entradas en 'Los diez' categoría

Todo comienza con una gota de semen

El cuerpo humano comienza con una gota de semen: una sola célula que se multiplica y forma nuevas células. Pero todas ellas implementan justo el programa que fue establecido en la primera célula que comenzó todo. 

La gota de semen tiene toda la información. Un día los científicos aprenderán a decodificar esa información de manera que una célula mostrará a toda la persona que se desarrollará a partir de ella, su destino y habilidades, si será un gran científico o un músico. 

Todo está ahí, en una gota de semen, pero sólo en potencia. Si esas fuerzas potenciales obtienen el material para trabajar, construirán el cuerpo humano de acuerdo al programa de la primera célula, donde está descrito cada órgano y cada célula del organismo sano más grande. Sólo necesitamos darle alimento, el material para su construcción. 

Es lo mismo con nuestro deseo. En cada uno hay un punto, la primera gota obtenida como resultado de la fragmentación. Nuestro cuerpo común fue fragmentado en muchas partes y si nos unimos en una decena, restauraremos la gota de semen, el deseo. Además, atraemos la Luz que reforma. 

Necesitamos dos cosas: deseo y luz. Por una parte, hay diez fuerzas potenciales, y por otra, viene la Luz que reforma y que las conectará de nuevo en una gota de semen. Ninguno de nosotros puede convertirse en gota de semen, cada uno es sólo una décima parte de la semilla, a partir de la cual se desarrollará el alma. 

Atraemos la luz superior, que nos conecta y comienza a formar una estructura espiritual cada vez más grande llamada alma o Partzuf

Por lo tanto, debemos intentar unirnos y a partir de esta unidad, dirigirnos al Creador de manera que Él nos envíe la Luz que reforma que nos desarrollará. Esas son las dos áreas de nuestro trabajo. 

Me parece que el Creador me da pensamientos extraños que me arrojan fuera. Pero esto revela nuevas fuerzas de deseos egoístas dentro de la decena, las cuales deben ser añadidas como combustible. Gracias a esto, la decena se reforzará, se hará más voluminosa y se construirá. 

Sin embargo, cuando recibimos este combustible adicional, aún no ha sido procesado correctamente, por lo tanto, se siente como fuerza extraña de separación. A pesar de esto, nos unimos y devoramos esa fuerza dentro de nosotros, nos expandimos y crecemos a sus expensas. Así es como el desperdicio se convierte en alimento.
[272987]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 26/oct/20, Escritos de Rabash, “¿Qué son la Torá y el trabajo en el camino del Creador?

Material relacionado:
Características del Creador
Cuatro etapas del desarrollo del alma
¿Cómo se puede sentir el desarrollo del alma?

El guión de la vida

Todo lo que sucederá en el futuro ya tiene su raíz en el acto inicial de la creación. Cada deseo que se despliega ya tiene un programa establecido previamente, no un deseo que es revelado, sino un registro de información, Reshimó. 

Esos genes con información surgieron como resultado de la propagación de los mundos, desde el mundo del infinito a través de todos los grados espirituales, Partzufim, mundos y Sefirot, hasta que llegaron a nuestro mundo. 

Por lo tanto, cada deseo que se despliega en nosotros ya contiene información, datos y hallazgos acerca de los mundos, pero en una escala microscópica, justo como una gota de semen contiene toda la información acerca de la persona que nacerá y crecerá a partir de éste. 

Si supiéramos descifrar los datos de la gota de semen, descubriríamos el proceso entero por el que la persona debe pasar, su destino, su vida. De los datos extraídos de una gota de semen, podría entenderse toda la película, muestra lo que le sucederá a la persona. Tienes que entenderlo en la práctica; en forma potencial, todo está en el Reshimó, que está en una gota se semen. 

Cada estado que nos es revelado fue obligado a revelarse. Sólo necesitamos preocuparnos de estar incluidos en la decena y atraer la luz que reforma. Así la luz afectará a la decena y construirá nuestra alma, un sistema en el cual revelaremos nuestro estado espiritual. 

Todo esto ya existe, tanto en los Reshimot como en la luz que atraemos, la cual los afectará. Es como si desarrollamos esta película y vivimos en ella. Mientras más atraemos la luz superior para que afecte al grupo, más rápido cambia el grupo y el proceso espiritual por el que tengo que pasar se revela. Va a ser una serie súper divertida. 

Todos los detalles ya están codificados en el Reshimó. El gen de información que desciende hasta nuestro mundo desde el mundo de infinito a través de todos los mundos y estados contiene toda la información acerca del camino por el que debemos ir de regreso hasta el mundo de infinito. 

El Reshimó de cada amigo en la decena es parte del Reshimó de toda la decena. Nada es accidental. 

Con la ayuda de la plegaria, atraemos la luz hacia aquellos Reshimot que estamos despertando en nosotros. Es como si estuviéramos revelando una foto bajo la influencia de la luz, y cada vez revelamos una nueva forma, más y más espiritual. Así descubrimos nuevos mundos y todo tipo de cambios. 

Ahora estamos en el Reshimó egoísta más pequeño, insignificante y bloqueado, a partir del cual nada puede ser visto. No podemos siquiera imaginar lo rico que es el mundo espiritual solamente en su primera etapa- es miles de millones de veces más grande que este mundo en entendimiento, conciencia, percepción y sensación.
[272218]
De la lección diaria de Cabalá 12/oct/20

Material relacionado:
Una película intitulada “La Vida”
Cómo desarrollar un gen espiritual
La vida de acuerdo a un nuevo guión, parte 1