entradas en 'Videos' categoría

Cortos de: Hacia la verdad. Descifrando el enigma judío

En el contexto de una crisis global multifacética, que empeora cada día y las olas de antisemitismo que se hacen cada vez más fuertes, una persona ofrece una solución improbable, que puede ser la más lógica hasta ahora. Hacia la verdad es una película que cualquiera que se preocupe por el pueblo judío debería ver. Siguiendo al maestro de Cabalá, cabalista doctor Michael Laitman, es el fruto de cinco años de documentación exclusiva, pinta un cuadro que rompe las convenciones y cruza las fronteras. Más que un retrato personal, es un acertijo, un anticipo raro de una visión del mundo que exige la reevaluación de la identidad judía israelí y las creencias familiares con las que crecimos.

 

¿Por qué necesitamos tanto optimismo como pesimismo?

Vivimos en un mundo dual. Cada cualidad que vemos tiene su opuesto correspondiente, es decir, izquierda-derecha, hombre-mujer, oscuridad-luz, etc. De acuerdo con esta división natural, la gente se puede definir como optimista o pesimista. Cada persona también puede ser optimista y pesimista en diferentes proporciones.

¿Para qué necesitamos algo que tiene su opuesto? ¿no sería mejor si todos fueran optimistas?

Aunque los investigadores dicen que los optimistas triunfan más rápido y viven más, la humanidad tiene que ser variada. Va incluso más allá del dualismo. Cuando escuchamos una sinfonía o vemos un mosaico, las diferencias son lo que lo hacen hermoso y único.

Lo mismo para nosotros. Actualmente, por nuestra actitud negativa, nuestras diferencias se convirtieron en motivo de rechazos y de comentarios desagradables. Sin embargo, si en el futuro cercano, la humanidad aprende a elevarse por encima de sus relaciones negativas, todos podremos ver la belleza de nuestras diferencias, pues es nuestro complemento, enriquece la conexión y la hace armoniosa. Cuando optimistas, pesimistas y gente de diferente origen y opinión se une, creará una forma que se ajuste a la naturaleza y traerá equilibrio al mundo.

¿Cómo podemos equilibrar a la sociedad? – Charla con el profesor Stephen Bronner

El cabalista doctor Michael Laitman y el profesor stephen Bronner, co-director del consejo internacional para la diplomacia y el diálogo y el autor de A Rumor About the Jews: Anti-Semitism, Conspiracy, and the Protocols of Zion (Un rumor acerca de los judíos: antisemitismo, conspiración, y los protocolos de Sión) buscan la manera óptima para equilibrar a la sociedad. 

Dos fuerzas operan la realidad: positiva y negativa. La fuerza negativa es el ego humano que evoluciona constantemente -el deseo de disfrutar a expensas de otros. Se desarrolla naturalmente y cuando surge, causa crisis y desintegración. La fuerza positiva es de amor y otorgamiento, la fuerza altruista. Se revela en las conexiones humanas positivas. De forma subconsciente anhelamos el altruismo, pero enfrentamos manifestaciones del ego a nuestro alrededor. 

¿Cómo nos deshacernos de nuestro ego? 

No debemos deshacernos de nada. Tanto altruismo como egoísmo, amor como odio, son necesarios para nuestro desarrollo. La humanidad tiene que encontrar un equilibrio consciente entre esas dos fuerzas, la sabiduría de la Cabalá nos dice cómo. 

Existimos bajo las leyes de la naturaleza, por lo tanto estamos sujetos a ellas. Si la gente crea una actitud así hacia odio y amor, donde uno cubre el otro (“el amor cubre todas las transgresiones”), construirá una estructura que se ajustará al sistema integral de la naturaleza y si logra equivalencia de forma con la naturaleza, llegará al equilibrio perfecto y completo. 

COVID-19 muestra nuestras relaciones egoístas

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 14/mar/20

El coronavirus nos muestra cuán incorrectas son nuestras relaciones.

Coronavirus: un mensaje de la naturaleza.

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 14/mar/20

Coronavirus: un mensaje de la naturaleza

Antisemitismo: raíz y solución – charla con el profesor Stephen Bronner

El cabalista doctor Michael Laitman y el profesor Stephen Bronner, codirector del consejo internacional para la diplomacia y el diálogo y autor de A Rumor About the Jews: Anti-Semitism, Conspiracy, and the Protocols of Zion (Un rumor acerca de los judíos: antisemitismo, conspiración y protocolos de Sión) discuten las raíces y la posible solución del antisemitismo. 

El antisemitismo es un fenómeno de muchas facetas. Se manifiesta en diferentes formas, de acuerdo a la sabiduría de la Cabalá, es la consecuencia de que el pueblo judío no tenga conciencia de su misión en el mundo, por lo tanto, tampoco disposición para llevarla a cabo. 

¿Cuál es esa misión? La misión del pueblo judío es implementar el método de conexión, por encima de nuestras actitudes egoístas mutuas y transmitirlo al mundo, para convertirse en “luz para las naciones”, como dicen las escrituras. 

De acuerdo a sus antecedentes históricos, los judíos se originaron hace alrededor de 3,800 años en la antigua Babilonia, como una colección de 70 naciones diferentes unidas bajo el principio ideológico, “ama a tu prójimo como a ti mismo”. Dado que este principio contradecía el estilo de vida de Mesopotamia, el rey Nimrod expulsó a los judíos de Babilonia y se embarcaron en dirección a la tierra de Canaán. 

Con el tiempo, el pueblo no pudo observar la condición de “ama a tu amigo como a ti mismo” y la raíz espiritual original de los judíos -unidad por encima de todas las diferencias- se olvidó y fue reemplazada por costumbres. Así surgieron las religiones y las prácticas, como compensación por el método de conexión que desde entonces se  perdió. 

Sin embargo, los judíos aún portan este método en su interior. Ya sea que estén conscientes o no o, si se aceptan realizarlo o no, el pueblo judío tiene un llamado interior para unirse y esparcir la unidad por encima de las diferencias en todo el mundo. El odio de las naciones del mundo es una exigencia subconsciente hacia los judíos para que llevan a cabo su misión. 

Por lo tanto, para resolver el problema del antisemitismo, los judíos necesitan dar ejemplo de unidad por encima de las diferencias, al hacerlo, permitirán que el mundo los siga, en última instancia pavimentarán el camino hacia el equilibrio con la naturaleza, armonía y cohesión social. 

Parque Rabash

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 3/mar/20

Siempre con el

Líderes sin hijos

Los líderes de los cuatro pilares de la UE -Alemania, Inglaterra, Francia e Italia- no tienen hijos. Quiere decir que una gran cantidad de personas que toman decisiones sobre el futuro de Europa, no tienen ningún interés personal en ese futuro. La opinión afirma que simplemente luchan por el poder, gobiernan el mundo sin hacer nada por él y que personalmente, no tienen a nadie para quién construir un buen futuro.

¿Qué dice Cabalá de este fenómeno de líderes sin hijos?

Hoy, nos encontramos en un mundo donde los que gobiernan no se relacionan con su país, como su hogar. Según la Torá, no se pueden ocupar puestos de gobierno si no se tiene familia e hijos. Sin embargo, en nuestro caso, merecemos la situación que vivimos. Los líderes europeos sin niños, nos demuestran quiénes somos y cómo tratamos al mundo. Realmente no nos importa lo que pase mañana. Estamos mecánicamente en el mundo, sin tener en cuenta las consecuencias de nuestras intenciones y acciones.

¿Por qué? Para que podamos reconocer el mal, es decir, que el ego humano que busca beneficio propio a expensas de los demás, está detrás de cada pensamiento, decisión y acción humana. Una vez que alcanzamos ese reconocimiento del mal, podremos trabajar para construir el bien sobre él. El mundo necesita esa iluminación.

Cómo liberar al planeta de la trampa de la basura

Lo sepas o no, en el Océano Pacífico, existe un nuevo continente casi del tamaño de Estados Unidos. No, no es la nueva Atlántida, es una isla de basura. 

Miles de millones de dólares son invertidos en resolver el problema de desechos en el Océano Pacífico. Sin embargo, mientras, por un lado, alguien utiliza la basura, por el otro lado, alguien desecha, incluso más basura que antes. 

¿Cuál puede ser la solución real y práctica en esta situación? Esto podría sonar muy profundo, pero todo es congruente con las relaciones humanas. Están rotas. Si una persona se preocupa sólo por sí misma, es muy probable que dañe a otras. Si cada uno se preocupa sólo por su beneficio propio, definitivamente daña a todo el planeta. 

Por eso, para liberar a la Tierra de la trampa de la basura, tenemos que corregir nuestras relaciones, hacer que se ajusten a las leyes naturales, comenzar a pensar en lo que hacemos y tomar responsabilidad por todas y cada una de nuestras acciones. Necesitamos aprender a construir conexiones positivas, por encima de nuestras actitudes personales egoístas. Al hacerlo, liberaremos al planeta de la basura y atraeremos la fuerza positiva a la humanidad.

Comida “chatarra”

El desperdicio de comida es la tercera fuente más grande de emisiones de gases de efecto invernadero. Tan solo en la UE se desechan más de 12,000 millones de toneladas de comida por año. Para prevenir el desperdicio de comida, en Inglaterra, se desarrolló un nuevo proyecto: cierto tiempo antes de que la comida sea desechada por restaurantes y cafeterías, está disponible para su entrega a domicilio ¿ese enfoque dará buen ejemplo y ayudará a resolver el problema de distribución de comida en el mundo? 

Es verdad, la llamada Pagpag (comida “chatarra”) está ganando popularidad en el mundo. Tiene poco impacto en los problemas relacionados con la comida, sin embargo, lidiar con las consecuencias del problema, no resuelve la raíz. Aún nos sentimos inclinados a consumir de más y a desechar productos, mientras que un gran número de personas pasan hambre, están desnutridas, etc. 

¿Cuál es la solución óptima? 

Con el fin de distribuir la comida de forma correcta, necesitamos aprender a consumir correctamente. Se requiere que creemos un entorno de educación social, donde, incluso si despertamos cada mañana siendo egoístas, seamos obligados a tomar conciencia de que somos sólo una pequeña parte de un sistema enorme y que dependemos de él, como él depende de nosotros. Esto necesita ser explicado a diario, en cada oportunidad, por todos los canales de información, para que todos nos demos cuenta de que influimos en el mundo y tomemos la responsabilidad de hacer un lugar más feliz y mejor.