Los resultados de la carrera de mil años

dr.laitmanPregunta: El ciclo anual de los días festivos judíos simboliza la serie de estados por los que pasa una persona en su camino hacia la conexión y la unificación, y esta es la meta de la evolución de toda la especie humana. Cada día festivo representa una etapa particular en el camino hacia la unificación.

¿Por qué todo este ciclo completo termina en el mes de Elul en el que resumimos los resultados de lo que hemos atravesado y alcanzado, y nos juzgamos a nosotros mismos?

Respuesta: Israel significa Yashar El (directo a Dios), es decir un deseo dirigido directamente hacia la fuerza superior de la naturaleza. El Creador es la naturaleza, entonces, aquí se habla de nuestro equilibrio con la naturaleza. Hubo un tiempo en el que Abraham descubrió que esta es precisamente la meta de la evolución humana que debemos alcanzar. Ese grupo de estudiantes que se reunieron a su alrededor en la antigua Babilonia y a los cuales él trajo a la tierra de Canaán, finalmente, se convirtieron en el pueblo de Israel.

Esta fue una comunidad de personas que definieron como la meta el alcance de la equivalencia de forma con la fuerza superior. La mayor fuerza de la naturaleza es la fuerza de otorgamiento y amor. Esto es lo que Abraham les enseñó a los babilonios que lo siguieron: el amor de unos por los otros, otorgamiento, y benevolencia. La benevolencia es la característica original y primordial de Abraham.

Durante sus investigaciones, Abraham descubrió la meta de la existencia de la especie humana, que es la de revelar el amor entre todos los hombres, o al menos en un primer momento, entre algunos de ellos. Gracias a las relaciones como éstas, ellos alcanzaron similitud entre ellos: igualdad y similitud con la naturaleza, con su fuerza interna llamada el Creador.

La naturaleza está basada en una sola fuerza que conecta juntas todas las partes de la creación, que son las partes del inanimado, vegetativo, animado y hablante. Todas ellas están incluidas en un solo sistema que conecta juntos todos los elementos en armonía general y trabajo conjunto.

Es igual que una célula que trabaja en nuestro cuerpo en cuyo interior hay un mundo entero, un incontable número de elementos conectados entre sí, como genes, bacterias, y lo que sea que pudiera estar allí, pero todo se encuentra en armonía general. Si no hay armonía, entonces se trata de una enfermedad.

Toda la naturaleza es como una célula; se trata de un único sistema integral cerrado global, y absolutamente conectado. No hay partes en él que puedan operar de manera independiente de los otros y desarrollarse por separado de ellos. Todo el desarrollo está mutuamente conectado y definido con precisión.

Últimamente, la ciencia está descubriendo cuán carente somos de libre elección y que todo está determinado por genes, hormonas, y la combinación de productos químicos y diversas bacterias. Lo que yo haga, qué decisiones acepte, hacia quién me atraiga, y qué evite, sólo depende de esto.

Ingenuamente pensamos que tenemos libre elección, sin embargo, no la tenemos. Sólo llevamos a cabo obedientemente las órdenes de la naturaleza. La persona se encuentra dentro de la naturaleza, y todo su desarrollo está determinado mediante una combinación de las fuerzas internas dentro de ella. Ella también obedece y sigue ciegamente sus instintos como los animales.

¿Por qué medio está dispuesta a influir en su desarrollo la persona? En primer lugar, debemos entender que la naturaleza tiene una sola ley, y es ley de la unidad general. Esta ley conecta entre sí las partes de la naturaleza en un solo sistema, excepto una parte, que es el ser humano.

La humanidad, en última instancia, también debe alcanzar esa misma conexión y alcanzar el equilibrio con todas las partes de la naturaleza. Sin embargo, esto es un resultado de los golpes y la presión a través del sufrimiento y los problemas durante miles de años de evolución. Esto nos ha costado mucho sufrimiento y dolor.

Después de todo, sabemos cuán dispuesta a empujarnos está la naturaleza. Durante miles de años, la sociedad humana ha avanzado y vivido como en una jungla salvaje donde uno devora al otro. Sin embargo, en alguna etapa del desarrollo, de repente nos decimos a nosotros mismos: “¡Basta!”

Esto significa que los sentimientos y la inteligencia se descubren en nosotros a un nivel tal que empezamos a pensar y nos preguntamos acerca de la razón de nuestro tormento sin fin. ¿Por qué estamos obligados a sufrir? ¿Qué conclusiones útiles pueden derivarse de estos sufrimientos? ¿Quién disfruta de nuestra vida? ¿A quién podemos darle placer?

Estas preguntas aparecen por sí mismas en nuestras mentes y corazones. Debido a los golpes y al dolor, empezamos a preguntarnos: “¿Qué significa esto?” Ya hemos pasado por la primera y segunda guerras mundiales. ¿Cuánto más es posible soportar? Hoy en día, el mundo se encuentra en el umbral de una tercera guerra mundial. Ya hemos hablado de esto abiertamente.

Esta es una vida bajo condiciones de terror. Hay terribles problemas, una sensación de impotencia. La mitad del mundo arroja a la basura los productos excedentes, mientras que la otra mitad se muere de hambre. La humanidad de hoy posee tales poderes y posibilidades inmensos, pero miren lo que hacemos con estas inmensas capacidades y potenciales.

Nos vemos obligados a parar aquí y a resumir, a juzgarnos a nosotros mismos. El mes de Elul representa este arrepentimiento. Después de esto, recibimos una especie de comprensión y conocimiento. Llegamos a ser un poco más sabios. Aparece en nosotros la Ohr Jojma (Luz de la Sabiduría) que nos dice: “Ustedes están sufriendo, pero pueden no sufrir. Solo es necesario que entiendan de dónde les llega el sufrimiento. Entonces sabrán cómo ser liberados de él”.

Todas estas preguntas se despiertan en nosotros, y nos hacen un llamado a una búsqueda e investigación de la causa del sufrimiento. Ellas se despiertan debido a la iluminación única de la comprensión de nuestro corazón y mente llamados Elul. La palabra “Elul” es un acrónimo de “Yo soy de mi amado, y mi amado es mío”, Ani leDodi veDodi Li, (Cantar de los Cantares 6: 3).

“Mi amado” es ese inmenso sistema de la naturaleza que nos desarrolla. Nosotros recibimos de él una señal especial, experimentan sensaciones únicas y perspicacia mental que hace que sea posible que podamos entender lo que el sistema de la naturaleza quiere de nosotros, qué está pensando, y qué se exige de nosotros. El sistema general de toda la creación es llamado el Creador, o la naturaleza, que es la misma cosa.
(144340)
– Del Kab.TV “Una nueva vida” del 9/14/14

El juego común contra el ego privado de cada uno

dr.laitmanPregunta: Los niños en la diáspora suelen ir a escuelas judías denominadas escuela hebrea. Estas son escuelas especiales que están abiertas los domingos, donde los niños aprenden hebreo, historia judía y las costumbres judías. Tratemos de imaginar una escuela donde se enseña la unidad. ¿Cómo puede ser? ¿Qué puede suceder allí?

Respuesta: Las personas aprenden allí no por medio de la conexión, por medio de juegos de conexión ni por medio de discusiones en círculos. Por supuesto, los niños también participan en actividades físicas como juegos con pelotas, etc., pero ellos no juegan unos contra otros, sólo juntos.

Nosotros debemos desarrollar juegos que no estén basados en la competencia entre los individuos ni entre equipos. En cambio, la persona tiene que competir contra sí misma con el fin de incorporarse adecuadamente dentro de la actividad común y verse a sí misma como su propio competidor.

Esto no se aplica sólo a los niños, porque los padres también tienen un problema. A ellos se les deben enseñar los principios de la vida familiar y la forma de impartirles a sus hijos una actitud general, integral hacia ese mundo.

Los temas relevantes deben discutirse en los círculos en los cuales todos se conectan y luego es necesario proseguirla y ampliarla en casa.

Pregunta: ¿Es esto lo que hará que un niño sea judío?

Respuesta: Por supuesto, ya que un judío es alguien que anhela la unidad y la conexión con todos. Un judío es alguien que sabe que su papel en la vida es ser Luz para las naciones y traerle la corrección al mundo a través de la conexión. Esto es especialmente cierto en nuestros tiempos, en el momento de la crisis mundial, en el que no hay otra opción, sino la conexión entre todas las partes de la realidad, en perfecta armonía, en un círculo.

En términos generales, no se trata de una escuela judía, sino de una escuela de comunidad social donde toda la familia viene a practicar la conexión. Cuando ellos realizan estos ejercicios, sienten que de repente una cierta fuerza los rodea y cambia su percepción de la realidad de tal forma que el mundo parece diferente.

Las conexiones y las relaciones comienzan a cambiar internamente bajo el efecto de la fuerza de unidad que invoca la Luz, y eleva a las personas a un nuevo nivel de comprensión. Ellas empiezan a ver el mundo como nunca antes lo han visto, como si usaran gafas que enfocan para corregir la nebulosidad y la visión borrosa de su miopía, y se convierten en una imagen conectada que se extiende en la distancia.

Esta es exactamente la sensación que sentirán tanto los niños como los adultos, a partir de su primer taller.

Pregunta: ¿Esta conexión ayudará a superar las diferencias entre ellos?

Respuesta: La conexión no sólo ayudará, sino que además resolverá todos los problemas. La conexión nos da fuerza, no con el fin de superar las dificultades y ganar, dado que cuando estamos unidos, nadie sale derrotado. La unidad entre nosotros hace todo el trabajo y aleja a todos nuestros enemigos, todas las interferencias, las enfermedades y los problemas, todo lo que viene del amor propio.

Al mismo tiempo, no hay necesidad de renunciar a nuestras opiniones y a nuestras creencias, sino sólo agregar nuestro esfuerzo con el fin de conectarnos con toda la nación, con todo Israel; eso es todo.

Esto es lo que nos dicen la Torá y la investigación actual de conexión de la sabiduría de la multitud. La nación de Israel debe ser la primera en conectarse. De lo contrario la fuerza de la conexión no será capaz de pasar a través de ella hacia las naciones del mundo.

Pregunta: ¿Por qué tiene que allanar este camino la nación de Israel?

Respuesta: No todos están de acuerdo en que somos especiales, pero la historia demuestra que es así. Somos especiales porque el mundo entero depende de nosotros. Aunque esta conexión sea invisible, por el momento, las naciones del mundo no la sienten. Hay quienes creen que sus vidas serían mucho mejor sin nosotros, pero hay otros que sabemos que tenemos que cambiar y que este cambio será para el beneficio del mundo.(141274)
– Del Kab.TV “antisemitismo” del 6/18/14

El camino hacia el estado de Yom Kippur

dr.laitmanWeisman, “Sefer Midrásh”, “Ajarei Mot”, “El sagrado trabajo en Yom Kippur”: Sea Tu voluntad, oh Señor, que este año sea bendecido con mucha lluvia, sol, sombra y rocío; que sea un año de misericordia del Cielo, un año bendito, un año de abundancia, de éxito en lo que hacemos, un año en el que Tu pueblo, la nación de Israel no sean dependientes unos de otros, ni se dominen unos a otros.

A primera vista esta plegaria parece una plegaria común: Dame todo lo que necesito, lo que necesita mi cuerpo corpóreo, lo que necesita toda la nación; deja que haya paz y abundancia. Pero las plegarias que se hacen para nuestro ego, para sentirnos cómodos, no le llegan al Creador. Solo las plegarias en las que elevamos nuestra petición por la corrección, se elevan a Él, y a esto nos referimos con recibir todos los beneficios que están especificados en esta plegaria. Después de todo, la Luz se esparce sobre nosotros y está lista para llenarnos completamente. La vaca quiere alimentar más que lo que el ternero quiere mamar y estalla con una abundancia de leche.

Pero el punto es que no estamos listos para recibir la Luz abundante. Entonces cuando pedimos por una cosa u otra en el mundo espiritual, en el atributo interno, nos referimos a la corrección: “Danos la oportunidad de construir un Masáj (pantalla) para que seamos capaces de recibir el llenado que viene de las Luces Superiores para Tu beneficio”.

Yom Kippur no es la revelación del otorgamiento con el fin de otorgar, sino de recibir con el fin de otorgar. Al llenado de otorgar con el fin de otorgar lo simboliza Janucá y recibir con el fin de otorgar lo simboliza Purim. Con el fin de acercarnos al estado de Yom Kippur, tenemos que cumplir todas las condiciones que se nos dieron durante la entrega de la Torá, lo cual significa aclarar todos nuestros 613 deseos y ascender al nivel de sumo sacerdote.

Es decir, revelar dentro de nosotros los deseos más bajos y recibir en ellos la Luz más elevada y elevarlos al nivel del sumo sacerdote en el que Maljut de Atzilut eleva sus deseos a GAR de Atzilut, a Arij Anpin. Este estado es llamado Yom Kippur y simboliza la revelación de todos los deseos que más tarde serán revelados y recibirán su llenado en Purim (Kipurim es lo mismo que Purim).

Este es un gran nivel; la Luz Superior empieza a iluminar todos nuestros deseos y brilla en cada alma. Empezamos a entender qué tenemos que hacer con esta.

Tal trabajo serio se hace bajo la influencia de la Luz Superior en un grupo, durante el estudio que es enfocado adecuadamente por el maestro. Esta es la preparación para el nivel espiritual.

En total, no debemos imaginarnos algún día, un Templo, una montaña o Jerusalén. Todos estos son atributos internos de la persona, los cuales deberíamos alcanzar internamente de esta manera, revelarlos y dominarlos, y ascender al nivel del sumo sacerdote.

Lo principal es que todas estas correcciones nos lleven al punto de unidad. Por lo tanto se nos dice “…un año en el que Tu pueblo, la nación de Israel no sea dependiente de otros ni se dominen unos a otros”. Es en este punto de unidad que se siente la conexión con el Creador. Es solo por medio del alcance de la unidad que empezaremos a sentir  “uno revela al Uno”.
(144299)
– De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/12/14

Material relacionado:

Las festividades judías son escalones para ascender espiritualmente y lograr una mayor unidad entre las almas
Yom Kippur y la expiación en cada alma
El día de la expiación es un día de alegría

Estados espirituales a través de las imágenes de este mundo

dr.laitmanEl Midrásh dice: capítulo “Ajarei Mot”, El Sanedrín envió sabios al Sumo Sacerdote para que lo instruyeran sobre el servicio de Yom Kippur (Día del Perdón). Ellos le leyeron pasajes de Ajarei Mot (Después de la muerte) que describían los rituales y las leyes de Yom Kippur

¿Qué problema encontramos cuando leemos estas líneas? Nos imaginamos imágenes que pertenecen a este mundo material: Visualizamos al “Sumo Sacerdote” sentado en un trono, hay sirvientes a su alrededor, y ellos agitan ventiladores y le leen sobre las leyes y servicios de Yom Kippur.

El hecho es que el último nivel del mundo espiritual fue formado dentro de la impresión que experimentamos como este mundo material. Es por esto que la explicación de los estados espirituales siempre se da a través de las imágenes de este reino.

Interpretemos esta historia dentro de una imagen espiritual. No se trata de personas, sino más bien de atributos que se construyen en el centro del alma, en el centro del grupo. Más tarde, elevan el valor del grupo según la medida en que su corazón llegue a ser capaz de contactarse con el Creador.

Los sabios que llegan al sumo sacerdote, representan las partes del alma, los deseos (Cohanim) que están corregidos y entonces se elevaron desde el punto central en el corazón, llamado Sumo Sacerdote, hacia el Creador.
(143791)
De Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/12/14

Material relacionado:

Yom Kippur y la expiación en cada alma
Hacia la espiritualidad a través de este mundo
El deseo del nivel llamado “casa”

A Su imagen y a Su semejanza

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cuál es el principio según el cual se creó el cuerpo humano y especialmente el rostro humano?

Respuesta: La imagen y semejanza de un objeto espiritual. Si la persona toma sobre sí las dos fuerzas que existen en la naturaleza, la positivo y la negativo, el atributo de otorgamiento y el atributo de recepción, y empieza a combinarlas correctamente en todos los niveles del ego: a nivel de la raíz, nivel uno, dos, tres, y cuatro, la combinación de estos atributos se expresa en una forma externa, como su cuerpo y su rostro.

La cara es el lugar desde donde la persona irradia la Luz de Jojma que descienden sobre su cuerpo. La Luz desciende desde las partes libres de su rostro a las otras partes. Eso es primero.

En segundo lugar, averigüemos cómo se forman estos elementos en un nivel más simple: Hay una suma de ciertas partículas elementales que forman elementos mucho más complejos y luego cuerpos. Dichos órganos u organismos pequeños como el hígado, los riñones, los pulmones, etc. se reúnen en un cuerpo físico o algunos otros objetos.

¿Cómo se logra un cambio de crecimiento, un cambio de naturaleza en su evolución? Sólo gracias a la colaboración mutua de dos fuerzas: el otorgamiento y la recepción. Pero esto lleva a un sinfín de variaciones y combinaciones.

Comentario: Todas las aberturas para recibir información están en la cabeza, y las aberturas para extraer información están por debajo del ombligo.

Respuesta: Hay razones para ello. El objeto espiritual se forma de manera idéntica. Todo nuestro cuerpo está formado en realidad a Su imagen y semejanza, es decir, de acuerdo con la combinación correcta entre estas dos fuerzas.

(141162 – Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 20 de Febrero del 2014)

Acercamiento interno

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Qué significa anularse uno mismo con respecto a otro?

Respuesta: Anularse a sí mismos ante los demás y compenetrarse mutuamente de acuerdo al principio de ama a tu prójimo como a ti mismo, debería llevarnos a una conexión con el Creador. De este modo, no sólo me anulo y me convierto en nadie, en un cero, sino que en realidad llevo a cabo acciones que me ayudan a conectarme con el amigo para que él sea capaz de entrar fácilmente en contacto conmigo. Yo hago lo que es bueno para él al anular mi ego y permitirle establecer contacto conmigo de forma natural.

No hace ninguna diferencia si él es un egoísta o no. Yo no lo juzgo ni trato de entender nada de él, simplemente me anulo para que él sea capaz de ponerse en contacto conmigo. Si el alcanza el mismo estado, me alegro de que mis acciones de auto anulación en relación a él nos lleven a ambos a acercarnos más, y es lo mismo con las demás personas.

Pero cuando el amigo se pone en contacto conmigo, siento la necesidad de mutua cooperación, siento cómo me acerca, cómo se incorpora, cómo se pone en contacto conmigo, incluso cómo se viste en mí de alguna manera. Ahora puedo comenzar a cooperar con él de forma más activa. Aquí tengo que encender mi anti-ego, no suprimirlo, sino manejarme en dirección opuesta: ¿Que quiere mi amigo de mí? No es que yo simplemente me vuelva fácil de contactar, sino más bien fácil y conveniente para su uso, es decir para que él pueda usarme. Entonces comienzo a crecer.

En otras palabras, no solo funciono exactamente de acuerdo al principio de no hacerle nunca más a mi amigo lo que es odioso para mí, sino que trabajo para el otro como él querría hacer conmigo, es decir que uso mi ego con el fin de otorgar. Me pongo en contacto con el amigo, trabajo con sus deseos, y hago mi mejor esfuerzo para llenarlos. Estas son altas acrobacias.

(141052 – De la Convención en Sochi “Día dos” del 14 de Julio del 2014, Lección 4)

Nuevos horizontes más allá de la línea de meta

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Cómo puede la unificación de las personas influir en la seguridad de ellas?

Respuesta: El poder de la unificación que despertamos es una fuerza colectiva que actúa e influye en el mundo entero. Toda la naturaleza inanimada, vegetativa, y animada y los seres humanos están en el campo de esta fuerza superior que los enlaza y vitaliza todas las partes de la realidad.

Entonces, si el pueblo de Israel comienza a unirse, esta fuerza de unificación se despertará en todas las naciones del mundo. Es necesario recordar que el pueblo judío salió de la antigua Babilonia, donde Abraham quiso unir a todos los babilonios, que era toda la humanidad en esos días. Y ahora tenemos que terminar este trabajo, puesto que es aquello de lo que se habla en los libros de Cabalá. Hoy estamos en la línea de meta final de toda la historia.

Pregunta: Muchos creen en la existencia de la fuerza superior, pero otros no. ¿Qué podemos hacer con ellos?

Respuesta: No es necesario creer en una fuerza superior. ¡Hay que descubrirla! La sabiduría de la Cabalá es una ciencia para revelarle la fuerza superior, al Creador, a las criaturas en este mundo. Lo que nosotros llamamos descubrir la fuerza superior es sentir cómo se extiende entre nosotros, llenándolo y conectándolo todo. Podemos sentir cómo esta fuerza superior conecta todas las partes de la creación: la materia inanimada, vegetativa, y animado. Esta maneja al mundo entero.

No sabemos qué pasará con nosotros en el siguiente momento o las razones que hay para todo lo que sucedió en el pasado o qué está sucediendo en el presente. No entendemos lo que está sucediendo en absoluto, y sólo nos sentimos una parte muy limitada de la realidad. ¿Podría ser que exista algo más, además de nuestro mundo?

El alcance, la comprensión, la sensación de la fuerza superior, y su descubrimiento abren nuevos horizontes frente a nosotros.

Pregunta: ¿A dónde descubrimos esta fuerza superior?

Respuesta: Nosotros revelamos la fuerza superior en el centro de nuestro círculo, dentro de la conexión entre todos los que están sentados en el círculo.

Pregunta: Si existen esta fuerza superior y bondad, entonces ¿por qué no se calman todos los terroristas?

Respuesta: El objetivo de esta fuerza superior es llevarnos a todos a la semejanza y equivalencia con ella y transformarnos en dadores, así como lo es ella. Tenemos que estar acoplados, unidos, y amarnos unos a otros. Así es como nos elevamos al nivel del Creador, el dador, el que nos ama. Entonces sentimos la realidad tal y como la siente el Creador. Este es el mejor y más perfecto estado.

Los cabalistas que descubren este estado perfeccionado dicen que la meta de la creación es darles placer a las criaturas. Y darles placer sólo es posible cuando nosotros elevamos la creación al nivel del Creador mismo.

Por lo tanto, lo único que nos ayudará ahora es difundir la sabiduría de la Cabalá. El pueblo de Israel debe entender en qué condición se encuentran y qué deben hacer. Este es un pueblo único que está obligado a unirse, y a través de esta unidad, ellos sanarán todo el antisemitismo en el mundo y se protegerán de todos los enemigos.

En el momento en el pueblo de Israel se una, esta unidad se extenderá al mundo entero y obligará a unirse a todos los pueblos. El mundo entero sentirá esto subconscientemente y dejará de culparnos a nosotros e incluso empezará a ayudarnos. Todos nuestros enemigos anteriores se volverán nuestros aliados y ayudantes más cercanos.

Todo lo que se necesita es que todos se unan a nuestro círculo, que se conecten al Canal 66 [israelí]. Esto es suficiente. Si la persona quiere saber más e integrarse de manera más activa en el proceso de corrección, fortalecerse a sí misma, y acelerar su desarrollo, hay todo tipo de posibilidades para ello. Todo nuestro material está abierto a todos y es totalmente gratuito.

Pregunta: ¿Es usted optimista? ¿Cree que tendremos éxito en la realización de esta nueva dirección?

Respuesta: Yo soy muy optimista. Para ello es necesario un arduo trabajo persistente, pero creo que estamos listos para avanzar y mejorar la situación general.

(143573 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 2 de Septiembre del 2014)

El crecimiento secundario del terror, parte 2

Dr. Michael LaitmanPregunta: A pesar de todos los esfuerzos, el terrorismo global está cada vez más radicalizado. Hay muchas organizaciones nuevas que son aún más extremas y crueles que las que hemos conocido hasta ahora.

La lucha contra Al-Qaeda no ha tenido éxito. Es peor aún, la organización llamada ISIS proviene de ellos y ha intensificado sus ataques sangrientos. ¿Es posible encontrar el punto débil, un talón de Aquiles en los jefes de esta organización con el fin de afectarlos?

Respuesta: Nunca seremos capaces de afectarlos. La única manera es hacerlo a través de un mundo unido que sea una barrera que los bloquee. En ese caso, se secará el flujo de voluntarios que se unen al terror y la gente realmente comenzará a fluir hacia nuestro lado.

Nosotros también hacemos un llamado a la unidad, pero, a la unidad ilimitada universal, independiente de cualquier diferencia. Ustedes pueden ser de negros, blancos, rojos, cristianos, judíos, musulmanes o hindúes, esto no hace ninguna diferencia. Todas las personas y todas las naciones del mundo deben convertirse en uno, en un marco común, en una sola familia humana por medio de la fuerza de la unidad general.

Estas son las leyes de la naturaleza que requieren que estemos en un estado de unidad y equilibrio, en un sistema de conexiones integrales entre nosotros. Si mantenemos esta condición, nos sentiremos bien, mientras que las organizaciones terroristas estarán en una mala posición.

La naturaleza siempre aspira sólo a la unidad y la unión. Se trata básicamente de un sistema integral en el que todas sus partes están mutuamente conectadas. Por lo tanto, tenemos que incorporarnos en este sistema con el fin de recibir de la naturaleza el máximo de fuerzas positivas amigas.

Con el fin de hacer eso tenemos que conectar a toda la humanidad en una sola familia y luego nos encontraremos en un estado de equilibrio con la naturaleza. Esta es la ley del equilibrio, la homeostasis, la equivalencia de forma.

Pregunta: ¿Por qué es necesariamente que esta ley trabaje en contra de los terroristas?

Respuesta: Debido a que la compatibilidad con la naturaleza nos permite atraer las fuerzas positivas de ella. La humanidad sólo tiene que conectarse y unirse correctamente de tal forma que las personas hagan todo lo que esté en su poder para crear una familia que viva de acuerdo a los principios de la asistencia mutua y la garantía mutua. Esto debe ser en la medida en que todos estemos en un mismo nivel y todos tengan todo lo que necesitan en un sentido racional. Si organizamos las cosas de esta manera, las personas se sentirán atraídas hacia esto.

Después de todo, nosotros queremos vivir en un mundo bueno que sea seguro y feliz sin grandes brechas sociales: ricos y pobres, afortunados e intrusos, sanos y enfermos… Cada uno debería sentirse bien y saber que vive en un mundo bueno y seguro y que vivirá una buena vida en un entorno maravilloso que cuida de él y en el que él cuida de los demás. Hacia esto es que debemos atraer a la gente y esto es lo que ellos realmente quieren, pero no tienen ningún líder que pueda cumplirlo.

(143480 – Del Kab.TV “Una nueva vida” del 9 de Julio del 2014)

La persona desarrolla al Creador

Dr. Michael LaitmanPregunta: ¿Realmente podemos descubrir al Creador entre nosotros ahora?

Respuesta: Entendemos el concepto de “Creador” como una sensación de compañerismo, conexión y amor. No se trata de algo limitado por el espacio y el volumen. Más bien, se trata de la fuerza general de la naturaleza por la que vivimos. Nosotros la desarrollamos; eso es lo que hacemos.

Si somos capaces de organizarnos de manera que descubramos esta fuerza, entonces existirá. Del mismo modo, ella también influye en nosotros, y nosotros también estaremos conectado con ella. Esto significa que la persona desarrolla al Creador.

Debemos tratar constantemente de encontrar esta corriente a través del cual todos nosotros avanzamos y existimos. Debemos evitar los pensamientos y actividades extrañas. Esto significa que todo estará dirigido sólo hacia la conexión. Esta vivirá en nosotros, y nosotros automáticamente la sentiremos.

Como se entiende, cada uno de nosotros hará un esfuerzo especial en este sentido. Sin embargo, este esfuerzo será deseable. Será como la persona que juega baloncesto e invierte esfuerzo en ello, pero lo disfruta. Después de todo, en este mundo obtenemos placer de muchas actividades en las que nos parecemos que invertimos grandes esfuerzos.

Entonces, debemos entender que nuestros esfuerzos crearán una sensación de placer en nosotros. Específicamente, esto creará el impulso de acercarnos, con la intención de satisfacer al Creador. Esto nos hará felices y nos dará vitalidad.

El MAN es lo que nos nutre en el desierto. El MAN es el ascenso del deseo. En el mundo físico nosotros trabajamos y luego se nos paga, mientras que el trabajo espiritual mismo se convierte en la recompensa. Los esfuerzos se convierten en nuestro alimento. Una sensación de carencia, hambre, y anhelo nos satisfacen.

Así que de repente empezaremos a entender que aún antes estábamos en este estado perfeccionado. Simplemente no lo sentíamos, y, ahora que hemos limpiado toda de nuestras intenciones, que hemos preparado el Kli sensorial, vemos que existimos dentro de este. Nada cambia, excepto el hecho de que hemos comenzado a comprender correctamente el estado en el que estamos. Parece que tenemos ante nosotros como un universo que ha cambiado, como una humanidad que ha cambiado, como otro mundo. Sin embargo, todo esto ocurre en relación con nosotros, porque nosotros somos quienes hemos cambiado.

¡MAN (oración) es anhelo mutuo, ayuda mutua, preocuparme de que mis amigos descubran la fuerza superior! Esto se convierte en la única meta de mis esfuerzos, y, si me pregunto, “¿en qué estoy pensando?”, significa que me preocupa que todos los amigos de todo el mundo, que todo nuestro inmenso grupo, reciban el descubrimiento de la característica de otorgamiento y amor entre nosotros. Si todos pensamos de esta manera, si todos nos sentimos responsables de todos los demás, entonces esto tendrá éxito.

Depende de nosotros el alcanzar esto. No debemos esperar cambios externos, sólo cambios internos que deben ser tales que sintamos el mundo superior en nuestro estado normal.

Por lo tanto, debemos tener una sola petición singular como meta. El anhelo debe ser compartido. Las intenciones y los pensamientos de cada uno deben ser no acerca de sí mismos, de sus alcances, sino sólo sobre nuestros alcances. En la primera etapa, es “nosotros” en vez de “yo”. En la siguiente etapa, hay un todo único en vez del “nosotros”. Todos nosotros nos fusionamos con el Creador. Esta es forma en la que la fuerza superior única de la naturaleza empieza a descubrirse dentro de la conexión entre nosotros.

(144079 – De la Convención en San Petersburgo del 18 de Septiembre del 2014, Lección de preparación 1)

Trabajo complejo

Dr.Michael LaitmanEl Midrásh dice, capítulo “Ajarei Mot”. En la víspera de Yom Kippur (Día del perdón) todos los animales de sacrificio fueron presentados ante Sumo Sacerdote y él les recordó que fueran capaces de reconocerlos cuando él realizaba el servicio.

Todos nuestros deseos animados se nos despliegan; nosotros analizamos, identificamos y reconocemos que debemos elevarlos al nivel del Lugar Santísimo, por ejemplo, al nivel del otorgamiento completo.

El Midrásh dice, capítulo, “Ajarei Mot”. En la mañana, los sabios que lo instruyeron se fueron y fueron sustituidos por experimentados Cohanim (sacerdotes) que ejercían el arte de  cambiar incienso de una cuchara a la palma, que era una de las acciones más complicadas que tenía que realizar el Sumo Sacerdote durante el servicio del Lugar Santísimo en Yom Kippur.

La “cuchara” es el Kli (vasija) del nivel inanimado. “Palma” es el Kli del nivel hablante.

El “incienso” simboliza la Luz Reflejada (Ohr Jozer), algo que elevamos al Creador. Es difícil elevar incienso (La Luz Reflejada) al nivel hablante. Tenemos que “activar” un grupo diferente de deseos, aquellos que nunca hemos experimentado previamente, y re direccionarlos hacia el otorgamiento, es decir, cortar el egoísmo de uno en una medida que previamente parecía imposible. Este es un trabajo duro.

En este mundo, a menudo las acciones internas menores son las más complicadas. Imaginen que les doy medio vaso con agua. ¿Cómo sucede esta acción en la espiritualidad? Tengo que imponer una restricción, una corrección completa de todos los deseos que siento hacia un vaso con agua, elevarlo por encima a Jafetz Jesed, al primer nivel de santidad, y entonces corregirlos al grado del segundo paso, al Lugar Santísimo, y solo entonces puedo dárselo a ustedes.

¡Este es el problema! En la materialidad, todas las cosas son consecutivas, mientras que en la espiritualidad, involucra docenas de años y trabajo duro y cientos de pasos.

Es por esto que en este mundo estamos en el estado que “de cierto modo” nos permite realizar acciones espirituales. Si no fuéramos capaces de realizarlas, no estaríamos vivos en absoluto. Solo debido a que las observamos podemos existir.

En cuanto al reino espiritual, a menos que nuestros deseos más internos lleguen a estar listos para otorgar, no lo alcanzaremos.
(143793)
Del Kab.TV “Los secretos del Libro Eterno” del 3/12/14