Alma común: un sistema de deseos

El alma común Adam HaRishon  representa a toda la humanidad y sus partículas existen en cada uno de nosotros.

 

Está escrito que el alma de Adán estaba teóricamente dividida en 600.000 almas. Si antes la población mundial era de un millón de personas, hoy es de ocho mil millones y esta división puede continuar indefinidamente.

 

Desde el punto de vista de la Cabalá, el alma común es un sistema de deseos. En nuestro mundo, los deseos se clasifican de la siguiente manera: comida, sexo, familia, riqueza, honor, poder y conocimiento. La totalidad de todos los deseos desde el más pequeño hasta el más grande en Cabalá se llama el sistema de Adam HaRishon.

 

Cada persona tiene una parte del alma común y todos deben corregirla de egoísta a altruista.

 

Conoce sobre    Regalos que no se ven

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *