entradas en '' categoría

El mejor método para la corrección del alma

izuchayu_knigu_100_wpPregunta: Si la persona no estudia Cabalá y sólo lee el libro de El Zohar ¿qué obtendrá?

Respuesta: El Zóhar es el libro fundamental en la ciencia de la Cabalá. Para nosotros El libro del Zóhar con el comentario Sulam es el método más eficaz para la corrección del alma.

En cada uno nosotros hay un alma rota, completamente escondida adentro. No sabemos qué es esta alma. Un enorme, [más bien] infinito deseo (kli) existe en cada persona. Debemos sacarlo, revelarlo y corregirlo, y sentir en él esta realidad eterna llamada “el Creador”. Sintiéndola y revelándola, me identifico con ella. Al final resultará que yo y el Creador nos transformaremos en uno entero.

Todo esto se realiza sólo por la Luz Superior, es decir, por la fuerza que me influye y que se desarrolla en mí –además de la sensación de este mundo– la sensación de que me encuentro en el sistema espiritual.

Si la persona solamente lee con nosotros El libro del Zóhar, no es suficiente, ya que Baal HaSulam escribió cuatro prefacios a El libro del Zóhar.

No por casualidad los escribió como prefacios a El Zóhar y no en forma separada de este libro.

El Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, realmente introduce a la persona en la ciencia de la Cabalá.

La Introducción a El Libro del Zohar, entrega a la persona la visión correcta de El Zóhar, con ayuda de cual se puede revelar este libro.

La Introducción al Comentario Sulam, describe toda la estructura del sistema espiritual en tres líneas.

El Prefacio a El libro del Zohar, trata sobre el sistema general de la creación, las preguntas básicas, los tres estados de la creación y los escalones por que se eleva el alma. La persona no requiere nada más que estos Prefacios y El libro del Zóhar, ya que en éstos está todo. Sin duda todavía hay un prefacio especial: Prefacio al Talmud de las Diez Sefirot. Pero cuando la persona estudie El Zóhar, verá que es esto lo que está escrito en el Talmud de las Diez Sefirot y en su prefacio.

La persona sentirá las mismas explicaciones que Baal HaSulam entrega en otros artículos. Sentirá todas estas conclusiones y hechos de El libro del Zohar, con la condición de que estudie sus cuatro prefacios.

Por eso, debe existir un curso especial que anticipe el estudio a El libro del Zóhar. La persona puede estudiar El Zóhar con nosotros, pero al mismo tiempo estar en ese curso. Esto será suficiente.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 14 de febrero 2010)

Materia relacionado:

Estamos construyendo el Tercer Templo

Un ejercicio de rutina para entrar al Mundo Espiritual

El boleto al mundo espiritual

“Aléjate del mal e intenta acercarte al bien”

laitman_2009-08_2934Pregunta: ¿Por qué no cesan las desgracias cuando uno entiende la causa de las desgracias?

Respuesta: ¡Significa que todavía no hay entendimiento! El entendimiento es el conocimiento de la causa y de la fuente de dónde proceden los golpes, es decir de mi egoísmo. ¿Por qué me llegan las desgracias? ¡Porque soy opuesto al Creador!

Y lo que tengo que hacer es exigir la Luz Circundante, para obtener con su ayuda la cualidad del otorgamiento y conseguir la conexión con el Creador, esto es mi principal propósito.

Significa que tengo que pasar por unas cuantas etapas. Diez Sefirot de Luz Directa producen en nosotros las diez Sefirot de Luz Reflejada, que son percibidas por dolor, empezando por Maljut, la primera.

Cuando me llega la luz de arriba y golpea a Maljut después de las primeras 9 Sefirot, siento el pinchazo, el golpe, el mal. Y este mal tendré que convertirlo después en una correcta reacción, en las 9 Sefirot de Luz Reflejada. O sea, tengo que comprender que este mal no me vino del Creador, sino que de mi deseo egoísta, opuesto a Él. ¿Pero por qué soy opuesto a Él, acaso no es Él que me creó así?

Tengo que comprender por qué Él me creó así, y qué tengo que hacer con mi naturaleza: elevarme por encima de mi egoísmo, unirme con los demás, alcanzar la forma de Bina, es decir, subir de Maljut a Bina. ¿Para qué? Para obtener la cualidad del otorgamiento en forma completa, para que Maljut se incluya en Bina y desaparezca en ella. De este modo, la cualidad del otorgamiento puede influir sobre mí, para que me encuentre en ella en forma completa.

¡Pero esto no es todo! Después de esto hay que subir todavía más alto, de Bina a Keter, para alcanzar la recepción para el otorgamiento, hasta fundirme completamente con el Creador. ¡En esto consiste la meta! Y por eso ahora recibo el primer golpe en Maljut, que siento como dolor, para que pueda alcanzar Keter.

Todo este proceso tiene que pasar en mí, a través de mi propia decisión: en Maljut de la Luz Directa, o sea, en Keter de la Luz Reflejada, como aspiración de la creación hacia el Creador. Tengo que aclarar todo este proceso, reconocerlo, tomar la decisión y dejar que aparezca en mí la plegaria: “¡dame la fuerza para pedir!” Porque no tengo ni esto….

(Extracto de la lección nocturna sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 10 de febrero 2010)


No se elige la medicina por su sabor

laitman_2009-12-25_2594_wpPregunta: ¿Por qué después de la lectura del libro del Zohar tengo una sensación de abatimiento y confusión?

Respuesta: Tener el abatimiento y la confusión no son ni buenos ni malos. Tenemos que aceptar cualquier estado como el resultado deseado. Porque el Zohar es una medicina.

Hay medicinas que el organismo tolera muy mal, provocan reacciones muy desagradables y efectos secundarios. ¡Pero las tomamos, porque no tenemos otra salida! Como la quimioterapia y radioterapia.

Cada medicina es un veneno, no en vano el símbolo de la medicina es una vasija con la serpiente. Así funciona la ley de la semejanza de las cualidades. El mal que se revela gracias al veneno, nuestro deseo egoísta, se puede neutralizar y corregir con la ayuda de otro veneno, también el deseo del placer.

Por eso, no importa que a veces me sienta inspirado después del estudio de Zohar, y otras veces confuso. Tengo que tomar todo esto como una medicina. Si por mi parte he hecho todo lo que he podido, los resultados no me deben preocupar en absoluto.

Que esté confundido y sin sentir nada, en un pésimo estado de ánimo o, al revés, eufórico, esto no tiene ninguna importancia. Sé que tengo que pasar por todo esto, porque es el efecto del proceso de sanación.

Ya me acostumbré a ello y no le doy importancia. ¡Todo pasará! Lo importante es subir rápidamente a los nuevos estados. Es la señal del progreso.

(Extracto de la lección nocturna sobre El libro del Zóhar, correspondiente al 28 de enero 2010)

Salir del cascarón de este mundo

clip_image001_thumb7La fiesta del Pesaj es la salida de nuestro egoísmo que nos encierra en una cápsula denominada “este mundo” y que no permite ver qué hay fuera de sus límites. Para escaparse de esta cápsula, debemos hacernos “circuncisión”, es decir, debemos atraer desde arriba la luz Jojmá que actúa como un cuchillo afilado, cortando los grandes deseos egoístas que ahora son imposibles corregirlos. ¡Entonces, recibimos una posibilidad de liberarnos de ellos y no usarlos, es decir, nos liberamos!

Ser “pueblo libre en su país” (la palabra “país”, eretz, viene de la palabra “deseo” ratzon) significa liberarse del dominio de su deseo. Cuando me libero de él y puedo ascender por encima de él, entonces estoy preparado para salir de Egipto. Entonces, salgo de mi inclinación al mal (yetzer ra), de Egipto (Mitzráim que significa “mitz-ra”, “el concentrado del mal”), a la libertad. Salgo de la esclavitud, donde era un esclavo de mi deseo y me libero de él, es decir, renuncio a usarlo de forma egoísta.

El hombre se hunde en su propio egoísmo, en su deseo de recibir el placer. Él está sumergido en este mundo y desgarrado por sus problemas y deseos. Y de repente, él recibe un deseo fuerte de ascender por encima de toda esta vida y sentir un poco la vida espiritual que está más allá de este mundo.

Esto no significa que él rechaza todos sus deseos materiales, pero con la ayuda del libro del Zohar él recibe una fuerza para ascender por encima de su deseo y hacerse su dueño. Esto se denomina exilio de Egipto.

Una vez que ascienda, de inmediato se siente libre de la capsula egoísta y de las sensaciones de este mundo, y empieza a sentir el mundo espiritual.

(Extracto de la lección nocturna sobre El libro del Zohar, correspondiente al 28 de enero 2010)

Una estudiante de Bnei Baruj recibe el prestigioso premio mexicano, “El León de Judá”

clip_image001_thumb27La señora Norma Livne, nuestra colega, estudiante, amiga, integrante de la directiva del Departamento Hispano y representante de Bnei Baruj en América Latina, ha recibido el premio “El León de Judá”, por su incansable contribución a una loable causa pública en México. Esta en la primera vez que se otorga este premio a la esposa de un embajador.

Le deseamos a nuestra amiga Norma todo el éxito en su labor pública y política.

Los amigos, colegas y todos en Bnei Baruj.

Los dolores del amor

laitman_2008-11-03_0727_wEl Zóhar. Capítulo Tazria, Punto 70: “… los dolores de amor están encubiertos de la gente”.

Los dolores del amor, sobre los cuales está escrito:”Estoy enfermo de amor”, que significa que no necesito nada, sólo quiero otorgar, regalar, llenar tu deseo. Es un estado intermedio, cuando tengo un gran deseo de otorgar, pero por ahora no puedo, porque aún no adquirí la pantalla, no recibí la luz para poder llenar tu deseo. Amor es cuando siento el deseo del otro más que el propio.

El Zóhar, Capítulo Tazria, Punto 72) ¿Cómo es que sabemos esto? Está escrito, “Es mejor una reprimenda abierta que el amor que está oculto”. Y si la reprimenda es por amor, se oculta a las personas. De igual forma, alguien que reprimenda a su amigo con amor debe esconder sus palabras de las personas para que su amigo no se avergüence por éstas. Y si sus palabras están abiertas ante la gente, ellas no llevan amor.

En nuestro mundo, es natural que queramos ocultar en las relaciones entre nosotros, el amor. Porque el mismo amor en sí, aparentemente, demanda la modestia. Queremos protegerle de todo lo que pueda dañarle. ¿Pero qué significa en lo espiritual “avergonzarse”, “no demostrar el amor delante de otros”? ¿Quiénes son estos “otros”? Son mis deseos.

Si en algún deseo obtengo la conexión con el Creador, entonces, los otros deseos en los que no puedo conectarme con Él llamo “los otros”. Por eso, debo cuidarme de ellos, para que no me estropeen el amor. Todo ocurre en el interior del hombre.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 12 de febrero 2010)

La contemplación interna

laitman_2009-06_3382_wToda esta construcción exterior que vemos en la pantalla del “computador” está creada sólo para mí, porque distingo sólo lo externo.

En realidad, todos los fenómenos suceden en el disco duro. De allí, a la pantalla se proyecta alguna forma que se puede entender y, entonces, mando una orden al disco duro según la forma comprendida. La forma externa reflejada en la pantalla es nuestro mundo. El Zóhar quiere llevarnos al interior del sistema, al Creador que es el disco duro. Es allí donde se desarrollan todos estos sucesos y actúan todas las fuerzas.

No cambiaré nada actuando sobre la pantalla, como si intentara borrar algunos detalles de la imagen o dibujar algo más. La pantalla es necesaria únicamente para que vaya desde ella a lo que sucede dentro. Por eso, lo importante tras todas estas imágenes, es intentar entrar adentro. Allí descubriremos las formas del mundo espiritual. En este “disco duro” encontraremos las fuerzas, la información, los reshimot, y podremos trabajar con todos los parámetros, cambiando todo para recibir el llenado. Pero sólo con la condición de que profundicemos.

Por eso, no es importante qué imágenes nos dibuja el Zohar. Lo importante es que queramos descubrir la imagen interior donde sucede todo, donde actúan los deseos. Aparte del deseo y la luz no existe nada más en el Universo.

(Extracto de la lección sobre la Introducción al Libro del Zóhar, correspondiente al 12 de febrero 2010)

¡Busca esto en ti!

img_8378Tenemos que intentar descubrir en nuestro interior todo lo que está escrito en El Libro del Zóhar. El hombre está sentado frente al libro y no comprende ni una palabra de lo que está escrito. Cada palabra en el libro señala el deseo espiritual, su tipo, su cualidad: otorgante o receptivo, grande o pequeño, sus distintas formas. ¡Búsquenlo en ustedes!

Por eso me uno a los demás y deseo fusionarme con ellos en un solo deseo. Con este deseo común, me dirijo a mi interior y me concentro en la búsqueda: ¿Dónde está escondido todo esto en mí?

¡Toda la realidad se encuentra dentro de nosotros, fuera no hay nada! Todas estas imágenes se forman dentro, fuera no existe ninguna vida real, sólo me lo parece. ¡Veo algún cuadro imaginario, pero el Zohar no me habla de él! Me habla de las fuerzas que lo dibujan, a semejanza con la pantalla del computador en la que veo múltiples dibujos y formas, pero que en realidad son fuerzas eléctricas.

Tenemos que pasar de la forma externa, de la demostración de las fuerzas, a la percepción interior y entender qué pasa dentro del computador. Es importante saberlo para poder realizar diversos cálculos y acciones.

¡Realmente no necesitamos la pantalla! Si pudiéramos trabajar directamente con el disco duro del computador, sin traducirlo todo en una imagen externa, no necesitaríamos la pantalla.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 12 de febrero 2010)

Cada día abro un libro nuevo

laitman_2009-11-29_9923_wExtracto del libro “Dégel Majané Efráim”: “Escuché de mi maestro que el libro del Zohar cada día tiene una nueva interpretación”.

Porque el hombre cada día cambia, aunque el libro sea el mismo.

El libro del Zohar es un sistema de todos los mundos, un sistema global de gobierno, que incluye en sí todos los 125 peldaños del ascenso de las almas desde nuestro mundo hacia el Mundo del Infinito.

El Zohar nos explica este sistema y nos trae la Luz que nos puede hacer ascender por esta escalera desde el principio hasta el fin. Leyendo este libro, sólo debemos intentar cumplir con las exigencias de este sistema. Si nos adecuamos a él, entonces, recibiremos de éste la luz que reforma. Justamente en esto consiste nuestro trabajo.

¡Leyendo, debemos intentar unirnos en un deseo y esperar la Luz de la Corrección!

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 12 de febrero 2010)

El boleto al mundo espiritual

laitman_19_wpPregunta: ¿Qué diferencia habrá entre el estudio del Zohar en el congreso y el que sigo ahora en la pantalla?

Respuesta: El sistema superior baja hasta nuestro mundo y en él nos sentimos en cuerpos separados unos de los otros por la distancia. ¿Por qué no podemos estar en las almas en el mundo espiritual? ¿Para que necesitamos este mundo, el más bajo de todos los mundos? Este mundo es necesario porque precisamente en él, separados espiritualmente el uno del otro, podemos acortar físicamente la distancia entre nosotros y provocar el acercamiento espiritual.

En el mundo espiritual, nos separa la distancia espiritual, la cual sólo se puede superar con la corrección verdadera del deseo. En nuestro mundo, puedo hacer la corrección viniendo al congreso y estando junto a ti. ¡He pagado con dinero el acercamiento físico e hice la corrección espiritual! Por eso existe nuestro mundo, si no, no sería necesaria su existencia.

Es una realidad especial, en la cual, con la ayuda de las acciones materiales, podemos dar nacimiento a nuestras acciones espirituales. Con el encendido, tú pones en marcha el motor, y él funciona. ¿Cómo puedes poner en marcha el motor del otorgamiento y amor si eres un egoísta? Precisamente acercándote al otro físicamente y pensando en la recompensa.

Si intento alcanzar el contacto con mi prójimo, quienes aspiran a la misma meta, puedo físicamente unirme con ellos y con esto estoy “poniendo en marcha el motor”.

Con esto, estoy poniendo en marcha el sistema de mi corrección.

2010-02-10_zohar-la-am-isha-ki-tazria_lesson_bb_n2

Si físicamente no se nos exige la unión de los corazones, porque se sabe que somos egoístas, hacemos esfuerzos para acercarnos; esto es suficiente para poner en marcha “el motor” del sistema espiritual que empieza a iluminarnos con la luz de la corrección que nos hace semejantes al Creador. Y entonces, nos llega la luz correctora, nos traspasa y empieza a elevarnos.

Todo el descenso de los mundos de arriba abajo sucedió sólo para que, desde el punto más bajo de este mundo, pudieras por ti mismo, independientemente del superior, con tu acción material, poner en marcha el sistema espiritual.

Precisamente esto hacemos llegando al congreso.

(Extracto de la lección sobre El libro del Zohar, correspondiente al 10 de febrero 2010)