entradas en 'Espiritualidad' categoría

“¿Puede una persona ser considerada espiritual sin ser religiosa?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Puede una persona ser considerada espiritual sin ser religiosa?

Si, así es. La espiritualidad se enfoca exclusivamente en otorgamiento, mientras que la religión existe dentro de la esfera corporal, que es recepción y tiene esa intención. No obstante, puede ser incierto juzgar a la gente por sus acciones.

La espiritualidad exige que nunca se divida la creación en fuerzas opuestas, distintas y contradictorias, sino más bien que se atribuya todo a una única fuerza de amor y otorgamiento que está detrás de todo.

El ascenso espiritual se alcanza al atribuir a una única fuerza, eso que aparece ante nosotros, como bueno y malo. En otras palabras, la fuerza superior que se relaciona con nosotros con actitud de otorgamiento y amor, sostiene una “conversación” con nosotros usando las fuerzas del bien y el mal, para guiar nuestro desarrollo hacia el descubrimiento eventual de esa fuerza que está detrás de todo. Durante el proceso, nos adherimos a la fuerza espiritual que percibimos de arriba en nuestra realidad corporal y ascendemos los peldaños de la escalera espiritual.

Aunque en el camino espiritual, se pueden realizar todo tipo de costumbres religiosas, como producto de nuestra formación, educación, cultura y las tradiciones del país. Pienso que es positivo tratar la religión de esa forma.

Pero, la religión no debe reemplazar el progreso espiritual, porque el alcance sublime de la fuerza espiritual de otorgamiento y amor, debe estar por encima y más allá de todo lo demás. La religión en sí misma no interfiere con este alcance. Lo que puede hacernos retroceder del alcance espiritual es pensar falsamente que la religión puede sustituir a la espiritualidad. En otras palabras, acciones físicas y rezar según palabras escritas y de acuerdo a cierto horario, no nos conduce al alcance espiritual. Descubrimos la espiritualidad al desear tener y practicar las cualidades de la fuerza espiritual  -amor y otorgamiento- entre nuestras propias cualidades y relaciones, como está descrito en el principio, “Ama a tu prójimo como a tí mismo”.

En otras palabras, las intenciones, pensamientos y deseos son de suma importancia, nuestras acciones son secundarias. Muchos religiosos actúan por hábito, fueron educados desde su infancia para hacerlo, sin pensar. Pero no hay ascenso espiritual al hacerlo.

La espiritualidad, es decir, la intención de amar y otorgar, no se alcanza con acciones religiosas, sino con la conexión positiva con los demás en una intención común. Las acciones religiosas, sin embargo, no se cancelan. Son como una rama que simboliza la raíz espiritual y se puede seguir en esa cultura. Esas costumbres no interfieren ni ayudan al avance espiritual. Simplemente nos recuerdan que hay acciones espirituales, por eso debemos preservarlas a lo largo de las generaciones.

Video disponible en Inglés

De la lección diaria de Cabalá del 20/nov/11. Escrito / editado por estudiantes del cabalista, Dr. Michael Laitman.

“¿Por qué es tan elusiva la verdad espiritual?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: ¿Por qué es tan elusiva la verdad espiritual?

¿Qué es la espiritualidad? La espiritualidad es la cualidad de amor, otorgamiento y conexión. Por eso es tan elusiva. Está oculta de nosotros pues es altruismo total, en tanto que nuestra cualidad es la opuesta, egoísmo total.

 

Entonces llega la pregunta: ¿está oculta la espiritualidad de nosotros o nosotros ocultamos la espiritualidad, al no tener interés en reconocer su existencia? De acuerdo a nuestra naturaleza receptiva, deseamos únicamente la satisfacción corporal. La idea de disfrutar exclusivamente al otorgar, sin recibir a cambio nada en absoluto, es ajena a nosotros.  

Ese es todo el problema. Nadie ni nada de la espiritualidad está oculta para nosotros. Existimos dentro de una realidad espiritual y si pudiéramos expandir nuestras vasijas de percepción y sensación, veríamos que sólo existe una única fuerza de amor, otorgamiento y conexión. Sin embargo, cuando vemos el mundo a nuestro alrededor, parece una imagen completamente opuesta a aquella de amor puro, otorgamiento y conexión.  

Esta oposición es para que desarrollemos un deseo sincero de entrar en equilibrio con la realidad espiritual que nos rodea, para que nuestras relaciones y actitudes hacia los demás, se vuelvan de amor, altruistas y positivamente conectadas, como en la cualidad de la naturaleza misma.  Durante el proceso de adaptación de nosotros hacia la realidad espiritual de amor, otorgamiento y conexión, no cancelamos el ego innato humano ni nuestros deseos corporales. La única transformación que necesitamos hacer es revelar la verdad espiritual en nuestra intención: restringir nuestra intención egoísta de gozar a expensas de los demás y de la naturaleza e incrementar nuestra intención de amar, otorgar y conectar puramente “en favor del otorgamiento”, es decir, sin querer nada a cambio. En otras palabras, para descubrir la realidad espiritual, que se cumple con la cualidad de amor, otorgamiento y conexión, sólo necesitamos transformar nuestra intención, de egoísta a altruista y así entraremos a toda una nueva percepción y sensación de la realidad: aquella que es ilimitada, tranquila y totalmente equilibrada.  

Basado en la lección diaria de Cabalá del 17/nov/10, “La esencia de la religión y su propósito”. Escrito/editado por estudiantes del cabalista, Dr. Michael Laitman.

Diferencia entre envidia buena y mala

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre la envidia buena y la mala? 

Respuesta: La envidia buena es cuando envidio a otros, pero no los afecto, sólo aprendo de ellos. 

Esa envidia puede ser relativamente egoísta si, al ver que otros se sienten emocionados con la ciencia, etc., los envidio y esto me hace avanzar. Es decir, no quiero dañarlos, al contrario, tal vez, soy incluso tan sensible que quiero que tengan más éxito y que yo los alcance en su avance. 

La envidia mala es cuando quiero tener éxito en algo, pero veo que no puedo y para no quedarme atrás, hago todo para que otros tropiecen y no tengan éxito. Así no les ayudo a avanzar ni avanzo con ellos. Incluso, si en realidad avanzo, no quiero que ellos lo hagan.
[276326]
De Kabtv “Estados espirituales” 3/abr/19

Material relacionado:
¡Deberías ser envidioso!
Envidia a los amigos
La envidia aumenta la sabiduría

«¿Cómo puedo volverme más espiritual?» (Quora)

Michael Laitman, en Quora: «¿Cómo puedo volverme más espiritual?«

El cabalista Yehuda Ashlag (Baal HaSulam) escribe en su artículo La Libertad que nuestro único medio para poder cambiar nuestro estado es eligiendo un buen entorno.

“Hay libertad para que el deseo elija inicialmente ese ambiente, esos libros y esos guías que le darán buenos conceptos. Si no lo haces y estás dispuesto a entrar en cualquier ambiente que se te presente y leer cualquier libro que caiga en tus manos, está destinado a caer en un mal ambiente o perder el tiempo en libros sin valor, que son abundantes y fáciles. En consecuencia, estarás obligado a aceptar conceptos inmundos que te harán pecar y condenar. Ciertamente serás castigado, no por tus malos pensamientos o actos, en los que no tienes opción, sino porque no elegiste un buen ambiente, porque en eso, definitivamente hay tienes opción.

Así, el que continuamente se esfuerza por elegir un mejor entorno es digno de alabanza y recompensa. Pero aquí, tampoco es por tus buenos pensamientos y obras, pues te llegan sin tu elección, sino por tu esfuerzo por conseguir un buen ambiente, que te traiga estos buenos pensamientos y obras”.

Si elegimos continuamente una influencia más poderosa que nos guíe hacia la espiritualidad, seremos dignos del progreso espiritual.

Elegir y fortalecer un entorno adecuado para el progreso espiritual es primordial para volverse más espiritual y no hacer lo que generalmente consideramos, «buenas obras». Esto es porque, en última instancia, no tenemos control de nuestro comportamiento. Más bien, nuestro entorno determina cómo pensamos y nos comportamos, por lo que si nos colocamos en un entorno que nos guíe espiritualmente y fortalecemos cada vez más nuestra conexión en ese entorno, avanzamos en esa dirección y nos volvemos más espirituales.

Foto: Congreso Mundial de Cabalá en Ganei HaTa’arucha, Tel Aviv, Kabbalah.info.

Video disponible en Inglés

Cien años de sabiduría judía

Observación: Hay varias sabidurías judías que se dice que cambiarán el futuro de nuestros hijos.

Primero: «‘Experiencia es la palabra que se usa para llamar a los errores propios».

Mi comentario: Si. La experiencia tiene que venir, nacer de los propios errores. Si no hay errores, no hay experiencia. No puede ser que una persona llegue a conclusiones correctas si no cometió errores.

Pregunta:¿Es posible que una persona no cometa errores?

Respuesta: No. No se puede hacer lo correcto sin haber cometido un error antes.

Pregunta: ¿Se arrepiente de haber cometido un error?

Respuesta: Es este lamento lo que produce la acción correcta.

Pregunta: ¿Transmitimos esta experiencia a nuestros hijos?

Respuesta: Quieres transmitirlo a tus hijos, pero deben cometer sus errores.

Pregunta: ¿Tendrán su propia experiencia?

Respuesta: Por supuesto.

Pregunta: ¿Quiere decir que nuestra experiencia no les ayuda?

Respuesta: No hay necesidad. Cada generación debe cometer errores, llegar a la conclusión correcta y así seguir adelante.

Observación: Es decir, cada uno tiene su propia experiencia. Es la experiencia de los errores.

Mi comentario: De otra forma, no recibes información clara, datos, sensaciones, nada, si no lo experimentaste en todas estas situaciones.

Observación: Cita: «Si accidentalmente te enojaste, dale al enojo la oportunidad de pasar la noche, simplemente quédate callado hasta la mañana».

Mi comentario: Desde nuestra vida, vemos que esto es bueno. A esto se le llama «el que cierra la boca durante el conflicto con el otro».

Pregunta:¿Cómo se puede hacer?

Respuesta: Ejercita.

Pregunta: ¿Qué pasa por la mañana? ¿ya no estaré tan enojado como antes?

Respuesta: No, por el contrario, tal vez estés agradecido.

Observación: Cita: “Hay dos métodos de elevarse por encima de tu vecino: el primero es elevarte por encima de ti mismo y el segundo es humillar a tu vecino. No es aconsejable utilizar el segundo. En lugar de cavar un pozo para otro, utilizas esa fuerza para crear una montaña para ti».

Mi comentario: Siempre vale la pena elevarse por encima de ti mismo. De esa forma madura. Por tanto, no hay necesidad de prestar atención al otro, ni siquiera desde el punto de vista egoísta. En su lugar, elévate por encima de ti mismo a un estado nuevo y más perfecto.

Pregunta: ¿Es posible elevarse por encima de sí mismo?

Respuesta: Por supuesto, cada minuto.

Observación: Por lo general, hacemos lo contrario, humillamos al otro.

Mi comentario: Usas al otro para elevarte por encima de ti, aceptas su opinión.

Pregunta: ¿Se llama esto que me anulo?

Respuesta: Anulo mi yo anterior para convertirme en uno superior.

Pregunta: Esta cita tiene un final interesante. Dice que si usa el segundo método, es decir, humillas al otro, construyes una montaña para ti. ¿quiere decir una tumba?

Respuesta: Por supuesto.

Pregunta: En otras palabras, si rechazo al otro, ¿de hecho es mi muerte?

Respuesta: Si. Por el contrario, elévate por encima de los demás, aprovecha esta oportunidad. Usa al otro, su crítica, su actitud hacia ti, déjate ir, agáchate y luego te elevas por encima de ti mismo.

Observación: Cita: “No seas demasiado dulce, te comerán. No seas demasiado amargo, te escupirán».

Mi comentario: Digo lo que creo que es correcto. Esto es lo que tengo “en bandeja”, como dicen, esto es lo que te doy. Tú eliges: ¿es dulce o amargo para ti o puedes tirarlo por completo? Que la gente vea que esto es lo que soy.

Pregunta: ¿Qué pasa si la gente quiere verlo dulce y usted está amargado? La gente necesita seguir a alguien. Buscan a alguien a quien seguir.

Respuesta: Bueno, no es necesario que me sigan. En cualquier caso, soy así, ¡no cambiaré! Creo que lo que digo cualquiera puede entenderlo.

Si están de acuerdo o no, depende de ellos, pero al menos lo entenderán. Digo mi opinión, no modificó su opinión para que me escuchen o me respeten y se asegure de que tienen razón. Yo no hago eso.
[270739]
De Kabtv «Noticias con el doctor Michael Laitman» 22/jun/20

Material relacionado:
La sabiduría para la existencia del pueblo judío
La sabiduría de la Cabalá y la religión
Una nueva vida #781 – Cultura judía: mitos sobre el estudio de la Torá

Debemos pensar, no llorar en el 9 de Av

La división tuvo lugar en dos etapas, el Primer Templo y el Segundo Templo, hasta llegar a su medida completa. Y ahora ya podemos llegar a la construcción del Tercer Templo, es decir, el estado que construimos en base a la pasada destrucción y logramos la corrección de la realidad, el mundo entero. Este es el reto que enfrentamos hoy. 

El 9 de Av simboliza una fecha especial en el calendario, refleja la raíz espiritual de las pasadas caídas: el colapso del Primer Templo y el Segundo Templo. Esta división se propaga de arriba hacia abajo y hoy estamos justo al pie de esta escalera, el Primer Templo era más elevado que el Segundo. 

El Primer Templo fue en el nivel de la Luz de Jayá, muy alto, el Segundo Templo fue mucho más bajo, en el el nivel de la Luz de Neshamá. Tenemos que pasar por esta caída, el colapso del Primer Templo y después el colapso del Segundo Templo, hasta la pérdida total de lo espiritual. Y esto es para que hoy podamos elevarnos, corregir esos genes espirituales (Reshimot) fragmentados y construir el Tercer Templo. 

Por supuesto, no lo construimos nosotros mismos, sólo aclaramos este estado y elevamos las Reshimot fragmentadas, así llega la Luz, que construye una vasija espiritual llamada el Tercer Templo. 

Dado que el 9 de Av simboliza la destrucción del Templo, este día es considerado un día de luto. Pero esto no significa que tengas que sentarte y llorar. Antes que nada, necesitamos pensar con el fin de entender lo que está sucediendo y por qué tenemos que sentir pena. Este día viene con el fin de que aprendamos a restaurar nuestro hogar de santidad, en un estado corregido, lleno con la revelación del Creador.
[268527]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 29/jul/20, “Tishá BeAv” (Nueve de Av)

Material relacionado:
El 9 de Av
Tu B’Av un día festivo sin pretensiones
Estar preparados para el 9 de Av

Ganancia, no sacrificio

Pregunta: Si le presté a un amigo $1,000 pero me devolvió solo $1, ¿debería considerar que son $1,000?

Respuesta: Ves claramente que es $1, pero deseas tomarlo como la cantidad total porque desea justificar a tu amigo y elevar tu fe por encima de la razón ya que está en relación espiritual con él.

Si actúas así, si le das a tu amigo, construyes la cualidad de otorgamiento dentro de ti mismo, fe por encima de la razón.  Obtienes una cualidad espiritual.

Pregunta: Entonces, ¿no debería preguntarle sobre el resto del dinero? ¿es decir, valoro tanto la conexión con el Creador y con mi amigo como un medio para la conexión, que estoy dispuesto a sacrificar el dinero?

Respuesta: No sacrificas, ganas. Te da la oportunidad de ascender al grado espiritual de fe por encima de la razón.

El hecho es que no pides que te devuelva el dinero, porque siente que al dar a un amigo ganas. Pero es sólo en caso de que haya una relación especial entre los dos.

Pregunta: ¿Dónde obtengo la fuerza para tratarlo así? ¿cómo lo logro?

Respuesta: Lo logras cuando sientes que al estar con él, en el mismo cuerpo espiritual, no das ni recibes; todo es uno. Por el contrario, al dar al amigo, te aporta un significado profundo, una gran ayuda y una gran inversión al cuerpo espiritual común y estás encantado de poder hacerlo.

Pregunta: Y en todo esto, ¿no tengo miedo de ser engañado? Estos pensamientos surgen.

Respuesta: Si realmente estás en un decena, en un grupo y tratan de alcanzar al Creador juntos, alcanzar su nivel, la oportunidad de dar a un amigo te inspira. ¿que podría ser mejor?
[263472]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 19/abr/19

Material relacionado:
Cuando no hay fuerza para ir en fe por encima de la razón
Fe por encima de la razón: preferir otorgamiento sobre recepción
Tres tipos de fe

¿Quién es Rav Isaac Luria (Arí)?

A partir de la ruina del Segundo Templo, la sabiduría de la Cabalá estuvo oculta hasta que Isaac Luria Askenazi (Arí) en el siglo XVI la abrió a la humanidad y permitió que el mundo avanzara hacia la corrección.

El Ari pertenece a la cadena de los más grandes cabalistas de todas las generaciones. Se le considera el padre de la sabiduría de la Cabalá contemporánea. En su libro El árbol de la vida, a diferencia de los cabalistas anteriores a él, revela la estructura y el desarrollo del universo y da instrucciones claras para que podemos ascender desde nuestro mundo, el punto más bajo de la realidad, al logro más alto, total y eterno de la realidad.

He aquí que antes de que las emanaciones fueran emanaran y las criaturas creadas,

La Luz Superior simple llenaba toda la existencia

Sistema de arranque para el mundo del alma

En el pasado, había automóviles que requerían gran esfuerzo para arrancar. Girabas la llave, el motor echaba chispas y moría; lo hacías una y otra vez hasta que finalmente arrancaba.

Aquí el individuo debe «arrancar» él mismo. Por cada intento de encender nuestra alma, recibimos Luz superior que actúa sobre nosotros y gradualmente comienza a encender el alma hacia el otorgamiento, de acuerdo con la fuerza de la Luz.

Inicialmente, la necesidad de conectar son sólo palabras vacías, porque el corazón no puede ser forzado. No obstante, intentamos arrancar con toda nuestra fuerza, atrayendo cada vez la Luz que reforma con nuestro esfuerzo.

Esto es muy tardado, ya que el motor de nuestra alma está viejo, roto y se niega a arrancar. Pero de vez en cuando arranca y cambia un poco y así, podemos entender que el amor a los demás, sobre el que los cabalistas escriben, no es moralidad, sino la ley de la naturaleza, la ley de toda la creación.

Debemos unirnos para entrar al mundo real, para entrar en nuestra verdadera existencia. De otra forma, existimos en una ilusión, en un mundo imaginario, como si estuviéramos viendo una película que no tiene nada que ver con la realidad.

Aplicamos todo nuestro esfuerzo para despertar nuestra alma. Como resultado de muchos intentos, finalmente nuestro motor comienza a girar en la dirección correcta. Recibe combustible, Luz superior y comienza a funcionar.

Europa es muy similar a este motor desajustado. Hay muchos grupos, nuevos y viejos y también individuos que no pertenecen a ningún grupo. Tenemos que tratar de preparar a todos para que giren en la misma dirección, en la dirección del movimiento general.

Cada grupo con experiencia, fortaleza, dirección correcta, comprensión y lo más importante, que ya siente que está dentro de la conexión que abre la entrada al mundo verdadero, que nos saca del estado inconsciente en el que estamos, como en la niebla.

Necesitamos entender qué responsabilidad recae en todos los que han logrado un estado avanzado. Deben remolcar este coche roto y rechinante, que no quiere moverse por sí mismo. Este será nuestro ataque a la conexión. No necesitamos esperar al congreso; incluso antes, podemos alcanzar unidad, tal como está planeado en el programa del Creador.
[228523]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 17/jun/18 «Preparación para el congreso Mundial en Italia 2018 – Fundir los corazones en uno»

Material relacionado:
La Cabalá: Un sencillo sistema de las leyes básicas de la Naturaleza
Ayúdame a despertar de este sueño
¿Europa sin religión?

El propósito de la vida

Pregunta: ¿Cuál es el propósito de la vida?

Respuesta: El propósito de la vida es alcanzar el centro de la conexión entre nosotros para sentir la salida hacia la siguiente dimensión.

Pregunta: ¿Quién determina la meta de nuestro desarrollo?

Respuesta: La naturaleza nos empuja hacia el alcance de la meta. Cabalá nos ayuda a revelarla, a avanzar más para que cumplamos cuanto antes con nuestra misión, sin que la naturaleza nos empuje a ese sistema, con un palo.
[202134]
De una lección virtual 30/oct/16

Material relacionado:
El propósito de la vida es la realización espiritual propia
Una nueva vida #401 – El suicidio
La sabiduría de la Cabalá sobre la depresión