entradas en 'Profesor Espiritual' categoría

“¿Los judíos pueden ser antisemitas?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Los judíos pueden ser antisemitas?

Los judíos no sólo pueden ser antisemitas, pueden ser el más grande y severo tipo de antisemitas. 

¿Por qué? 

Porque los judíos tenemos un punto que nos conecta con el estado corregido y de unión de la humanidad -“ama a tu prójimo como a ti mismo”- el cual alguna vez descubrimos bajo la guía de Abraham, hace cerca de 3,800 años. Junto con ese punto, también albergamos el deseo egoísta fragmentado, el cual se opone el punto de unión, separándonos a todos unos de otros. 

Cada judío se acomoda a esta dualidad: un deseo egoísta de recibir, que busca beneficio personal a expensas de otros, junto con el punto altruista de unidad, anexo al estado máximo de unión del desarrollo de la humanidad. 

Quien se siente más cerca del punto central de unión, es atraído para desarrollarse de forma diferente que aquellos jalados por la carrera de ratas de las masas hacia la conexión positiva en la sociedad. Quien se resiste a este desarrollo y deja que el ego determine sus metas y placeres en la vida, está en contra de la unión y por lo tanto, de acuerdo a su definición más profunda, es antisemita. 

Sin embargo, el principal problema no es si ciertas personas son o no antisemitas. En su lugar, necesitamos entender cómo salen a la luz esas inclinaciones que son parte de un fenómeno natural, dónde se originan y cómo surgen nuestros sentimientos a partir del juego mutuo entre esas dos fuerzas interiores.

Si la conciencia de la causa auténtica del auto-odio en los judíos despierta a más y más personas, podríamos, de alguna manera, influir en el equilibrio de la humanidad con la naturaleza. Así la humanidad sería capaz de entender mejor por lo que está pasando. 

En pocas palabras, los judíos son los más grandes antisemitas, precisamente porque sostienen los dos puntos extremos de unidad y anti-unidad. 

Esos dos puntos tienen relaciones que cambian constantemente. En realidad existen en cada persona y lo vemos en cada nación, en cada etapa de desarrollo. Sin embargo, debido a que alguna vez descubrieron la unidad por encima de las grandes diferencias, en la antigua Babilonia, los judíos ven la diferenciación mucho más prominente entre esos dos puntos: por una parte, tienen acceso al mismo método que Abraham usó para unir a la gente por encima de sus diferencias, por otra parte, un ego más inflado que se resiste a esa unidad y hace que los judíos, fuera de cualquier proporción, tengan más éxito en sus esfuerzos egoístas, que las otras naciones. 

Por lo tanto, mientras más se desarrolla la humanidad, más odio hacia los judíos sienten las naciones del mundo. Es porque el antisemitismo es una respuesta natural al crecimiento del ego, que odia el punto opuesto a sí mismo, el que anhela conceder por encima del ego para conectarse positivamente con otros. 

La gente en áreas poco desarrolladas, como en las tribus, no tiene esa actitud hacia los judíos. Mientras más desarrollo hay en una civilización, con su gran competencia egoísta y su materialismo individualista, más se desarrolla su actitud hacia los judíos. De pronto, los que encuentran cada vez más problemas al intentar abrirse paso en el mundo moderno y civilizado, comienzan a sentir que les desagradan los judíos. Eso se debe al crecimiento del ego y a la subsecuente tensión entre el ego y el punto más profundo en el interior del hombre, el que anhela la conexión positiva con otros. 

Llegaremos a un estado en que el mundo entero revelará su actitud negativa hacia los judíos. Por eso, todo depende cuán pronto y hasta qué grado, los judíos comencemos a ejercer nuestro potencial: realizar el método para unirnos (“ama a tu prójimo como a ti mismo”) por encima de la división (“el amor cubrirá todas las transgresiones”), con el cual podemos convertirnos en conducto para que la unidad se extienda a la humanidad (“luz para las naciones”). 

Cuando esa transformación tenga lugar, la creciente actitud de odio hacia los judíos se invertirá a su forma positiva: una actitud de apoyo, respeto e incluso amor hacia un pueblo que traerá una nueva y jubilosa sensación de felicidad y unidad al mundo.

¿Cómo responder a situaciones agudas?

Pregunta: Cada uno tiene diferentes situaciones en la vida corporal ¿cómo pueden ser examinadas correctamente de forma espiritual?

Respuesta: Todo lo que nos sucede viene de arriba; nada es accidental.

Pregunta: ¿Cómo se relacionan los que estudian este método con situaciones similares que ocurren fuera del grupo?

Respuesta: No hago pronóstico. Existe la autoridad del Creador en todo lo que ocurre y necesito responder a la razón superior.

Si realmente me elevo por encima, obtengo respuesta. Si no, como todo en nuestro mundo, existiré en una serie de conjeturas tontas.
[253373]
Del Congreso en Moldavia, «día uno», 6/sep/19, «Prepararse para recibir la influencia de la sociedad», lección 2

Material relacionado:
Transformar todo en algo bueno
¿Cómo se debe responder al  mal?
Convertir odio en amor

Junta las partes del alma común

Baal HaSulam, Carta 4: No te falta nada excepto salir al campo que el Señor bendijo, recoger los órganos flácidos que cayeron de tu alma y ​​unirlos en un solo cuerpo.

«El campo que el Señor bendijo» es el estado entre nosotros. Es un campo salvaje que el hombre gradualmente cultiva, siembra y cosecha.

Lo más difícil es convencernos de que debemos juntar los órganos flácidos del alma común y conectarlos en un solo cuerpo. Estamos dispuestos a estudiar Cabalá y todo tipo de sabidurías, hacer preguntas difíciles y supuestamente desarrollar nuestro cerebro. Incluso estamos dispuestos a sentir, no sólo a los demás, también nuestras experiencias personales, pero eso no es lo que necesitamos.

Necesitamos pensar sólo en conectarnos con nuestros deseos internos, al Creador. Cada uno tiene ese deseo, el Creador nos lo dio desde antes y fue un gran regalo. Sin embargo, lo que debemos hacer es conectar todas las aspiraciones.

¿Cómo podemos convencernos de que necesitamos conectarnos con los amigos, con nuestros deseos dirigidos al Creador, el mío, el tuyo, el suyo y el de todos los demás? Lo demás no lo tomamos en cuenta, todo es de la bestia.

¿Cómo podemos conectar todos estos deseos, aspiraciones e intenciones en un deseo común? Decepciones, que sean nuestras decepciones comunes. Aspiraciones, nuestras aspiraciones comunes. Todo esto necesitamos dirigirlo al Creador. Es decir, trabajamos con Él: esto es lo que podemos y esto no, pedimos, nos decepcionarnos, lloramos y todo está relacionado.

Esto se llama «recoger los órganos flácidos que cayeron de tu alma y ​​unirlos en un solo cuerpo». Estos intentos atraen la influencia de la Luz superior y así se producirá la conexión.
[253429]
Del Congreso en Moldavia «Día uno» 6/sep/19, «Disolviéndose en los amigos», lección 1

Material relacionado:
¡Unidos hacia la Luz!
Baal HaSulam sobre el mandamiento del amor
El punto que me conecta con el mundo exterior

El verdadero maestro se siente con el corazón

Pregunta: ¿Cuándo llegó a su maestro Rabash, le envidiaba?

Respuesta: Desde el punto de vista de conocimiento y comprensión, sí. Pero desde el punto de vista de una persona ordinaria, ¿qué tenía para que yo le envidiara? Yo tenía 30 años y él 70. Frente a mí, estaba una persona que lo sabía todo, ¡pero no decía nada!

Pregunta: Cuando preguntó a Rabash, “¿Cómo se que estoy en el lugar correcto?”, él contestó, “Un verdadero maestro se identifica con el corazón”. ¿Cómo identificó, con el corazón, que era su maestro?

Respuesta: No se puede decir con palabras. Simplemente sientes que tiene la verdad y que necesitas recibirla de él. La tiene en sus manos y está dispuesto a extender hacia ti sus brazos, si tú extiendes los tuyos hacia él y la tomas. Aún así, el estudiante sigue sin entender al maestro.

Pregunta: ¿Cómo se da ese click, cuando se sabe con certeza que es su maestro, su lugar, su vida?

Respuesta: Lo entendí por sus lecciones. Vi que prácticamente todas mis preguntas tenían respuestas. Sentí que esa metodología era para mí.

Realmente, estuve con muchos grandes cabalistas, pero sus métodos de enseñanza no eran los correctos para mi en absoluto. Y sólo ahí sentí inmediatamente que era el conocimiento absoluto que yo quería recibir de él.
[214195]
De la lección de Cabalá en ruso 25/jun/17

Material relacionado:
Los artículos de Rabash
¿Cómo podemos probar al maestro?
Escuchar y oír al maestro

Quien quiera oírme lo hará

Pregunta: ¿Es usted la única persona a la que se le dio permiso desde arriba para enseñar la sabiduría de la Cabalá?

Respuesta: Yo enseño y quien quiera oírme lo hará. No tengo ninguna autorización enviada desde la «oficina espiritual«, que certifique que soy el único autorizado para enseñar la sabiduría de la Cabalá.

Comentario: Sería bueno que existiera tal certificado.

Mi respuesta: Eso no es verdad. Esto obligaría a la gente, así que ¿dónde estaría su libre elección?
[200852]
De la lección de Cábala en ruso 7/agosto/16

Material relacionado:
¿Cómo podemos probar al maestro?
¿Cómo saber si has encontrado un verdadero cabalista?
¿Cómo puedes encontrar al maestro adecuado?