entradas en 'Trabajp Espirituals' categoría

Te deseo una buena entrada en el libro de la vida

En el Año Nuevo, nos deseamos una buena entrada en el Libro de la Vida. Según la tradición, todas las acciones humanas se registran en el cielo.  Queremos ser registrados en el buen libro de los justos y no en el libro de los impíos. Por eso, nos lo deseamos mutuamente al desear un feliz año nuevo.

En la oración de Rosh HaShaná hay palabras: «Feliz el hombre que no te olvida». ¿Qué no debemos olvidar? No debemos olvidarnos del amor mutuo ni de la conexión. La regla principal de la Torá es amar a tu prójimo como a ti mismo. Especialmente en Rosh HaShaná al comienzo del nuevo año, queremos que todo esté empapado de miel, dulce, amable y bueno y nos deseamos un buen año.

Al acercarnos unos a otros, nos acercamos a la fuerza superior, al Creador. Si fallamos al hacer el año pasado, queremos hacerlo en el nuevo año, acercándonos unos a otros y así acercarnos al Creador, eso es lo más importante.

La esencia de Rosh HaShaná es coronar al Creador como el único gobernante en este mundo. Está claro que el Creador es una fuerza única, singular y especial que actúa en la realidad, es un hecho que no requiere nuestro consentimiento.

Sin embargo, por otro lado, nosotros mismos queremos sentir que el Creador es la fuerza más grande del mundo, que lo determina todo. Queremos ser sus siervos, sin cuestionar hacer que sus órdenes se cumplan.

Queremos que el Creador gobierne el mundo entero, es decir, todos nuestros deseos al cien por ciento. Es lo que consideramos un buen año nuevo para nosotros.
[287069]
De Kabtv «El mundo» 24/ago/21

Material relacionado:
El significado secreto de Rosh HaShaná
Rosh HaShaná es el cumpleaños de Adán
Rosh HaShaná