El cáncer es una manifestación viva del egoísmo

Comentario: En el lugar donde nace la nueva vida, en el líquido amniótico de una mujer y en las células de un niño recién nacido, hay agua viva estructurada agrupada.

En el lugar donde se destruye la vida, me refiero a las células cancerosas que no trabajan por el equilibrio y devoran el cuerpo, estas conexiones se rompen.

Mi respuesta: El cáncer es una manifestación viva del egoísmo. Las células cancerosas forman un cuerpo con una enorme energía egoísta que devora todo lo que le rodea y finalmente muere él mismo, porque destruye su propio entorno.

Naturalmente, el entorno que rodea a las células cancerosas es absolutamente negativo y opuesto al que existe alrededor del feto y lo mantiene con una enorme cantidad de nutrientes, energía e información.

Al mismo tiempo, el niño no está solo en el agua, que le protege, como una botella de agua, sino que está dentro de una gran cantidad de información. El cuerpo de la madre es el universo que lo rodea.

Esta es la diferencia entre la actitud bondadosa y amorosa de un organismo hacia otro, la madre hacia el feto, y la actitud egoísta que da lugar a un tumor canceroso que, en lugar de dar vida, destruye todo lo que le rodea y muere él mismo.

Pregunta: En otras palabras, el agua, como fuerza de amor y otorgamiento, contiene todo el programa para el desarrollo de la vida, ¿verdad?

Respuesta: De menos a más.

 

También te puede interesar: ¿Cuál es la cura para el cáncer?

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta