“¿La guerra es natural?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿La guerra es natural?” 

Hasta que alcancemos la total corrección del mundo, el estado en el que estemos en equilibrio y armonía con las leyes de la naturaleza, la guerra es el estado más natural.

La naturaleza está formada por fuerzas opuestas—dar y recibir, más y menos, día y noche, luz y oscuridad, etc— estas fuerzas existen en cierto equilibrio. Pero, ese equilibrio sufre un proceso de perturbaciones constantes y restauraciones parciales. Esto se llama “vida”.

Por millones de años, las fuerzas positivas y negativas se dominaron alternativamente, hasta alcanzar cierto equilibrio y formaron el planeta Tierra como lo conocemos. El cabalista Yehuda Ashlag (Baal HaSulam) describe este proceso en su artículo “La solución”:

Primero, [la Tierra] no era más que una bola de gas, similar a la niebla. Gracias a la gravedad en su interior, concentró átomos por un período de tiempo, en un círculo más cerrado. Como resultado, la bola de gas se convirtió en bola de fuego líquido.

Durante eones de terribles guerras entre las dos fuerzas de la Tierra, positiva y negativa, la fuerza helada finalmente triunfó sobre la fuerza del fuego líquido y enfrió una fina corteza alrededor de la Tierra y se endureció.

Pero, el planeta aún no se inmovilizaba, por la guerra entre las fuerzas, después de un tiempo, la fuerza líquida del fuego venció y estalló con un gran ruido desde las entrañas de la Tierra, se elevó y rompió la fría y dura corteza y convirtió al planeta en una bola de fuego líquido. Luego comenzó una era de nuevas guerras hasta que la fuerza fría superó una vez más a la fuerza del fuego y una segunda costra se enfrió alrededor de la bola, más dura, más gruesa y más duradera, contra el estallido de los fluidos de en medio de la bola.

Esta vez duró más, pero al fin, las fuerzas líquidas dominaron de nuevo y brotaron de las entrañas de la Tierra, rompieron la corteza en pedazos. Una vez más, todo se arruinó y se convirtió en una bola líquida.

Así, los eones se intercambiaron y cada vez que la fuerza de enfriamiento salía victoriosa, la corteza que formaba era más gruesa. Finalmente, las fuerzas positivas vencieron a las negativas y entraron en total armonía: los líquidos ocuparon su lugar en el abdomen de la Tierra y a su alrededor, la fría corteza se volvió suficientemente gruesa para permitir la creación de la vida orgánica, tal como es hoy.

Los cuerpos orgánicos se desarrollan en el mismo orden. Desde el momento en que los plantan hasta el final de su maduración, sufren varios cientos de situaciones gracias a la guerra de las dos fuerzas: positiva y negativa, tal como se describió en relación con la Tierra.

La guerra es, pues, absolutamente natural y la paz, es en realidad, antinatural. La paz no existe mientras nos desarrollamos, por el constante tira y afloja de fuerzas opuestas. Podemos alcanzar la paz hasta alcanzar el equilibrio, la conexión mutua y la complementación entre las dos fuerzas opuestas.

Basado en “Estados espirituales” con el cabalista Dr. Michael Laitman y Michael Sanilevich. 1/mar/22. Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: