entradas en 'Videos' categoría

Falsa realidad

Comentario: Hay tecnología que crea una falsa realidad. Llegamos a un estado en el que el avance tecnológico hizo posible, duplicar la voz de una persona y hacer videos en los que pueda poner cualquier palabras en la boca de alguien. Por ejemplo, se puede hacer un video de usted doctor Laitman, en el que diga “Pienso que es mejor que nadie estudie la sabiduría de la Cabalá” y usted va a decir, “No, no fuí yo”, pero podría ver el video y verse a sí mismo diciéndolo.…

Mi Respuesta: No veas nada. 

Pregunta: Por eso, es mi pregunta ¿a dónde nos lleva esto? 

Respuesta: Al punto en el que no creo nada de lo que veo o escucho. Nada. Sólo tengo una única fuente, que es el libro que me dió mi maestro y la fuerza superior a la que me conecto. 

Pregunta: Entonces, usted dice que en el futuro, es preferible no creer en nadie, es decir, ¿creer…?  

Respuesta: Seguro que no. Ni siquiera escuchar ni ver. 

Pregunta: Entonces, ¿cómo se comunicará la gente?

Respuesta: Tendrán que aprender la forma de comunicarse realmente de forma correcta. Todos los sentidos con los que percibo la realidad, son engañosos. Tendremos que aprender a comunicar correctamente, hasta que conectemos “como un hombre con un corazón”.

Pregunta: ¿Qué quiere usted decir?

Respuesta: Quiero decir que tenemos que corregir nuestros corazones.

Pregunta: ¿Cuál es la esencia de la corrección misma?

Respuesta: Que todos quieran beneficiar a los demás

Pregunta: Y, ¿qué dice eso sobre la verdad y las mentiras?

Respuesta: No habrá mentiras. ¿Mentiría yo a alguien a quien realmente amo?

Pregunta: Entonces, lo que entiendo es que el mundo avanza hacia una mentira sobre la vida ¿o mentira…? 

Respuesta: Así ha sido por mucho tiempo. Pienso que todos pueden estar de acuerdo. 

Pregunta: Entonces mañana será imposible creer nada de lo que se ve, escucha, percibe, para que yo tenga que construir un refugio, entrar y salir… 

Respuesta: Tienes que conectar contigo mismo y con los demás, para verdaderamente estar en un corazón, junto con los demás.…

Pregunta: Usted me confunde totalmente. ¿Es cierto o falso? 

Respuesta: Esto será la verdad. Si todos piensan lo mismo, eso es la verdad. 

Pregunta: Pero, ¿cómo pensarán todos lo mismo?,  somos diferentes… 

Respuesta: Nos corregiremos. 

Pregunta: ¿Cómo seremos lo mismo?

Respuesta: En nuestro amor mutuo. Esta es la naturaleza superior, que todos nosotros estamos en buenas relaciones con cada uno y sentimos la fuerza del bien que mora entre nosotros y eso es realmente la verdad.

Video disponible en inglés:

«¿De la pandemia mundial de coronavirus, aprendido algo que nos falta?» (Quora

Michael Laitman, en Quora: «¿De la pandemia mundial de coronavirus, aprendido algo que nos falta?«

Debemos aprender que el coronavirus no es sólo un golpe para nuestra salud y la economía, sino que surgió para transformar totalmente nuestra vida.

Por un lado, muchos entienden que es una transición importante. Por otro lado, queremos revivir nuestro estilo de vida anterior, tan pronto como descubramos un remedio para la enfermedad.

Pero, necesitamos elevar nuestra conciencia y ver que la naturaleza, con la pandemia, actúa en nosotros para aumentar nuestra comprensión y sentimiento de lo que sucede.

Es decir, el coronavirus no apareció sólo para aislarnos en nuestra casa y mantenernos a una distancia de dos metros, cuando salimos a la calle, tampoco para impedirnos asistir a eventos públicos y así. Surgió para que comprendamos nuestra interdependencia e interconexión y ajustemos nuestras relaciones para vivir con más responsabilidad mutua y consideración hacia los demás.

Mientras más tiempo permanezca la pandemia entre nosotros, más podremos constituir, gradualmente, una nueva sensación, más integral y global.

Aparte del golpe en sí, que, en contra de nuestra voluntad, nos enseñarnos que somos interdependientes también espero que, por nuestra voluntad y con educación, logremos aumentar nuestra conciencia.

En otras palabras, en lugar de sólo reaccionar ante un problema que se revela ante nuestros ojos, podamos aprender el gran proceso evolutivo en el que estamos y ver que vivimos en una naturaleza global e integral, que actúa para, finalmente, elevarnos a un estado armonioso de perfecta conexión entre nosotros y con la naturaleza.

Al comprender este amplio panorama, podremos ver al coronavirus como una difícil lección que la naturaleza nos da de forma muy calculada. Igual que en la forma en que educamos a los niños, si escuchan nuestros consejos de buena gana, estamos en buenas relaciones y se ahorran problemas. Pero, si no escuchan, para salvarlos de golpes inminentes mayores que podemos prever, debemos actuar de manera más estricta y severa hacia ellos.

Por eso, yo, mis estudiantes y mi organización invertimos tanto en explicar la causa raíz de la pandemia y cómo debemos usar esta situación para reajustar nuestro enfoque en la vida. Es decir, al aprender que la naturaleza opera en nosotros y que, más rápido, podemos lograr equilibrio con ella, tener una vida más saludable y feliz y también salvarnos de un sufrimiento futuro más intenso.

Es prudente aceptar el coronavirus como una advertencia de la naturaleza, usarlo para acercarnos más a ella. Es decir, la naturaleza es interdependiente y está interconectada, así debemos ver nuestra interdependencia, como parte de la naturaleza y aumentar nuestra responsabilidad mutua y nuestra consideración hacia los demás.

En última instancia, no hay pandemia ni virus, sino una fuerza que necesita presionarnos. No tiene deseo de lastimarnos, pero como padre amoroso que ve a su hijo desviarse hacia un curso negativo, necesita actuar de manera más agresiva para que podamos entender lo que quiere de nosotros.

De una forma u otra, necesitamos desarrollarnos y conectarnos más positivamente. La pregunta es, lo hacemos de manera armoniosa activando nuestra mente y corazón para conectarnos positivamente con los demás y reorganizar la vida para que nos de los elementos esenciales que todos necesitamos; o por el contrario, dejemos que la aplanadora de la evolución de la naturaleza siga persiguiéndonos, incitándonos por detrás para despertarnos en circunstancias dolorosas.

Cortos de: Hacia la verdad. Descifrando el enigma judío

En el contexto de una crisis global multifacética, que empeora cada día y las olas de antisemitismo que se hacen cada vez más fuertes, una persona ofrece una solución improbable, que puede ser la más lógica hasta ahora. Hacia la verdad es una película que cualquiera que se preocupe por el pueblo judío debería ver. Siguiendo al maestro de Cabalá, cabalista doctor Michael Laitman, es el fruto de cinco años de documentación exclusiva, pinta un cuadro que rompe las convenciones y cruza las fronteras. Más que un retrato personal, es un acertijo, un anticipo raro de una visión del mundo que exige la reevaluación de la identidad judía israelí y las creencias familiares con las que crecimos.

 

¿Por qué necesitamos tanto optimismo como pesimismo?

Vivimos en un mundo dual. Cada cualidad que vemos tiene su opuesto correspondiente, es decir, izquierda-derecha, hombre-mujer, oscuridad-luz, etc. De acuerdo con esta división natural, la gente se puede definir como optimista o pesimista. Cada persona también puede ser optimista y pesimista en diferentes proporciones.

¿Para qué necesitamos algo que tiene su opuesto? ¿no sería mejor si todos fueran optimistas?

Aunque los investigadores dicen que los optimistas triunfan más rápido y viven más, la humanidad tiene que ser variada. Va incluso más allá del dualismo. Cuando escuchamos una sinfonía o vemos un mosaico, las diferencias son lo que lo hacen hermoso y único.

Lo mismo para nosotros. Actualmente, por nuestra actitud negativa, nuestras diferencias se convirtieron en motivo de rechazos y de comentarios desagradables. Sin embargo, si en el futuro cercano, la humanidad aprende a elevarse por encima de sus relaciones negativas, todos podremos ver la belleza de nuestras diferencias, pues es nuestro complemento, enriquece la conexión y la hace armoniosa. Cuando optimistas, pesimistas y gente de diferente origen y opinión se une, creará una forma que se ajuste a la naturaleza y traerá equilibrio al mundo.

¿Cómo podemos equilibrar a la sociedad? – Charla con el profesor Stephen Bronner

El cabalista doctor Michael Laitman y el profesor stephen Bronner, co-director del consejo internacional para la diplomacia y el diálogo y el autor de A Rumor About the Jews: Anti-Semitism, Conspiracy, and the Protocols of Zion (Un rumor acerca de los judíos: antisemitismo, conspiración, y los protocolos de Sión) buscan la manera óptima para equilibrar a la sociedad. 

Dos fuerzas operan la realidad: positiva y negativa. La fuerza negativa es el ego humano que evoluciona constantemente -el deseo de disfrutar a expensas de otros. Se desarrolla naturalmente y cuando surge, causa crisis y desintegración. La fuerza positiva es de amor y otorgamiento, la fuerza altruista. Se revela en las conexiones humanas positivas. De forma subconsciente anhelamos el altruismo, pero enfrentamos manifestaciones del ego a nuestro alrededor. 

¿Cómo nos deshacernos de nuestro ego? 

No debemos deshacernos de nada. Tanto altruismo como egoísmo, amor como odio, son necesarios para nuestro desarrollo. La humanidad tiene que encontrar un equilibrio consciente entre esas dos fuerzas, la sabiduría de la Cabalá nos dice cómo. 

Existimos bajo las leyes de la naturaleza, por lo tanto estamos sujetos a ellas. Si la gente crea una actitud así hacia odio y amor, donde uno cubre el otro (“el amor cubre todas las transgresiones”), construirá una estructura que se ajustará al sistema integral de la naturaleza y si logra equivalencia de forma con la naturaleza, llegará al equilibrio perfecto y completo. 

COVID-19 muestra nuestras relaciones egoístas

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 14/mar/20

El coronavirus nos muestra cuán incorrectas son nuestras relaciones.

Coronavirus: un mensaje de la naturaleza.

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 14/mar/20

Coronavirus: un mensaje de la naturaleza

Antisemitismo: raíz y solución – charla con el profesor Stephen Bronner

El cabalista doctor Michael Laitman y el profesor Stephen Bronner, codirector del consejo internacional para la diplomacia y el diálogo y autor de A Rumor About the Jews: Anti-Semitism, Conspiracy, and the Protocols of Zion (Un rumor acerca de los judíos: antisemitismo, conspiración y protocolos de Sión) discuten las raíces y la posible solución del antisemitismo. 

El antisemitismo es un fenómeno de muchas facetas. Se manifiesta en diferentes formas, de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, es la consecuencia de que el pueblo judío no tenga conciencia de su misión en el mundo, por lo tanto, tampoco disposición para llevarla a cabo. 

¿Cuál es esa misión? La misión del pueblo judío es implementar el método de conexión, por encima de nuestras actitudes egoístas mutuas y transmitirlo al mundo, para convertirse en “luz para las naciones”, como dicen las escrituras. 

De acuerdo a sus antecedentes históricos, los judíos se originaron hace alrededor de 3,800 años en la antigua Babilonia, como una colección de 70 naciones diferentes unidas bajo el principio ideológico, “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Dado que este principio contradecía el estilo de vida de Mesopotamia, el rey Nimrod expulsó a los judíos de Babilonia y se embarcaron en dirección a la tierra de Canaán. 

Con el tiempo, el pueblo no pudo observar la condición de “ama a tu amigo como a ti mismo” y la raíz espiritual original de los judíos -unidad por encima de todas las diferencias- se olvidó y fue reemplazada por costumbres. Así surgieron las religiones y las prácticas, como compensación por el método de conexión que desde entonces se  perdió. 

Sin embargo, los judíos aún portan este método en su interior. Ya sea que estén conscientes o no o, si se aceptan realizarlo o no, el pueblo judío tiene un llamado interior para unirse y esparcir la unidad por encima de las diferencias en todo el mundo. El odio de las naciones del mundo es una exigencia subconsciente hacia los judíos para que llevan a cabo su misión. 

Por lo tanto, para resolver el problema del antisemitismo, los judíos necesitan dar ejemplo de unidad por encima de las diferencias, al hacerlo, permitirán que el mundo los siga, en última instancia pavimentarán el camino hacia el equilibrio con la naturaleza, armonía y cohesión social. 

Parque Rabash

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 3/mar/20

Siempre con el

Líderes sin hijos

Los líderes de los cuatro pilares de la UE -Alemania, Inglaterra, Francia e Italia- no tienen hijos. Quiere decir que una gran cantidad de personas que toman decisiones sobre el futuro de Europa, no tienen ningún interés personal en ese futuro. La opinión afirma que simplemente luchan por el poder, gobiernan el mundo sin hacer nada por él y que personalmente, no tienen a nadie para quién construir un buen futuro.

¿Qué dice Cabalá de este fenómeno de líderes sin hijos?

Hoy, nos encontramos en un mundo donde los que gobiernan no se relacionan con su país, como su hogar. Según la Torá, no se pueden ocupar puestos de gobierno si no se tiene familia e hijos. Sin embargo, en nuestro caso, merecemos la situación que vivimos. Los líderes europeos sin niños, nos demuestran quiénes somos y cómo tratamos al mundo. Realmente no nos importa lo que pase mañana. Estamos mecánicamente en el mundo, sin tener en cuenta las consecuencias de nuestras intenciones y acciones.

¿Por qué? Para que podamos reconocer el mal, es decir, que el ego humano que busca beneficio propio a expensas de los demás, está detrás de cada pensamiento, decisión y acción humana. Una vez que alcanzamos ese reconocimiento del mal, podremos trabajar para construir el bien sobre él. El mundo necesita esa iluminación.