entradas en 'El hombre y la mujer' categoría

“¿Cuáles son las principales razones del aumento de las tasas de divorcio?″ (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Cuáles son las principales razones del aumento de las tasas de divorcio?

La razón principal del aumento de las tasas de divorcio es la evolución humana natural. Nuestros tiempos se caracterizan por salir del nivel de desarrollo animal y ascender al nivel humano. En otras palabras, la naturaleza nos urge a conectarnos como un único marco global interdependiente de la humanidad.

Dado que hay necesidad creciente de conectarnos como un único sistema global, encontramos que nuestras conexiones personales se rompen cada vez más. La naturaleza quiere que miremos más allá del marco familiar para luego volver a él en un nivel diferente, es decir, donde sintamos a la humanidad como una sola familia.

En nuestra vida individual, experimentamos el sentimiento de estar enamorados y nos llegan emociones poderosas, entusiasmo, inspiración y la aparente perfección, por la que vale la pena esforzarse para estar juntos y sobre la cual podríamos construir una familia. Pero, con el tiempo, perdemos este sentimiento ¿por qué nos enamoramos naturalmente si más tarde ese sentimiento se disipa?

Necesitamos entender que estamos en un sistema que maneja la naturaleza. En este sistema, la naturaleza quiere que descubramos el verdadero amor eterno, es decir, el amor que existe en la naturaleza misma. En el proceso, quiere que nos despeguemos de las concepciones y sentimientos de estar enamorados que experimentamos temporalmente en nuestra realidad actual. Por lo tanto, debemos cambiar nuestra atracción instintiva por el otro sexo, que es alimentada por la pasión natural y las hormonas, a una conexión más orientada a objetivos.

Formamos la conexión que conocemos actualmente, porque vivimos para nuestros hijos o nuestro hogar compartido. Además, estar juntos es conveniente, porque nos permite apoyarnos mutuamente a medida que envejecemos. Hoy, sin embargo, necesitamos encontrar una nueva conexión más profunda. Y, vemos cada vez más casos de divorcios, porque estamos en esta era de transición, en la que ya comenzamos a sentir una falta cada vez mayor en los marcos tradicionales que una vez nos mantuvieron unidos, de que hay un impulso adicional y más sublime que necesitamos para sostener y hacer crecer una familia feliz en nuestros tiempos.

Si podemos aprovechar este impulso, que aún tenemos que identificar con precisión, podemos ponernos en camino para descubrir un sentimiento completamente nuevo, que emerge en una conexión más orientada a nuestros objetivos. Así, podemos usar el trampolín desde nuestro creciente disgusto hacia nuestros marcos actuales para buscar conexiones en un nivel completamente diferente: una conexión familiar mucho más fuerte y cálida entre toda la humanidad. Si logramos esa sensación, descubrimos una plenitud que nunca antes habíamos sentido. Es como si flotáramos libremente, volviéndonos muy ligeros y sintiendo que un torrente eterno de vida nos impregna.

Si bien tenemos la oportunidad y la capacidad de determinar estas nuevas conexiones orientadas a objetivos a través de una educación que enriquece la conexión, vemos que estas explicaciones pasan, en gran medida, desapercibidas. Por lo tanto, la naturaleza nos empuja con dolor y sufrimiento y encontramos que las conexiones que alguna vez mantuvimos, se rompen, el divorcio es un indicador clave de nuestras conexiones rotas en relación con la familia. El propósito de este sentimiento cada vez mayor de desapego, incluido el aumento de las tasas de divorcio, es para que nos hartemos de nuestra separación y desarrollemos un nuevo deseo sincero de conectarnos en un nivel completamente diferente. Eventualmente, trataremos de conectarnos de esta nueva forma, pues encontraremos que, de lo contrario, estaremos acorralados. Cuando comencemos a conectarnos como la naturaleza nos lo requiere, descubriremos la belleza de dicha conexión.

Por eso, junto con el creciente odio irreconciliable y los desacuerdos que rompen cada vez más familias, surge una necesidad de amor nueva y sincera. Si todos comprendemos la sublime satisfacción que trae el amor verdadero, querremos tener estos sentimientos en nuestra familia. Luego regresaremos a la familia después de que aprendamos a amar a la totalidad de la humanidad y desearemos compartir una versión más profunda, personal e interna de esta conexión con un cónyuge.

Video disponible en inglés

Basado en el episodio 19 de Nueva Vida 2/feb/12 con el cabalista Dr. Michael Laitman, Oren Levi y Tal Mandelbaum Moshe.
Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman. Foto de Kelly Sikkema en Unsplash

¿Cómo se puede reducir la alta tasa de divorcio en EUA?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Cómo se puede reducir la alta tasa de divorcio en EUA?» 

Para reducir la tasa de divorcios y garantizar que las parejas casadas superen cualquier discusión, conflicto y crisis, debemos revisar la forma en la que fuimos educados y la influencia que recibimos.

A medida que crecemos, debemos aprender lo que significa vivir como miembros de una familia feliz, cómo llevar nuestra vida familiar de manera óptima y cómo superar cualquier tipo de conflicto que surja.

El principio clave para dirigir con éxito una familia se puede encontrar en la historia bíblica de nuestra creación -que originalmente fue creado el hombre  y luego dividido en dos. Entonces, ¿cómo pueden dos seres separados conectarse como uno? La respuesta es, concesión mutua.

Cada uno debe saber que puede lograr mucho más en la vida si su conexión es positiva y que una vida solitaria sería mucho más difícil.

La concesión implica entregar nuestro ego a nuestro cónyuge. El ego es nuestro deseo de beneficiarnos personalmente a expensas de los demás. Por eso, al entregar nuestro ego, logramos correcciones y adquirimos una forma positiva de amar, otorgar y conectarnos. El ego se convierte en impulsos que nos ayudan a conectarnos positivamente. Es decir, cuando reconocemos que nuestro ego rechaza la tendencia a conectarse, precisamente en esos puntos podemos ejercer nuestras concesiones y desarrollar cualidades más elevadas de amor y otorgamiento sobre nuestros impulsos egoístas.

Al hacerlo, avanzamos más rápido y más conscientemente hacia el propósito de la vida: convertirnos en ser humano, en el sentido más amplio del término, es decir, donde «humano» («Adam«) viene de la frase «similar al más alto» («Adameh LeElyon«) en Cabalá o en otras palabras, semejanza con el Creador—la cualidad de amor, otorgamiento y conexión que llena la totalidad de la realidad fuera de nosotros. Al adquirir esa cualidad, entramos en el estado de eternidad y perfección.

Por tanto, para que el matrimonio funcione, debemos aplicar un objetivo superior al matrimonio: que sirva como especie de laboratorio para poder ejercitar nuestras relaciones de amor, otorgamiento y conexión positiva por encima de todas las discusiones, conflictos y crisis que se presenten en la  superficie.

Escrito / editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Las raíces del feminismo

dr-michael-laitmanPregunta: ¿Cuáles son las raíces del feminismo? ¿Por qué el Creador creó tal fenómeno?

Respuesta: El feminismo es un tipo de desarrollo hipertrófico del deseo femenino que existe en toda la naturaleza y surge si el macho no corrige este deseo a tiempo. Lo único que podemos decir es que el deseo masculino es responsable de todas las conductas equivocadas y poco saludables en lo femenino, ya que no responde a tiempo al creciente deseo femenino y no lo corrige.

Significa que las mujeres en nuestro mundo están justificadas cuando culpan a los hombres por todo.

No estoy hablando acerca de las familias modernas, sino de una familia normal, sana y equilibrada en la que, cuando la mujer exige algo al hombre, quiere decir que el hombre hizo algo mal y no cumplió con su función, por lo que  la mujer la toma.
[192411]
De la lección de Cabalá en ruso 24/abr/16

Material relacionado:
Mujer, ¿herramienta de Satanás o corona de la creación?
Y Dios creó a la mujer
La mujer -Un misterio de la naturaleza

Adán y Eva

Dr. Michael LaitmanComentario: Se dice que el Creador creó a Adán, como si  fuera una figura colectiva que se asemeja al Creador.  

Respuesta: La actitud del Creador hacia la creación es llamada Adán. Y el ser creado es Eva (Havah), es decir, ya está presente, el deseo de recibir.

Comentario: De acuerdo a El Libro del Zóhar, Adán es una combinación de las partes masculina y femenina.  

Respuesta: Es correcto, pero la parte femenina en un hombre está oculta. Por supuesto deriva del Creador, pero no directamente, no como algo a partir de nada.

Comentario: En el pasado hubo organismos que se impregnaban a sí mismos y luego se dividieron en una parte masculina y una parte femenina.  

Respuesta: Podemos seguir viendo este fenómeno en la naturaleza. Hoy muchas especies en el mundo animal cambian su sexo de masculino a femenino y viceversa, dependiendo de la necesidad de continuar las especies.  

Pregunta: ¿Se relaciona ésto con lo que El Libro del Zóhar dice sobre la unidad de las partes masculina y femenina?

Respuesta: No. El Libro del Zóhar nos habla sólo sobre estados espirituales. Cómo sus efectos son manifestados en nuestro mundo —aquí hay muchas opciones.

Cuando el deseo comenzó a desarrollarse fué dividido en una parte masculina y una parte femenina, lo que llevó al surgimiento de personas que eran hombres y mujeres en nuestro mundo y quienes tienen que aparearse para tener descendencia.  

Es solo mediante el apareamiento de dos elementos opuestos separados independientes de la naturaleza que el surgimiento de un tercer elemento es posible, parecido a la forma de las dos líneas, las líneas derecha e izquierda, generan la línea media.
[192145]
De la lección de Cabalá en ruso 24/abr/16

Material relacionado
Volviendo a Adán y Eva
Hombre y mujer – un imán entre ellos, parte 3
El fruto prohibido: Segundo intento fallido

La mujer —Un misterio de la naturaleza

Dr. Michael LaitmanLa mujer es misterio de la naturaleza ya que simboliza nuestro deseo de recibir, un deseo que está oculto en nosotros y es revelado sólo al grado en que revelamos al Creador. Por lo tanto, si anhelamos descubrir al Creador, revelamos la feminidad.

No seremos capaces de entender a una mujer hasta que alcanzamos esta verdad, porque la feminidad fue creada por el Creador y es la única cosa que Él creó, “y Dios creó la mujer,” mientras que el masculino es un poco diferente del Creador y existe en el mundo solamente para fertilizar a la mujer, para llenarla, para generar el nacimiento, de modo que eventualmente el deseo femenino de recibir y el deseo masculino de otorgar (los puntos en el corazón) aparecerán en ellos en el mutuo estado corregido llamado su hijo.

Este proceso toma lugar cuando el femenino está listo para la corrección, mientras que el masculino simplemente cumple con su rol intermediario. Esta es la razón por la que la mujer, lo femenino, el deseo de recibir, es un misterio de la naturaleza, el cual un cabalista gradualmente descubre hasta qué grado ella es opuesta del Creador y hasta qué grado  él puede hacerla semejante al Creador.
[192059]
De la lección de Cabalá en ruso 24/abr/16

Material relacionado
Una mujer es una copa de bendición
La fuerza de la mujer: la fuerza de la creación
¿Una mujer necesita un grupo?

Un hombre y una mujer: ¿Ser o no ser pareja?

Pregunta: ¿Es necesario que nos casemos?

Respuesta: Por una parte, es innecesario casarse. Por otra, debemos entender que nuestro mundo es creado en similitud con el mundo superior.

Hoy día, la humanidad está atravesando por el proceso del rompimiento de los núcleos familiares. En los próximos cinco o diez años, veremos que las personas no serán capaces de encontrarse unos con otros en absoluto ¿Por qué casarse? ¿Para qué todo eso? Las personas no sienten la necesidad de ello. La base misma de la sociedad ha desaparecido. Vemos al mundo cambiando tanto que parece haber llegado a su fin.

¿Necesita una persona estar casada para avanzar en el mundo espiritual? No, no lo necesita. No hay necesidad de esto. Sin embargo, para asumir una similitud mayor con la imagen espiritual, uno necesita tener una familia, hijos, trabajo, y vivir una así llamada vida normal que ha existido a través de toda la historia. Pero esta condición no es esencial. Es por eso que, hoy día, los cabalistas no insisten en ello.

Es más necesario para los hombres que para las mujeres porque los hombres deben tener reticencia. Sin embargo, las mujeres no necesitan resistirse; no necesitan superar su egoísmo, a diferencia de los hombres. Una mujer trabaja en el grupo, ayuda, estudia, y edita materiales y de esta manera, ella se corrige a través de su deseo de ayudar y participar. Ella se incluye correctamente en el deseo común, el Kli (vasija) común. No es necesario que ella esté casada.

Por otra parte, para que un hombre alcance el mundo espiritual, debe hacer un gran esfuerzo que no es comparable al esfuerzo requerido por una mujer. Por eso debe casarse, cuidar de su familia, y trabajar con sus amigos. Su trabajo espiritual es especial, difícil y real.

No es lo mismo con una mujer. Es suficiente con que una mujer ayude, participe, y esté conectada al grupo. De esta manera, ella cumple completamente su papel. No es más difícil o más fácil. Esos son simplemente diferentes métodos de corrección, diferentes tipos de almas.

Previamente en nuestro mundo, una esposa no tenía que preocuparse por ganar dinero. Una mujer está hecha de manera que cuide de su hogar. La esposa es todo lo que le concierne al hogar y a la familia, y el esposo es todo lo que le concierne a ganar dinero y no al hogar.

Esta es la manera en que necesitan ser las cosas de acuerdo con las raíces superiores, la relación de Máljut y Zeir Ánpin en el mundo de Atzilút. En esencia, nuestro núcleo familiar necesita estar organizado de la misma manera también en este mundo. Sin embargo, vemos ya las formas que ha asumido en el estado actual de desarrollo. No podemos hacer nada; es una mutación.

(33996 – De la lección 2 en Moscú del 16 de Enero del 2011, «La oración de muchos»)

Material Relacionado:

¿Es posible la paz entre el hombre y la mujer?

El apoyo femenino al sexo débil

Un sitio digno para la mujer 

El Creador escucha el deseo de la mujer

42_100_wpNukva (el deseo femenino) recibe todo de Zeir Anpin (su esposo) incluyendo la Luz de la corrección, que hace de ella un recipiente (Kli) llamado “la noche”, y la Luz del Llenado, que la llena cuando ella alcanza el estado de adultez y recibe Luz del otorgamiento que se llama “el día”. Las horas del día son diferentes estados en que ella recibe Luz para otorgar en diversos grados.

El tiempo es el cambio de la iluminación dentro de Nukva, dependiendo de hasta qué punto, está preparada para la unión con Zeir Anpin y cuánta Luz de Corrección recibe de él. O sea, que el tiempo son las etapas de la corrección de Nukva, que tiene que pasar poco a poco. Ella no determina qué etapa está pasando, sólo determina la velocidad a la que se efectúan estos cambios.

Después de la mañana obligatoriamente llega el medio día, y después del medio día, la tarde, y después la noche; este orden no se puede cambiar. Pero la velocidad a la que los estados se van a reemplazar, depende solamente de su petición (Hitaruta de Letata: despertar desde abajo). Si ella no quiere, desde arriba no llegará nada.

Tal ley funciona también en el mundo espiritual, en las relaciones entre el inferior y Superior, el Creador y la creación. Y lo mismo vemos en el nuestro mundo. Nos parece que el deseo masculino rige el mundo, pero en realidad, todo lo determina el deseo femenino. Es precisamente su deseo lo que origina los cambios en el mundo.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar, correspondiente al 28 de diciembre 2009).

Material relacionado:

¿Qué es lo que las mujeres deben esforzarse por alcanzar?
¡La espiritualidad femenina se revela hoy!
Una mujer puede avanzar independientemente