entradas en 'Adam el alama comun' categoría

Al cuidarnos a nosotros mismos, cuidamos al mundo

Después de la clase, salimos al ancho mundo y el mundo, la humanidad, todo el Kli de Adam HaRishon, entra entre nosotros, los diez amigos. El mundo comienza a fluir dentro de la decena, los amigos con los que me conecto y nos trae sus pensamientos y deseos.

Debemos sentir los deseos del mundo; de lo contrario no lograremos la corrección general. Debemos entender que esto no es política ni economía, sino que el enorme deseo del alma común de Adam HaRishon se interpone e influye en nosotros para que volvamos a la unidad por encima de los obstáculos. A pesar del ego añadido, nos volvemos a conectar con una fuerza aún mayor.

Las impresiones del gran mundo no deberían separarnos. Absorbemos del mundo sólo las impresiones con las que luego podemos trabajar para corregir.

Si no rompemos nuestra conexión, el gran mundo, que influye en nosotros durante el día, se conectará adecuadamente y podremos corregirlo. Y al corregirlo dentro de nosotros, causamos sus cambios afuera porque ya hay conexión entre lo interno y lo externo.

Si durante el día, en la decena, el mundo no puede dividirnos ni separarnos le transferimos nuestra unión, por lo tanto, corregimos al mundo. Gradualmente se convierte en parte de nuestro Partzuf espiritual, su final (Sof). Aún no podemos trabajar activamente con él, pero ya se está convirtiendo en una parte útil del Partzuf.

Así que, día a día absorbemos nuevos deseos del mundo y le transmitimos el poder de la unidad. Toda la humanidad pertenece a un Kli, un alma. Al tratar de unirnos en la decena, construimos la parte interior de la vasija espiritual y la cabeza (Toj y Rosh). Y toda la gente que aún no se une es el final del Partzuf (Sof). Por eso, debemos unir estos deseos.

Vivimos en el tiempo de la corrección general y debemos pensar en el mundo entero. Estamos entre la gente, en contraste con los cabalistas del pasado que vivían en una cueva como ermitaños, en pequeños asentamientos. Los cabalistas siempre buscaron la soledad porque no era necesario trabajar para corregir el mundo.

Pero vivimos en una época diferente y, nos guste o no, obtenemos impresiones de todo el mundo. Durante el día, absorbemos sus deseos y debemos procesarlos. Y cuando nos unimos en la decena, debemos tener en cuenta que nuestra unidad también incluye los deseos recibidos del mundo. Y cuando regresamos al ancho mundo, influimos en él con deseos corregidos y el mundo cambia y avanza hacia la corrección y la unidad.
[274817]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/12/20, «El trabajo con fe por encima de la razón»

Material relacionado:
No solos, todos juntos
Una decena como herramienta para la adhesión
Una nueva página cada día

El nacimiento del alma general

1123El Libro del Zóhar, «Ki Tazria», ítem 91: La lepra significa cierre, puesto que cierra las Luces superiores y no las abre. Y cuando ésta las cierra y no las abre, a esto se le llama «una plaga». Los patriarcas, HGT, no son alimentados, dado que no reciben luz, y con mayor razón los hijos, NHY. Está escrito, «Cuando la plaga de la lepra está en el hombre», es decir en realidad enel Adam, en ZA, que es HaVaYaH con Alef, que es Adam en Guematria. Y a partir de aquí se desciende hacia el Adam inferior que lo causó, y bloquea su luz, y no hay aflicción para todos con el cierre de las luces.

Todo depende de cuánto podamos elevar hacia Zeir Anpin nuestros anhelos, nuestras peticiones y nuestras oraciones correctas por la corrección.

Al unirnos, ascendemos a Maljut desde la cual podemos empezar a elevar nuestra petición hacia Zeir Anpin, hacia un nivel superior, hacia el Partzuf superior, hacia un sistema superior. Al conectarnos con él, convocamos la Luz que desciende sobre nosotros.

Pero la intensidad de su descenso depende de cómo la convoquemos, dado que nosotros estamos por debajo de los mundos de BYA (Beriá, Yetzirá, Assiyá) de impureza. Nuestros egos están constantemente activos y burbujeantes, y nosotros tiramos en diversas direcciones, y así resulta que podemos detener el avance de nuestra oración en cualquier momento y caída.

En ese caso, hay inseguridad, contactos poco claros entre Maljut y Zeir Anpin y nosotros somos los responsables de eso. Hay una amenaza de un aborto involuntario, el temor de que el embrión no se desarrolle.

Pregunta: ¿Cuál es el significado del ascenso de Maljut y un mayor crecimiento hacia Zeir Anpin?

Respuesta: El ascenso de Maljut lo cumple la conexión entre los amigos. Si nos conectamos correctamente entre nosotros, creamos la Maljut desde la cual elevamos hacia Zeir Anpin nuestro deseo colectivo general como un todo.

Zeir Anpin es el Creador y el ascenso de Maljut a Zeir Anpin se asemeja al Creador y al hecho de adherirse a Él cuando nos volvamos un todo en nuestra unidad, avanzando hacia la unidad con el Creador.

La imagen del Creador es llamada Adam (ser humano) con respecto a las personas que se reúnen y crean entre ellas un alma general completa.

Pregunta: En otras palabras, ¿primero se crea un mundo a partir de los deseos y nace en él un ser humano?

Respuesta: No. Cuando nuestros deseos se vuelven un todo, mientras nos incorporamos mutuamente unos con otros de modo que las diferencias entre nosotros desaparezcan, este deseo general asciende más alto con nuestra petición de parecernos al Creador con el fin de convertirnos en Adam, seres humanos.

(138703 – Del Kab.TV «Los secretos del Libro Eterno» del 2/12/14)

Material relacionado:

La Cabala la enseñan los hombres porque Zeir Anpin corrige a Maljut
Una corrección en parejas en todos los niveles
Acelera el tiempo de la liberación