entradas en 'Adam el alma común' categoría

La tendencia de la naturaleza.

El propósito de la naturaleza es llevarnos a buscar la  corrección «Dios o la naturaleza son lo mismo»

Pregunta: Desde el punto de vista de Cabalá, Dios o la naturaleza son lo mismo. El propósito de la naturaleza, como está escrito en las fuentes, es la unidad de los opuestos. Por eso se habla tanto de la necesidad de unir, amar al prójimo, etc. Pero ¿cuál es el propósito o la tendencia de la naturaleza?

Respuesta: El propósito de la naturaleza es llevar al hombre y a todo lo que representan el concepto de hombre, a la equivalencia de forma con el Creador. Y entonces se llamará Adam (Adomeh, similar al Creador).

El Creador es la cualidad de otorgamiento y amor. El hombre en su estado original es opuesto a esta cualidad. Por eso, su corrección es alejarse -por sí mismo- de su cualidad egoísta original y cambiar para hacerlo todo en beneficio de los demás. Esta es la tendencia de la naturaleza.

 

Saber más sobre «Naturaleza humana: todo es para mi beneficio»

Alcanzando el alma común

Pregunta: ¿Cómo podemos ver a siete mil millones de personas, como las más grandes? ¿vale la pena hacerlo? 

Respuesta: Las siete mil millones de personas son parte de tu alma. Todos somos parte del alma común, Adam. Por eso, no hay problemas. Al final, alcanzaremos esa alma. Su cualidad de otorgamiento se llama Adam y la cualidad de recepción se llama Hava (Eva). https://laitman.es/2017/05/que-es-el-alma/

Todos existimos en este sistema y sólo tenemos que abrir nuestros ojos y arreglarlo en la forma correcta.https://laitman.es/2021/01/reune-las-piezas-del-alma-comun/
[292989]
Del Congreso internacional “Elevándonos por encima de nosotros mismos”, 8/ene/22, “Extraemos la grandeza de la meta de los amigos”, clase 4  

Material relacionado:
La humanidad es una sola alma
Reúne las piezas del alma común
Adam es el alma colectiva

Cuál es el programa de la vida

Pregunta: ¿Cuál es el verdadero programa de la vida?

Respuesta: El programa de la vida es permitir que todos los niveles se desarrollen y lleguen a un nivel superior. Esto es lo que sucede de un estado a otro en la escalera espiritual, hasta que llegamos al nivel de Adam, (nivel humano)  que se asemeja a la fuerza superior. El nivel animal no cambia en su esencia, sigue en el nivel animal, pero desarrolla una forma similar a la fuerza superior, llamada Adam. 

Es decir, el hombre no se vuelve como la fuerza superior, como el Creador, pero con respecto a los niveles de la naturaleza, inanimado, vegetal y animal, se vuelve socio de la fuerza superior. No podemos llegar al nivel por encima del nivel de Adam. Lo que sucede con nosotros, sucede por encima de los niveles inanimado, vegetal y animal, o sea, un cambio de intención pero no de nuestra naturaleza real. 

Pregunta: ¿Podemos decir que en el estado actual los humanos solo somos robots biológicos? 

Respuesta: Somos robots biológicos. No somos diferentes en absoluto de otros animales. Vivimos con nuestros instintos, deseos y pensamientos, justo como ellos. Solo si recibimos el poder de otorgar desde arriba y lo usamos, nos volveremos similares a la fuerza de otorgamiento, que es totalmente externa y está separada de nosotros. 

Es como ver en un espejo y ver algo similar a ti, que es por lo que somos llamados Adam, de la palabra en hebreo “Edomé”- “asemejarse” a la fuerza superior. Pero ya es una naturaleza totalmente diferente. Esta naturaleza puede estar vestida en cierto grado y puede permitirnos funcionar como la fuerza superior, por encima de nuestros deseos egoístas. 

Es solo una réplica, como reflejo en el espejo, por eso somos llamados Adam, aunque permanecemos como el nivel animal en nuestro mundo, con la habilidad de adquirir fuerza superior adicional, otorgar, conectarnos, estar por encima de nuestra naturaleza, por encima de nuestro ego.
De Kabtv “Conversación con periodistas” 2/dic/21

Material relacionado:
Comprende el programa de la naturaleza
“¿Cómo encuentras el propósito de la vida?″ (Quora)
Transformación del embrión al humano

La elección está a favor del desarrollo espiritual

Pregunta: Entendemos la unidad a nivel de elementos inanimados. Por ejemplo, combinamos hidrógeno con oxígeno y obtenemos algo más—agua ¿qué debería pasar cuando la gente se une sensorialmente?

Respuesta: Se complementará hasta que se una en un solo sistema llamado «alma» o «Adam«. En este estado, se adaptarán plenamente a las propiedades del Creador.

Pregunta: ¿En ese estado es donde hay libre albedrío?

Respuesta: No. El libre albedrío aparece desde el principio, cuando elegimos seguir el camino que hace posible sentir el alma común. La elección es consecuencia de lo que elegimos en nuestra relación con el Creador.

Pregunta: Practicando el método cabalista, ¿podemos acelerar nuestro desarrollo espiritual? ¿podemos, de alguna manera, influir en lo terrenal, en lo corpóreo?

Respuesta: Los cambios corporales sólo pueden ser consecuencia de lo espiritual. Con lo espiritual, puedo influir en la vida terrenal tanto negativa como positivamente.
[289805]
De Kabtv «Estados espirituales» 26/oct/21

Material relacionado:
Cábala práctica: ¿cómo se siente el mundo superior? – En el círculo de unidad
¿Qué determina el camino de las almas?
Raíces y ramas – causa y consecuencias

Adam es el alma colectiva

Hay sólo dos parámetros para las personas, objetos y cualquier fenómeno que observamos en el mundo: el Creador, es la fuerza de otorgamiento; y la única creación, es el alma colectiva. La humanidad es una única creación que se desarrolla como un todo.

Por consiguiente, dividimos todo lo que existe, en dos partes. Una parte, es la fuerza llamada, Creador, que sostiene todo en sí mismo. La segunda parte, es lo que Él creó, que se desarrolla y se dirige hacia el propósito de la creación.  

El Creador, es la fuerza de otorgamiento, la fuerza de amor, una emanación positiva. Y la creación, es el deseo de recibir placer, comprensión y satisfacción. Su correspondencia mutua, desarrolla todas las versiones de la creación existente. 

La humanidad se desarrolla como un todo. Existe dentro de un gran sistema de control, dirigido por el Creador, quien se encuentra en él como la fuerza que mueve, desarrolla y controla. En este sistema, el Creador controla a la creación: inanimada, vegetal, animal y, especialmente al hombre, para llevarlos a un estado único: la conexión plena entre ellos y su conexión completa con Él mismo. 

Esta creación común, que incluye absolutamente todo, se llama deseo de recibir o alma. El alma (la creación común) debe llegar a la conexión total, a la completa convergencia, unión o fusión con el Creador, en semejanza de cualidades. Es a donde nos dirigimos. 

Nuestro camino está en primero darnos cuenta de lo malo de nuestra naturaleza, que es opuesta al Creador y que, deseemos cambiarla, ingresar al así llamado “período de corrección”; y mientras gradualmente somos corregidos, creemos la imagen de nuestra semejanza al Creador y en ese grado, lo comprendamos a Él. 

Mientras más pronto empecemos a ser similares al Creador, más pronto seremos llamados “alma”, ya que nuestro deseo de otorgamiento y amor, en semejanza con el Creador, se llama alma. 

Además, el alma común también se llama “Adam” que significa “como el Creador”. Todas las almas individuales de la naturaleza inanimada, vegetal y animal; así como el hombre, deben estar unidas, juntas en el sistema de comunicación correcta, por encima de su rechazo y separación egoísta.

Y luego, desde su forma ensamblada, serán llamados Adam, alma colectiva. Esta alma incluye al Creador y es completamente idéntica a Él.
[288942]
De Kabtv “Conversación sobre El Libro del Zohar”.

Material relacionado:
La ley del amor en el sistema de Adam HaRishón
La humanidad contra Adam
Una aventura asombrosa: Alcanzar el propósito de la creación

Cuatro atributos del gobierno superior, parte 8

Alcanzar la propiedad del Creador 

Pregunta: ¿Cómo podemos alcanzar la propiedad del Creador en sensación y mente? 

Respuesta: Sólo en un grupo. 

Debemos llegar a un estado donde misericordia, verdad, justicia y paz interactúen entre nosotros de tal manera que sentimos que estamos creando un sistema equilibrado, llamado cuerpo espiritual o alma común. 

Al comenzar a crearlo veremos lo que nos hace falta: añadir un poco de misericordia, un poco de verdad, un poco de justicia, remover este mundo y así en adelante. Debemos entender cómo de forma dinámica, interactuar correctamente  uno con otro. Mantener siempre el equilibrio de las cuatro categorías, es la vida espiritual. 

Este es nuestro trabajo. En él sentiremos que avanzamos en el mundo espiritual y sentimos al Creador en nosotros y entre nosotros. En general, esta es la vida. 

No es difícil, porque la luz superior que actúa en nosotros de acuerdo con nuestros esfuerzos, hace este trabajo por sí misma. No tenemos que pensar en cómo reconocer esa categorías. Sólo necesitamos esforzarnos por la unidad, así las categorías de “misericordia”, “verdad”, “justicia” y “paz” se unirán entre nosotros. 

Así cada una de esas partes en la primera, segunda, tercera, cuarta parte de nuestra alma, es decir, Jojma, Bona, Zeir Anpin y Maljut comenzarán a interactuar correctamente. Si llegamos al menos a la mínima interacción correcta y comenzamos a restaurar el equilibrio interno, sentiremos al Creador, como sentimos vida en el equilibrio entre los órganos del cuerpo.
[252517]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 28/jul/19

Material relacionado:
Cuatro etapas del desarrollo del alma
Cómo alcanzar la justicia social
La armonía de los opuestos

Cuatro atributos del gobierno superior, parte 7

Construimos al Creador entre nosotros 

Baal HaSulam, Paz en el mundo: Es decir, la verdad necesita que nosotros igualemos a todos los individuos en el colectivo, para que reciban su parte de acuerdo a su labor, no más y no menos. Y esta es una base verdadera, de la que no se puede dudar, porque es cierto que cualquiera que desea disfrutar de la labor de su amigo, sus actos están en contra de la ya mencionada razón y verdad clara. 

La categoría de verdad afirma que no puedo recibir más de lo que doy ni dar más de lo que recibo. Debe haber una ley de equilibrio universal entre todos sin excepción. Depende de las propiedades individuales de cada uno, de su esfuerzo y del estado en que está. Tal vez uno se siente enfermo u otro tuvo ciertos problemas, etc. 

Es decir, la categoría de verdad no es universal. No está grabada en piedra que puede ser calibrada como con cierto dispositivo y usada de forma consistente. 

De la misma manera, hay un enorme número de órganos en nuestro cuerpo que están constantemente en equilibrio dinámico. Deben equilibrarse unos a otros o el cuerpo estará constantemente fuera de equilibrio y no se sentirá bien. Esta condición se llama enfermedad, cuando los órganos no pueden sostener el equilibrio interno del cuerpo.  

Por eso, las categorías de misericordia, verdad, justicia y paz están diseñadas para que entendamos cómo podemos equilibrarnos de modo que nuestra alma pueda ser manifestada y existir por su cuenta. De otra manera, simplemente no existiría. 

Debemos unirnos entre nosotros y nuestra conexión correcta nos dará lo que llamamos alma. Ahí, revelaremos la vida del organismo llamado Creador, el cual construiremos entre nosotros. 

Pregunta: Entonces, ¿debemos volvernos parte activa del manejo del sistema? 

Respuesta: No sólo ser parte activa del sistema, sino crearlo. El Creador dice: “Ustedes me hicieron” ¡No fue el Creador quien creó al hombre, sino el hombre quien creó al Creador!
[252484]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 28/jul/19

Cuatro atributos del gobierno superior, parte 6

Dificultades prácticas para determinar la verdad

Baal HaSulam, Paz en el mundo: cuando, en teoría, discutimos los buenos atributos, ciertamente no existe mejor atributo que el atributo de verdad. 

Porque todo el bien que definimos antes, en las relaciones entre el individuo y el colectivo, es cuando el individuo da y desempeña su parte hacia el colectivo y además toma su parte del colectivo de forma justa y honesta. Eso no es más que la verdad, la contraparte es que, en realidad, el colectivo no acepta este atributo para nada. Por lo tanto, la dificultad práctica en la ya mencionada verdad, se comprueba por sí misma: hay cierta respuesta desventaja y una causa que lo hace inaceptable para el colectivo. Debemos examinar cuál es esa desventaja. 

Cuando examinas de cerca la ya mencionada verdad, desde la perspectiva de su factibilidad práctica, necesariamente la encontrarás vaga y complicada, es imposible para el ojo humano hacer escrutinio de ella, dado que la verdad requiere que igualemos a todos los individuos en el colectivo, de manera que reciban su parte de acuerdo a su labor, no más y no menos”. 

Si hablamos de la interacción correcta entre la gente, cómo podemos llegar juntos a un estado de verdad, porque es simplemente imposible. Cada uno tiene su propia verdad y cada uno la ve de su propia manera. 

De hecho, todos deben otorgar, todos deben recibir, todos deben interactuar correctamente con  la sociedad, en todas las cualidades de conexión posibles. Pero ¿cómo podemos conectar todo esto? 

Estamos conectados por 620 hilos de conexión ¿cómo podemos asegurarnos de que todos los hilos de conexión estén alineados correctamente y funcionen de manera equilibrada? Aquí es donde es revelado el “defecto” que no nos permite hacerlo, justo en el llamado a complementarnos mutuamente, a otorgar y a amar. 

Pregunta: En el mundo egoísta cada uno ve la misericordia, la verdad, la justicia y la paz a su propia manera. En la espiritualidad hay una variedad de esas categorías también o hay entendimiento para el alma común

Respuesta: En espiritualidad hay diferentes entendimientos , pero dependen del grado en el que está el hombre. En cada grado en el que estoy, he estado o estaré, esas correlaciones cambian porque cada vez veo mi actitud con los demás y su actitud hacia mí más y más interna, más profundamente e intento equilibrarlas.
[252454]
De Kabtv “fundamentos de Cabalá” 28/jul/19

Material relacionado:
Cuatro atributos del gobierno superior, parte 2
Cuatro atributos del gobierno superior, parte 3
Un Gobierno Superior multifacético

Cuatro atributos del gobierno superior, parte 3

Revivir el cuerpo espiritual 

Baal HaSulam, Paz en el mundo: Cuatro atributos son dados para ese propósito: misericordia, verdad, justicia y paz. Esos atributos han sido usados por todos los reformadores del mundo. Es más correcto decir que es con esos cuatro atributos, el desarrollo humano ha avanzado hasta ahora, con el gobierno del cielo, en un camino gradual, hasta que trajo a la humanidad a su estado actual. 

El Creador nos controla con cuatro fuerzas, cuatro atributos, cuatro cualidades- misericordia, verdad, justicia y paz. Él causa que se manifiesten en nosotros tanto de forma positiva como de forma negativa. Como resultado somos llevados, con esos cuatro atributos, hacia nuestro estado perfecto en el cual nos complementamos unos a otros como células en el cuerpo. 

Tomemos, por ejemplo, al cuerpo humano, lo desensamblamos hasta las células más pequeñas e intentamos que se ajusten ¿cómo las comparamos unas con otras? ¿cómo pueden conectarse, complementarse, interactuar, integrarse? ¡Es un trabajo increíble! 

Pero así es como sucede. Pero, si pudiéramos ver operando a nuestro cuerpo físico, veremos que no tenemos un cuerpo así en lo espiritual, está roto. 

Comenzamos nuestro viaje cuando Adam fue fragmentado y debe ser ensamblado pieza por pieza con misericordia, verdad, justicia y paz. Este es el trabajo del hombre en nuestro mundo. 

Ya ha sido escrito que sería mejor si nosotros tomamos la ley de desarrollo bajo nuestras propias manos y gobierno, porque así nos desharemos de cualquier tormento que el desarrollo histórico tiene reservado para nosotros de aquí en adelante, 

Si tomáramos esta ley en nuestras manos, entenderíamos que cada uno tiene cualidades totalmente rotas de misericordia, verdad, justicia y paz. No tenemos nada en común con ellas, por lo tanto, no podemos comunicarnos unos con otros. Podemos conectarnos sólo con base en esas cuatro categorías. 

Este es nuestro trabajo. Vamos a estudiarlas y ensamblarlas. Cada uno está formado de todas las partes, pero necesitamos entender cómo conectarlas.
[252271]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 28/jul/19 

Material relacionado:
Cuatro atributos del gobierno superior, parte 2
“¿Alguna vez habrá paz en el mundo?″ (Quora)
¿Habrá paz alguna vez en el mundo?

¿Cómo podemos formar parte del sistema integral?

Pregunta: ¿Cuál es mi acción correcta para formar parte del sistema integral? ¿o quizá no participo en absoluto?

Respuesta: ¡Lo haces! ¡Esa es toda la idea! Ahora bien, cuando me siento conectado al mecanismo del sistema integral, ¿cómo puedo actuar o su ventaja?

Eso quiere decir que no soy una entidad individual, sino fuente de beneficio o daño para todo el mecanismo. Es como las células del cuerpo, no existen por sí mismas, sólo para mantener la multifuncionalidad del cuerpo.

Pregunta: ¿Cómo me integro en este sistema correctamente?

Respuesta: Para poder hacerlo, necesitamos sentir las células que nos rodean y también al Creador que las llena con Su fuerza de vida. Así como hay un espíritu que mantiene vivo el cuerpo, nosotros también necesitamos sentir cada célula del cuerpo y el espíritu que las llena y en consecuencia, trabajar para el bienestar del cuerpo y del espíritu corporal. Esto es lo que se entiende por «del amor de los demás al amor del Creador«.

Pregunta: ¿Cómo podemos cooperar mutuamente con las células? ¿cómo si, en este momento, no tengo esos atributos?

Respuesta: Aparecerán en ti. Gradualmente comenzarás a sentir que cooperas mutuamente con los demás y que juntos, en su cooperación, pueden llevar al cuerpo a la forma de la creación.

Pregunta: ¿Es decir, para descubrir ese deseo, tengo que sentirlos y sentir el atributo que nos conecta?

Respuesta: No es problema. Simplemente trata de pensar en esta dirección y comprenderás que es posible.
[252391]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 21/jul/19

Material relacionado:
El sistema integral, destino de la humanidad
Sistema integral multifacético
Al nivel de las soluciones integrales