entradas en 'Sociedad del futuro' categoría

“¿Cuáles serán las carreras y profesiones más lucrativas del futuro?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Cuáles serán las carreras y profesiones más lucrativas del futuro?

 

Nuestra infraestructura socio-económica actual está destinada a cambiar las industrias de lujo y poner más énfasis en lo esencial de la vida. Además, vamos a un futuro donde más y más empleos serán automatización e inteligencia artificial. IA 

Del mismo modo, debemos, primero y antes que nada, saber que las necesidades básicas -comida, refugio, educación y salud- se tienen que satisfechas y las autoridades deberán darle prioridad y hacerlo. 

La pregunta es, después de tener las necesidades básicas satisfechas, ¿qué hará la gente? 

Con menos necesidad de fuerza de trabajo, por la disminución de la demanda de productos de lujo y el aumento de automatización e IA y con una población humana incrementándose hasta números nunca antes vistos, un nuevo hueco aparece ante nosotros y necesitaremos llenarlo: ¿en última instancia, qué profesiones y carreras serán necesarias, contribuirán y serán de beneficio para la sociedad de cara al futuro?

Dado que nuestra competitividad materialista se transformará en estilo de vida mucho más calmado y equilibrado y que estará más enfocado en lo esencial, para desarrollar sensaciones de felicidad, apoyo y confianza en la sociedad, necesitaremos poner más tiempo en aprender a construir una atmósfera de conexión humana positiva. En la que enormes sectores de las poblaciones se involucrarán regularmente en enseñanza, aprendizaje y construcción de lazos sociales positivos -serán las nuevas carreras y profesiones- así veremos florecer una nueva sociedad bien conectada. 

La gente en una sociedad así, desarrollará más sensibilidad por las necesidades, anhelos y sensaciones de los demás, esto junto con la tendencia destructiva que acecha dentro de cada uno, por explotar a otros en beneficio propio y, cada uno se ejercitará para mantener unidad y solidaridad por encima de los impulsos de división que se agitan en su interior constantemente. 

Hay un espacio infinito para contribuir en una sociedad que busca conexiones positivas por encima de los impulsos de división. Todo el rango de habilidades y talentos de todos puede ser aplicada, siempre y cuando sirvan para crear una sociedad positiva. 

Sin embargo, tiene que haber una dosis regular de aprendizaje de la sabiduría de la conexión en el sistema, como requisito previo en cualquier actividad que aumente la conexión humana. 

Aprender la sabiduría de la conexión es; regularmente, adquirir conocimiento acerca de los muchos beneficios de la conexión social positiva y, con regularidad, involucrarse en experiencias que mejoren la conexión. 

Nuestra definición de “lucrativo” y “rentable” cambiará de acuerdo a lo que valoraremos en ese estado: no será la forma competitiva-individualista de obtener ganancias, dando prioridad a construir nuestros imperio personal, por encima de otros, sino que veremos la ganancia en términos de que todos ganen considerable salud, felicidad y confianza, contribuyendo con todos para formar una sociedad conectada positivamente. 

¿Cuál, entonces, será la carrera o profesión más lucrativa? 

Serán las que ayuden a la sociedad, ya sea a satisfacer sus necesidades básicas o sus necesidades más profundas, interacción con significado y satisfacción. 

Mientras más nos desarrollamos, más tendremos conciencia de nuestra conexión natural mutua y de la necesidad de hacer realidad una conexión cada vez más positiva. 

Mientras más trabajamos en mejorar nuestra conexión, más creceremos y descubriremos una nueva realidad armónica. 

En una situación donde las industrias de lujo dejan de tener importancia y donde la automatización y la IA tomarán muchos de los empleos actuales, los humanos necesitaremos trabajar en lo que nos hace humanos: la necesidad de conectarnos positivamente. 

Mientras más y más nos ocupemos en la conexión, las puertas de la sensación de felicidad y satisfacción, se abrirán mucho más grande para todos. 

Imagen: “Una meta” de Zenia Komad, 2015, tomada de: Interdependencia: dependes de todos y todos de ti”

“¿Qué opina de que España implemente un ingreso básico universal permanente?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué piensa de que España implemente un ingreso básico universal permanente?” 

Rápidamente estamos haciendo una transición a una era en la que muchos empleos que una vez hubo serán obsoletos, debido al cambio de nuestras necesidades y además porque la tecnología reemplazará  cada vez más a los recursos humanos. 

En esa situación, el ingreso básico se convierte en necesidad. 

Apoyo el ingreso básico con la condición que sea entregado a cambio de estudiar y de ciertos tipos de contribución a la sociedad. 

El ingreso básico por sí solo, sin ningún requerimiento de parte de los que lo reciben, estancará a la sociedad. Creará una sociedad desinteresada e indiferente de gente que carecerá de motivos para esforzarse por avanzar en la vida. La indolencia y la apatía que envolverán a la sociedad terminarán haciendo erupción en nuestra cara. 

Por eso, en el caso de España, recomendaría que el gobierno de cursos, que  quienes reciben el ingreso básico necesitan completar. 

Los cursos pueden enfocarse en canalizar a la gente hacia ciertos empleos o áreas de contribución que mejoren a la sociedad española y también pueden ser usados para enseñar historia y cultura del país y su pueblo, para reforzar la identificación de sus ciudadanos con el país y además, los cursos pueden ser usados para enseñar las nuevas condiciones interdependientes a nivel global, que podemos encontrar hoy: que vivimos en una nueva era donde la responsabilidad y la consideración mutua son cada vez más esenciales para vivir vidas seguras, calmadas, felices y saludables. 

Mientras que los cursos idealmente buscarían desarrollar a la gente en ciertas áreas, donde podrían contribuir- desde encontrar nuevas carreras mejor adaptadas a nuestros tiempos, hasta convertirse en instructores y asistentes en el nuevo sistema educativo- el proceso educativo sería de beneficio en y por sí mismo. 

La idea que guía el proceso educativo es que todos mejorarán sus conexión social, se sentirán más conectados a su país y construirán el principio de una red social alimentada por consideración y responsabilidad mutua. 

Mientras más prospere y crezca esa red, más fuerte será la base que tendrán para navegar a través de futuras crisis, y además, inhibir los futuros disidencia y conflictos sociales. 

Foto por  Tom Morel en Unsplash.

 

La futura forma de la sociedad

Pregunta: ¿Podemos conocer ahora la siguiente etapa de nuestra sociedad? ¿o este modelo se manifestará a medida que nos desarrollemos, nos elevemos y comencemos a integrarnos en él? ¿es este proceso intermitente o gradual?

Respuesta: Creo que deberíamos comenzar a desarrollar este proceso nosotros mismos, pues ya está dicho en los escritos de gente grandes y no hay razón para rechazar lo que lograron. Debemos usar sus conclusiones y logros y construir un sistema de educación y formación para la humanidad sobre esta base.

Pregunta: ¿Cómo se desarrollará la sociedad? Algunos predicen una dictadura, otros ven una mayor democracia e incluso hay opiniones sobre nazismo y fascismo, algunos ven medidas duras, otras, medidas más suaves. Pero, hasta ahora, no hay ningún modelo real para las relaciones económicas, sociales ni políticas.

¿Se manifestará gradualmente esa parte de la vida de la sociedad, que concierne al mundo material y a los intereses de la gente o puede modelarse ahora a medida que avanzamos hacia la ejecución de un plan que entendamos?

Respuesta: Debemos tener una discusión social de lo que realmente necesitamos y lo que no. Esto puede ser entendido por la sociedad moderna; ¿se necesitan ciertas profesiones y ciertos bienes de consumo? Sabemos que contaminamos la Tierra y los océanos, etc. Necesitamos hacer una pausa y analizar muy seriamente nuestros errores.

Sólo así podremos reducir nuestra interferencia en el mundo que nos rodea y crear un sistema que funcione sólo para dar a la humanidad bienes materiales esenciales y un contenido espiritual máximo.
[265524]
Del Kabtv: “Desempleo en el mundo post coronavirus,” 5/may/20

Material relacionado:
Creando una sociedad futura
La sociedad del futuro: de cambios internos a externos
Corrección en la sociedad del futuro

Profesiones del futuro

Pregunta: ¿Qué estructura de empleo sería óptima? ¿qué se puede recomendar a jóvenes y a quienes, aún pueden ser reentrenados? ¿para qué deben prepararse, en términos de qué profesiones?

Respuesta: Absolutamente todos estarán involucrados en un trabajo espiritual, social y cultural. Y sólo una pequeña parte o toda la población, pero en un grado muy limitado, trabajará en fábricas o en agricultura, para que podamos alimentarnos, vestirnos, ponernos zapatos, crear el equipo necesario, etc.

Toda la humanidad comprenderá que necesita exprimir su ego y no producir nada superfluo. Ese debería ser el único criterio con el que nos lleguemos al estado post-viral.

Pregunta: ¿Puede la humanidad contar con algún tipo de apoyo de la naturaleza para sentirlo como una reacción favorable a las acciones correctas?

Respuesta: Estoy seguro de eso. Cuando comencemos a entablar una relación mutuamente correcta con la naturaleza, inmediatamente sentiremos su ayuda, su apoyo, y podremos sentirnos felices, armoniosos y desarrollándonos integralmente.

Y todos los mares, océanos, bosques, aire, toda la flora y fauna se regocijarán en nuestra presencia y no se marchitarán al vernos. ¡Les deseo a todos la mejor de las suertes!
[265651]
De Kabtv «Desempleo en la era post-coronavirus», 5/may/20

Material relacionado:
¿Qué profesiones se mantendrán en el futuro?
¿Qué profesiones se volverán obsoletas?
La profesión más popular en el futuro

La Tecnología de la Conexión

Medium publicó mi nuevo artículo «La tecnología de la conexión«

La actual crisis de COVID-19 impulsó el uso de la tecnología, hasta el punto en que todos los ámbitos de la vida se conectaron de la noche a la mañana: servicios, trabajo y comunicaciones. Pero el tipo de innovación que ahora requiere la humanidad, se extiende mucho más allá de la tecnología, ésta es sólo un medio para llegar al ámbito de la verdadera innovación social. Mejorar nuestra conexión humana, es el software más profundo e importante de todos, es precisamente la renovación social que nos permitirá sobrevivir y terminar con seguridad el siglo XXI.

Si tratamos a los demás con cuidado y somos considerados con el ecosistema circundante, prosperaremos en este mundo integral, seremos similares a él.

Michael Laitman

La sacudida global del coronavirus reveló nuestra gran interconexión e interdependencia y que somos totalmente vulnerables en manos de la naturaleza, no sabemos cómo lidiar con la situación. La humanidad está infectada con un ego exagerado. Todos y cada uno deseamos estar mejor situado que los demás y nos esforzamos siempre por tener control sobre todos. Esta actitud egoísta tan arraigada se opone diametralmente a la integralidad que se encuentra en el sistema de la naturaleza, como es cada vez más evidente.

Recibimos una lección notable sobre empatía: debemos pensar en el bienestar de los demás porque, en un sistema circular como en el que vivimos, mi bienestar depende del bienestar de los demás y viceversa. Por eso, el método para salvar la contradicción entre la singularidad del ego humano y la totalidad de la naturaleza es desarrollar una mejor interacción social mutua. La innovación más importante en este ámbito es requisito absoluto y la forma de lograrlo tiene varias etapas.

Lograr el avance social

En primer lugar, debemos darnos cuenta de que pertenecemos a un sistema, una familia global interconectada. En segundo lugar, debemos tomar conciencia de que nuestro bienestar futuro depende de nuestras buenas relaciones, sin importar origen, nacionalidad, género o color. Tercero, debemos aprender y enseñar las leyes integrales de la naturaleza que pueden sintetizarse en: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” e implementarlas entre nosotros, de inmediato.

Si tratamos a los demás con cuidado y somos considerados con el ecosistema circundante, prosperaremos en este mundo integral, seremos similares a él. Nuestros deseos e intenciones humanas son la fuerza más poderosa en la naturaleza y afectan todo lo que sucede en el mundo. Por eso, si los seres humanos mejoramos nuestra actitud hacia los demás, seremos sistemáticamente inmunes contra cualquier enfermedad o daño potencial.

Esta es la transformación que necesitamos, una renovación social generalizada que trascienda a cualquier avance tecnológico. Si manifestamos responsabilidad mutua, descubriremos en la naturaleza suficientes recursos para satisfacer a todos. Nadie temerá nada porque a nadie le faltará nada.

Por lo tanto, con un enfoque más interno en nuestras relaciones, con cercanía en nuestros corazones, surgirán asombrosas innovaciones sociales. Esta nueva afinidad nos ayudará a elevarnos juntos a un nivel en el que podremos comprender el gran propósito de la vida, la esencia de nuestra existencia, donde estaremos estrechamente enlazados como en una red. Por lo tanto, un cambio innovador en las relaciones entre la gente, pondrá en marcha influencias de gran alcance en todo el sistema y afectarán positivamente nuestra salud, empleo, economía, educación y garantizará un buen futuro para todos, en todo el mundo, seremos una gran familia.

Después de la pandemia

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana

“Sólo si no colapsa, se repara”, dicen. Y añaden, “Algún día”. Yo digo “No se recuperará”. Pero el colapso no es necesario. Todos tenemos la tarea de sobrevivir al actual período, con el mínimo de pérdidas.  Para lograrlo, necesitamos ahorrar nervios y recursos, apoyar a los demás, relajarnos, pero no “desconectarnos”. Y lo más importante, necesitamos entender lo que está sucediendo, para que las consecuencias de la crisis no nos tomen tanto por sorpresa.

Para empezar, sentémonos y tomemos un respiro. El ser humano no fue hecho para el embrollo. Fue creado para pensar y actuar. Así que pensemos: en realidad, ¿qué perdimos? ¿qué nos motivó en esa vida? ¿para qué vivimos? ¿qué hicimos útil y con sentido? ¿qué preparamos para el futuro de nuestros hijos?

Francamente, sólo nos servimos uno a otro por dinero. Con o sin afán, cumplimos el principio formulado claramente por nuestros sabios hace miles de años: “Vayan y saquen provecho unos de otros”.  Parecía que funcionaba. Pero ¿qué atención nos dimos, que nos agotamos como hámster en su rueda de consumismo, sin pensar en nada más?

Imagina por un segundo, si venimos de otro planeta desarrollado y nos vemos unos meses atrás, no habría sido muy buena imagen. No, no en el sentido tecnológico, sino en lo más esencial de nuestra conmoción y ajetreo. Su “beneficio”, como el smog encima de la Tierra, ya se está empezando a dispersar.  Y de pronto, el virus llegó. “Deténganse, paren”, nos dijo. “Miren lo que han hecho al planeta y a ustedes mismos”. Miren más allá del mañana”.

Si realmente analizamos, sin maquillarlo, veremos que íbamos, no sólo hacia el colapso ecológico, sino que pudo haber llegado una guerra. De hecho, íbamos hacia los brazos de la guerra, hacia un estado de globalización desesperada, hacia un callejón sin salida de contradicciones. Así es la naturaleza humana: Cuando se está procesando una masacre, la sacamos de nuestra conciencia y al mismo tiempo, la toleramos, incluso la invocamos.

Aún no llegamos a ese grado de avance, pero la avalancha de consumismo desenfrenado llevó a la humanidad hacia el abismo. Paradójicamente, el virus nos está salvando. Fuimos salvados del egoísmo, en la necesidad de “absolución”, para restablecer el mercado de consumo.

Así que ¿vale la pena regresar? ¿qué olvidamos? ¿hay vida después del virus?

Estamos empezando a conocer de nuevo a nuestra familia, a nuestro mundo y a nosotros mismos.

Antes, muchos sólo dormíamos en casa, ahora vivimos ahí. Usábamos el internet por diversión, ahora nos conectamos con otros.

Hay muchas formas. Por supuesto queremos regresar a la rueda del hámster, con su variedad de placeres constantemente nuevos y distintos, tras los que ir y estar incluso dispuestos a soportar los dolores de que nos empujen desde atrás. Pero aún sin quererlo recordamos la amenaza del colapso, los crímenes desenfrenados, la supresión del malestar, las interrupciones en el abasto y la búsqueda del culpable. Finalmente, podemos usar este período para la reflexión.

Por supuesto,nada es fácil, no todos pueden “aguantar el golpe”, pero la experiencia misma, el cambio de ritmo, la perspectiva ¿no nos da un respiro? En los días despejados de trabajo, en una tarde de calma poco usual, escuchamos el eco de algo nuevo. Estuvimos sentados en casa, como niños en su escritorio para aprender algo, para que este “período” no sea en vano.

En cualquier caso, no podremos salir de la crisis tan pronto como entramos. Lo que está pasando ahora, no es pausa, ni vacaciones, ni destierro. Es un despertar. El virus no nos venció, más bien nos sacudió, nos regresó a la realidad, nos da oportunidad de tomar cuidadosamente el timón.

Hoy nos confronta con la necesidad de redefinir nuestros valores en los albores de una nueva era que requiere una actitud diferente hacia los demás y encontrar el propósito que impedimos. El viento se llevó las ilusiones y nos muestra la verdadera imagen. Así que ¿vamos de nuevo a dejar que la mente se nuble con espejismos? ¿nos reconciliaremos con el pasado, con la vanidad eterna, con la abundancia externa y con la devastación interna?

El mundo parece estar en un puente angosto, lo principal es no tener miedo de dejar atrás el pasado. Tenemos otra preocupación: cómo enfrentar el futuro sin chocar con su espalda, sino afrontando adecuadamente el inevitable mañana.

Nosotros mismos creamos una carrera de ratas y ahora podemos salir de ahí sin tanto golpe externo. Pues, lo principal es lo que está dentro: nuestras conexiones, nuestras relaciones, nuestra participación, la reciprocidad. Es suficiente lograrlo y todos los mecanismos —sociales, financieros, comerciales— empezarán a reestructurarse conforme al nuevo paradigma.

Pensemos en ello: ¿por qué vivimos? ¿cómo podemos construir nuestra vida de forma diferente, sobre principios distintos? La puerta para salir del egoísmo sin límites está abierta, usémosla mientras nuestro ego está golpeado y mudo.

Las aeronaves están en tierra, los barcos en los puertos, deberíamos estar en la escuela. No es humillante. Al contrario, tenemos oportunidad de hacer realmente algo por nosotros mismos.

Toda la vida estuvo dedicada a evitar esa pregunta. Preocupados ante la muerte,  justificandonos lo más posible. Sin embargo, el virus sugiere algo más. Así no podemos huir de la muerte. Para superarla, debemos sobreponernos al egoísmo que nos mata. Nuestro ego limita, nos da una sensación imperfecta y miserable del mundo, con las demandas de nuestro cuerpo. Sintamos el mundo en nuestra estructura general interna, en el alma. Así lo veremos totalmente distinto, infinito, eterno y perfecto.

No tiene nada que ver con la religión. La ciencia de la Cabalá no promueve ninguna creencia. Simplemente desarrolla el alma del hombre y nos hace felices. Ahora, cuando todos nos sentimos dentro de un mismo barco, debemos unir nuestros remos y dirigirnos a un mundo sin fronteras entre los corazones. Así, las barreras que quedan y nos  dividen, desaparecerán. El mundo del mañana se está construyendo ahora.
[262055]

Material relacionado:
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá
¿Cómo será el mundo después de la epidemia?
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 3

Construyendo la sociedad del futuro, parte 13

¿Por qué debería creer a los cabalistas?

Comentario: Mucha gente puede decir: «¿Por qué debería creerles a los cabalistas que el Creador es la cualidad de otorgamiento y amor?»

Mi respuesta: No es necesario que creas, sólo necesitas avanzar en la sociedad, acercarlo, con cuidado y gradualmente. ¿Por qué hablar de eso? Aunque esto no hará daño, la gente no escapará. Hoy se encuentra en circunstancias tales que no queda mucho tiempo para la discusión.

Comentario: Ahora, muchos científicos también dicen que todo es muy subjetivo que no se puede probar ni negar la existencia del Creador, pero se puede llegar a muchas teorías diferentes. Es difícil probar algo, ya que nuestro cerebro funciona para que podamos aceptar cualquier teoría.

Mi respuesta: El Creador es la ley de la naturaleza. Y simplemente debemos darnos cuenta de esta ley, ya que toda la naturaleza en su complejidad integral se llama, Creador.

Pregunta: ¿No está tratando de demostrarlo?

Respuesta: No. No puedes probar nada a nadie ¿cómo puedo demostrarle a un niño pequeño la existencia de algo que va más allá de su percepción? No hay manera. Lo único que puedo hacer es elevarlo pacientemente, elevándolo al nivel donde verá todo, él se lo dirá a sí mismo. De otra manera no.

Pregunta: Entonces, ¿es imposible explicarle a una persona que hay dos leyes, la ley de recibir y la ley de otorgar y que, cuando damos a la sociedad, nos volvemos como el Creador?

Respuesta: ¿Por qué no? Esto se puede explicar y muy fácilmente. Podemos ver en los niveles inanimado, vegetal y animal que se observan estas leyes y que todo se construye en equilibrio entre recibir y otorgar.

Sin embargo, a nivel de la sociedad, no lo vemos porque, por el contrario, todo se construye sólo en la recepción y el otorgamiento es posible sólo si puedo obtener aún más. Es decir, en la sociedad no hay otorgamiento en absoluto. Hay recepción camuflada como otorgamiento.

Es decir, que las leyes de la naturaleza inanimada, vegetal y animal debemos elevarlas al nivel del estado de la sociedad, al nivel humano y allí deben realizarse y ponerse en práctica.

Por lo tanto, necesitamos ver cómo se hace, qué se puede hacer para que en la sociedad la recepción y el otorgamiento, más y menos, existan en nosotros de la misma manera que en los tres niveles anteriores ¿es posible o no? Esto, en principio, es todo el problema y todas nuestras desgracias. Si podemos hacerlo, tendremos un mundo perfecto.

No hablo de religión ni del Creador ni de nadie. Es justo lo que el mundo necesita, y hoy lo vemos. Tratemos de implementarlo.
[257559]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 7/feb/19

Material relacionado:
Construyendo la sociedad del futuro, parte 8
Construyendo la sociedad del futuro, parte 7
Construyendo la sociedad del futuro, parte 6

Construyendo la sociedad del futuro, parte 12

No dañar a la sociedad

Baal HaSulam Construyendo la sociedad del futuro” Item 30:   La libertad del individuo debe ser mantenida mientras no sea perjudicial para la sociedad. Sin embargo, si alguien desea cambiar a otra sociedad, no debe ser detenido de ninguna manera, incluso si es perjudicial para la sociedad, aunque debe ser hecho de manera tal que la sociedad no se dañe totalmente. 

Se puede pensar, hablar y hacer todo lo que se quiera, pero sin desviarnos de la dirección ni de la intención de la sociedad. Pero, si daña, entonces no tiene lugar en esta sociedad. Es natural. 

Pregunta: ¿Hablaron usted y su maestro sobre los principios de la sociedad del futuro o está todavía tan lejos de nosotros, que uno ni debería pensar en ello? 

Respuesta: No importa. Estos principios fluyen automáticamente desde lo que enseñamos en Cabalá, a partir de la aproximación a la espiritualidad.

Pregunta: Si tomamos estos principios, codificamos ciertas leyes a partir de ellos y se ofrecen a la sociedad, ¿lo entenderá la gente? 

Respuesta: No, no entenderá. Al contrario, puede alejarla, porque le obligará y si alguien es obligado, no es bueno.
[257553]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 7/feb/19

Material relacionado:
Construyendo La Sociedad Futura, parte 8
Construyendo La Sociedad Futura, parte 7
Construyendo La Sociedad Futura, parte 6

Construyendo la sociedad del futuro, parte 11

Rasgos básicos de la sociedad del futuro

Baal HaSulam, Construyendo la sociedad del futuro, capítulo 3, Ítem 10: Medallas de honor deben ser dadas de acuerdo con la religión: mientras más beneficio se de a la sociedad, más alta condecoración se debe recibir.  

Naturalmente, los demás deben ser alentados. Tengo que tomar y colgar medallas en mi pecho para que los que aún están más interesadas en el honor, que en amar a su prójimo, por el honor, sean atraídos a amar a otros. 

Aunque no todos están obligados a involucrarse en la espiritualidad, sólo personas especiales, dependiendo de las necesidades. Digamos que son el grupo de Bnei Baruj, de entre millones de personas y el grupo mundial de entre miles de millones de personas. No pienso que el porcentaje sea más de centésimo de la población de la tierra. 

Justo como hay personas que se involucran en ciencia y otras que usan los logros científicos en la práctica. Depende de la persona, de su inclinación y deseos. 

Habrá una especie de suprema corte. A aquellos que quieran dedicar su labor para su vida espiritual, esa corte, les permitirá hacerlo.

Todo será determinado por el gobierno superior, porque existen muchos que lo desean, por ejemplo, en la universidades. Muchos quieren ser científicos, pero no todos pueden lograrlo, por eso se hace una selección estricta.
[257546]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 7/feb/19

Material seleccionado:
Construyendo la sociedad del futuro, parte 8
Construyendo la sociedad del futuro, parte 3
Construyendo la sociedad del futuro, parte 7

Construyendo la sociedad del futuro, parte 9

Integración en el nivel del amor

Baal HaSulam, Construyendo la sociedad del futuro, capítulo 3, Ítem 9: En otras palabras: excepto por el asunto de “Ama a tu amigo como a ti mismo”, cada nación puede seguir su propia religión y tradición, no se debe interferir. 

Si en la sociedad del futuro la gente tendrá cierto tipo de intereses religiosos o filosóficos, puede tranquilamente involucrarse en ellos. 

Lo principal es amar a tu prójimo como a ti mismo. Esta ley está varios grados por encima de todas las otras leyes, de todo tipo de condiciones y trucos artificiales. 

El hecho de que las personas se involucren en meditación, imaginen lo espiritual y el futuro en la forma de culto social, no importa. Lo principal es que haya conexión entre todos a nivel de amor. En cuanto el resto, haz lo que quieras.
[257409]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 7/feb/19

Material relacionado:
Construyendo la sociedad del futuro, parte 5
Construyendo la sociedad del futuro, parte 4
Construyendo la sociedad del futuro, parte 3