entradas en 'Mujer' categoría

Se acerca la era de la mujer

La epidemia de coronavirus nos mostró lo importante que es el hogar y la familia, que son el centro de nuestra vida y el papel de la mujer en quien descansa todo. El coronavirus nos unió.

Por un lado, puso al descubierto las contradicciones que existen entre nosotros en el mundo moderno. Sin embargo, mostró al hombre que la mujer es el punto central de toda nuestra vida y por lo tanto, debemos tratar de edificar alrededor de la parte femenina, Maljut, la nueva realidad de la era posterior al coronavirus.

Baal HaSulam escribe en el libro Ohr Bahir:

Ima [madre] viene de la palabra Omenet (lactancia) y cría ya que la gota viene del padre y la madre amamanta y cría la gota  y se divide en partes, órganos, carne y piel. Todo este trabajo es sólo de la madre  ya que el padre le dio sólo una pequeña gota y con su habilidad ella lo convierte en un ser humano completo. Por esta capacidad la llaman «madre».

La madre tiene una misión verdaderamente única. De hecho, la gota de semen, en realidad, viene del Creador y no requiere mucho trabajo del padre. La madre lo divide y lo distribuye en órganos y crece hasta que de esa gota se desarrolla una persona que es el resultado del trabajo del cuerpo de la madre.

Así funciona en el cuerpo físico. Pero también en la construcción del alma donde el padre y la madre participan juntos, la mayor parte del trabajo recae en la madre. Todo viene de la parte paterna pero gracias al trabajo materno.

El embarazo comienza con una gota del semen del padre, pero la madre desarrolla el feto, da a luz y luego lo alimenta, lo cría y cuida hasta que tiene edad suficiente para vivir de forma independiente.

Por eso, todas las madres, todas las mujeres del mundo, deben percibir el proceso que estamos experimentando hoy como una oportunidad para que la humanidad nazca como un feto en un nuevo nivel espiritual. Si todas las mujeres se unen, podrán criar a la humanidad con los dolores de parto. Este es un trabajo difícil, pero son las mujeres las que podrán dar a luz a una nueva humanidad y dirigirla para cumplir su misión.

El desarrollo de la humanidad se divide en dos etapas. Hasta hoy, el hombre ha gobernado el mundo y ha sido una época de guerras, problemas, conflictos, el poder del dinero y la violencia. La mujer fue casi invisible durante toda la historia de la humanidad, el camino de la violencia y las guerras.

Pero ahora llega el momento en que la madre, la mujer, debe asumir el papel de educar al mundo en su forma futura. Esta es la era de las mujeres y por lo tanto, ella debe saber cómo unirse con otras mujeres en aras de corregir el mundo. Puede ser difícil, pero no hay salida. Esto debe hacerse.

Todas las mujeres, todo Maljut, están obligadas a unirse y gracias a esta unidad, dan a luz a una nueva humanidad. Pero esto solo es posible siempre que las mujeres puedan unirse a pesar de su renuencia, puedan pisar su egoísmo y elevarse por fe por encima de la razón. Las mujeres exigirán que los hombres y el mundo entero se unan para establecer las conexiones correctas entre todos y así llevar al mundo a la corrección.

En el nivel corporal, es la mujer la que cría y cría una nueva generación. Y también en el sistema espiritual, solo una mujer es capaz de fortalecer, dar a luz y criar una nueva humanidad.

Nadie más que una mujer puede cumplir este papel. A medida que la madre desarrolla al feto, da a luz, cría, educa y forma a una persona futura, las mujeres unidas deben cumplir su papel de madres de toda la humanidad.

La imagen de una mujer unida debería convertirse en la fuerza central del mundo. De esta manera podemos salvar a la humanidad y dar a luz en una nueva forma. Después de que las mujeres se unan y lleguen a una opinión común y fuerte, podrán exigir todo a los hombres y el Creador estará de su lado. Así, las mujeres podrán derrotar a todos y establecer el orden correcto de desarrollo humano.

Pero esto sólo es posible después de la unión. Todo el problema es que no hay unidad entre las mujeres y por eso, nadie las percibe como una fuerza seria ni acepta sus demandas. Exigir el avance espiritual es posible solo si tienes fuerza espiritual y la fuerza espiritual está en la unidad.

Únanse al menos un poco y verán el poder que tienen. Así, exigirán y recibirán todo lo que deseen. El Creador lo hará, no hay obstáculos en su camino.  Tan pronto como las mujeres empiecen a unirse, el Creador se encargará de ellas.
[264858]
De la lección  “El papel de la mujer en el nuevo mundo,” 9/may/20

Material relacionado:
El éxito depende de la mujer
Una casa necesita una mujer sabia
El papel de la mujer en la corrección de nuestra naturaleza