entradas en 'Lecciáón diaria de Cabala' categoría

Sólo el paraguas del amor gana la guerra

Hay protestas masivas contra el racismo en EUA, pero necesitamos entender que las contradicciones y choques entre la cuatro razas son inevitables, hasta que cubramos nuestras diferencias con amor. 

Hay cuatro tipos de gente, de acuerdo a su lugar de origen: la raza blanca (Europa), amarilla (Asia), negra (nativos de África) y roja (pueblos originarios de América). 

Así fueron distribuídas en la tierra, hasta que comenzaron a migrar de un lugar a otro, tras el descubrimiento de América por Colón y otros eventos. Esas cuatro razas, corresponden a los cuatro niveles del deseo de disfrutar, desde la etapa raíz, Keter, surgen la primera, segunda, tercera y cuarta etapas: Jojma, Bina, Zeir Anpin y Maljut. 

Los conflictos que aparecen hoy entre las razas no pueden ser resueltos con medios corporales ordinarios. Justo ahora, antes de la corrección final, más y más problemas serán revelados. Europa también tendrá grandes rupturas con el problema de los refugiados. 

El odio entre todos crecerá y se propagará a tal grado, los profetas escribieron acerca de este tiempo: “el enemigo del hombre es gente de su propia casa”. Es decir, familiares cercanos se odiarán, porque el egoísmo crece agudamente y no deja que las gente se tolere. 

El hombre no podrá tolerarse ni a él mismo. Y todo sucede para que podamos hacer correcciones. Una corrección no es hacer lindos gestos ni arrodillarse y pedir perdón. Nada de esto ayudará, sólo el amor cubre todos los crímenes; es la única corrección. 

Existe un método que une a la gente sin importar su color; aparte de este método nada funcionará. Estamos en un periodo crítico. La pandemia del coronavirus, incrementa el odio entre los pueblos y problemas en economía y comercio. No hay campo donde pueda haber una vida normal, si no usamos el método para construir la conexión espiritual correcta entre nosotros, la cual nos elevará hacia un nuevo nivel. 

Llegó el momento de elevarnos; por eso, ahora se revelan estos problemas. Revelan la necesidad de un nivel superior, de que nuestra conexión correcta sea revelada. 

El creciente desempleo, la creciente brecha que separa ricos y pobres,  hijos y padres, la epidemia del coronavirus, el racismo, los choques entre gente diferente, muchos fenómenos negativos aparecerán y pueden ser resueltos sólo con: “El amor cubre todos los crímenes”. Necesitamos la fuerza superior que resuelva esas contradicciones. 

En esta disputa no hay inocentes ni culpables. El culpable es el deseo egoísta revelado en el hombre. Si los negros hubieran estado en el lugar de los blancos, hace cientos de años, no hubieran actuado de mejor forma. Por eso, no se debe ver el pasado, sino esforzarse por un buen futuro, por la conexión, por el amor que cubre todos los crímenes. Si no lo hacemos, pasaremos por interminables guerras sin ganadores. Pues, el ego es nuestro enemigo común. 

No debemos ver atrás buscando inocentes ni culpables, debemos avanzar y cubrir todos los crímenes con amor. El amor es conexión mutua, sin ninguna condición. Si no nos esforzamos por ese amor, el mundo está acabado. Entraremos en un periodo de terribles catástrofes que nos enseñarán la actitud correcta hacia el otro. 

Necesitamos ver hacia adelante, no hacia atrás. No hay razón para sumergirnos en el pasado, ahí no encontraremos la solución y en EUA lo entienden muy bien. No puede haber armonía entre pueblos tan diferentes viviendo juntos: afroamericanos, latinoamericanos, alemanes, ingleses, judíos. Es una verdadera Babilonia. La única manera de salir es aprender qué son la conexión y el amor. 

Amor es elevarse por encima de todos los crímenes. Por lo tanto, si existen crímenes y odio mutuo, tenemos una base sobre la que podemos construir amor. 

El amor debe cubrir todos los crímenes y es bueno que existan. El Creador preparó la base para que trabajemos, nos permite construir amor por encima y ahí lo revelaremos a Él, la fuerza superior. Entonces, no tiene sentido lamentar que el Creador creó este mundo, es mejor agradecerle a Él porque podemos llenarlo con amor. 

Lo mismo se aplica al conflicto entre Rusia y Ucrania, donde hay disputas todo el tiempo, como sucede usualmente entre vecinos. Aun cuando esos pueblos son tan cercanos, aún así, es imposible establecer buenas relaciones. 

Puede parecer paradójico, pero mientras más avanza la humanidad, es más educada, más desarrollada en ciencia y cultura, más fuerte es el odio mutuo, de manera que nos obliga a construir lazos de amor entre todos. Pues, eso es lo que se requiere de nosotros en el fin de la corrección. 

Vivimos en un mundo que empeora cada vez más. Pero no es porque el mundo en sí caiga más bajo. Es la Luz superior que, queriendo acercarse al ser creado, afecta constantemente al deseo de disfrutar que existe en el mundo. Y hasta que la Luz entra en el deseo, nuestra oposición se intensifica, eso revela la maldad del deseo egoísta. 

Por lo tanto, no hay otra solución para ningún conflicto interracial o étnico. Más y más odio y rechazo será revelado en todos lados y ninguna medida ayudará hasta que el amor cubra todos los crímenes. Y el amor pueda aparecer en la unidad que construimos de acuerdo al método de educación integral. 

EUA arde en furia, la unión europea se desintegra, pero el Creador tiene Su propio plan general para la corrección, que no nos es revelado. Sólo necesitamos hacer nuestro trabajo. No elegimos con quién conectarnos: necesitamos construir conexión y amor común con aquellos que el Creador trae hacia nosotros de acuerdo a la estructura del alma común de Adam HaRishón. 

No depende de nosotros en qué secuencia sucede. Cuando trabajamos en la conexión general, gradualmente revelamos cómo el sistema completo es ensamblado en partes. No somos nosotros, es el Creador el que juega, conecta el rompecabezas y nosotros sólo necesitamos empujarlo a Él, demandar y pedir. 

Duele ver las relaciones enrarecidas entre Ucrania y Rusia. Y muchos otros problemas interétnicos se abrirán, de pronto se presentarán entre países europeos, justo como fue en la edad media. Pensamos que ya se formó la unión europea, un mercado común, pero es sólo un mercado en el cual no existe ninguna comunalidad. Sólo el paraguas de amor nos salvará de una tercera guerra mundial.
[265930]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 7/jun/20, Escritos de Baal HaSulam”, “Paz en el mundo

Material relacionado:
El amor es el paraíso
Convertir odio en amor
Cubriendo transgresiones con amor unificado

Lección diaria de Cabalá – 14/sep/17

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora       Audio: Reproducir ahora

Preparación para el Congreso «Todos como Uno», en Georgia, «Ibur (Concepción)», parte 1
Video: Reproducir ahora       Audio: Reproducir ahora

Preparación para el Congreso «Todos como Uno», en Georgia, «Ibur (Concepción)», parte 2
Video: Reproducir ahora       Audio: Reproducir ahora

Porqué las almas están conectadas como ruedas dentadas

Comenzando con la segunda restricción (Tzimtzúm Bet) y en adelante, los objetos espirituales (Partzufím) nacen no como eran en el mundo de Adám Kadmón, uno debajo de otro.

Ya que cada uno de ellos contiene ahora una parte inferior que no puede ser utilizada, el AHP (Ózen, Jótem, Peh), esta parte desciende al grado espiritual inferior.

En otras palabras, el Partzúf trabaja con su Galgálta ve Eináim (la parte superior), mientras que su AHP (AJáP) cae en el GE del Partzúf inferior. En consecuencia, el AHP de este último cae en GE de un Partzúf incluso inferior, y así en adelante.

Se concluye que la parte superior de cada Partzúf se viste en la parte inferior del Partzúf superior arriba, mientras que su parte inferior desciende en la parte superior del Partzúf inferior. Entonces, ¿Dónde está el Partzúf en sí, independiente de los superiores e inferiores? ¡No tiene nada por sí mismo!

Así es como las almas se conectan como ruedas dentadas; es justo el mismo principio. No eres libre de ninguna conexión con nadie. Eres creado inicialmente dentro de tal construcción, tal estructura interna de Máljut del alma integral, donde no hay ninguna parte que no esté conectada con las otras.

Cualquier deseo en todos los niveles de Aviút (grosor) está conectado con el resto; todos están conectados con todos, y nadie tiene ninguna parte libre, ni siquiera un grado de libertad. El superior siempre me dice qué hacer, mientras que el inferior determina cómo se supone que le sirva. Entonces, cada uno de nosotros está vinculado, como atado con una cuerda por ambos lados, y es imposible hacer un solo movimiento independiente.

Así que ¿cómo podemos liberarnos y tener libertad de elección? Si en lugar de todas esas cadenas, comienzas a experimentar las cadenas del amor, las cuerdas de la participación recíproca, sanarás de esta «claustrofobia», la sensación de que estás atado fuertemente y enterrado vivo en un sistema donde no tienes un deseo o pensamiento independiente, ningún «yo» individual.

Con respecto a la libertad, puede ser comprada sólo con amor: Por el bien del amor, yo mismo desearé servir a todos y le daré la bienvenida a esta conexión ¡Este vínculo será deseable para mí! Y así obtendré libertad, el aire puro, y todo el sistema será mío: yo seré el Creador en relación con este.

Esta propiedad milagrosa entra en nosotros tras el Tzimtzúm Bet, cuando Máljut recibe la chispa de Bína, gracias a lo cual gana una oportunidad de relacionarse con los otros con otorgamiento.

(37467 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/8/2011, Talmud Eser Sefirót)

Material Relacionado:
¿Somos personas libres o sólo engranajes en una máquina?
Eres libre sólo cuando amas
Rompecabezas de las 613 dimensiones del alma integral