entradas en '' categoría

El hijo significa “entendimiento”

process_poshel_100_wpIsaac es la fuerza que crece delante de Abraham y sirve como “ayuda contra él”.

Isaac es la fuerza que crece delante de Abraham y sirve como “ayuda contra él”.

Entonces, la persona empieza a revelar que lo espiritual no es simplemente una sola fuerza. Antes, la persona no entendía cómo pueden existir dos opiniones opuestas y ambas tener razón.

No entendía que la verdad se aclara precisamente en la colisión y confrontación porque pensaba que todo estaba claramente determinado y era unívoco.

Ahora, trabajando con su cualidad de Isaac y corrigiéndola, la persona empieza a entender que todo no está tan unívoco como consideraba en su egoísmo, cuando veía sólo su deseo de disfrutar y el placer contra él.

Ahora, la persona ve que la línea izquierda y la línea derecha puedan tener razón, ser igualmente sagradas y ambas ayudar en avance.

Ambas pueden ser opuestas, pero en la creación hay lugar para las dos y ambas están conectadas con el Creador.

El hombre incluye ambas cualidades en sí mismo. Gracias su propia cualidad de la recepción, él permanece como el creado que existe aparte del Creador. Por encima de la cualidad de la recepción, está la cualidad del otorgamiento que el hombre adoptó del Creador.

Por eso, él siempre tendrá la confrontación interna entre estas dos fuerzas.

Y sólo creando a Isaac, Abraham empieza a entender su posición verdadera con relación al Creador. Por algo hijo (Ben) significa “entendimiento” (Lehavin), Bina, es decir un peldaño nuevo.

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 22 de marzo 2010)

¿Quiénes son Abraham e Isaac en mí?

laitman_2009-06_3382_wAbraham es la primera cualidad espiritual que una persona revela en sí misma.

Es la cualidad principal del otorgamiento, “Jafetz Jesed” (quien desea la piedad), sobre la cual se basa todo.

Pero cuando Abraham “llega a la vejez”, es decir, cuando este peldaño se realiza totalmente en una persona, se revela dentro de ella un estado nuevo, un peldaño nuevo, como si fuese opuesto en base al peldaño anterior.

En el estado anterior (Abraham), la persona todo el tiempo estaba subiendo por encima de su deseo anterior, salía de su Babilonia y se alejaba de todas las fuerzas y deseos de sus habitantes, quienes idolatraban a otros dioses.

Pero, finalmente cuando esta persona sale de allí, de repente se revela un nuevo peldaño.

¡Y entonces, la persona revela en sí misma un deseo como si regresara a ella a aquel estado del que ya había salido!

Pero es sólo su percepción porque se trata de un peldaño totalmente nuevo por encima del cual deberá crecer hacia adelante.

Se revela un deseo del lado opuesto a Abraham, del “lado izquierdo”. Sin embargo, es su “hijo”, es decir, la consecuencia de Abraham.

De este modo surge Isaac, la línea izquierda, Bina, Guevura (la superación), la fuente de todas las fuerzas no puras del lado izquierdo (Klipot).

(Extracto de la lección sobre el libro del Zóhar, correspondiente al 22 de marzo 2010)