entradas en 'Preguntas frecuentes' categoría

¿Por qué para la mujer es tan importante ser guapa?

s_ochkami_100_wp[1]Pregunta: ¿Por qué las mujeres dedican tanto tiempo a su apariencia externa?

¿Por qué para la mujer es tan importante ser guapa para sí misma y ante los ojos del hombre? ¿Este fenómeno tiene una raíz espiritual?

Respuesta: La intención de la mujer de vestirse, arreglarse y embellecerse procede de una raíz superior.

“Embellecerse” significa corregirse a sí misma para asemejarse al Creador, a la fuerza de amor y otorgamiento.

Esta intención está arraigada en la profundidad de nuestra alma. En nosotros se encuentra “el punto en el corazón” que nos anima a “embellecer” nuestra “abominable” naturaleza egoísta, hacerla más bella.

Ser guapo significa ser semejante al Creador. La persona se vuelve hermosa cuando en ella brilla la Luz del Creador.

¿Pero por qué precisamente la mujer se engalana, se embellece? Porque en nuestro mundo la mujer simboliza Maljut, la raíz de la creación.

El hombre y la mujer, el novio y la novia, son la ilustración de las relaciones entre el Creador y la creación. La creación es la mujer y el Creador es el hombre.

¡Por lo tanto, cada uno de nosotros, tanto hombres como mujeres, tenemos que aprender a embellecer nuestra alma y ser guapos!

Material Relacionado:

Las mujeres en el camino de la cabalá

¿Qué es lo que las mujeres deben esforzarse por alcanzar?

La belleza está en los ojos del deseo de recibir

¿Quién allanará el camino hacia el Creador?

img_8378Pregunta: ¿Cómo puede usted determinar si una persona está apta para el estudio de la Cabalá o si es prematuro o perjudicial este estudio?

Respuesta: Los deseos de la persona por sí mismos le indican su camino, como se ha dicho: “Que la persona estudie en donde desea su corazón”. Por eso la Cabalá no atrae a la gente; en realidad, hasta la repele, para que la persona verifique el verdadero deseo de su corazón.

Pero incluso cuando la persona siente que precisamente en la Cabalá encuentra la respuesta a sus preguntas, esto no significa que él estudia la Cabalá. La mayoría de las personas entran en nuestro proceso de estudio sin entender exactamente por qué lo hacen. Como en nuestro mundo, la mayoría vive “porque viven”.

Y estas personas participan en el proceso del estudio, incluso prosperan en la adquisición de los conocimientos. Pero este conocimiento es exterior, porque no aspira internamente a cambiarse y ser semejante al Creador. Y como ellos, son el 99% de los que llegan a la Cabalá. Pero mientras ellos realizan un intenso trabajo de corrección, sólo un limitado número de tiene una preocupación interior persistente por la meta, la precisión y ejecución para alcanzarla.

Por lo tanto, incluso aquellos que se esfuerzan en la Cabalá, con una pregunta sobre el propósito de la vida, a menudo se quedan atrincherados como los otros, enfrentándose a los retos cotidianos de la vida. Hasta se pueden conformar con la observancia religiosa y los dogmas seculares.

Pero hay que comprender que no importa quien venga a estudiar la Cabalá, la pirámide de los deseos en la gente está estructurada de esta forma y entonces es suficiente tener un número limitado de personas que alcancen la unificación con el Creador. Ellos allanarán el camino hacia Él a todos los demás.

Material relacionado:

¿Qué sitio ocupa usted en la pirámide de la humanidad?
La pirámide
La historia de la humanidad dentro de mí

Un niño pregunta: ¿Por qué necesitamos el egoísmo?

child[1]Pregunta: ¿Por qué el Creador nos dio el egoísmo si nos tenemos que unir y eliminarlo tarde o temprano?

Respuesta: Las personas aprenden sobre el mundo al comparar los opuestos, como caliente y frío, negro y blanco, etc. Sentimos una cosa teniendo como fondo otra. Si todo fuera blanco o negro, no podríamos sentir nada. Siempre necesitamos el contraste, como en la diferencia que existe entre los colores, las sensaciones o los lugares. Lo que en realidad sentimos es la brecha entre las cosas y no cada cosa por sí misma.

El Creador es el atributo puro de otorgamiento. Sin embargo, no puedo sentir este atributo de otorgamiento a menos que me encuentre opuesto a él. Entonces tendré dos “habitantes” viviendo dentro de mi: un monstruo llamado la Inclinación Mala, y su opuesto: el Hermoso Creador, la Inclinación Buena. La oposición interior entre ellos me permitirá diferenciarlos.

 Antes de descubrir la mala inclinación dentro de mí, solamente puedo tener una ligera sensación de este mundo, una sensación muy pequeña. Pero, al revelar esta inclinación, también puedo descubrir al Creador que es opuesto a mi egoísmo.

Por eso necesitamos del egoísmo, para que sea nuestro “ayudante” del lado opuesto. Debido a que es opuesto al Creador, nos ayuda a alcanzarlo a y a percibirlo.