entradas en 'Egoísmo' categoría

Hikikomori

Comentario: Existen personas en Japón llamadas Hikikomori. Son personas que se retraen en sí mismas, se aíslan, se confinan en sus casas; no van a ningún lado. Algunos nunca salen de su casa y ganan dinero trabajando como agentes libres por internet. Japón tiene cada vez más de esas personas. 

Mi comentario: Muy bien. Viven y han adquirido una identidad virtual para sí mismos. Se les debe dar una oportunidad de desarrollarse de varias maneras a través de su identidad virtual. Cada persona decidirá, de acuerdo a su propio egoísmo, qué es mejor y más conveniente para ellos. 

No le cuesta nada al gobierno, no dañan a nadie, no matan o roban- nada de eso. Todo eso está bien. No salen furtivamente de noche para hacer algo malo. 

Yo pondría a todas las personas en esta “dieta”, en este estilo de vida. 

Pero, con el fin de lograr una vida más elevada, un propósito superior, de adquirir una habilidad para sentirlo, para salir de nosotros mismos, para elevarnos por encima de esta escasa colección de cuerpos inanimados, vegetativos, animados y humanos, para este ascenso, una persona debe salir de su celda y unirse ¡Pero unirse de la manera correcta!

Pregunta: ¿Serán capaces de dar un paso hacia adelante y crecer después de algún tiempo? ¿Qué lograrán al sentarse en soledad y no salir afuera? ¿Qué les sucederá? 

Respuesta: La pregunta acerca del significado de la vida llegará a ellos. Ocurrirá con cada uno de ellos. 

Estoy seguro que las personas comenzarán a distanciarse de esta masa frenética, rabiosa, de este “Manhattan” que se ha esparcido por todo el mundo. Gracias a las tecnologías emergentes, todo el desplazamiento de oficina a oficina, hacia al trabajo y de regreso, será reducido. La humanidad se ocupará del trabajo interno con la ayuda de computadoras, produciendo un producto más interno e intelectual. 

Por lo tanto, muchas personas se verán confinadas  a sus casas, no sólo los japoneses. Es ecológicamente sustentable, más limpio, más fácil, más del agrado de las personas. Incluso la Torá dice: “Feliz es el que se gana la vida sin tener que dejar su casa”. 

Pregunta: ¿Hacia dónde nos llevará esto? 

Respuesta: Las personas se siguen desarrollando, su deseo sigue creciendo, como está destinado por la naturaleza, desde arriba; comenzarán a sentir: “¿Para qué todo esto?”

Justo ahora, la humanidad está preocupada con sus “juegos”, sin caer en cuenta qué tipo de pregunta se cierne sobre ellos. Llegarán a cuestionarse el significado de la vida, la verdad. 

Pregunta: ¿Un paso adelante hacia ello? ¿A partir de qué, de un clamor general? 

Respuesta: A partir de una necesidad interna creciente, que se expande. En realidad, este es un sufrimiento dulce porque te habla de la búsqueda, ¡de que eres un humano!

Pregunta: ¿Significa que existe una gran alegría en algún lugar allá afuera, pero aún tenemos que descubrirla?

Respuesta: Sí. Aún no la he descubierto, pero brilla hacia mí desde lejos. Es decir, ya estoy conectado a ello pero ahora tengo que moverme hacia ello.
[251110]
De Kabtv “Noticias con el Dr. Michael Laitman” 2/jul/19

Material relacionado:
La educación bajo el modelo “cadena de bloques” será la base de las naciones futuras 
Lo que se esconde detrás de la ilusión del progreso
En la jaula de tu egoísmo

Nueva Vida #275 – El ego y yo, parte 2

Nueva Vida #275 – El ego y yo, parte 2
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

A partir de hoy, estamos reconociendo el mal inherente al desarrollo egoísta y avanzando hacia un nuevo enfoque en el que todos estaremos preocupados por la conexión social, la igualdad y la reciprocidad. También está surgiendo una nueva visión que nos equilibrará con el entorno ecológico en el que vivimos. El verdadero yo es el que disfruta de la vida en toda su plenitud. El poder de hacer un cambio como este es de naturaleza latente y la educación integral es el método para localizarlo. Esto requiere de un poder superior que se revelará cuando todos estemos conectados como un solo corazón.
De Kabtv «Nueva Vida #275 – El ego y yo, parte 2» 30/dic/13
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Nueva Vida #274 – El ego y yo, parte 1

Nueva Vida #274 – El ego y yo, parte 1
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen

Ego es amor propio. Sin él, nada podría existir, incluidos dolor y placer. El ego se desarrolla en cuatro etapas en la naturaleza: inanimado, vegetal, animal y hablante o humano. El hombre es único en su deseo de explotar a los demás para su propio placer. Queremos lo que otros tienen. Disfrutamos al dañar y humillar a otros para sentirnos superiores. Cuando quiere conectarse con otros, revela resistencia (inclinación al mal). Alcanzamos la cima del desarrollo del ego y evolucionamos hacia una nueva forma de desarrollo con base en conexión mutua y armonía con los demás y con la naturaleza en general.
De Kabtv «Nueva Vida #274 – El ego y yo, parte 1», 29/dic/13
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

 

En la jaula de tu egoísmo

Pregunta: El hombre, contrario al animal, puede ver algún tipo de placer en el futuro, calcular los pasos para llegar y renunciar al placer en los estados intermedios.  

¿Por qué con tanto intelecto no puede calcular, de forma racional, el estado de equilibrio con la naturaleza? ¿por qué, con todos sus intentos racionales, fracasa constantemente en  construir una sociedad equilibrada? 

Respuesta: Porque vive dentro de su naturaleza egoísta. No puede calcular nada. 

Comparar un egoísmo con respecto a otro, en que gana o pierde más, sigue estando dentro de su egoísmo. No es libre. No tiene ningún grado de libertad. Lo que considera libertad es la ilusión de estar bajo la influencia de una fuerza externa coercitiva. 

Pregunta: ¿No puede calcular: “si uso mi egoísmo, me sentiré peor”? 

Respuesta: Así es como siempre intentamos alejarnos de los problemas. Pero no significa que seamos libres. Constantemente me alejo de los golpes egoístas: un palo de aquí, un palo de allá, así es como funciono desde la mañana hasta el anochecer. 

Mira lo que pasa en las calles, en los autobuses, en el metro, en las oficinas, donde quiera. ¡Mira todo ese hormiguero humano!  ¿Dónde podemos hablar de libertad? 

No hay libertad. Lo más que podemos elegir a cada momento, al menos así me parece, es el estado más cómodo de entre todas las posibilidades. Eso es todo.  

Elijo entre lo que se me dió, pero siempre estoy limitado. El Creador brilla sobre mí en el estado corregido, pero aún no estoy corregido. Naturalmente, no entiendo nada de Su influencia sobre mí, ¿adónde me lleva?, ¿qué me pide a cada momento?  Si no lo entiendo, ¿qué clase de libre albedrío puedo tener?
[250359]
De la lección de Cabalá en ruso 12/may/19 

Material relacionado:
Qué quiere el Creador de nosotros?
Reabasteciendo el tesoro del egoísmo
¿Existe la libertad en este mundo?

Evolución de los deseos, parte 12

¿A qué nos conduce Cabalá?

Hablando francamente, la naturaleza de cada uno es usar la vida de todas las criaturas del mundo para su propio beneficio. Todo lo que se le da al prójimo, sólo se da a la fuerza, por obligación. (Baal HaSulam, Paz en el mundo)

Pregunta: Baal HaSulam escribe que cada uno usa al otro de diferentes maneras. Sólo alrededor del 10% de las personas tienen orientación altruista. Pero aún así, como subraya Baal HaSulam, son altruistas egoístas, lo hacen por su propio bien.

¿A dónde nos quiere llevar Cabalá?

Respuesta: En primer lugar, Cabalá nos enseña cuál es nuestra naturaleza: somos egoístas absolutos en todos los niveles. Pero no necesitamos corregirnos en los niveles inanimado, animal y vegetal, porque no podemos hacerlo.

Necesitamos corregirnos sólo al nivel humano, es decir, en la sociedad. Debemos crear una sociedad en la que nos conectemos armoniosamente, nos reemplacemos, nos apoyemos el uno al otro.

Sólo en una red de conexión, en nuestra comunicación correcta, podemos superar el egoísmo. Y después, todos los demás niveles de egoísmo: inanimado, vegetal y animal, también se unirán al nivel humano.
[249661]
De Kabtv «Conceptos básicos de Cabalá», 3/dic/18

Material relacionado:
Trabajando dentro de la red espiritual
La Cabalá nos enseña a recibir para otorgar
Trabajando dentro de la red espiritual

Evolución de los deseos, parte 6

La orientación egocéntrica del deseo.

Pregunta: ¿Todos los deseos tienen una orientación egocéntrica?

Respuesta: ¡Absolutamente! Hago todo sólo en bien de mi amado yo. Incluso si hago algo por el bien de otros, es sólo porque son queridos e importantes para mí.

Pregunta: ¿Entonces nuestros deseos tienen cierta intención dirigida a satisfacer estos deseos en la persona? El programa de nuestros deseos, como dicen los cabalistas, es el máximo placer con el mínimo esfuerzo.

Respuesta: Esta es una ley de la naturaleza. En otras palabras, optimizar es cuando quiero disfrutar lo máximo posible con un costo mínimo y así en todos los niveles.

Ve cómo nos sentamos, cómo hacemos las cosas. Cualquier movimiento, mental o físico, sin importar lo que pensemos o hagamos, se hace para que nos dé el máximo beneficio, placer y satisfacción. Tal vez, al mismo tiempo, gastamos una gran cantidad de energía, por ejemplo cuando jugamos fútbol, ​​no importa. Lo principal es que siempre trato de optimizar mis esfuerzos en mi beneficio.
[248982]
De Kabtv “Conceptos básicos de Cabalá” 19/jul/17

Material relacionado:
Evolución del deseo
Evolución del deseo, parte 1
Un deseo, diferentes intenciones

Evolución de los deseos, parte 5

¿Es posible nivelar nuestros deseos?

Pregunta: Dicen que nuestros deseos pueden ser nivelados, como es habitual en las técnicas orientales. ¿Qué se puede hacer para querer muy poco? Después de todo, cuanto menos quieras, menos sufrirás.

Respuesta: Esto es cierto, pero solo si comienzo a evaluar mis deseos en términos de placer o sufrimiento. Entonces puedo llegar a la conclusión de que debería estar dispuesto a sufrir menos. Este es cierto ejercicio volitivo con el que logro un estado más cómodo.

Pregunta: Entonces, ¿cómo controlo estos deseos?

Respuesta: En principio, no los controlo, sino que el deseo de disfrutar o sufrir menos controla y determina cuánto puedo reducir tus deseos.
[248979]
De Kabtv «Conceptos básicos de Cabalá»  3/dic/18

Material relacionado:
Cómo reducir el sufrimiento
Conclusión a la primera lección
Nuestro primer ejercicio espiritual

Evolución de los deseo, parte 2

Períodos históricos y el desarrollo del deseo.

Pregunta: Desde un punto de vista histórico podemos analizar la evolución del deseo humano de acuerdo con los períodos históricos. Supuestamente desde 35,000 ac hasta 4,000 ac, se desarrolló el nivel inanimado del deseo humano. Este es un deseo básico como comida, sexo, familia.

Luego, hace 4.000 años, comenzó el egoísmo creciente en Babilonia y aproximadamente hasta el siglo V, tuvo lugar el desarrollo del nivel vegetal del deseo, principalmente el deseo de riqueza.

Del siglo V al siglo XV, hace apenas mil años, se desarrolló el deseo del nivel animal (poder) y a partir del siglo XV al siglo XX, se desarrolló del nivel humano del deseo (conocimiento).

El inicio del siglo XX estuvo marcado por el desarrollo tanto del individualismo como del deseo espiritual. Es decir, la gente ya quiere alcanzar su raíz.

¿Cómo se dividen estos deseos en inanimado, vegetal y animal dentro del hombre?

Respuesta: Depende de la naturaleza de la persona, del nivel de egoísmo que prevalezca en ella. Pues, esos deseos son de varios niveles egoístas: inanimados, vegetal, animal, humano. Dependiendo del poder del ego en cada uno de sus componentes, el individuo está más inclinado a la satisfacción animal o vegetal o inanimada o humana.

Pregunta: Vemos a lo largo de la historia que nuestro deseo crece constantemente. Crece tanto en el hombre como en la humanidad ¿cuál es la razón?

Respuesta: Esto se debe a que debemos lograr la máxima cantidad y calidad del deseo en su más amplia variedad. Debemos evaluar, pesar, descubrir su propósito en nosotros, cómo funciona, por qué y para qué.

Para ser, no sólo ejecutores del deseo, sino para poder controlarlo, tomar posesión, gobernarnos a nosotros mismos, alcanzar un nivel mayor, para que, al controlar nuestro deseo, logremos la máxima libertad y la capacidad de control, de acuerdo con algún tipo de decisión superior y razonable.
[248965]
De Kabtv «Conceptos básicos de Cabalá» 3/dic/18

Material relacionado:
Hay que recibir muchos deseos: buenos y diferentes
Las cuatro etapas del desarrollo del deseo
El pensamiento es el sirviente de los deseos

Evolución de los deseos, parte 1

Cuatro niveles de deseo

Pregunta: La historia de la humanidad es un proceso de desarrollo del deseo humano. Baal HaSulam escribe en sus artículos que tanto en la naturaleza como dentro del hombre hay cuatro niveles de deseo: inanimado, vegetal, animal y humano. Por eso, vemos estos cuatro niveles fuera de nosotros ¿cuál es este deseo y cuántos hay en calidad y en cantidad?

Respuesta: En principio, el deseo por satisfacción es común en todos los niveles de la naturaleza. Lo que se necesita depende de la deficiencia que siente el deseo y de lo que le dé sensación de satisfacción y placer.

Si el deseo es en el nivel inanimado, quiere satisfacción quedando como está. Al mismo tiempo, no puede sumar ni restar nada de su deseo, solo actúa de la forma en la que existe. Este deseo se llama inanimado. No puede desarrollarse, pero quiere tener lo que siente que le falta, es decir, acercarse a algo, distanciarse de algo. Así funciona.

Luego, el deseo se desarrolla del nivel inanimado al vegetal.

En el nivel vegetal ya hay cambios en el deseo mismo. Crece, cambia su forma, crea todo tipo de deseos auxiliares y herramientas para su propia construcción. Se desarrolla en longitud, en amplitud, crece, busca sol, aire y agua. Adquiere la capacidad de controlar su deseo inicial para realizarse. Este deseo se llama vegetal.

Pero, no puede moverse de su lugar; la planta crece en el mismo lugar donde fue plantada. Puede extenderse desde allí, pero su raíz inicial permanece donde fue plantada por la fuerza superior, algo o alguien externo. Se desarrolla en ese estado.

Este tipo de deseo puede reproducirse, influir y ser influido por el medio ambiente. Como las plantas que interactúan con los cuatro estados de la naturaleza: invierno, primavera, verano y otoño. El deseo inanimado, sin embargo, no tiene esta habilidad.

El deseo vegetal difiere del inanimado por que puede extenderse, pero hasta ahora, permanece en el mismo lugar donde existe.

El siguiente deseo es el animal. Ya puede moverse de un lugar a otro, es decir tiene libertad de movimiento. Su reproducción es mucho más complicada y no tiene los mismos estados de las plantas, requiere conexión con otros.

En el deseo animal hay individuos masculinos y femeninos que se mueven, forman familia, buscan activamente su sustento, etc. Luchan por un lugar, por su especie y por la hembra. Es decir, este deseo tiene un conjunto completo de herramientas para realizarse de manera óptima.

El siguiente nivel de deseo es el humano, contiene todos los deseos anteriores. Además, tiene libre albedrío y puede moverse, combinarse, alejarse, acercarse y cambiar el objetivo de para qué y cómo puede desarrollarse.

El humano no está limitado ni en deseos ni en satisfacción, todo depende sólo de él. Por lo tanto, sus deseos: inanimado, vegetal, animal y humano, le dan total libertad. Él es el líder, es el rey de la naturaleza.
[248960]
De Kabtv «Conceptos básicos de Cabalá» 3/dic/18

Material relacionado:
Inanimado, vegetativo, animado y hablante
La diferencia entre el deseo animado y el deseo humano
Tu B’Av – Amor que trasciende al odio

¿En qué el deseo de recibir es diferente del egoísmo?

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre el deseo de recibir y el ego?

Respuesta: El deseo de recibir es un deseo natural, el ego es disfrutar a expensas de otras personas. Por ejemplo, si un león hambriento ataca a una oveja y la mata para desayunar, eso es deseo.

La gente quiere humillar a otros, sacar provecho de ellos, ganar a sus expensas. No disfruta el proceso de recibirse en sí mismo, sino que, a través de él, va sobre los demás. Eso es egoísmo.

En otras palabras, hay un deseo natural por saciarse, por estar satisfecho y hay un deseo egoísta. Si quiero sólo recibir placer, es necesidad básica para mi existencia. Sin embargo, si deseo recibir algo a expensas de otros, en contra de ellos, para ascender más alto que ellos, es egoísmo.
[239851]
De la lección de Cabalá en ruso 16/sep/18

Material relacionado:
La vida es un placer continuo…
La diferencia entre el egoísmo espiritual y el corporal
El propósito del desarrollo del egoísmo