La guerra espiritual – enfoque cabalista

La guerra interna y la externa, ambas son parte de un único todo. Cada raíz espiritual tiene que vestirse en una rama corporal. Parece que la raíz espiritual ya ha tocado la rama corpórea y que la nación de Israel ha conquistado la tierra de Israel. ¿Por qué de nuevo hay guerra?

El punto es que la raíz y la rama tienen que crecer completamente en el otro y ejercer influencia mutua, la raíz llega de forma total impropia para la rama; tiene que recibir una restricción, una pantalla y luz reflejada para vestirse poco a poco en la rama corporal.

La guerra siempre es provocada por una discordancia entre la rama y la raíz. La guerra que está pasando ahora ¡Es la guerra por la conquista de la tierra de Israel que se describe en la Torá! Es un proceso que toma tiempo, tenemos que aceptarlo internamente, estar de acuerdo con el gobierno superior y creer en la salvación.

Solo con la ayuda de los soldados -la fuerza que actúa desde abajo- y la fuerza del Creador -desde arriba- podemos construirnos de forma correcta y ganar. No tenemos otras fuerzas más que estas dos. Las fuerzas de defensa israelí (IDF) son todo un ejército de verdad.

En Israel, se acostumbra tratar al ejército con sagrado respeto, pero en la milicia israelí, existe una fuerza espiritual que desarrolla al pueblo de Israel al nivel del Creador. 

Aunque los soldados estén lejos del estudio de la Torá y las Mitzvot, eventualmente se encuentran incluidos en este sistema que a todos nos lleva a la santidad del Creador. En otras palabras, ellos tal vez sin saberlo, están librando una guerra espiritual en Gaza.

Y el deber de todos, es apoyarlos en todo lo posible. O sea, no solo apoyo material, sino conectar nuestros corazones y desde nuestro corazón común, ayudarlos a que tengan éxito en todo lo que están haciendo; y así, toda la nación estará involucrada en esta guerra espiritual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *