Bullying – La sociedad debe cultivar la actitud correcta hacia los demás

Comentario: Hoy es bien conocida la palabra “bullying”. Es cuando alguien desafortunadamente es acosado u hostigado en la escuela, en las instituciones o por medio del Internet. 

En Francia, una nueva ley impondrá una multa de 45,000 euros y prisión por tres años, a aquellos culpables de bullying. Maestros o estudiantes, no importa.  

Y si se comprueba que la víctima dejó la escuela a causa de la intimidación, el tiempo en prisión se aumentará a ocho años. En el caso de que haya intento de, o se cometa suicidio como resultado del bullying, la multa subirá a 150,000 euros y el tiempo de prisión podrá ser de hasta 10 años.  

La ley ya ha sido aprobada por la Cámara Baja del Parlamento. Partieron del hecho de que una ley estricta podría detener esta forma de acoso.  

Mi Respuesta: ¿Qué clase de relaciones puede haber en la escuela, como para que se necesite adoptar leyes así? ¡Francia! ¡El origen del humanismo, la libertad, la revolución!

Pregunta: ¿Cree usted que ayudarán esas medidas tan duras y tajantes? 

Respuesta: Por alguna razón, en cualquier lugar, en todos los países del mundo, se cree que la detención, el aislamiento de la sociedad por muchos años, corrige a la sociedad, corrige a la persona. Al final, queremos que el criminal se componga. Y la sociedad, de alguna forma, habría de corregir no solo al criminal, sino también la sanción que se le impuso.  

¡Pero no lo veo! ¡Hay tantos prisioneros, por muchos años y en todos los países del mundo! Revisemos las estadísticas: Donde hay más personas en prisión por más años, ¿existe una mejor sociedad? 

Por el contrario. De acuerdo a las leyes bíblicas, no hay tal cosa como “estar en prisión”. Esto no es un castigo. Al hacerlo así, se le quita a la persona la oportunidad de interactuar con la sociedad, de aprender de ella y de alguna forma mejorar. La prisión no es un sistema para corregir, nadie ha salido reformado de la prisión.  

Pregunta: ¿No enseñará a los demás que no se puede humillar ni matar a otro? ¿No aprenderán y tampoco se corregirá al individuo? ¿Y el dinero no ayudaría? Si se pagan multas demenciales, ¿tampoco servirá? 

Respuesta: El dinero pudiera de alguna forma podría vanagloriar al responsable, a sus padres (estamos hablando de la escuela). Pero no, no ayudará.

Pregunta: Entonces, ¿de qué forma se acaba con esto? 

Respuesta: La solución es educar a las personas desde temprana edad, incluso a sus padres, antes de que las traigan al mundo. Hay que educar a los padres, para que tengan niños a los que puedan educar apropiadamente. 

Las personas deberían recibir permiso de la sociedad, para poder tener hijos y para educarlos.

Pregunta: ¿Y qué tipo de permiso debería recibir la escuela? 

Respuesta: Conforme a que todo apunte a asegurar que las personas que traemos al mundo y educamos, sean entregadas precisamente como miembros correctos de la sociedad. Yo ya hablo a nivel social, no al espiritual. 

Pregunta: Usted suele decir: “En las buenas relaciones con los demás, en amor mutuo”. ¿Es precisamente este el camino hacia lo espiritual? 

Respuesta: Sí. Incluso si no lo conocen, no importa. No tienen que pensar en lo espiritual. Deben pensar solo en la conexión mutua y en eso, ya revelan lo espiritual.  

Pregunta: ¿De modo que la sociedad debe verse a sí misma y no a este criminal?

Respuesta: La sociedad debe verse a sí misma. La sociedad debe cultivar la actitud correcta hacia los demás; y en la acertada relación con ellos, de pronto comenzarán a descubrir, justamente en estas relaciones, unas relaciones totalmente diferentes, muy elevadas, a lo que llamamos el mundo superior y eso es todo. Nada más. 

Hoy, las personas llegan a esto porque quieren sentir el mundo superior y por consiguiente, a través de esa necesidad, empiezan a estudiar la forma en que pueden dar principio a un buen trato hacia los demás, si es necesario para sentir el mundo superior, para entender nuestro destino. Pudiera no gustarnos esto, pero es el plan de la naturaleza, este es el propósito. Así que yo obedezco, inclino mi cabeza y estudio estas leyes de bondad, de adecuada interacción e incluso, las leyes del amor. 

Por lo tanto, quienes llegan a las clases de Cabalá, son los más grandes egoístas. 

Pregunta: ¿Cuándo cambian? 

Respuesta: Después de muchos años. Estamos preparando sus relaciones externas, la base interna para esto. Pero es difícil. Al principio, cuando llegan, no quieren estar en amor con su prójimo. 

Esas personas con un muy pequeño egoísmo, dejan la práctica espiritual. Algunos de occidente, etc. No están interesados en algo más.  

Pero nos encontramos a punto de la iluminación —la verdadera.

 

Ver video  Consejos para padres

 

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: