entradas en 'Festividades' categoría

Jánuca: una semana de pausa para transformar la vida

Thrive Global publicó mi nuevo artículo: “Jánuca: una semana de pausa para transformar la vida

Jánuca no es una semana más en el calendario judío. Podemos utilizarla como una pausa dedicada a la iluminación personal, una semana reservada para transformar la vida. La festividad de Jánuca significa la victoria de la luz sobre la oscuridad, de la unidad sobre la división. De hecho, una victoria así requiere nada menos que un milagro, pero eso es algo que está a nuestro alcance. Solo necesitamos saber cómo encender la vela para hacerlo realidad.

Gracias a nuestra conexión, podemos encender un fósforo que haga frente a la oscuridad y prender la luz en nuestras vidas. Este es el brillo de Jánuca, la fiesta de la luz. Al igual que con un fósforo, una pequeña fricción se transforma en una llama reluciente.

Entre todas las festividades, Jánuca y Púrim son consideradas especiales por muchas razones. En primer lugar, la Torá no hace mención de ellas. Segundo, una vez que completemos todas las correcciones de la humanidad, se dice que todos los días festivos serán cancelados excepto estos dos. De acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, Jánuca Púrim son de suma importancia ya que ambas están directamente conectadas con la reconstrucción del Templo, que representa el lugar donde se unen el Creador y la creación. La destrucción del Templo simboliza la ruptura de este vínculo entre nosotros. Reconstruir ese vínculo significa alcanzar toda la abundancia y la benignidad de nuestra existencia. Esto es lo que buscan los cabalistas.

Al igual que un hombre sediento que trata de sacar agua con un recipiente que gotea y debe primero arreglar el recipiente antes de poder llenarlo y beber, aquel que se siente separado de la espiritualidad debe primero reparar el vínculo con el Creador antes de poder recibir la iluminación que se le ofrece.

Para poder vivir una vida plena, es preciso ascender a través de un ciclo de desarrollo espiritual denominado “un año”. En cada ciclo ascendente, nos enfrentamos a los mismos deseos que tuvimos previamente pero cada vez en grados más altos. Durante este proceso, encontramos hitos de cambios internos que van repitiéndose, discernimientos y situaciones destinadas a elevarnos al siguiente grado espiritual, la corrección del alma. Los cabalistas llaman a estos grados “días festivos” y “Shabat”.

Los cabalistas establecieron que, en nuestro mundo, los días festivos y el día de Shabat nos proporcionan un marco de comportamiento de acuerdo con nuestro trabajo en el mundo espiritual interior. Esa es la razón por la que celebramos los días festivos cada año y cada semana el día de Shabat.

Parada en un camino iluminado

La palabra Janucá, del hebreo “Janu-Ko” o “para aquí”, representa la primera etapa del desarrollo espiritual: un proceso para corregir el deseo de disfrutar para uno mismo transformándolo en un deseo de otorgar a los demás, un estado que nos liberará de la oscuridad. La oscuridad se manifiesta como separación, conflictos, discusiones, competitividad despiadada y el deseo de explotar y dominar a los demás. Nuestra lucha interna para superar nuestra naturaleza egoísta es lo que llamamos “guerra de los Macabeos contra los griegos”, donde los “griegos” representan las cualidades que pretenden controlarnos.

La victoria sobre los griegos es la base en el camino de toda persona a lo largo de la escalera espiritual. Este triunfo nos permite realizar las correcciones que nos llevarán a la corrección final –Púrim– y entonces recibiremos la abundancia infinita que el Creador ha preparado para todos.

Cuando seamos capaces de alegrarnos de los éxitos de los demás y compartamos nuestras preocupaciones en conexión mutua, nos daremos cuenta de lo que la naturaleza trata de enseñarnos: que formamos parte de un único organismo. Cuando demos un pequeño paso en esta dirección, veremos milagros por el camino. Veremos cómo una pequeña lámpara, la más diminuta vasija de aceite, alumbrará un fuego poderoso y cálido iluminando la vida de todos.

¿Qué es el milagro de Jánuca?

Superar nuestro ego –el deseo de disfrutar a costa de los demás– requiere que nos elevemos por encima de nuestra naturaleza, y esto se considera un milagro. Involuntariamente, el ego gobierna nuestra existencia a pesar de que el resultado provoca un “efecto boomerang” que nos trae sufrimientos. ¿Cómo sucede entonces este milagro? Cada vez que nos conectamos unos con otros, esa fuerza, que es superior a todas las demás fuerzas, a todos los obstáculos y condicionantes, entra en acción y ocurren milagros ante nuestros ojos.

Aunque un milagro es un fenómeno sobrenatural, podemos hacer que ocurra cada vez que optemos por conectarnos más estrechamente y por encima de todo tipo de resistencia. Hoy, si deseáramos elevarnos por encima de nuestro ego e intentáramos conectarnos positivamente con los demás, se revelaría una fuerza superior completamente nueva dentro de nosotros y, gracias a ella, podríamos traer paz, amor y unidad al mundo.

Giremos juntos alrededor de esta meta sublime para encender el espíritu de unidad, para iluminar nuestras vidas e irradiar alegría y satisfacción a todos.

¡Feliz Jánuca!

En la guerra con ilusión

Justo ahora es un momento especial de la celebración de Janucá. Pero, en esencia, Janucá es un proceso que existe hasta el fin de la corrección y se experimenta al comienzo de cada nuevo grado.

A cada momento, nuevos registros de información (Reshimot) se nos revelan a partir de la separación, necesitamos hacer una restricción, una pantalla y una luz reflejada todo lo que es la esencia de la corrección de Janucá.

Siempre estamos intentando permanecer dentro de la razón, vivir de acuerdo a nuestro intelecto y experiencia terrenales, a nuestro egoísmo habitual aceptado por este mundo. Pero en contraste, necesitamos construir una forma diferente. Todo lo que vemos, experimentamos y entendemos con nuestros corazones y nuestras mentes se revela sólo dentro de nuestros órganos egoístas de percepción, como está escrito: “Tienen ojos y no ven, tienen oídos pero no escuchan”.

Queremos experimentar lo que sucede en el deseo de otorgar, el cual es llamado fe por encima de la razón, determinando que todo viene de una fuerza superior, el bien que hace el bien y así cada momento.

Hay momentos en que podemos hacer esto y otros en que no tenemos éxito, pero esta guerra sigue contínuamente. En esencia, esta es la guerra de los macabeos contra los griegos. Esta guerra se realiza dentro de la razón, dentro de nuestra experiencia de este mundo, nuestras mentes racionales y nuestras filosofías, dentro de nuestra mente egoísta con lo que construimos tantos sistemas de conexión entre nosotros.

Estamos peleando por establecer una forma distinta de existir, sabiendo que todas nuestras experiencias y percepciones sensoriales están equivocadas. Esta es una imagen falsa, una falsa percepción de la realidad, porque aparece dentro de la mente egoísta.

A través de la percepción de la realidad, dentro de nuestras mentes racionales, necesitamos intentar sentir que todo viene desde una única, absoluta y benevolente fuerza superior; y que cada forma percibida dentro de la mente se nos da sólo para elevarnos a una percepción diferente, a la fe por encima de la razón.  

En otras palabras, estamos de acuerdo en que todo viene del Creador y que esta es la forma específica con la que Él puede llevarnos a la verdadera percepción de la realidad, al mundo de la verdad. Debemos intentar establecer la verdad en cada momento de las 24 horas del día, a pesar de todas las impresiones en las sensaciones y la mente racional terrenales de uno, las cuales no están sujetas a duda, es decir, están dentro de la razón. También, no huimos de esta percepción racional, porque “…uno contra el otro, Él los creó”. No eliminamos nada, sólo intentamos procesarlo correctamente: uno contra el otro, hasta que seamos capaces de desarrollar el entendimiento por encima de la razón de cada entendimiento dentro de la razón.

Así es como alcanzamos la percepción de la realidad espiritual y empezamos a funcionar en dos niveles: en el nivel material, observando todas sus leyes y reglas aceptadas entre las personas de este mundo y también en la verdadera realidad espiritual.

Entonces se revela la Luz superior, porque ya podemos encender la jarra de aceite de acuerdo a todas las condiciones y de esta forma alcanzamos la revelación del Creador y el mundo superior.  

Durante el día, un día después del siguiente y en cada momento, debemos tratar de vernos en esta batalla, configurando la imagen dentro de la razón y yuxtapuesta contra ella, la imagen por encima de la razón. Esta es la guerra de los macabeos contra los griegos: los griegos son dentro de la razón y los macabeos por encima de ella.
[218105]
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 4/dic/17,  lección sobre: “Janucá por la sabiduría de la Cabalá”, 

Material relacionado:
Janucá es una celebración de la victoria sobre nosotros mismos
La fórmula simple del milagro de Jánuca
Una nueva vida #653 – Janucá: corrección mundial

El milagro de Janucá

Pregunta: En Janucá sucedió un milagro cuando una lámpara con aceite suficiente para un día se mantuvo encendida durante ocho. Desde la perspectiva cabalista, ¿qué son; lámpara, mecha y aceite?

Respuesta: Lámpara es un depósito con aceite y una mecha flotando en su interior. Gracias a la mecha, podemos encender el aceite que moja la mecha y arde. Por separado, aceite y mecha no arden, pero cuando el aceite moja la mecha, la lámpara ilumina.

La mecha simboliza el rechazo de la luz. El aceite representa el combustible que no puede quemarse solo. Por lo tanto, debemos entender que nuestro ego creciente, con nuestro trabajo, se transforma en su opuesto, como está escrito: “El ángel malo se convierte en bueno” o “El ángel de la muerte se convierte en ángel de la vida”.

Los macabeos encontraron el barril de aceite porque intentaron lograr la cualidad de amor y otorgamiento, su conexión y pudieron encenderlo porque tenían una gran resistencia contra los segmentos de la población que se inclinaban ante los ídolos griegos y construían templos griegos en Jerusalén.

La guerra de los macabeos es interna, dentro de uno mismo, no externa contra griegos ni contra helenistas dentro de Israel. Cuando superan la resistencia egoísta transforman el resentimiento mutuo en una mecha dentro del aceite y pueden encenderla.

Por lo tanto, el depósito de aceite con la mecha representa el trabajo espiritual del hombre. No significa simplemente encontrar un depósito, lo principal es poder encenderlo. Cuando los macabeos, al vencer la resistencia de su ego se unieron, encontraron que podían poner la mecha en el depósito y encender la luz. En otras palabras, transformaron su ego y la Luz superior comenzó a iluminarlos y sus almas se iluminaron con la Luz. Ese es el milagro de Janucá.

Pregunta: ¿Por qué la lámpara ardió durante ocho días y no uno solo?

Respuesta: Porque si trabajas con intención de amar y otorgar asciendes todavía más alto. Hay ocho Sefirot, de Maljut a Biná, ocho partes del deseo. Aunque sólo hay un Maljut, con resistencia, es decir, con fe por encima de la razón, iluminas las Sefirot hasta Biná.

Los macabeos lograron alcanzar la verdadera calidad de otorgamiento, que se llama fe por encima de la razón. La razón está en Maljut, la fe está en Biná. El ascenso de Maljut a Biná es el milagro de Janucá.
[218171]
De Kabtv “Significado cabalista de Janucá” 7/dic/17

Material relacionado:
Todo el mejor aceite, para la sociedad
¿Cómo encender el fuego en mi alma?
¡Januka – la fiesta de la luz dentro de nosotros!

Yom Kippur: Revelación de deseos que necesitan corrección

El calendario terrenal con sus días festivos no refleja mucho lo que sucede en el mundo espiritual. El estado llamado “Yom Kippur” puede ser logrado en Janucá o en Purim y, Pésaj, el éxodo de Egipto, puede suceder en cualquier momento. En nuestro mundo todo está determinado por un sistema inanimado común, pero en la espiritualidad, todo depende de una persona, de su desarrollo individual. Por lo tanto, es muy posible que uno de nosotros esté en estado de Purim y otro en estado de Pésaj y otro más en un día ordinario de la semana o en el nueve de Av.

Los estados espirituales se refieren a la unidad de las personas hasta la completa restauración del sistema común del primer hombre, Adam. Este sistema se fragmentó y necesitamos ensamblarlo de nuevo. Gradualmente, todas sus conexiones rotas serán reveladas, toda la severidad de la fragmentación que penetró hasta lo más profundo de la naturaleza.

Yom Kippur es un estado difícil. Sin embargo, es muy importante para la corrección porque en este día es revelada nuestra falta de conexión, nuestra falta de fe, nuestra falta de sensación del Creador. Además, la corrección de este día es: “Regresa, O Israel, al Señor tu Dios”, es decir, sentir la fuerza superior como a ti mismo. Al conectarnos uno con el otro, le permitimos al Creador ser revelado entre nosotros y nos adherimos a Él.

Yom Kippur es la revelación de todos los deseos que necesitan corrección. Lo principal es revelar mi maldad, porque la corrección será hecha por la Luz superior. Nuestra tarea es darnos cuenta de nuestra propia maldad, odiarla y querer salir de ella. Y el Creador completará el trabajo por nosotros.1

Todos los pecados ocurren sólo por una razón, la ausencia de la sensación del Creador. Incluso se puede decir que la ausencia del Creador es el principal crimen.2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 18/sep/18, “Yom Kippur”
1 minuto 0:20
2 minuto 9:05

Material relacionado:
Una nueva vida #627 – Yom Kippur: ascenso espiritual
De Yom Kippur a Purim
Un buen tiempo para examinarse

Deseo de ser cabeza y no cola

En Rosh HaShaná le pedimos al Creador que nos haga “cabeza” y no “cola” en el año nuevo. Es decir, queremos trabajar de acuerdo a intención y pensamiento, no de acuerdo a la fuerza del deseo. Queremos elevarnos por encima del deseo hacia el pensamiento, lo cual es llamado fe por encima de la razón y estar conectados con la intención con la que usamos nuestro deseo.

No queremos que el deseo determine nuestras acciones como sucede hoy. Ahora, estamos bajo el control del deseo que nos dirige y determina nuestras acciones e intenciones. Todas nuestras intenciones son para satisfacer nuestros deseos.

Sin embargo, queremos corregir la relación entre intención y deseo, para que la intención gobierne al deseo. La intención en aras del otorgamiento, que es llamada “fe”, gobernará sobre el deseo que realizará esta intención.

Este es un gran cambio en el trabajo espiritual. Al inicio del camino, sólo prestamos atención a nuestro deseo y queremos satisfacerlo. Luego, comenzamos a hacer escrutinio de nuestras intenciones, las cuales por ahora son también egoístas. Pero vemos que la intención puede ser diferente. La Luz que Reforma nos influye y cambia la actitud de nuestro deseo de disfrutar hacia el deseo del Creador.

Como resultado del trabajo en el grupo, del estudio y de la influencia de la Luz que reforma, comenzamos a percibir al Creador como lo más importante. Aún no hemos revelado al Creador, pero ya sentimos que es importante para nosotros pensar en Él, darle alegría a Él, acercarnos a Él y adherirnos a Él. Esto ya pertenece a la intención; le pedimos al Creador la oportunidad de actuar de esta manera.

Se concluye que no hay bien ni mal en el mundo. Sólo me parece así para tener oportunidad de llegar a conocer la fuerza superior, discernirla, unirme a ella, alcanzarla y entender al Creador.

Es decir, al principio, somos gobernados por el deseo y al final, por la intención. No importa si el deseo es recibir o dar, siempre que sea posible, uso cada deseo sólo en aras de ejecutar mi intención de otorgar.
[232221]
De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 22/ago/18, clase con el tema: “Rosh HaShaná

Jerusalén—La capital de la humanidad unida

Jerusalén es el lugar del Templo y al mismo tiempo, el lugar de la destrucción. Necesitamos alcanzar un estado en el que Jerusalén, que significa “completo temor/respeto” (Ira’a Shlemá), en nuestros corazones, en nuestro deseo y con la intención de otorgamiento adquirida, construyamos ahí una vasija espiritual perfecta llamada “Templo”.  

Tanto la primera vasija espiritual -recepción para otorgar- como la segunda -otorgar por otorgar-, pertenecían sólo a la cabeza del alma común. La tercera vasija incluirá, tanto otorgar por otorgar y recepción para otorgar para todas las naciones, como está escrito: “Mi casa será llamada una casa de oración para todos los pueblos” (Profetas, Isaías 56:7).   Es decir, para todo el deseo de disfrutar creado en el nivel humano. Todos recibirán por igual la revelación de la fuerza superior en la unidad común. Las diferencias entre las personas desaparecerán y este mundo desaparecerá al final de la corrección, como escribe Baal HaSulam. Sólo un deseo común, en el cual todos unidos en perfecta unidad quedarán completamente llenados con la Luz superior.

Todos estarán en completo alcance de la fuerza superior, como un corazón, sin ninguna diferencia. Al contrario, la separación previa trabajará para fortalecer la unidad, como está escrito: “El amor cubrirá todas las transgresiones”.

Jerusalén restaurado será así. Pero, por ahora, como vemos está en un estado de destrucción total. No hay ciudad en el mundo que se encuentre más dividida, destrozada por toda la oposición y contradicción posible. Todo debe ser revelado como material para la corrección.  El Día de Jerusalén nos recuerda una corrección necesaria. Resulta que no es una celebración de la ciudad en sí. Es una celebración en honor a la oportunidad que se nos dió para la liberación.

Celebramos el día de Jerusalén dado a nosotros como un lugar de trabajo y el lugar donde la corrección tendrá lugar en el futuro. Entonces, el pueblo de Israel y todas las demás naciones, así como la tierra de Israel y el mundo entero se revelarán en adhesión con un solo Creador.

A través de esto, Israel cumplirá su misión de ser una Luz para las naciones. La misión del pueblo de Israel, como cabeza del Partzuf espiritual, en relación al cuerpo, es corregir a toda la humanidad. Sin embargo, la corrección deberá extenderse a todas las naciones y la revelación del Creador en toda Su fuerza, sucede precisamente en el cuerpo del alma común, es decir, en las naciones del mundo.

Está escrito, que al final de la corrección, la tierra de Israel se extenderá a todo el mundo. Es decir, el deseo de disfrutar que se relaciona con el alcance del Creador, se difundirá por todo el universo y todos se unificarán y se volverán una nación del Creador, como está escrito: “Todos ellos Me conocerán, desde el más pequeño, hasta el más grande”.  Jerusalén se refiere no solo a la unificación de Israel, sino también a la unificación de toda la humanidad. Este punto en particular, esta ciudad, existió incluso antes de que nuestros antepasados llegaran a la tierra de Israel; ellos no la construyeron desde cero.

El hecho de que las naciones del mundo, por ejemplo Estados Unidos y otros trasladen sus embajadas a Jerusalén, es una especie de símbolo. No obstante, esto no lleva a la corrección misma —la corrección incumbe al pueblo de Israel. El momento ha llegado para todos aquellos que están en el grado de Israel (Yashar-Kel), es decir, que se esfuerzan para revelar al Creador, para unirse con los demás y con el Creador y convertirse en cabeza del Partzuf espiritual. Nuestra unidad y nada más, es lo que es más importante.
[226670]
De la tercera parte de la lección diaria de Cabalá 13/may/18, Escritos de Baal HaSulam, “Un Mandamiento”, 

Material relacionado:
Cuando habla el punto en el corazón
La verdadera Jerusalém
El mundo espiritual es real, no es una fantasía

Shavuot

La fiesta de Shavuot no es sólo una fecha del calendario, es un estado espiritual. Por eso todo depende de si alcanzamos o no este estado de entrega de la Torá. Para hacerlo nos debemos unir, conectar mutuamente, convertirnos en un hombre con un solo corazón y estar al pie de la montaña; en otras palabras, debemos entender que se nos dieron condiciones muy importantes bajo las cuales debemos trabajar con mayor diligencia y unidad crecientes.

Sólo mediante un incremento constante de nuestra conexión ascenderemos la montaña cada vez más alto. Ascender significa incrementar continuamente nuestra conexión por encima de todos los problemas, dificultades y disturbios que el Creador pone ante nosotros en el camino, para ayudarnos a conectarnos más y más, y para crear una vasija en la cual la Luz de NaRaNJaY se revele gradualmente.1

La conexión debe ser espiritual. Sin embargo, en este punto el tremendo egoísmo se revela,  la verdadera coraza; y al mismo tiempo, una intención de otorgar. Al grado en que nos unimos unos con otros y con el Creador, convertimos la fuerza del egoísmo de cada persona en una fuerte coraza. En sí, es algo terrible sin una gota de bondad, pero a través de medios unificadores le damos la fuerza de vida, la fuerza de la Luz y se convierte en una coraza contra las fuerzas del mal.

Así es cómo convertimos la fuerza del mal en una fuerza de bien. Estas dos fuerzas yacen una contra la otra. Toda la dureza de la coraza egoísta es nuestra inclinación malvada inicial, por encima de la que construimos una intención de otorgar, otorgar con el fin de otorgar. Nos unimos en mutuo otorgamiento y gracias a esto los egos individuales de cada uno de nosotros se unen y se transforman en una fuerza de resistencia, en una defensa.

Los enemigos nos otorgan con esta coraza nos obligan a volver al Creador, para llegar a la fuerza de unión y por eso, ellos trabajan para nuestro beneficio. Si sabemos cómo utilizar esto correctamente, entonces gracias a ello alcanzaremos la restricción, una pantalla de defensa y Luz reflejada, creando nuestro propio Kli.

La vasija espiritual se construye específicamente sobre la base del tremendo egoísmo que se revela en cada uno de nosotros. Nos unimos por encima de estos deseos egoístas, distantes, separados, que se odian mutuamente. No queremos utilizarlos en esta forma, pero nos unimos a través de los medios de una pantalla, conectando todos estos deseos a una única fuerza superior, al Creador.

Debajo está el pozo con serpientes retorciéndose —nuestro Maljut. No obstante, no usamos este egoísmo en la forma usual, sino sólo con el propósito de otorgar al Creador y así es que nos unimos. Así, por encima de nosotros, aparece una pantalla y todo el veneno de las víboras se convierte en una poción de medicina. Todo depende solamente de cómo se usa.2

De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá 14/may/18, lección sobre: “Shavuot

1 Minuto 1:07:35

2 Minuto 1:28:00

Material relacionado:
El Libro del Zohar – Capítulo “La noche de la novia”, Parte II
Shavuot: acerca de dar y recibir
Nueva Vida #979 – Cómo dar y recibir

Feliz Shavuot de Israel

De mi página de Facebook Michael Laitman 17/may/18

La entrega de la Torá es la recepción de la luz que conecta nuestros corazones como uno.

Grados de independencia

Lograr su independencia es, en esencia, todo el trabajo del hombre en esta Tierra. Todo el proceso, desde el nacimiento en este mundo, hasta antes de entrar al mundo espiritual y el posterior desarrollo del alma, hasta el final de su corrección, es el avance hacia la independencia.

La independencia se entiende como lograr similitud con la fuerza superior, el Creador ni más ni menos que eso. Hasta que el hombre logre el grado del Creador, poder y semejanza con Él en todas sus cualidades, no completará su desarrollo y no obtendrá independencia.

Baal HaSulam, Introducción al libro Panim Meirot uMasbirot, “Está escrito en el Zóhar: “Con esta composición, los hijos de Israel serán redimidos del exilio”. Y también, en muchos otros lugares dice; sólo con la difusión de la sabiduría de la Cabalá a las masas obtendremos la redención total. También dijeron: “La Luz en ella reforma”. Fueron intencionalmente meticulosos al respecto, para mostrarnos que solo la Luz encerrada en Cabalá es la cura que reforma al hombre.

Por lo tanto, es claro que sólo así podemos alcanzar la independencia que tanto queremos para ser libres, incluso en sentido material. Sólo así podremos liberarnos de amenazas externas que no nos dejan ni por un momento, obligándonos cada vez a luchar por nuestra supervivencia.

La oportunidad que le fue dada al pueblo de Israel de regresar a su tierra es por un período limitado de tiempo, precisamente para lograr la independencia que depende de la revelación de la sabiduría de la Cabalá a las masas.

Existimos dentro del sistema de la naturaleza, en una red especial que actúa de acuerdo con sus leyes. Podemos estudiar formas particulares de la manifestación de estas leyes en los grados inanimado, vegetal y animal, también física (nivel inanimado), botánica (vegetal), biología, zoología y genética (animal, es decir, todo lo relacionado con los organismos vivos).

También hay una parte que se relaciona con el mundo interno del hombre. La psicología y psiquiatría incursionan ahí, pero sus habilidades son muy limitadas y de hecho, esta área sigue siendo prácticamente desconocida.

La única ciencia que realmente incursiona en el mundo interno del hombre es la sabiduría de la Cabalá. Lo estudia como un sistema interno que actúa de acuerdo con ciertas leyes prescritas y le permite comprender estas leyes y usarlas para cambiar la naturaleza humana y llevarlo a una buena forma de existencia.

Podemos mejorar nuestro entorno y hacerlo más cómodo si conocemos las leyes de física, química y otras ciencias. También podemos mejorar sus cualidades internas conociendo las leyes que la sabiduría de la Cabalá nos explica.

Estas leyes permanecen inalterables y absolutas de generación en generación. Están preparadas para nuestro uso, a diferencia de las leyes de la psicología que cambian constantemente, afirmando que algo considerado dañino ayer, hoy se considera útil.

La naturaleza interna del hombre está sujeta a leyes absolutas e inmutables. Estas leyes vienen del Creador, de la fuerza más elevada de la naturaleza que comprendemos en la misma profundidad de la creación, cuya naturaleza es opuesta al Creador.

Por lo tanto, Baal HaSulam escribe que solo revelando la sabiduría de la Cabalá puede el mundo entero pasar del exilio a la redención. El pueblo de Israel debe hacerlo primero y dar ejemplo a las demás naciones. Esto se llama “ser Luz para las naciones”.

Así, dejamos todas las limitaciones de este mundo. Estamos obligados a existir en este mundo y a mantener nuestro cuerpo, tratando en todo momento de darle las condiciones más cómodas. Pasamos la vida sirviendo al cuerpo, que finalmente muere y convierte todos nuestros esfuerzos en cenizas.

Pero, también podemos trabajar en nosotros mismos para alcanzar grados de existencia verdaderos y eternos, por encima del cuidado de nuestro cuerpo animal. Cuando lo hacemos, nuestra principal preocupación es alcanzar la fuerza superior y ser similar en cualidades a ella.

En la medida en que seamos semejantes al Creador tendremos oportunidad de ser eternos, como es Él. Y comenzamos a ascender los grados, alcanzando una fuerza de eternidad y perfección cada vez mayor.

Es de suma importancia elevarnos por encima de nuestro cuerpo que nos fue dado sólo para acompañarnos un tiempo, hasta que lo dejemos. Si me dedico a cuidarlo, es decir, a estar dentro de él, estoy involucrado en un mal negocio, desde el principio.

Resulta que invierto toda mi fuerza y mi vida en desarrollar y satisfacer algo que inevitablemente morirá. Significa que todos mis esfuerzos son totalmente inútiles. Por eso estamos obligados a darnos cuenta de las oportunidades que nos brinda la sabiduría de la Cabalá.
[206130]

Material relacionado:
Día de la Independencia: Cómo ser independiente
El origen de la libertad
Independencia y Equivalencia

¡Israel cumple 70!

70 años para un país es una edad joven. Sin embargo, es el momento para echar un vistazo a los resultados. Estoy muy contento de que tengamos algo de qué estar orgullosos en nuestro 70º aniversario. El Israel de hoy es un país avanzado. Ciencia, alta tecnología, medicina, tecnología militar, agricultura…, en muchas áreas somos líderes mundiales reconocidos.

Más que nada, estoy feliz por otro de los logros de Israel: el hecho de que hoy la sabiduría de la Cabalá se revela cada vez más. Podemos hablar abiertamente, difundir su conocimiento y la gente nos escucha. Ya entiende que Cabalá no es ni misticismo ni brujería, sino una ciencia que construye fuertes puentes de amor entre todas las personas, sin importar raza ni lugar de residencia.

Podemos ver cómo personas de numerosos países vienen a nuestros congresos en Israel. En el último congreso hubo representantes de 75 países. Vienen a la llamada del alma y ​​vemos cuán cálidamente hablan sobre nuestro país, con tanta gratitud y amor.

Y esto es en el contexto de actitudes extremadamente negativas hacia nosotros, de muchos países del mundo. Esto no los detiene. Sienten que “amar a tu prójimo como a ti mismo“, que es la base de nuestra nación, es la única dirección verdadera en la vida.
[225372]