entradas en 'mujeres espirituales' categoría

La última generación – el tiempo de la mujer

Para muchas generaciones, la mujer ha estado en las sombras. Pero en nuestro tiempo, empieza a despertar y a avanzar, porque vivimos en la última generación, la última fase de desarrollo de la humanidad, que debe traer unidad a la humanidad y después, unirla con el Creador. 

Los cabalistas escribieron sobre la llegada de la última generación y todas las señales están confirmadas, a juzgar por la pandemia global del coronavirus y por los demás eventos que están por acontecer en el futuro cercano.  

El progreso en el siglo XXI, nos trajo un estado en el que no hay nada que hacer, sino unirnos y elevarnos al nivel espiritual. Y aquí, en el nacimiento de una nueva humanidad, la mujer debe cumplir con su irremplazable rol. 

¿Cuál es la diferencia entre el trabajo de la mujer en el nuevo mundo post coronavirus y el anterior? Aún no lo entendemos ni lo sentimos realmente, pero podemos ya ver que el coronavirus nos encerró en nuestra casa, nos dejó solos con nuestro cónyuge, con nuestros hijos, con todos nuestros problemas. 

Empezamos a ver la vida en forma totalmente distinta, porque el futuro está envuelto en incertidumbre. Incluso ahora, con el alivio de la cuarentena y el aparente regreso a la normalidad de la vida, no sabemos lo que sucederá y estamos temerosos de una nueva ola de coronavirus. Es posible que hay muchos otros virus. 

Debemos entender que todo llega para hacer que seamos una humanidad. Y lo más importante, para organizar a las mujeres, para que se unan y guíen al mundo. Si la gente ahora está mucho tiempo en casa, quiere decir, que la mujer debe recibir una gran fuerza. 

Muchos perderán su trabajo, otros trabajarán desde casa, vía Internet, es decir, los hombres estarán en casa más tiempo. Y si todo está concentrado en la casa, es seguro que la mujer tendrá la posición más importante, más elevada y decisiva. La casa es llevada por la mujer, no por el hombre. 

Y así, si actuamos sabia y delicadamente, la mujer puede, gradualmente, dirigir al hombre hacia la corrección del mundo, que ya está por venir y se acerca. No tenemos elección. Necesitamos explicarlo a nuestros hombres y convencerlos de participar. 

La mujer, como madre, debería cuidar a sus hijos y a su esposo, para guiarlos en la dirección correcta hacia la corrección. Y, definitivamente podremos lograr paz en la familia y la paz en el mundo, tanto como nos elevemos para conectarnos con el Creador. 

Así, la última generación es el tiempo de la mujer, si ella puede cumplir con su rol. Si no, tendremos que avanzar a la corrección con golpes y sufrimientos.
[264942]
De una lección de Cabalá “La mujer en el nuevo mundo”, 9/may/20

Material relacionado:
El objetivo principal de la última generación
La última generación: cada uno tendrá su propio lugar
Instrucciones de La última generación

Rol espiritual de la mujer, parte 10

¿Quién está más corregido: el hombre o la mujer?

Pregunta: ¿Se puede decir que inicialmente, la mujer está más corregida espiritualmente que el hombre?

Respuesta: En parte sí. Pero, por otro lado, el hombre tiene mayores oportunidades para corregirse que la mujer. Así, en un estado específico, no se puede decir que el hombre tiene más condiciones y oportunidades que la mujer.

La mujer tiene un ego mucho más equilibrado y muchos menos estados. En el hombre es lo contrario. Pero entre hombres y mujeres hay una gran diferencia, toda una escala de estados egoístas.
[264090]
De  Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 8/mar/20

Material relacionado:
Papel de la mujer en el desarrollo espiritual de la humanidad
El papel de la mujer en el trabajo espiritual
La fuerza de la mujer: la fuerza de la creación

Rol espiritual de la mujer, parte 9

¿Cómo lleva el destino a dos personas al matrimonio?

Pregunta: ¿Qué es la mujer para el hombre y el hombre para la mujer en lo espiritual? ¿cómo se identifican? ¿hay algún patrón en la vida familiar y espiritual?

Respuesta: No pienses en eso. Hay ciertas condiciones espirituales entre marido y mujer, pero nada más. No hay necesidad de considerar a los demás.

Pregunta: ¿Pero hay algunas interacciones activas previstas entre los cónyuges?

Respuesta: Sí, por supuesto. No solo nos encontramos y nos casamos. Aunque a veces cometemos muchos errores, si concebimos hijos, ya es una familia. Y luego, de acuerdo con eso, el puntaje es relativo a la relación entre hombre y mujer.

Pregunta: Si no hay accidentes, ¿cómo se relaciona la combinación de almas en su necesidad de corrección, cómo lleva el destino al matrimonio a dos personas?

Respuesta: Te parece que el destino, que supuestamente tiene los ojos vendados, te guía y te saca de la multitud y también al otro y los une. ¡De ninguna manera!

Son fuerzas espirituales que actúan de acuerdo con el estado inicial del rompimiento del alma y con el estado final de unir todas las partes rotas. Entre estos dos estados, todas las almas pasan por un reordenamiento, cambiando, combinando y dando a luz a niños, etc. Todo sucede gradualmente, hasta llegar a la corrección general.
[263944]
De  Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 8/mar/20

Material relacionado:
Rol espiritual de la mujer, parte 7
Rol espiritual de la mujer, parte 6
Rol espiritual de la mujer, parte 5

Rol espiritual de la mujer, parte 6

La última estación es llegar a la raíz de tu alma

Pregunta:¿Cuáles son los detalles específicos para adquirir la propiedad de otorgamiento para la mujer? 

Respuesta: La mujer tienen un tipo de alma especial, no es la misma que la del hombre. No puede decirse que en Cabalá, es mejor o peor ser hombre o mujer. En realidad, de acuerdo con  la propiedad del alma, todas las otras condiciones le son entregadas al hombre: familia, pareja, trabajo y todo lo demás que le sucede. 

No pienso que necesitamos entender esto en particular. Si hubiera nacido mujer, por supuesto, tendría otras propiedades, otras funciones, un destino diferente. Pero ni siquiera debes preocuparte por ello porque la estación final en el destino del hombre es la misma para todos: llegar a la raíz del alma. 

Por lo tanto, sin importar si eres mujer o hombre, cada uno tiene su propia raíz de su alma, la cual todos deben aún así discernir y comprender. No importa quién eres por el momento. No hay espacio para preguntarse quién es más o menos afortunado. 

El Creador es absolutamente justo.  No hay preferencia por uno o por otro. La persona puede ser, por ejemplo, trabajador en África y aún así la propiedad y estado final de su alma está en el mismo nivel que todos los grandes cabalistas y grandes almas. La diferencia está sólo en el cumplimiento de su función terrenal, es decir, en la corrección

En lo espiritual, al contrario, mientras peores sean las condiciones en las que estoy, más grande es mi oportunidad de lograr un incremento y corregirme a mí mismo. Como resultado, todos nos volvemos absolutamente iguales y nadie puede tener ningún reclamo hacia el Creador, por qué él lo hizo así. 

Tal vez esto reduce ligeramente cualquier sabor y competitividad, pero te olvidarás, porque de todas maneras, observarás todo a través del marco de referencia terrenal, las propiedades terrenales. Y sólo cuando entres al mundo espiritual, te parecerá: “¿Por qué no estoy peor?” En realidad, a partir de que te sientes peor que el resto, puedes lograr una mayor exaltación y darle un mayor placer al Creador.
[263601]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 8/mar/20

Material relacionado:
Características particulares de la naturaleza de una mujer
Cómo conocer la raíz del alma
El rol espiritual de la mujer, parte 4

El rol espiritual de la mujer, parte 4

Hombre y mujer en la espiritualidad

Pregunta: ¿Pueden tanto la recepción como el otorgamiento desarrollarse en la mujer en nuestro mundo? ¿es armoniosa la mujer que sabe recibir para el otorgar?

Respuesta: Si, hombres y mujeres están separados en nuestro mundo de acuerdo con atributos biológicos externos, en el mundo espiritual, no importa en absoluto.

En el mundo espiritual, en cada uno, sea hombre o mujer, se forma el alma a partir del deseo de recibir y de la intención de otorgar. Por lo tanto, puede ser la parte espiritual masculina, es decir, el donante y su esposo, compañero de vida, puede ser la parte femenina. Luego puede cambiar de lugar según su esfuerzo y condición. No tiene nada que ver con el género fisiológico.

Si quieres trabajar espiritualmente con tu pareja, ya es un grupo. Grupo es un mínimo de dos personas, quizá diez, pero no más. En el grupo, todos dan y todos reciben.

Por lo tanto, todos juegan el papel de recibir como mujer, llamada parte femenina, así como dar, llamada parte masculina. Y esto tampoco tiene nada que ver con el género. Todo esto es muy condicional.

En nuestro mundo, la diferencia entre hombre y mujer tiene una idea estrictamente fija de acuerdo con características puramente fisiológicas. En el mundo espiritual, puedo convertirme de hombre en mujer y de mujer en hombre en un minuto. Todo depende de cómo se manifieste el egoísmo  y si puede elevarse por encima de él.

Deseo que todos ustedes sean hombres espirituales y que sigan siendo mujeres hermosas en el mundo corporal.
[263292]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 8/3/20

Material relacionado:
El papel de la mujer en el trabajo espiritual
Papel de la mujer en el desarrollo espiritual de la humanidad
El papel de la mujer en la corrección de nuestra naturaleza

Rol espiritual de la mujer, parte 1

Para corregir lo femenino

En uno de los artículos, Rabash escribe: “¿Quién es una esposa aceptable? La que cumple los deseos de su esposo».

“Se sabe que una persona se llama mujer, Nukva, cuando recibe luz del maestro. El Creador otorga placer a Sus criaturas. ¿Cuándo se llama a una persona esposa agradable? Cuando cumple los deseos, es decir, cuando por todo lo que disfruta, crea la intención de cumplir el deseo del maestro, sin ningún deseo por sí misma».

Si una persona común lee este pasaje, podría confundir a los cabalistas con los dueños medievales de esclavos. Pero cuando estudiamos Cabalá, entendemos que se refiere a nuestro deseo, que se llama «mujer». En Cabalá, el deseo de recibir se llama deseo femenino y el deseo de dar se llama deseo masculino.

Esto no tiene nada que ver con el género ni las definiciones de género en nuestro mundo. Por lo tanto, de ninguna manera queremos decir mujer ni hombre, sólo queremos decir que las raíces espirituales femeninas no sólo son diferentes de las masculinas, sino que también son más importantes. Después de todo, todo lo que se hace en el mundo, en aras de la corrección se hace en nombre de corregir lo femenino.
[263004]
De Kabtv  “Fundamentos de Cabalá”, 8/mar/20

Material relacionado:
La mujer —Un misterio de la naturaleza
Una mujer es una copa de bendición
El papel de la mujer en el trabajo espiritual

No volveremos a ser lo mismo

En este momento difícil de la pandemia de coronavirus, las mujeres pueden hacer un trabajo mucho mayor que los hombres porque tienen más conexión con la vida, un sentido de vida más fuerte en relación con su familia e hijos.

Después de la epidemia, la gente no será igual. Después de varios meses, estaremos acostumbrados a este nuevo estado. Comenzaremos a percibir el mundo de una manera nueva; sentiremos que está bajo el control de la fuerza superior.

Ahora tienen las mismas preguntas: ¿De dónde vino este problema? ¿por qué? ¿qué pasará después? De repente perdimos nuestras fuerzas para perseguir placeres de este mundo, lo principal es sobrevivir y que nuestros hijos vivan en paz en el mundo.

Es una etapa muy importante en la educación de la humanidad. El virus nos educará para que ya no seamos los mismos. Imagina que en cuatro, cinco o seis meses, cuando la epidemia desaparezca y el coronavirus nos deje, ya seremos diferentes.

Mientras tanto, necesitamos apoyarnos mutuamente y explicar que este golpe vino de la naturaleza, porque violamos sus leyes y violamos su integralidad y globalidad.

Destruimos a la naturaleza y como resultado, involuntariamente sacamos estos virus y los obligamos a manifestarse. Si continuamos tratando la naturaleza de igual manera, habrá muchos más virus nuevos, mucho más terribles que el coronavirus. Por lo tanto, no hay elección, debemos cambiar nuestras relaciones y nuestra actitud hacia la naturaleza y así, todo encajará.

En primer lugar, debemos entender que el coronavirus es consecuencia del desequilibrio que los humanos causamos a la naturaleza. Este desequilibrio viene de la falta de conexiones amistosas entre nosotros.

Debemos existir en un sistema integral, pero hacemos lo contrario y nos alejamos cada vez más. El ego crece todo el tiempo y nos pone, cada vez más, uno contra otro. Si no detenemos el proceso de separación global, haremos que aparezcan virus aún más dañinos.

Todos están de acuerdo en que necesitamos conexión mutua, pero nadie cree que podamos lograrlo, lo consideran un hermoso sueño. Sin embargo, en realidad no estamos obligados a lograr conexión, sólo tenemos que querer conectarnos.

Al anhelar la conexión, ya ponemos nuestro esfuerzo en la naturaleza y como resultado, la naturaleza se corrige y mejora. Así, todas las plagas, incluidos los virus, dejarán de salir.
[262771]
De la lección de Cabalá para mujeres 4/abr/20

Material relacionado:
“¿Cómo cambiará la sociedad después de la crisis del coronavirus?» (Quora)
¿Cómo será el mundo después de la epidemia?
Después de la pandemia

Una casa necesita una mujer sabia

Vemos que el papel de las mujeres está creciendo en el mundo moderno: se están volviendo más fuertes y están ganando cada vez más influencia. Están más en control de sus deseos y más orientadas a sus metas.

La debilidad de la mujer radica en que necesitan apoyo masculino para alcanzar sus objetivos. Pero tan pronto como recibe ese apoyo, puede hacer cosas que el hombre es incapaz de hacer.

Espero que en el futuro la mujer tenga mayor acceso al liderazgo mundial con la cooperación correcta y natural con el hombre. El mundo dejará de ser tan primitivo y corrupto como lo fue cuando lo dirigió el hombre mientras la mujer se quedaba en casa cuidando niños y el hogar. Vemos que lo que sucede ahora es lo contrario: mientras más avanza el mundo hacia el fin de la corrección, más poder gana la mujer.

El hombre tiene miedo a su esposa, porque la mujer cuida la casa, la gobierna. Es un rasgo característico de nuestro tiempo. Rabash bromeaba y decía “Un hombre justo; no le teme a nada excepto al Creador y a su esposa». Y es verdad.

Ahora, en muchas ciudades la mujer es elegida alcaldesas. ¿Por qué no? Si la mujer puede controlar una casa, puede controlar una ciudad. El hombre está más distraído y no es muy adecuado para esto. El hombre es más fuerte, pero la mujer es más razonable y capaz de soportar diferentes sistemas al mismo tiempo.

Ella cuida su casa con todas sus responsabilidades al mismo tiempo: lavandería, comidas, niños y además mil cosas diferentes y todo lo tiene en orden. Si sacas a la mujer de la casa para que el hombre la dirija solo, en una semana el apartamento se convertirá en basurero.

Está escrito: «La mujer es la casa». Y ¿no es el país y el mundo nuestro hogar? A la mujer sólo le falta el apoyo masculino y todo se resuelve. Estoy seguro de que si la mujer estuviera a la cabeza de todos los gobiernos, Habría paz en el mundo. No importa lo difícil que sea para las mujeres ponerse de acuerdo, finalmente lo logran, porque están dispuestas a aceptar e inclinarse, por lograr la paz.

Hombre y mujer deben sentirse como socios, iguales, si ambos son razonables al percibir su papel y saben que, en virtud de las cualidades que nos da la naturaleza, nos complementamos para lograr total perfección, eso será una corrección.

Está escrito en el libro Sefat Emet, en la porción Pinjas «Sobre Adam, está escrito que dos creaciones fueron creadas, es decir, el poder del hombre atrae el resplandor del mundo futuro, el poder masculino extrae el alma del mundo superior. El poder femenino termina la acción de la corrección del mundo». La mujer es la vasija que recibe iluminación, la fuerza del hombre atrae el brillo de arriba en aras del otorgamiento, es decir, por medio de la intención.
[261312]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 8/mar/20, clase con el tema «Día Internacional de la Mujer»

Material relacionado:
Hombre y mujer, unidad de los opuestos
Hombre y mujer: diferencias en el trabajo espiritual
Hombre y mujer – un imán entre ellos, parte 2

Hombre y mujer, parte 12

Hombres y mujeres: responsabilidades y posibilidades

Pregunta: ¿Hay alguna diferencia entre hombres y mujeres con respecto a los materiales y fuentes cabalistas? ¿qué pueden y deben leer las mujeres y qué deben leer los hombres?

Respuesta: Ambos pueden y deben leer absolutamente todo. Sin embargo, para los hombres, es un deber diario, para las mujeres, depende de su tiempo libre.

En cuanto al camino espiritual y al logro del Creador, para los hombres, de nuevo, es un deber, para las mujeres, es a voluntad según sus posibilidades.

Pregunta: ¿Hay alguna limitación con respecto a las fuentes? 

Respuesta: No.

Pregunta: ¿Significa que a todos se les permite leer El libro del Zóhar y Talmud Eser Sefirot (Estudio de las diez Sefirot )?

Respuesta: Por supuesto. Absolutamente todo.

Pregunta: En la decena ¿se requiere el trabajo tanto de mujeres como do hombres?

Respuesta: Sí. Sin embargo, la mujer está libre de estos mandamientos, los realiza según el tiempo; es decir, no tiene que correr a la clase a las tres de la mañana. Si lo necesita y si su carga de trabajo y su ocupación en el hogar lo permiten, puede escucharla en cualquier momento. Pero, para los hombres es un deber.

Pregunta: ¿Qué acerca de la difusión de la sabiduría de la Cabalá?

Respuesta: Es deber de hombres y mujeres difundirla, las mujeres deben hacerlo no menos que los hombres porque está relacionado con su función de dar a luz; a través de ella, la corrección llega al mundo. Por lo tanto, ella está ligada a la difusión aún más que el hombre.

Pregunta: ¿Deben tanto hombres como mujeres hacer un análisis interno, trabajo interno, todo tipo de escrutinios?

Respuesta: Todo esto es necesario para ambos. Sin embargo, la mujer lo hace siempre que puede, en el momento en que está libre, para el hombre es un deber, en ciertos momentos, en ciertas circunstancias. Hay un plazo claro para los hombres, pero no para las mujeres. También hay instrucciones claras sobre la cantidad y la calidad del trabajo para los hombres, pero no para las mujeres.
[255165]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 31/dic/18

Material relacionado:
Hombre y mujer, parte 9
Hombre y mujer, parte 10
Hombre y mujer, parte 11

Mujeres—Pidan al Creador

Pregunta: Debemos atribuir todos nuestros estados al Creador. Pero, ¿qué debemos hacer con la ira y la impaciencia que surge en nosotros? ¿Entiendes que viene del amor y vino para tu corrección?

Pero el descontento se desata, como si mi madre me regañara, y yo respondíera: “¿Por qué me regañas? Todavía no puedo hacer lo que me pides.

Respuesta: ¿Significa que tratas tus emociones negativas negativamente y quieres que sean positivas para que en lugar de quejas y odio hacia el Creador haya afecto, gratitud e incluso amor?

Así que pídelo. Él te envía todo esto específicamente para que le pidas amor para que Él te ame y tú lo ames.

Además, pide entender que estás recibiendo solo influencias positivas de Él, pero dado que pasan por tu egoísmo, se sienten como invertidos, negativos dentro de ti. 

¡Pídelo todo! No escondas nada, por el contrario, revela todo el tiempo. Si dicen que las mujeres tienen sentimientos tan serios y muchas quejas, actúa de esta manera. Los libros cabalistas hablan de eso todo el tiempo. Mira cuán afortunada eres con tu naturaleza femenina, y puedes recurrir más fácilmente, más a menudo y con mayor persistencia al Creador que los hombres.

Los hombres no tienen esto en su naturaleza. Esconden muchas cosas, las borran, piensan que esto es incorrecto, débil y que deben actuar de manera diferente. Las mujeres no. Es muy bueno que expresen sus emociones. En principio, esta es la naturaleza femenina, la calidad de Maljut. ¡Ve por ello!
[253168]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 13/feb/19

Material relacionado:
Hombre y mujer: diferencias en el trabajo espiritual
La tarea de la mujer en la corrección espiritual
Cada uno es un punto, cada uno es el Infinito