entradas en 'Preguntas y Respuestasquorastas' categoría

“Quién ganó el conflicto de mayo del 2021 entre Israel y Hamas y por qué?” (Quora)

Dr.Michael LaitmanMichael Laitman, en Quora: “¿Quién ganó el conflicto de mayo del 2021 entre Israel y Hamas, y por qué?” 

Israel pudo haber ganado la batalla militarmente, pero está perdiendo la guerra del apoyo del mundo. 

Con cada conflicto, la opinión pública es cada vez más fuerte en contra de Israel, le hace perder más y más prestigio en el escenario mundial, además, Israel podría ganar futuras batallas militares, pero el mundo se inclina a favor de los palestinos. Si Israel sigue enfocándose principalmente en su defensa militar, pero no hace cambios clave en el nivel ideológico, incluso podría esperar que la creciente  deslegitimación llegue a niveles donde el mundo deseará su eliminación. 

¿Cómo puede Israel ganar el apoyo del mundo? 

Israel puede ganar el apoyo del mundo si su pueblo entiende que su fortaleza está en su unidad, sólo en su unidad. Cuando está unido, conoce sus raíces, las bases que, para empezar, hacen de él, el pueblo de Israel. La unidad del pueblo de Israel atrae una fuerza de unidad especial y es ejemplo para la humanidad, eso hace que la humanidad sienta que hay razón y beneficio en la existencia de Israel. Pero, cuando está dividido, como se ve el país en estos momentos, que ni siquiera puede formar un gobierno después de múltiples elecciones y que tiene 120 miembros del parlamento dispersos en docenas de partidos, la división y el odio que se proyecta desde este pequeño país, causa que el mundo lo vea mal. Más y más personas  se encierran en una postura anti-Israel, con el fin de justificar el profundo odio que sienten hacia nosotros. 

Por lo tanto, además de mejorar sus sistemas militares de defensa, Israel necesita educar y recordarle a su pueblo que la fortaleza está sólo en su unidad. Mientras, en la superficie, parece que más y más personas odian a Israel, porque lo ven como opresor y que abusa de los derechos humanos de los palestinos, en un nivel más profundo, la razón en el núcleo del odio se debe a que hoy, el pueblo fracasa en estar a la altura de lo que lo hizo el pueblo de Israel: se rinde ante sus impulsos, deseos y pensamientos de división, en lugar de unirse por encima de ellos. El odio entre el pueblo de Israel se proyecta de forma subconsciente hacia la humanidad como un todo y mientras la humanidad siente cada vez más sufrimiento y percibe más injusticias, por el aumento de la división, más y más gente odia al pueblo de Israel y el odio termina expresándose cada vez más como odio hacia el Estado de Israel. 

El creciente odio contra nosotros es un indicador de que necesitamos regresar a nuestras raíces y a la razón de estar aquí. Nuestra nación fue fundada bajo principios de amor, unidad y responsabilidad mutua. Nos convertimos en nación cuando, por encima de nuestros impulsos de división, aplicamos la ley “Ama a tu prójimo como a ti mismo” a nuestras relaciones. Por eso, al no ejercitar la unidad por encima de nuestras división, fracasamos en estar a la altura de lo que, para empezar, nos hizo una nación y como resultado, el mundo siente cada vez más que no hay ninguna justificación para que este pueblo tenga una tierra propia. 

Para validar nuestra derecho a la Tierra de Israel, necesitamos revivir nuestra unidad. Al hacerlo, nos volveremos un conducto positivo para que la fuerza de unidad se propague por toda la humanidad, es decir, como está escrito, nos volveremos “luz para las naciones”. Por el contrario, al estar divididos y odiarnos, el mundo siente que proyectamos división y odio. Nos sienten como la fuente de todos los males, de todos los problemas en su vida. Si nos elevamos por encima de nuestra división y nos unimos, el mundo nos apoyará, incluyendo a los palestinos. Pero si dejamos que nuestros impulsos de división nos controlen, el mundo, eventualmente, nos expulsará de esta tierra. 

Acerca del pueblo de Israel, que se fundó con base en seguir la ley “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, el cabalista Yehuda Ashlag (Baal Hasulam) escribe lo siguiente en su artículo, “Arvut (Garantía mutua)”. 

Todo Israel es responsable uno de otro (Sanhedrín, 27b, Shavuot 39). Esto es hablar del Arvut (Garantía mutua), cuando todo Israel se volvió responsable unos de otros. Porque la Torá les fue dada hasta que todos y cada uno en Israel aceptó y estuvo de acuerdo en tomar sobre sí, la Mitzvá (precepto) de amar a otros en la medida completa, expresada en las palabras: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. Esto significa que todos y cada uno en Israel aceptan cuidar y trabajar por cada miembro de la nación y satisfacer todas sus necesidades, no menos que la medida con la que cuidan sus propias necesidades. Y una vez que toda la nación estuvo de acuerdo, de forma unánime y declaró, “Haremos y escucharemos”, cada miembro de Israel se volvió responsable de que nada le faltara a ningún otro miembro de la nación. Hasta entonces se volvieron dignos de recibir la Torá, no antes