entradas en 'Redención' categoría

9 de Av – Una visión interna

Necesitamos unirnos entre nosotros y, tan pronto como revelemos que realmente queremos unirnos pero no somos capaces de hacerlo, este será el estado de “Jerusalén arruinada”, la ruina del Templo. Nos esforzamos por unirnos y no sabemos cómo hacerlo, y, por lo tanto, lloramos y pedimos al Creador que nos una.

Lloramos precisamente porque no somos capaces de conectarnos, o tal vez incluso porque no somos capaces de llorar y lamentarlo y no somos capaces de pedir ayuda al Creador. Por lo tanto, no importa cuántas lágrimas derramemos, el Creador no nos responde porque nuestra petición no es real, no es sincera. Y se llama “Jerusalén en ruinas”.

Si avanzamos más y más de esta manera, entonces eventualmente estamos abrumados con lágrimas de total desesperación, y entonces el Creador corrige la conexión entre nosotros y se revela dentro de ella. Y eso significa que estamos llegando a la liberación.

La ruptura radica únicamente en la falta de conexión entre nosotros. El Primer y Segundo Templo significan que incluso entonces había una conexión interna entre nosotros. Estamos hablando sólo de categorías internas y no externas.

 

Leer más  Debemos pensar,no llorar  en el 9 de Av

 

Listos para levantar a la Shejiná del polvo

La destrucción es en efecto, una oportunidad de corrección. Por eso, cuando los cabalistas vieron la destrucción del Templo en Jerusalén hace 2,000 años, todos lloraron y el mayor sabio, Rabí Akiva, se rió. Él estaba seguro de que ahora había una oportunidad para empezar a construir el Templo, es decir, un lugar para la revelación del Creador entre nosotros.

El destrozo externo nos muestra que hay un destrozo dentro de nosotros. Si revelamos lo grave que es nuestro destrozo externo, entonces entenderemos cómo estamos destrozados internamente y tendremos la oportunidad de levantar la Divinidad del polvo.

Este es el estado en el que nos encontramos, revelamos que no tenemos ni fuerza, ni comprensión, ni ninguna pista de cómo empezar a construir nuestra conexión llamada el Templo, es decir, el lugar donde el Creador puede revelarse. Por lo tanto, también podemos alegrarnos de haber reconocido lo que nos falta.

Muchos se han quejado últimamente de que no tenemos ninguna posibilidad, ninguna fuerza, ninguna forma de alcanzar la conexión. Es bueno que hayamos llegado a reconocer cuánto nos oponemos a las cualidades del Templo, el lugar adecuado para la revelación del Creador. Después de todo, nuestra tarea es construir una vasija (Kli) donde el Creador pueda ser revelado.

Es bueno que entendamos que esto no está en nuestros poderes y capacidades porque somos completamente opuestos a esto. Por lo tanto, solo podemos exigir, rezar y pedir.

Debemos tratar de acercarnos los unos a los otros en contra de nuestro egoísmo tanto como sea posible y luego clamar al Creador que no somos capaces de completar esta acción, y Él debe completarla por nosotros, uniéndonos en un Kli espiritual en el que Él pueda revelarse. Como se dice, “El Creador terminará este trabajo por nosotros”.

La primera tarea es la revelación de la Divinidad, el lugar donde se revelará el Creador. Este lugar se construye sobre la conexión entre nosotros. Si en la decena no somos capaces de conectarnos como un solo hombre con un solo corazón, entonces estamos en un estado de ruptura. Pero si ya somos conscientes de este estado y no aceptamos permanecer en él, sino que queremos corregir la naturaleza de nuestra relación, entonces estamos preparados para levantar la Divinidad del polvo.

 

Leer más  Conectarse con la Shejina (Divinidad)