entradas en 'Israel' categoría

Janucá: esforzarse por la unidad

Pregunta: En el siglo II AC, los griegos, liderados por Antíoco IV, capturaron el Templo. Los judíos se dividieron en; judíos helenizados, que apoyaban a los griegos seléucidas y judíos ortodoxos dirigidos por los macabeos. Los macabeos lideraron el levantamiento y expulsaron a los seléucidas del templo que había sido capturado y profanado. Cuando los macabeos entraron en el templo, vieron que el aceite puro, para las velas de la Menorá, solo podía durar un día. Pero sucedió un milagro, el aceite duró ocho días. Estos son hechos históricos, que ocurrieron hace más de 2,000 años, ¿Qué significan desde el punto de vista de Cabalá?

Respuesta: Después de salir de Egipto, el pueblo de Israel recibió el método de conexión (garantía mutua, Arvut), se desarrolló durante 40 años de viaje por el desierto. Gradualmente, se unieron cada vez más, según el método recibido de Jetro, el padre de la esposa de Moisés. Jetro no era judío, ni tampoco su hija, pero como dice la Torá, se unieron totalmente a ellos.

El término Torá viene de la palabra «luz» (Ohr). La luz de la Torá, que el hombre recibe de arriba, es necesaria para unir a la gente y convertirla en un todo.

A pesar de que son egoístamente distantes, opuestos y cada uno quiere gobernar a los demás, con la ayuda del entorno adecuado y de la luz superior, todos se subyugan a la sociedad y se aseguran de que todos buscan el centro de la sociedad y se unen.

Esto es lo que hicieron los judíos durante 40 años en el desierto. Cuando alcanzaron el estado de unidad, el desierto se convirtió en tierra fértil, se llamó Tierra de Israel. «Tierra – Eretz» viene de la palabra «deseo – Ratzon«. Es decir, su deseo floreció y dio frutos.

Construyeron el Templo, fue el resultado del esfuerzo y surgió de su conexión. El Templo no es algo material, no es piedras y madera, sino la conexión de sus deseos.

Vivieron, lucharon, se reconciliaron y eligieron constantemente nuevas condiciones de conexión. Cambiaban porque constantemente surgían nuevos deseos egoístas. Por eso, tenían que atraer cada vez más la luz superior llamada Torá, para unirse y avanzar.

Pero no pudieron sostenerla y durante algún tiempo cayeron en la esclavitud del ego llamado exilio babilónico de la época de Nabucodonosor. Luego, con la ayuda de la reina Ester, salieron del exilio y nuevamente habitaron la Tierra de Israel, es decir, el deseo de unirse y conectarse con el Creador.

Avanzaron hasta que llegaron al estado de construir el Segundo Templo, se unieron en una vasija común en la que alcanzaron al Creador. Pero no duró mucho porque una vez más creció un ego desgarrador entre ellos. Así se destruyó el Segundo Templo, se rompió la vasija común, el deseo e intención de amarse y revelar al Creador.

Fue en este momento en el que el rabí Akiva pidió a los judíos que se unieran y gritó que se debe amar al prójimo como a uno mismo», pero ya no pudieron escucharlo. Este es el estado en el que se encuentra ahora el pueblo de Israel, gente que, por un lado, entiende que es necesario unirse y por otro, no logran imponerse la unidad.
[275311]
De Kabtv «Estados espirituales» 16/dic/19

Material relacionado:
El significado interno de la festividad de Janucá
“Alabando el milagro” de Janucá
¿Por qué comemos donas durante Janucá?

Nueva Vida 450 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 2

Nueva Vida 450 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 2
Dr. Michael Laitman en  conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen

Si migramos del territorio, vendrá un odio que nos traerá de regreso una vez más y nos obligará a construir el Israel espiritual. El problema en Israel es que el entorno no nos da ningún apoyo. Los jóvenes sienten que el entorno es burdo y no está conectado con su alma; tienen problemas constantes. El costo de la vida, problemas de seguridad, incertidumbre en el futuro y una educación deficiente, no ven un futuro. 

Para que el pueblo se sienta conectado a su nación y regrese, Israel tiene que construir una fuerza única basada en el amor y responsabilidad mutua. Con el fin de detener la migración, se requiere de una nueva educación social general.
De Kabtv “Nueva Vida 450 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel”, parte 2” 11/nov/14
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

 

Nueva Vida 449 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 1 

Nueva Vida 449 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 1 
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y  Yael Leshed-Harel

Resumen

El pueblo de Israel es un grupo de gente asociada con nuestro ancestro Abraham en Babilonia sobre la base de bondad, conexión y amor. Fue un grupo de extraños que interactuaban con amor para ir Yashar-El (directo a) la fuerza superior. La tierra de Israel es un lugar espiritual hacia el cual son atraídas las personas que tienen deseo de conexión con otros y con el poder superior. Los que abandonan la importancia de estar conectados con los demás en la tierra de Israel, emigran de la tierra. 

El pueblo de Israel debe vivir en la tierra de Israel, pero para hacerlo tiene que volver a vivir en conexión y amor. Si fueran “como un hombre con un corazón”, sentirían que en esta tierra existe una fuerza que les pertenece. Si no sucede una revolución espiritual en la tierra de Israel, toda la empresa sionista se desvanecerá.
De Kabtv “Nueva Vida 449 – El fenómeno de los inmigrantes de Israel, parte 1” 11/nov/14

¿Línea final o círculo de castigo?

La evolución ciertamente nos llevará a la equivalencia de forma con el Creador, voluntariamente o a través de sufrimiento; sólo hay dos caminos. Al principio, el mundo se desarrolla de forma inconsciente, sólo con las fuerzas de la naturaleza. Pero a partir de cierta etapa de desarrollo, el hombre se separa de su vida animal y desarrolla dentro de sí, una forma similar a la del Creador. 

Los que lo logran pueden atraer la fuerza superior y acelerar su desarrollo y ellos mismos, como a través de una canal abierto, transmitir este poder de desarrollo hacia los demás. Como resultado, el mal se convierte en bien, pero debemos contribuir y participar activamente en este proceso

Estamos en la línea final del proceso de desarrollo, por eso, vale la pena tener una participación activa, de manera que no vengamos de regreso. De otra manera, existe el peligro de que se convierta en un juego de niños, donde el jugador avanza unos pasos en cada turno, pero en el siguiente tiro de dados, de pronto es enviado de regreso casi hasta el principio del juego. 

Si queremos evitar ese regreso al círculo de castigo de la evolución, debemos observar las leyes de la naturaleza, las leyes del Creador, intentar unirnos más y más y conectarnos con la fuerza superior. Así, más y más luz fluirá por nosotros al mundo. 

El mundo no tiene la culpa de nada, todo depende de la parte de “Israel” que se anhela al Creador, aquellos que conectan a las naciones, a este círculo con el Creador a través de una línea, un canal directo.
[274223]
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 18/nov/20, “Conectando al mundo en la última generación”

Material relacionado:
Una conexión mutua entre dos fuerzas    
Lucha constante entre dos fuerzas: a favor y en contra de la unidad
Dos fuerzas emanando del Creador

Nueva Vida 462 – Conflicto entre nacionalismo y democracia

Nueva Vida 462 – Conflicto entre nacionalismo y democracia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

Democracia es que el pueblo controle, pero eso no ocurre en la práctica. La base de la democracia es nacionalismo. Los judíos no existen como una nacionalidad, vienen de diferentes naciones y están conectados a una raíz: la ley de «ama a tu prójimo como a ti mismo». Yehudi (judío) viene de la palabra Yijud (unidad) o Eijud (unión). Es decir, todo el que acepta la unión y el amor de todos, por sobre todo, es judío. Todos nosotros, independientemente de la religión, necesitamos educarnos en amor y conexión. Depende de nosotros construir un entendimiento en el público sobre lo que realmente es el “pueblo de Israel”, la “nación de Israel” y la “tierra de Israel”. Si fuéramos en la dirección del amor y la conexión, la actitud del mundo hacia nosotros mejoraría inmediatamente.

De Kabtv «Nueva Vida 462 – Conflicto entre nacionalismo y democracia» 30/nov/14

El futuro está en la aplicación del método cabalista

Observación: En un artículo publicado en junio de 1940, Baal HaSulam declaró explícitamente que todos nuestros problemas se derivan de la falta de unidad. Escribió que somos como un montón de nueces que están unidas por un saco que las cubre y ata. Pero esta medida de unidad no nos convierte en un organismo cohesivo.

Mi comentario: Los judíos están unidos sólo por el sufrimiento, la presión política y el odio externo de todos los pueblos del mundo. Y desde dentro, todos estamos en absoluto rechazo mutuo. Y, esta condición es incorrecta, insalubre y no por mucho tiempo.

Pregunta: ¿Cuál es el futuro del Estado de Israel basado en raíces espirituales?

Respuesta: Sabemos que las propiedades espirituales en el hombre pueden manifestarse y desarrollarse sólo a partir del sentimiento de necesitarlas.

Hoy estamos en un estado en el que vemos que no hay “vacas sagradas” en el mundo, no hay nada dónde aprender. Una vez todo el mundo creyó que se puede aprender de EUA, antes de Rusia, etc. Pero no.

No hay nada que valga la pena en el mundo, todo se derrumba, ningún sistema se justifica. En este estado, esperamos que la gente, finalmente vengan a la ciencia de la Cabalá y comprenda cómo debería ser la sociedad, que la gente debería educarse adecuadamente y crear una sociedad absolutamente nueva, que existirá en armonía con la naturaleza integral.
[272310]
De Kabtv “Análisis del sistema del desarrollo del pueblo de Israel” 25/nov/19

Material relacionado:
¿Donald Trump determinará el destino de Israel?
El futuro de la educación
¿A quién le pertenece la tierra de Israel?

Nueva Vida 461 – Ley del nacionalismo – crisis de identidad, parte 2

Nueva Vida 461 – Ley del nacionalismo – crisis de identidad, parte 2
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

Abraham fundó Israel como nación espiritual por su aspiración de ir hacia la fuerza superior, la fuerza del amor. El secreto que tienen los judíos es que al ser «un hombre con un corazón», podemos revelar la fuerza superior. Esta es nuestra herencia cultural, pero no la cumplimos. Hoy nos regimos por la ley del ego y la competencia. Si queremos que la visión del amor y la conexión se haga realidad, tenemos que aceptar a todo aquel que desee unirse a nosotros e iniciar un proceso educativo social general para conocer nuestras raíces.
[149341]
De Kabtv «Nueva Vida 461 – Ley del nacionalismo – crisis de identidad, parte 2» 30/nov/14
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Nueva Vida 460 – Ley del nacionalismo – crisis de identidad, parte 1

Nueva Vida 460 – Ley del nacionalismo – crisis de identidad, parte 1
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen

Israel es una nación especial que con base en conexión y amor por encima de las diferencias. Cuando vivíamos en la diáspora, la cuestión de nuestra nacionalidad nunca surgió. Lo hace ahora, cuando vivimos en Israel, porque no hemos aprovechado la oportunidad que se nos dio después del Holocausto, de construir un Estado en el que todos sean como un hombre con un corazón. Adoptar ideas de otras naciones no sostendrá nuestro estado, pues fue fundado con el objetivo de llevar a todos al amor mutuo. El mundo está organizado para que todos esperen algo especial de nosotros. Sienten que tenemos un secreto oculto y tenemos ese secreto. Debemos compartir el método de llevar amor y conexión a todos.
[149039]
De  Kabtv «Nueva Vida 460 – Ley del nacionalismo – crisis de identidad, parte 1” 30/nov/14
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Al margen de la política estadounidense, la seguridad de Israel depende de Israel

Mi nuevo articulo: «Al margen de la política estadounidense, la seguridad de Israel depende de Israel«

Joe Biden, claramente no le dará a Israel lo que le daría Donald Trump si hubiera sido elegido para otro período. De cualquier manera y aunque pareciera contradictorio, Israel es el único país que puede determinar su propio destino. Si hacemos lo que nosotros, Israel, debemos hacer, nos beneficiará a nosotros y al resto del mundo.

El presidente Trump fue muy generoso con Israel. Nos dio más que cualquier presidente de Estados Unidos en la historia. De hecho, nos dio más de lo que habíamos pedido o esperado. Biden tiene una agenda diferente y el apoyo de su administración a Israel no será un hecho.

Aunque, cuando el pueblo de Israel se comporte como Israel, en unidad y responsabilidad mutua, no sólo estará a salvo, sino que será amado por todos, porque al hacerlo somos modelo a seguir y prueba de que, salvar las diferencias y crecer por encima del odio, es posible y vale la pena el esfuerzo. Ese ejemplo es todo lo que necesitamos para estar sanos y salvos en nuestro país y en buenas relaciones con todos, y ante todo, con nuestros vecinos.

Pero, ¿cuándo nos comportamos así? ¿alguna vez estuvimos unidos?

Quizá en algún momento a mediados del siglo III AEC, antes de que comenzáramos a dividirnos en las facciones que nos ocasionaron la guerra civil conocida como, Guerra Macabea y la guerra civil que más tarde causó la destrucción del Segundo Templo y el exilio de nuestra nación, de la tierra de Israel.

En aquel entonces, hace unos 23 siglos, había una gran unidad en el pueblo de Israel. Fue una breve pausa en nuestros conflictos internos y probablemente la única vez que realmente fuimos “luz para las naciones”, teniendo un impacto profundo y duradero.

Ese fue el momento en que Ptolomeo II, rey de Egipto, invitó a 70 sabios judíos a Egipto para traducir las escrituras hebreas al griego, enseñarle su significado y compartir su conocimiento del gobierno espiritual basado en la unidad y la responsabilidad mutua. Flavio Josefo, en su libro Las Antigüedades de los Judíos (Libro XII), escribió que Ptolomeo “les hizo a cada uno… preguntas políticas, para el buen… gobierno de la humanidad”. Según Flavio, el rey estaba “encantado de escuchar las leyes que se le leían y estaba asombrado por el profundo significado y la sabiduría de esas leyes”. Además, “cuando le explicaron todos los problemas que había propuesto el rey sobre cada punto quedó muy satisfecho con sus respuestas” y dijo que “había aprendido cómo debía gobernar a sus súbditos”.

No solo Flavio ​​documentó el éxito de los judíos de la época, al ser ejemplo de unidad y responsabilidad mutua. La Mishná (Mesejet Bikurim) se deleita en esta solidaridad: “Todos los artesanos de Jerusalén se paraban ante ellos y les preguntaban por su bienestar: ‘Hermanos nuestros, hombres de tal y cual lugar, ¿vienen en paz?’ Y la flauta tocaba para ellos hasta que llegaban al Monte del Templo”. El libro Avot de Rabí Natan escribe que las necesidades materiales de todos los que fueron a Jerusalén, fueron satisfechas por completo. “No se le decía al amigo: ‘No pude encontrar un horno para asar ofrendas en Jerusalén’… o ‘No pude encontrar una cama para dormir en Jerusalén”’.

El filósofo Filón de Alejandría describió las peregrinaciones de los judíos a Jerusalén como festivales de unidad: “Miles de personas de miles de ciudades, algunas por tierra y otras por mar, del este y del oeste, del norte y del sur, iban a cada festival… como si fuera un refugio común, un refugio seguro protegido de las tormentas de la vida. Con corazones llenos de buenas esperanzas, tomaban estas vacaciones vitales con santidad y gloria para Dios. Además, hacían amistad con personas que no habían conocido antes y en la fusión de los corazones… encontrarían la prueba definitiva de unidad”.

Pero quizá, la lección más importante que podemos aprender de ese período de unidad es que, otras naciones vieron nuestra unidad.

El libro Sifrei Devarim escribe que la gente de otras naciones “iría a Jerusalén y vería a Israel… y diría: ‘Es conveniente aferrarse sólo a esta nación’”.

Lamentablemente, nuestra unidad no duró. Cuando la división golpeó, la nación israelí comenzó a debilitarse. Esto, a su vez, provocó la intervención del imperio griego, que nos dejó solos mientras estuvimos unidos. Como resultado, estalló la guerra civil macabea entre partidarios de los griegos y partidarios de los sacerdotes. Los macabeos obtuvieron una victoria de corta duración, pero la desintegración de la nación se profundizó y provocó el estallido de una feroz guerra civil dentro de los muros de Jerusalén, que allanó el camino para la conquista de la tierra por parte de los romanos y el inevitable exilio.

Por esta razón, Israel no puede depender de la fuerza militar para su supervivencia, ni de la protección de los líderes políticos de otras naciones. Necesita mantener ventaja militar mientras no logremos unidad, pero una vez que el pueblo de Israel, dentro del Estado de Israel, se una y se convierta en el modelo a seguir que alguna vez fuimos, aunque sea brevemente, con o sin el apoyo del presidente de EUA, recuperaremos la aprobación de las naciones como se describió anteriormente y nuestros conflictos con nuestros vecinos se disolverán como si nunca hubieran existido.

Avance hacia un mundo integral

Pregunta: La siguiente ola de coronavirus está comenzando en el mundo. Muchos países se están preparando para el segundo cierre, para Israel ya es un hecho. La economía se derrumba, el mundo se renueva ¿Cómo podemos sobrevivir en el nuevo mundo?

Respuesta: Primero, tenemos que entender que realmente vivimos en un mundo nuevo, que al final será drásticamente diferente del anterior. Pues, vamos, del mundo físico al mundo virtual. Hay requisitos previos técnicos, morales, éticos y otros, para hacerlo.

En el futuro, todo dependerá del esfuerzo moral de todos, que comprendan y se den cuenta de su buena actitud hacia los demás. Puede parecer imposible, pero este es exactamente el mundo al que debemos llegar.

Hablamos de la corrección de nuestro ego, de nuestra aspiración por estar más cerca de los demás y actuar en beneficio de todos. Desde el antiguo mundo dividido, la humanidad avanza para convertirse en un todo integral y unido. La naturaleza nos hace así. Debemos comprender esta tendencia y corresponder a ella, en alguna medida.
[272511]
De Kabtv «Cabalá exprés» 27/sep/20

Material relacionado:
Nuevo  mundo
Los virus surgen de las grietas
No hay vuelta al mundo pasado