en el mundo en el grado en que intentamos implementar esas leyes por encima de nuestro ego. Más aún, nuestro impacto es también muy fuerte, porque somos principiantes pequeños y débiles. 

Parece que mientras más crecemos, más podremos tener un impacto en todo. En realidad, por una parte, al parecer tenemos un impacto mayor, por otra parte, tenemos menos impacto. Es como el impacto que los niños pequeños tienen en el mundo. No es grande en poder, pero es grande en su impacto. 

Es decir, ponemos mucha más atención a los niños que a los adultos. El mundo debe estar atento a ellos y actuar por ellos, pues son la parte central del mundo y su futuro. 

Así, con el poder del atributo de otorgamiento y su cualidad, tenemos impacto en la creación a un alto grado de forma cualitativa y muy poco por la fuerza. Esto cambiará más tarde porque hablaremos de mundos espirituales y no de nuestro mundo egoísta.
[241062]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 5/feb/19

Material relacionado:
El guión de la vida
Si tengo una decena no necesito nada más
Todo lo que necesito es la decena

Música del alma

Sólo podemos avanzar en la decena. Veo todo a través de mi ego, por eso, todo depende de si lo corrijo. Por eso el Creador rompió el alma común de Adam HaRishon para que yo pudiera trabajar y acercarme a mis amigos a pesar de mi ego y corregir mi percepción.

Los amigos entrarán en mi corazón y veré que detrás de cada uno está el Creador. Aparecen ante mí como mis cualidades corregidas, pero las veo corruptas en mi ego. Si trato de tenerlos directo en mi corazón, me corregiré.

Soy el único que necesita corregir mi actitud hacia la decena, hacia el mundo, hacia la realidad y a través de ella, hacia el Creador.

El Creador me da los amigos y dice: “Elígelos, este es tu buen destino, con ellos revelarás tu alma”. Debo aceptar este destino y unir a mis amigos en mi corazón y en mi mente. Esto significa que elegí el buen destino y alcancé el alma.

Si me calibro para ser bueno con mis amigos y a través de ellos, con el Creador, me afino como un instrumento musical, como las cuerdas de una guitarra, alcanzo armonía completa en su sonido. Así debo calibrarme para estar en sintonía con el grupo y empezar a jugar en él como un deseo común, un alma.

De esta manera, podremos armar nuestra oración común, como el rey David que escribió sus Salmos combinando en ellos los deseos de todo el pueblo de Israel. Estamos hablando de conexión interna y no de acciones externas. Las acciones externas sólo nos distraen y ralentizan nuestra corrección.
[274944]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 3/12/20, «Unidad por encima de todo»

Garantía mutua mundial

Pregunta: Es interesante que la ley de garantía mutua abarca al mundo entero ¿Por qué una nación no es suficiente para lograr la corrección? 

Respuesta: Somos todos parte del mismo sistema y por lo tanto, nadie puede escapar de la ley de garantía mutua

Pregunta: ¿Puedo llegar a una garantía mutua en la decena o esto no es suficiente? 

Respuesta: Si, puedes llegar a la garantía mutua en la decena, pero no una garantía absoluta. La garantía mutua absoluta es lograda después que toda la humanidad, siendo dividida en decenas, llega de las decenas, a cientos y así en adelante y se convierte en una sola decena con miles de millones de decenas individuales. 

Pregunta: ¿Ve en el futuro cercano a cada país dividido en esas decenas? 

Respuesta: Cómo será, no lo sé. No quiero pensar por adelantado y mucho menos notificarte. Pero creo que el mundo está llegando e inevitablemente llegará a esto. 

Pregunta: Baal HaSulam escribe que todos deben contribuir para crear una masa crítica para llegar a la armonía social. Entonces, ¿un enorme número de gente debe hacerlo? 

Respuesta: Si. Todos estarán de acuerdo. Avanzamos hacia allá. La naturaleza nos forzará, ya sea por el camino del sufrimiento o por el camino de la luz.
[274084]
De Kabtv “Habilidades de comunicación” 21/ago/20

Material relacionado:
La pirámide la garantía mutua
Garantía mutua cada vez mayor
La fórmula perfecta para la vida

Movimiento hacia la espiritualidad

Pregunta: En principio, constantemente trabajamos en decenas ¿qué nos hace falta ahora, esfuerzo en el impulso, un ataque a través de nuestro trabajo interno, en la unidad externa? ¿qué necesitamos añadir en nuestro trabajo en la decena con el fin de tener éxito? 

Respuesta: Gradualmente estamos cambiando. Puedo verlo en el material que les presento y cómo fluye. No es material al azar. Lo preparamos antes de cada clase y pasamos de una fase a otra. Después le doy forma a mis pensamientos en Twitter

Veo que estamos avanzando, las decenas están bien estructuradas y los amigos no son indiferentes en su participación. Al principio, fueron forzados a participar, después se dieron cuenta que no tenían opción, porque realmente debe ser de esta manera. 

Ya no están en la decena sólo porque tienen que estar, incluso en un sentido egoísta, sienten que comienzan a percibir algo en ella. Entienden que en la decena revelarán la fuerza de redención, la fuerza de revelación, inspiración, todos los deseos, toda la luz y toda la espiritualidad. Veo que se relacionan con la espiritualidad como algo precioso, al menos como algo esencial. 

Al menos, nadie es indiferente a la decena y esta es la razón de que sintamos este cambio y eso es muy bueno.
[241107]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 5/feb/19

Material relacionado:
Una decena del tamaño del mundo
Penetrando dentro de un diez
Equilibra las relaciones con la Luz