entradas en 'La decena' categoría

La decena—Disolverme en los demás

Pregunta: ¿Depende la revelación de la vasija espiritual, de la petición de cada uno en la decena o sólo de que yo pida por la unidad y se me revele en la vasija? 

Respuesta: Sea que yo pida o que todos pidan o que cada quien pida individualmente, todo esto se junta. Lo principal es que se pida a través de todos y para todos. 

Por supuesto que lo que los demás hacen, me afecta. Quiero que también me llegue de los demás. En general, es suficiente que yo pida para todos. Esta es la plegaria de muchos y es la precondición. 

Nada ayudará sin la plegaria de muchos. Puedes golpearte contra la pared, gritar y llorar por días y no obtendrás una respuesta. Desafortunadamente, así es como millones de personas en el mundo gasta su vida. Hoy hay pocas, pero por mucho tiempo hubo muchas. 

¿Por qué el Creador no les responde? Porque no Le piden correctamente. Él no puede escucharlos. Él está en todos lados, pero al decir “todos lados” hablamos de una decena organizada, es decir, un Partzuf. La sabiduría de la Cabalá nos habla sobre esto. Es la razón por la que muchos en el mundo niegan la existencia del Creador y es así, porque Él no existe en la forma en que nosotros Lo imaginamos. 

El Creador es la satisfacción común, esa fuerza interna de la naturaleza que nos anima, que consta del deseo. 

El Creador es la fuerza interna de la naturaleza, que nos da placer y nos sostiene, quien consta de deseo. El Creador llena este deseo, pero podemos apelar a Él sólo a partir de un deseo común de asemejarnos a Él. La semejanza elemental con Él es la decena. Él nos creó en cuatro fases de luz directa, de modo que esta es la única forma en que podemos apelar a Él, no hay otra forma. 

Pregunta: Cuando llegamos a un congreso, en cada lección tenemos una nueva decena, ¿qué debemos hacer en esta situación para no apegarnos a la decena física?

Respuesta: No debes apegarte a la decena, debes apelar al Creador sólo disolviéndote en los demás. Decena realmente es disolverse en los demás.
[241830]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 6/feb/19

Entrar por una puerta cerrada

En primer lugar, todos necesitan anularse. La primera condición para entrar a la decena es anularte hasta ser cero. Es como si la decena fuera una habitación detrás de una puerta cerrada y sólo hay un estrecho espacio entre la puerta y el piso por donde puedo arrastrarme hacia adentro. 

La puerta está cerrada, se puede entrar sólo por el resquicio. Así, entras al grupo sin ninguna condición ni reclamo. Si quiero entrar, debo anularme totalmente o me quedaré fuera. 

Si no anulo todos mis reclamos en la decena, no tengo nada qué hacer en ella. El que entra a la decena pasa a través del purgatorio, se limpia de todos sus reclamos y exigencias. Entra con una petición: ser aceptado en la decena. Está dispuesto a servir a sus amigos, pagarles, hacer lo que ellos quieran siempre y cuando lo acepten, no pone ninguna condición. De otra forma, la decena no puede siquiera ir hacia la meta de la creación. 

Se entra a la decena con el fin de anularse en la conexión con ella, de recibir las propiedades del Creador y seguir etapa por etapa: anularse más y más, conectarse más y más con la decena, para recibir las propiedades del Creador y ascender. Cuando se adhiere completamente a la decena, se llama amor por la creación y a partir de ahí, se llega al amor por el Creador.
[275605]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 16/dic/20 “Cerca del Creador durante el descenso”

Material relacionado:
Un método para conectar al Creador con el ser creado
Anularse uno mismo y conocer = revelar = conectar
En el nivel de la fuerza superior

Garantía mutua mundial

Pregunta: Es interesante que la ley de garantía mutua abarca al mundo entero ¿Por qué una nación no es suficiente para lograr la corrección? 

Respuesta: Somos todos parte del mismo sistema y por lo tanto, nadie puede escapar de la ley de garantía mutua

Pregunta: ¿Puedo llegar a una garantía mutua en la decena o esto no es suficiente? 

Respuesta: Si, puedes llegar a la garantía mutua en la decena, pero no una garantía absoluta. La garantía mutua absoluta es lograda después que toda la humanidad, siendo dividida en decenas, llega de las decenas, a cientos y así en adelante y se convierte en una sola decena con miles de millones de decenas individuales. 

Pregunta: ¿Ve en el futuro cercano a cada país dividido en esas decenas? 

Respuesta: Cómo será, no lo sé. No quiero pensar por adelantado y mucho menos notificarte. Pero creo que el mundo está llegando e inevitablemente llegará a esto. 

Pregunta: Baal HaSulam escribe que todos deben contribuir para crear una masa crítica para llegar a la armonía social. Entonces, ¿un enorme número de gente debe hacerlo? 

Respuesta: Si. Todos estarán de acuerdo. Avanzamos hacia allá. La naturaleza nos forzará, ya sea por el camino del sufrimiento o por el camino de la luz.
[274084]
De Kabtv “Habilidades de comunicación” 21/ago/20

Material relacionado:
La pirámide la garantía mutua
Garantía mutua cada vez mayor
La fórmula perfecta para la vida

Enciende la Luz del Universo

Al grado en que estamos conectados en la decena, comenzaremos a sentir la necesidad de añadir más y más decenas a nosotros y expandir las fronteras de nuestra unidad porque sólo en esta forma podemos acercarnos más y más al Creador. 

La revelación del Creador sucede de forma, tanto cuantitativas como cualitativas. La fuerza de la revelación depende de cuánto expandimos nuestro Kli y de añadir nuevas decenas, es decir, Partzufim. Al mismo tiempo, la cualidad de la revelación incrementa porque existe una entidad principal, el Kli principal sobre el cual se visten los adicionales, añadiendo armónicos al tono principal. 

Las combinaciones que resuenan más, las fragancias más sutiles, toda la belleza de hacer escrutinio es lograda con decenas adicionales. Como resultado, comenzamos a sentir la espiritualidad. Justo como en nuestro mundo existe algo simple, como una base sin la cual nada puede existir, toda la belleza es lograda con adiciones, condimentos, los cuales en sí mismos no parecen tan importantes y fundamentales, pero aportan todo el sabor, aroma y color. 

Esta no es una adición simple, porque el mundo espiritual no existe en coordenadas tridimensionales- no tiene ejes en absoluto, sino que es una esfera. Por lo tanto, al despertar una célula, encendemos y le damos vida a toda la creación. Veremos que todos los espacios infinitos del universo, todas las galaxias son cero, porque entraremos en dimensiones completamente diferentes.
[270692]
De la 1a parte de la Lección diaria de Cabalá 9/sep/20, “Trabajo en fe por encima de la razón”

Material relacionado:
Como células en el cuerpo
En el camino de la razón
Tecnología integral: conexión en decenas