Lujuria por el poder

Pregunta: Desde tiempos antiguos, especialmente en la antigua Grecia, la gente notó que el abuso de poder provoca desórdenes mentales. Hay muchos síntomas diferentes que resultan de que una persona permanezca en posiciones altas por mucho tiempo. Los antiguos griegos llamaban a este fenómeno orgullo y decían que por su causa se logra a una retribución divina, ¿cómo se relaciona Cabalá con un fenómeno como la sed por el poder? 

Respuesta: La sed por el poder es lo principal que existe dentro del que quiere gobernar  sobre lo que está a su alrededor y manejar y retener el poder. 

Ve cómo el niño toma todo en sus manos, lo sostiene, lo atrae y lo lleva a su boca. Esta es la sed de poder, nuestro estado básico, de manera que todo lo que veo y siento está en mi poder, en mi fortaleza, en mis deseos, estados y posibilidades. Quiero conquistarlo todo, someterlo y acercarlo a mí. 

Te puede interesar El poder superior desde el punto de vista de Cabalá

En principio, la lujuria por el poder es necesaria para vivir. Y si no deseamos algo, no podremos respirar, comer, etc. La sed por el poder comienza con esas acciones elementales y termina con perder la cabeza a causa de su deseo irreprimible, por gobernarlo todo, por suprimir y controlar y no saber hacia dónde arrojarse para no perder nada. 

El deseo de dominar comienza con un estado natural y puede adquirir proporciones monstruosas. 

[295592]

De Kabtv “Estados espirituales” 22/mar/22 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta