entradas en '' categoría

El salvavidas del Creador

laitman_2009-11-29_0032_w[1]Pregunta: ¿Qué indicios nos hablan sobre nuestro avance en la lectura de El libro del Zohar y en el trabajo espiritual en general?

Respuesta: El indicio más fuerte y evidente del avance en la lectura de El libro del Zohar es la sensación de mayor necesidad de relación con los otros.

Otro indicio: siento que por alguna razón El Zohar me atrae, a veces más, a veces menos. En cualquier caso, siento que para mí es bueno estar cerca de este libro, leerlo o escucharlo. Siento que en este libro hay una fuerza que me vincula con la vida. Hay en él tal efecto.

Aunque la persona no concibe, no comprende y no sabe sobre qué habla El libro del Zohar, siente que este libro –como escribe Baal HaSulam en el artículo “Hacia la terminación de El libro del Zohar”, es semejante a una cuerda que el Creador lanzó a las creaciones aquí, a este mundo.

Sujetando esta cuerda, podemos elevarnos a Él.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 10 de febrero 2010)

Material Relacionado:

Aprender a caminar en el mundo espiritual

El himno a la Luz Superior

laitman_2009-05-28_8266_w[1]Pregunta: Me parece que en El libro del Zohar hay mucho más de línea izquierda que de derecha ¿Es correcto?

Respuesta: El Zohar, tanto como toda la Torá, es la línea media y no la derecha ni la izquierda. Toda la Torá está escrita en la línea media.

Ya que los autores de estos libros describieron sus revelaciones espirituales del Creador, y esto ocurre solamente en la línea media del alma.

Por eso, ninguno de los libros cabalísticos está escrito en línea derecha o en la izquierda. Hay inclinación en este o aquel lado desde su expresión exterior.

Por ejemplo, el libro del rey Salomón, “Kohelet” (“Eclesiastés”), nos parece la expresión de la línea izquierda, ya que está escrito allí: “Vanidad de vanidades, todo es vanidad”.

Pero “vanidad” es la luz reflejada. Por eso, “vanidad de vanidades” significa que todo está concebido en luz reflejada.

Resulta que este libro no expresa desesperación, como muchos piensan, sino todo lo contrario, está lleno con la aspiración de la Luz Superior: “Solamente mi aspiración al Creador”, dijo Kohelet (el rey Salomón).

Todo depende de la comprensión correcta del texto, de la unión con el autor y con el personaje, que es el Creador.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 10 de febrero 2010).

Material Relacionado:

Los grandes manuscritos nunca mueren

La torá y el libro zohar

Háganme un patrón para la Luz

25_100_wp[1]Leemos las palabras del Zohar y por el momento no entendemos nada. Yo sólo doy unas pequeñas explicaciones, para dirigir al estudiante dónde él puede buscar estas cualidades dentro de sí mismo y cómo puede imaginarlos: Aarón y sus hijos, la fuerza impura, Moshe, el becerro de oro…  Debemos desear reconocerles dentro de nosotros mismos.

El deseo de cada uno, que se añade al deseo común de los demás, representa ahora a nuestra “garantía mutua”. La garantía mutua es la  fuerza de la unidad que consiste de muchas capas. En cada grado, al que nos dirigimos, existe esta fuerza de unión que se llama “garantía mutua”.  Ella funciona como un cuerpo común que enfoca todas sus fuerzas al lugar del dolor.

Existe una única fuerza defensiva del organismo, cuando todas sus células se unen y luchan contra algo ajeno o juntos logran la meta deseada. Sobre cada nivel y para cada tipo de trabajo interno, el hombre debe recibir otra forma de garantía mutua que existe dentro de esta fuerza de unidad. Debe sentir que todos desean lo mismo, que todos no entienden, que cada uno piensa de forma distinta.

Todo esto ayuda, y, entonces, dentro de nosotros surgen las sensaciones. Porque cada uno quiere descifrar el texto conforme a su manera, conforme a la raíz de su alma. Se dirige  a sí mismo de una manera específica,  y junto con esta forma especial se incorpora al deseo común para  lograr la meta espiritual. De esto sale una fuerza de multicolores, muy abundante y completa. Todos los deseos particulares, los defectos propios y las búsquedas se unen a esta fuerza común.

Y cuando más tarde empieza a influir la Luz Circundante sobre cada uno de nosotros, ella pasa a través de estos defectos personales, de estas demandas y equivocaciones, a través de este patrón, y dibuja para cada uno las cualidades, sobre las cuales habla el Zohar.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 09 de febrero 2010)

Aprender de la Naturaleza

laitman_2009-05-04_1871[1]Sobre nosotros actúan dos fuerzas. Dentro de nosotros crece nuestro ego y nos aleja el uno del otro, según la medida de nuestro odio. Pero, por otro lado, hay una fuerza exterior que nos aproxima en un círculo ¡y no tenemos elección! Aunque no escogí encontrarme en la conexión global con todo el mundo y no lo quiero, el Creador lo ha dispuesto de esta manera.

Es decir, por un lado, se despierta en mí una fuerza negativa respecto a los demás y, por otro lado, todos los otros me rodean en un circulo tan estrecho que no tengo dónde esconderme. Así caigo bajo la presión de estas dos fuerzas. Esto está hecho de manera intencionada, para que yo no tenga salida.

Cada uno, sin excepción, rompería con gusto todas las relaciones entre los pueblos y las civilizaciones. Pero revelaremos que dependemos incluso de unos países muy pequeños que aparentemente no deciden nada. Nadie en el mundo puede vencer unos piratas en Somalia. Y todavía existe una multitud de otras formaciones terroristas semejantes.

¿Por qué no podemos destruirlos? La Fuerza Superior no lo permite. Todos nosotros dependemos unos de otros y no hay dónde esconderse. En el mundo hay 180 países. Ya veremos qué problemas surgirán cuando se revele nuestra dependencia mutua.

Imagina qué pasa cuando tienes una pierna lesionada. Aparentemente es un detalle, pero la cabeza comienza a no funcionar, no prestas atención a nada. Este pequeño dolor no te deja trabajar normalmente. ¡No podemos vencer ni a un país terrorista, porque no tenemos unidad!

Si todo el mundo actuara conjuntamente, le cerrarían todos los bancos, dejarían de comprarle el petróleo y listo. ¿Que podrían hacer? Al día siguiente no tendrían nada. Le cerrarían todas las fronteras: ni entran ni salen.

Cuando un cuerpo ajeno, como una astilla, penetra nuestro organismo, éste inmediatamente la aísla en una cápsula y comienza a sacarla, hasta que se rompe el absceso y este cuerpo extraño sale afuera juntos con el pus.

¿Acaso nos portamos así en relación con los terroristas? No, porque no hay consentimiento mundial. Pero debemos aprender de la Naturaleza lo que se requiere hacer con ellos.

No se requiere destruirlos. Solamente se requiere llegar a un consentimiento universal de que no entraremos en contacto con esa parte del organismo general.

Y se corregirán muy rápidamente. No existe influencia más fuerte.

(Extracto de la lección sobre la Introducción al Libro del Zohar, correspondiente al 7 de febrero 2010)

La vida bajo narcosis

41_100_wp[1]Pregunta: Si El Zohar dice que todo pasa sólo dentro de la persona ¿Entonces por qué sentimos los sufrimientos en el mundo material, en el mundo físico?

Respuesta: ¿Pero qué es el mundo material? Divido así: dentro de mí, que es la percepción interior, y lo exterior, el mundo. Actualmente, me parece que en algún sitio fuera de mí hubo un terremoto en Haití o cae un avión u ocurre un incendio. Simplemente se trata de mi falta de la percepción verdadera de la realidad, porque todo esto pasa en mí y no lo siento.

Es como si algo pasara con mi pie y no lo siento, como si a me hubiesen puesto anestesia.

(Extracto de la lección sobre El Libro del Zohar, correspondiente al 8 de febrero 2010).

Has recibido una invitación desde arriba

laitman_2009-05-04_1316[1]Pregunta: Tengo un amigo que quiere saber sobre la Cabalá y El libro del Zóhar. ¿Vale la pena invitarle a la velada de la preparación al congreso y también al mismo congreso?

Respuesta: Pienso que es obligatorio invitarle. Incluso uno “por casualidad” pasa por la calle cerca del lugar del congreso y nunca había escuchado nada sobre la Cabalá. Supongamos que él no tiene nada que hacer, simplemente pasea por la calle y de repente ve que puede entrar y mirar. ¡Entonces que entre! 

¡Las casualidades no existen! Si tengo un amigo que puede invitarme al congreso y él de alguna manera aparece a mi lado, es una señal que tengo una invitación desde arriba.

Si uno pasaba por la calle y decidió entrar al congreso, para mí es una señal desde arriba.

(Extracto de la lección sobre La Introducción al libro del Zóhar, correspondiente al 08 de febrero 2010)

Material Relacionado:

Un congreso en una oportunidad de convertirse en un embrión espiritual

No hay ser humano sin el creador y no hay creador sin el ser humano

El elevador espiritual

No vale la pena alargar los dolores de parto durante 6000 años

laitman_2009-05-28_0097_w[1]El Zohar, Capítulo “Ki Tisa”, Punto 24) “Como cuando la mujer encinta está próxima al parto, sufre y se queja en su trance”, pues es la naturaleza de la mujer encinta esperar nueve meses completos.

Necesitamos tiempo para sentir nuestro mal. Al principio, empezamos a sentirlo poco a poco, pero esto no significa todavía nada. Cada estado tiene que pasar por todas las cuatro fases, hasta que no lo comprendamos por completo junto con su raíz y podamos decidir que esto no es algo casual o temporal, sino que es malo desde el principio –en su misma raíz– y tenemos que liberarnos de él. Entonces tendremos la fuerza que puede eliminarlo.

Pero hay un buen número en el mundo que atraviesan solamente uno o dos días del noveno mes, mientras que todos los dolores y trances de la mujer encinta están en el noveno. Por ello, aunque ella pasará un sólo día del noveno mes, se considera como si todo el noveno hubiese pasado para ella.

Aquí El Zohar habla sobre el descubrimiento del mal, del exilio y de la liberación, y de que no tenemos que esperar la culminación de los 6000 años. Si tenemos la percepción de que ya comenzó el noveno mes del “embarazo” y los dolores del parto del éxodo, significa que ya podemos terminar todo este proceso de la corrección.

Así es Israel: ya que probaron el sabor del exilio, si se arrepienten, es como si hubiesen experimentado todas las aflicciones que están escritas en la Torá, particularmente si ellos han experimentado varios dolores desde el comienzo del exilio.

O sea, la duración del exilio no depende del tiempo. Sólo depende de éste hasta el límite de “los nueve meses”. Tenemos que pasar los “ocho meses” de esta carga, de eso no hay duda. Pero, cuando empezamos a sentir aunque sea el primer día del noveno mes, en adelante todo depende ya de esta percepción, de la conciencia de nuestro completo mal respecto a su raíz. Y entonces, ya podemos salir del exilio, porque “es como si hubieran experimentado todas las aflicciones”.

Hay un período que se llama los “ocho primeros meses”, el tiempo de la preparación, el tiempo del exilio, que tenemos que pasar. Y no hay manera de evitarlo o reducirlo. Es el período hasta los tiempos del ARI. Y de ARI en adelante comienza ya otro tiempo que se puede reducir cada vez más y más. Cuanto más avanzamos, más fuertes se hacen “los dolores del parto” de nuestro desarrollo y puede terminarse mucho antes de los 6000 años.

(Extracto de la clase sobre El Libro del Zohar correspondiente al 8 de febrero 2010)

Material Relacionado:

Nosotros mismos no sabemos cuánto hacemos

Se necesita tan sólo de una chispa para que la luz superior corrija al mundo

Revelar el universo dentro de tu alma

La revelación sucede en medio de una gran nube de dudas.

cloud_thumb[1]Cuando unimos nuestros deseos para revelar El Zóhar, cada persona contribuye con sus propias carencias, el trabajo único de su mente y su corazón y su intento por aferrarse a las palabras con el fin de alcanzar la meta por medio de ellas. Cada persona tiene sus propias ideas acerca de lo que es la  espiritualidad y la forma en que las cualidades sobre las que leemos, Aarón, el toro, la multitud mezclada, Moisés y otros están conectadas dentro de él

Cada persona imagina estas nociones de la raíz de su alma, visualizándolas en diversas formas distorsionadas. Pero está bien que estén distorsionadas porque, “La ventaja de la Luz es revelada desde la oscuridad”. Cada persona añade su pequeño concepto erróneo propio al gran deseo común confundido.

Esto da como resultado un gran balón mezclado, como una bola de estambre compuesta de algo que es poco claro y desconocido. Consiste de todas las desilusiones, carencias y deseos, pero todo se une dentro de esta bola, pues a través de nuestra búsqueda deseamos alcanzar la unidad y revelar el Creador en nuestro interior. Como resultado, elevamos una plegaria (MAN), la cual es la suma de todas las dudas, confusiones e impresiones que sentimos mientras estudiamos El Zóhar, y El Zóhar es uno para todos nosotros.

Deseamos unir todas nuestras aspiraciones juntos, lo cual significa que estamos de pié ante el Monte Sinaí (la Montaña del odio). Sin embargo, no entendemos lo que está sucediendo. Por ello, mientras Moisés asciende a la montaña, construimos un Becerro de Oro y cometemos todas las otras transgresiones.

La Luz misma no tiene una forma. Cuando tú deseas unirte a los demás y con El Zóhar, cuando no entiendes nada y estás confundido, pero que te esfuerzas en ser parte del gran deseo común, entonces la Luz trae una impresión de estas formas. Revela la conexión correcta entre nosotros y de la estructura correcta, en la cual estas conectado con todos. Entonces empiezas a entender las cualidades que El Zóhar describe.

Estas cualidades no existen dentro de ninguno de nosotros. Yo no tengo a Aaron o al Becerro de Oro dentro de mi; esas cualidades se expresan solamente dentro de mi conexión con los otros: ya sea que estoy “por” ellos “en contra” de ellos. Ellos no pueden existir en una persona separada. La fuerza impura y la santidad que se describen significan “contra la unidad” o “a favor de ella”. Por lo tanto, la Luz Circundante que llega como respuesta a tus esfuerzos trae ya sea la unidad o la oposición a la unidad. Pero sucede de una manera clara y concisa. Todo se discierne solamente en relación a la unidad porque lo único que tenemos que corregir es la vasija rota del alma común.

Por ello, el individuo solo, no puede imaginar nada de lo que El Zóhar describe. La plegaria se eleva hacia arriba y la Luz desciende hacia abajo solamente a través de la nube común de dudas y confusión.

Llevar el poder un congreso de Cabalá al mundo entero

WhatstheRightAttitudeToHaveToThisWorld_thumb[1]Pensamos que los niveles espirituales descritos por El Zóhar están a miles de años luz de nosotros. Pero cuando la espiritualidad se revela, ocurre muy rápidamente y si nos unimos en el próximo congreso, podremos alcanzar la sensación de la espiritualidad.

Además, tenemos que tomar en cuenta que todo el desarrollo espiritual hasta ahora tuvo lugar en el nivel individual. Fue realizado por individuos seleccionados, cada uno de los cuales tuvo que hacer esfuerzos extraordinarios.

Pero ahora es el momento de la revelación, señalando un cambio en el número de personas que estudian así como el método de estudio. Es ahora el método de la corrección de todo el mundo, la corrección de las masas. Lo único que es necesario para que suceda es un leve deseo de nuestra parte.

Ninguno de los cabalistas del pasado escribió sobre este estado porque ellos no vivieron en una generación como la nuestra. Ahora la corrección se ha vuelto global; es la verdadera corrección, a la que debemos unirnos. Nada como esto había sucedido en la historia hasta ahora.

Somos testigos de la expansión y crecimiento de esta ola, que abarca cada vez más personas. Se mueve junto con nosotros, apoyándonos y haciendo que seamos una presencia necesaria en el mundo.

Por lo tanto, tengo grandes esperanzas puestas en la reunión que se acerca, pero todo depende de ti.

Lección diaria de Cabalá correspondiente al 9 de febrero 2010

El Libro del Zóhar, Capítulo, Cuando tomes, Punto 70

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Lección 63 sobre el Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, Punto150

Descargar: WMV Video|MP3 Audio

Lección 15 sobre la Introducción al Libro del Zóhar, Punto 32

Descargar: WMV Video|MP3 Audio