entradas en 'Percepción' categoría

Dos niveles de deseo

Comentario: En lo espiritual, todos los fenómenos, personas y todo el mundo son como el interior de un hombre. La manera en que se comportan y lo que hacen, todo sucede dentro de mí. Y percibo todos los eventos malos y buenos como si me estuvieran sucediendo a mí. 

Y en el mundo material, todo está dividido en muchos objetos, divididos en la naturaleza inanimada, vegetal y animal. 

Mi respuesta: Esto sucede porque nuestros deseos pueden estar en dos niveles. 

En el nivel de nuestro mundo, son completamente diferentes, incluso antagónicos. Y sentimos un mundo antagónico, disociado, roto. Esto es lo que percibimos en nuestras propiedades egoístas, porque están en contra unas de otras. 

En lo espiritual, dado que esas mismas propiedades tienden a interactuar, complementarse y conectarse entre sí, sentimos un solo dispositivo, un solo mundo. 

Comentario: Rabash en el artículo 18 escribe: “Debe recordarse que “Israel y los pueblos del mundo” provienen de la regla que todo está en el hombre. La propiedad de “Israel” es llamada “otorgamiento”, y todas sus acciones son sólo en otorgamiento, esto es llamado “buena inclinación” en el hombre y las naciones del mundo son llamadas “Kelim” de recepción, esta es la “inclinación malvada” en el hombre. 

Mi respuesta: En principio, esos son dos tipos de deseos que se manifiestan en nuestro mundo como dos grupos de personas: el pueblo de Israel y los pueblos del mundo. Pero en realidad, todo es sentido dentro del hombre. 

Desde hace milenios, existen obras de cabalistas que han intentado expresarlo a la gente, de forma más o menos clara.
[264604]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 10/jun/19

Material relacionado:
Dos niveles de la Torá
Cuando los deseos desaparecen
Cerrando la cadena del deseo

¿Existe la materia?

Observación: Si hacemos un análisis comparativo del mundo espiritual y del material, el mundo espiritual siempre ha existido, pero la materia no siempre existió. Fue creada de la nada en algún momento.

Mi comentario: No existe la materia. La materia es lo que se nos da en nuestras sensaciones, pero en sí misma, no existe. Pues, todo lo que vemos y sentimos existe en nuestras sensaciones y nada más.

Es el deseo que percibe algo. Este «algo» es materia. Puede ser material, puede ser espiritual, pero este sentimiento está en el deseo.

La percepción en el deseo de recibir para uno mismo se llama materia material. La percepción del deseo de dar, de satisfacer, de alegrar a alguien, se llama materia espiritual.

Observación: En principio, los científicos también dicen que nuestro mundo de materia es una ilusión y existe sólo en nuestras sensaciones.

Incluso durante los experimentos cuando se observan partículas, se las ve en forma de electrones, etc. En ausencia del ojo del hombre, es decir, cuando la investigación no se ve perturbada por los deseos, sentimientos y sensaciones humanos, toman la forma de energía y fuerza.

Mi comentario: Si. Todo está sólo en nuestras sensaciones.
[264103]
De  Kabtv  “Fundamentos de Cabalá”, 10/jun/19

Material relacionado:
Percepción de la realidad: un trampolín al mundo superior
La percepción objetiva del mundo
La percepción de la vida: ¿Sueño o realidad?

El mundo de raíces y el mundo de consecuencias

Comentario: La forma de la realidad corporal es similar a la de la realidad espiritual. La diferencia es sólo en la cualidad del material. No existe detalle en nuestra realidad que no tenga una raíz en el mundo superior. 

En otras palabras, nuestro mundo es el mundo de las consecuencias, el mundo espiritual o mundo de las fuerzas, es el mundo de las raíces, es decir: raíz y causa. 

Mi respuesta: Todo es muy simple. Existen razones y existen consecuencias. La causa es el mundo superior y el efecto es nuestro mundo. Dependiendo de esto, podemos definirlos de esa manera. 

Pregunta: Usted afirmó que en los mundos espirituales existen fenómenos tales que no tienen consecuencia en nuestro mundo ¿hay un rango más amplio de sensaciones ahí y no todas son materializadas en nuestro mundo? 

Respuesta: Si ¿Qué significan el mundo espiritual y nuestro mundo? El mundo espiritual es lo que se siente en nuestro deseo corregido, en otorgamiento, en amor por otros. Nuestro mundo es lo que se siente en nuestro deseo no corregido, egoísta. 

Naturalmente, hay una diferencia en sensaciones, porque ambos mundos, sus fronteras, calibración y todo lo demás, es determinado sólo en relación al hombre. Por lo tanto, podemos hablar, ya sea de lo que siente una persona ordinaria sin corregir en su ego, en nuestro mundo o una persona que ya se elevó por encima de su egoísmo y siente lo que sucede en la intención por otorgar y por el amor al prójimo.
[264184]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 10/sep/19

Material relacionado:
Raíces y ramas – causa y consecuencia
Las raíces espirituales de los objetos corporales
Todo procede de las raíces espirituales

¿Existen imágenes materiales en el mundo espiritual?

Comentario: En el mundo espiritual sólo existen objetos con un deseo independiente y consciente. Por ejemplo, un lápiz no existe porque no tiene ese deseo. 

Mi respuesta: La materia inanimada, tiene el deseo común de esa materia: mantener su forma. En el mundo espiritual no existe la naturaleza inanimada, vegetal ni animal, porque los deseos de esos niveles están dirigidos sólo hacia la auto-preservación. 

Una persona ordinaria tampoco existe ahí. Todo es imaginario porque no emana, no produce nada a partir de sí mismo. Está ocupado en mantener su existencia en la forma más cómoda y nada más. 

Pregunta: ¿Resulta que el mundo espiritual está exclusivamente en nuestro cerebro? 

Respuesta: Por supuesto ¿dónde más? Realmente el espacio no existe. El deseo espiritual es llamado espacio. 

Pregunta: ¿Pero existen  las raíces de los objetos y fenómenos materiales?  

Respuesta: Eso es obligatorio. Están en nuestro deseo y son reproducidos en él. 

Pregunta: ¿Puede decir, por ejemplo, que es la mesa en lo espiritual? ¿cómo se hizo, cómo se usa? 

Respuesta: Existe cierta fuerza o como la llamamos Reshimó (registro de información), que describe la mesa dentro de nosotros.
[264557]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 10/jun/19

Material relacionado:
Maljut que quiso alcanzar Keter
Todos tienen oportunidad
La singularidad del lenguaje de las leyendas

Mundo espiritual: por encima de tiempo, velocidad, lugar.

Comentario: los cabalistas escriben que no hay tiempo, velocidad ni lugar en la espiritualidad, como en el mundo material. Desde el punto de vista de Cabalá, el tiempo es un cambio de estado.

Mi respuesta: Sí, el tiempo no existe en sí mismo pues todo lo que sucede se interpreta con respecto al observador que lo comprende. Por lo tanto, todo es relativo, como dijo Einstein.

Pero, ¿cómo sucede esto por sí solo? No lo sabemos. No pasa nada fuera de nosotros. Todo está sólo en nuestras sensaciones.

Comentario: Dicen que no hay velocidad en el mundo espiritual, sólo aceleración.

Mi respuesta: velocidad constante significa que casi no hay movimiento. Aquí tratamos con una derivada y no con una velocidad constante. Esto también se afirma en la teoría de la relatividad.

Pregunta: En cuanto al espacio, ¿es espiritual en un deseo?

Respuesta: Naturalmente, porque nuevamente todo está comprendido en el hombre, con respecto al observador. El órgano con el que se percibe todo, es el deseo.

Por lo tanto, todo sucede en el deseo del hombre. Si lo que sucede en el deseo es constante, simplemente dejas de entender. Sólo sentimos cambios, no el impacto en sí.

Comentario: Es interesante que el antiguo Libro del Zóhar, escrito en el siglo II dC, diga: “El Zóhar no habla de eventos materiales en absoluto, sino de mundos superiores, donde el orden del tiempo no es el mismo que en el mundo material. El tiempo en la espiritualidad se revela en cambios en la forma y los pasos que son más altos que el lugar y el tiempo».

Mi respuesta: Sí, eso es cierto, no hay nada que cambie por sí mismo, sólo con respecto al observador.
[264140]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá”, 10/jun/19

Material relacionado:
¿Fue Albert Einstein, cabalista?
Una sola fuerza en la evolución de la naturaleza, parte 3
El mundo entero está dentro de nosotros

Nuestro mundo es un punto negro

Pregunta: Usted dice que nuestro mundo no existe ¿en qué sentido no existe y por qué? ¿qué significa «ilusorio» y de quién es la ilusión?

Respuesta: Es nuestra ilusión. Realmente, este mundo no existe.

¿Qué es «realidad«? La propiedad de otorgamiento es lo único que existe en la realidad; nuestro mundo no existe.

Nuestro mundo es la propiedad de recepción, es puro egoísmo. Y el mundo en sí, no existe, fue creado a propósito como un mundo fantasmal e ilusorio, para que vivamos en él como punto de partida de nuestro verdadero desarrollo espiritual, para que existamos fuera de los mundos espirituales, fuera de la verdadera existencia.

Nuestro mundo es simplemente un punto negro.
[260118]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 5/ene/20

Material relacionado:
No hay santidad en nuestro mundo
Nuestro mundo – una copia del mundo superior
Nuestro mundo es una sombra del mundo espiritual

¿A quién le rezamos?

Pregunta: Si el Creador es la ley de la naturaleza, ¿a quién o a qué le rezamos? ¿entiendo correctamente que resonamos con nuestros estados superiores cuando elevamos una oración por los demás?

Respuesta: No trabajamos en el vacío. Trabajamos con respecto a la única ley de la naturaleza, la relación integral entre todos los elementos de la creación.

Si nosotros, que estamos tan fragmentados y distantes, que nos separamos y deseamos usar a otros, cambiamos nuestro comportamiento y nos unimos más, llegaremos a un estado espiritual y veremos que estamos en mundo totalmente diferente.

Necesitamos elevarnos por encima de nuestro egoísmo y comenzar a unirnos. Cabalá habla de esto.

Este camino puede ser doble. Uno es el camino del sufrimiento, en el que aún estamos, el otro es el camino de la luz, es decir, atraemos la Luz superior, nos entrenamos en pequeños grupos, no toda la humanidad, sino en decenas.
[259349]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 22/dic/19

Material relacionado:
Deja que el corazón golpee en la puerta del Creador
Dirigiéndonos hacia una decena mundial
El camino de la luz contra el camino del sufrimiento

Ve el mundo lleno de amor

Pregunta: Todo viene del Creador, tanto el bien como mi estado no corregido por el que sufro ¿por qué siento el bien que viene del Creador como problema y ​​todo se funde en uno?

Respuesta: Sentir que todo es malo es tu sentimiento subjetivo. Corrígelo y comenzarás a sentirte bien con la misma sensación. Pues no hay nada malo en el mundo.

A pesar de que al parecer estamos pasando por grandes horrores, el mundo moderno lo contiene todo, si corrige tus cualidades, verá que el mundo está lleno de un amor sin fin. Tratemos de realmente, sentirlo así.
[259161]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 22/dic/19

Material relacionado:
Un pacto lleno de amor
El mundo en la balanza
¿Por qué Dios permitió que millones de judíos murieran en la Segunda Guerra Mundial? (Quora)

Singularidad de la fuerza que nos gobierna, parte 2

El teatro del Creador

Baal HaSulam, Shamati 1, No hay nada más que Él: Es considerada una corrección llamada “la izquierda rechaza y la derecha acerca”, es decir que lo que la izquierda rechaza se considera corrección. 

“La izquierda rechaza” significa rechazo, es decir, oculta al Creador cuando dudamos de Él. Comenzamos a pensar que existen otras fuerzas opuestas a Él. 

Nos parece que hay dos deidades, es decir, un Creador malo y uno bueno, uno contra el otro, porque así percibimos el mundo o, politeísmo, es decir, muchas fuerzas en el mundo en relaciones opuestas. Todo esto es concebido y hecho a propósito. 

Quiere decir que existen cosas en el mundo que, para comenzar, tratan de desviar al hombre del camino correcto y es rechazado de Kedushá [santidad]. Específicamente son fuerzas, fenómenos y acciones que surgen y que son inicialmente colocadas ante el hombre con la intención de alejarlo, lo empujan para que no se esfuerce por el Creador, lo alejan del pensamiento de que sólo hay una fuerza, sólo el Creador actúa. 

Por lo tanto, esos rechazos le ayudan, porque con su ayuda recibe la necesidad y el deseo completo de que el Creador le ayude a revelarlo a Él. De otra manera, no podría haberse definido a sí mismo de ningún modo en este mundo. 

Así, el hombre quiere entender quién lo controla, quién determina sus pensamientos, acciones y todo lo que sucedió en el pasado, lo que está sucediendo en el presente y lo qué sucederá en el futuro. Por una parte, es claro que se logra bajo la influencia de una fuerza única de la naturaleza. 

Por otra parte, esa fuerza constantemente nos engaña y nos seduce de muchas maneras y atribuimos todo lo que sucede a personas, eventos y otras autoridades, como si de forma independiente controlaran, tanto el mundo como nuestra vida. 

Por lo tanto, me alejo de la definición de la singularidad del gobierno del Creador. No puedo pensar que una sola fuerza me controla de esa manera; veo contradicciones en este control todo el tiempo. 

¿Por qué lo hace el Creador? Para que en todas esas contradicciones podamos descubrirlo a Él por nosotros mismos, a pesar de que de pronto caigo bajo el poder de la policía, el estado, familiares, familia e hijos. Mis amigos influyen en mi y de pronto, alguien más también lo hace. 

En realidad, debo determinar claramente que estoy en el campo del Creador y no hay nada más que me controle, me acerque o retire de todos esos estados y substituya otras fuentes de influencia sobre mí. 

A cada segundo debo ir directo a través de todas las supuestas fuentes terrenales hacia Él y claramente saber que Él hace todo con sus marionetas, mi familia, amigos, enemigos e incluso políticos. La imagen que veo frente a mí y llamo “este mundo” es un teatro en el que  el Creador actúa para mí. Tengo que conectar este teatro con Él en cada una de Sus acciones.
[256633]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 24/nov/19

Material relacionado:
Una sola fuerza responsable de todo
Del mundo del consumo al mundo del otorgamiento
Encontrando la fuerza que equilibra el ego

Criaturas sensibles

Pregunta: En Cabalá ¿cuál es la «misericordia del Creador»?

Respuesta: Deja todos los epítetos como «el Creador es bueno», «sólo hace el bien», «misericordia«, «amor», «odio», etc., para las novelas, aunque también se utilizan en los libros cabalistas.

Lo único que tenemos que entender es que no podemos expresar nuestras impresiones de ninguna otra forma. Decimos que está húmedo, hace calor, frío, es agradable, desagradable, etc., así nos expresamos.

En principio, todos somos criaturas emocionales. Aunque nos parece que actuamos con la razón, de hecho, nunca es así. Siempre sentimos y medimos nuestras sensaciones. Incluso cuando digo «cinco metros» o «500 mil kilómetros», mido emocionalmente esas distancias. Si no tenemos sentimientos, no hay dimensiones ni ciencia ni conceptos.

No podemos actuar de manera totalmente rígida ni sin sentimientos, en un sistema de medición. Así estamos organizados porque nuestra esencia es el deseo de disfrutar. Incluso podemos medirnos en relación con ese deseo, ya sea que sintamos mayor placer o menor placer.
[259136]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 22/dic/19

Material relacionado:
La instauración gradual del Creador en la criatura
Toda la naturaleza es un organismo
Período latente en el trabajo espiritual