Belleza – El resplandor del Creador

“Y si es así, ¿qué es belleza y por qué las personas la deifican? ¿Se trata de una vasija en la que hay vacío o es fuego que resplandece en una vasija?”  (Nikolai Zabolotsky)

Mi Respuesta: ¡Sí! Exacto, “fuego que resplandece en una vasija”. La vasija es la luz de Jasadim; y en esta vasija, la luz de Jojmá, comienza a manifestarse. Se experimenta desde adentro, sin explicación alguna.  

Comentario: No obstante, se tuvo la sensación de que hay belleza externa y belleza interna. El amor es bastante simple: Amo al otro, solo lo amo. 

Mi Respuesta: ¿Quién ama? ¿A quién ama? Es un amor animal. Por supuesto que lamento estar tumbando tu amor del pedestal. Pero, de hecho, el amor, si penetramos más profundo en su esencia, es una manifestación del Creador en el ser creado. 

Es lo que nos atrae. Esta es la fuente de atracción, la luz llamada Jojmá, la cual se nos manifiesta solo si se viste en la luz de Jasadim. 

La luz de Jojmá es la luz de vida que se revela en la luz de bueno. De otra forma, no se puede revelar. 

Pregunta: ¿Y qué es bueno? 

Respuesta: Bueno es cuando deseo que el otro exista, incluso a costa mía.  Cuando estoy dispuesto a dar todo para que los demás existan. Esto es bueno. Luego el resplandor del Creador se manifiesta en él y en cierta forma, lo refleja. 

Este resplandor del Creador, manifestado en lo bueno de una persona, en la actitud correcta de la persona hacia las personas, hacia el mundo, hacia la naturaleza, es llamado “belleza”. Es lo que prácticamente nos atrae. Pero, por supuesto que eso está muy lejos. 

Pregunta: La belleza externa se nos impone, sabemos eso. La moda, se nos impone. ¿Pero qué es la belleza interna? 

Respuesta: Esta belleza se construye solo en lo bueno, en el otorgamiento, en el auto-sacrificio, en el amor. No tiene nada que ver con nuestras experiencias de hoy. No hay forma de que podamos disfrutar o sufrir en ellas, es decir, con nuestro entendimiento actual. De ninguna manera. 

Pregunta: ¿Se puede ver físicamente la belleza interna? Al mirar a una persona o comunicarse con ella, ¿es posible sentir o ver la belleza interna? 

Respuesta: Tal vez puedas, mientras te comunicas. Poco a poco. Cuando revelas cuán buena es una persona y cuánto inspira y da espacio para el otro. No en un momento dado, sino en cualquier punto de la vida.  

Pregunta: Si siento esto, ¿aunque por fuera vea que es, por decir, feo? 

Respuesta: No ves eso. Si ya vives en ese estado, no ves su apariencia. Para tí, es hermoso, precisamente con estas manifestaciones de bondad. 

Pregunta: ¿Significa que veo este fuego en una vasija y ya no me interesa la vasija, la cubierta en toda esta externalidad? 

Respuesta: Debe haber una vasija, de lo contrario, no verás el fuego. Pero de entrada, miras el fuego. 

Pregunta: ¿Es lo más importante, atravesar la cubierta para llegar a este fuego interior? 

Respuesta: No. Si te asocias con esta vasija, con el bien, el otorgamiento, el amor, etc., entonces alcanzas su fuego interno. 

Si puedes asociarte con lo bueno de la otra persona, entonces descubres en la misma medida su fuego interior. 

Pregunta: ¿Qué pasa si digo que no puedo hacer eso? Nunca podré actuar así. 

Respuesta: No importa, entonces desde lejos, de alguna forma, a cierta distancia; hay muchas dimensiones para esto. 

Pregunta: ¿Pero, tengo la grandeza de una persona que puede vivir así? 

Respuesta: Que la tengas o no, depende de cómo la desarrolles o no.

Comentario: Solemos decir, “Bueno, él pudo. Bueno, tiene dinero”. 

Mi Respuesta: Hacemos cualquier cosa para que nos sea fácil y placentero. Si me dispongo a ver el placer, la facilidad y la belleza en los demás, entonces, lo veré. Es decir, una especie de anulación mía ante eso. 

 

Saber más sobre: El secreto del verdadero placer

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: