“¿Por qué de pronto perdemos el control?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Por qué de pronto perdemos el control?” 

Recientemente hubo un caso desafortunado de una chica de 20 años, que severamente angustiada estuvo llamando en múltiples ocasiones a la policía. Dado el contexto, el oficial de guardia que tomó su llamada, perdió la paciencia, diciéndole: “Ya mátate y cállate”. Semanas más tarde, ella se suicidó. El oficial que atendió su llamada, afirmó que se sentía profundamente apenado y cambió de inmediato su postura. Aparentemente todos tenemos cierto límite, antes de perderlo por completo y ya no controlemos nuestras acciones, ¿por qué somos así? 

Estamos hechos con cierto límite y cuando se rebasa, perdemos el control, para eventualmente cambiar nuestra naturaleza de deseo de recibir, por el de otorgar. 

Cuando nos relacionamos con los demás, desde actitud de otorgamiento, donde sólo deseamos su beneficio, sin ninguna ganancia a cambio, entendemos sus dolores y a ellos.  En vez de perder la paciencia, descubrimos oportunidades para ayudarlos, apoyarlos, pedir por ellos y darles un valor más alto. 

Debemos enfocarnos en incrementar nuestra sensibilidad hacia los demás, lo cual se logra, primero y sobre todo, al escuchar explicaciones de que somos interdependientes y estamos interconectados. Al aumentar nuestra inclinación hacia la conexión positiva de la sociedad humana, atraemos la fuerza positiva de conexión que habita en la naturaleza y al hacerlo, eventualmente comenzamos a sentir que vivimos en un sistema único. 

Ese es el giro desde el nivel corporal animal de existencia en el que actualmente vivimos, hacia un despertar en un nuevo nivel humano, en el que nos sentimos parte de un único todo. En ese estado, nos sentiríamos cerca de los demás y no tendríamos la sensación de que los demás nos estresan o nos sacan de balance. A cambio, estaríamos buscando oportunidades para ayudar, apoyar e inspirar a otros. 

Veríamos a la gente que se acerca a pedir ayuda, como si nos hiciera un favor. Ya no sería difícil, conectar con los demás, sentirlos y servirles. Entre más gente nos hable y nos reprenda, más sentiremos que nos ayuda, del nivel animal al nivel humano  —donde nos estaremos en modo de otorgamiento constante, sin una pizca de interés propio de por medio—y de este modo, cumpliríamos con el propósito de nuestra vida, a lo largo de esta transformación egoísta por altruista de nuestras actitudes y relaciones. 

Basado en el video “¿Por qué de pronto perdemos el control?”, con Oren Levi y el cabalista Dr. Michael Laitman. Escrito/editado por estudiantes del cabalista Dr. Michael Laitman.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: