entradas en 'Crisis' categoría

¿Cómo cambiamos el mundo?

Pregunta: ¿Cómo al tomar responsabilidad de nuestros actos podemos ayudar a cambiar este mundo?

Respuesta: Depende de que nos percibimos a nosotros mismos y a la sociedad humana como en un solo organismo, para así, volvernos semejantes a la naturaleza general, en vez de ser opuestos y recibir golpes constantemente de ella. 

Ya vemos que estamos destruyendo nuestro planeta y no podemos hacer nada al respecto. Nuestro egoísmo nos lleva hacia la destrucción. 

Más aún, tenemos que pensar en cambiar nuestro comportamiento. No obstante, es imposible, a menos que cambiemos nuestra naturaleza egoísta. Por lo tanto, el cuestionamiento más importante es: ¿Cómo lo podemos cambiar? De lo contrario, el planeta ya no nos soportará. Así que, piensen en lo qué deben hacer.
[266988]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 17/may/20

Material relacionado:
Cambiar el mundo
¿Quieres cambiar el mundo? Cámbiate a ti mismo
Tenemos que hacer algo para cambiar el mundo

¿Qué hay de malo con la terapia de comprar?

Pregunta: Debemos satisfacer constantemente nuestros deseos. Usted dijo que cuando termine la cuarentena, la gente perderá la necesidad de satisfacerse con todo tipo de compras, etc. 

Pero podemos ver que ahora que inicia un ligero acomodo, la gente comienza a inundar los restaurantes y las tiendas, para llenar el vacío acumulado. Incluso lo se por mí mismo, que la terapia de comprar es placentera y está al alcance de muchos ¿qué hay de malo en esto y por qué debería terminar? 

Respuesta: No se trata de si es malo o bueno. Yo evalúo todo en relación con la meta que el individuo y la sociedad, deben alcanzar. Por lo tanto, no puedo decir que estemos actuando de forma correcta, que nos estemos comportando correctamente.

La naturaleza tendrá que corregirnos y precisamente, dirigirnos hacia el final del objetivo de desarrollo; no es que nos sentemos en los cafés, restaurantes y bares o corramos tras las ofertas, sino que debemos trabajar en nosotros mismos, aprender juntos a acercarnos uno a otro de forma interna y crear un sistema único de nosotros mismos, como la naturaleza inanimada, vegetal y animal y todo el cosmos. No podemos ni siquiera imaginar lo conectados que están en toda su diversidad.   

Por lo tanto, necesitamos entender que también debemos estar vinculados a ese sistema y no verlo desde fuera como ciertas criaturas superiores, los maestros de la vida. Necesitamos saber lo que nos sucede, lo que la naturaleza quiere de nosotros. 

Y quiere nuestra unidad absoluta, para que seamos como un hombre con un corazón y al mismo tiempo, conectados a sus niveles inanimado, vegetal y animal, sumar nuestro nivel de “hombre”. Así, todo junto ser un sistema cerrado completamente integral.
[267092]
De Kabtv “Era post coronavirus”, 23/abr/20

Material relacionado:
¿Qué demanda la naturaleza de nosotros?
¿La naturaleza exige lo imposible de nosotros?
La naturaleza nos habla a través del coronavirus

El hombre en un mundo interconectado, parte 4

El elemento de libertad en el programa rígido de la naturaleza

Pregunta: Según Baal HaSulam, la ley de garantía mutua es la base para la interacción de todos los organismos vivos y se basa en el equilibrio entre recepción y otorgamiento.

Además, la ley de recepcion es que cada miembro de la sociedad trata de obtener todo lo que necesita para vivir de la manera que requiere su sistema egoísta individual. Y la ley de otorgamiento es que cada uno se preocupa por el bienestar de toda la sociedad.

Si una persona no observa la ley de otorgamiento, es golpeada por desastres y problemas que le envía la naturaleza ¿cómo se puede observar esta ley?

Respuesta: Cómo observarla es un problema. Y el hecho de que esté obligada a observar esta ley, se deriva de la imagen de la naturaleza que se nos revela.

Vemos frente a nosotros una imagen absolutamente integral: una sola naturaleza en la que el hombre está incluido con todo su egoísmo, «ismos» científicos y anti científicos. Pues no podemos esquivar ni escapar de la imagen integral de la naturaleza. Lo queramos o no, estamos dentro del sistema y no podemos existir fuera de él.

Este sistema está en constante evolución: desde el nivel inanimado durante cientos de miles de años, hasta el nivel vegetal durante decenas de miles de años, hasta el nivel animal durante miles de años y al nivel humano durante literalmente décadas. En otras palabras, mientras más organizada está la naturaleza, más rápido ocurren las etapas de desarrollo.

La  pregunta es ¿cuándo comenzamos a descubrirnos en este sistema vemos que nos oponemos a él?. Por una razón muy simple; no estamos instintivamente involucrados en la naturaleza porque nos afecta con el elemento de libertad.

Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con la forma en que la naturaleza trabaja en nosotros y hasta este punto determinamos nuestro destino. Resulta que somos infelices. La naturaleza nos es dada, podemos vivir en ella, trabajar, reproducirnos, crear cualquier cosa imaginable a diferencia de los animales, en el siguiente nivel consciente y no sabemos qué hacer.

Creamos todo en base a nuestra naturaleza egoísta natural, actuamos en detrimento de los demás y aparentemente en beneficio de nosotros mismos. No entendemos que la naturaleza integral nos obliga a ser diferentes. En beneficio de uno mismo significa en beneficio de los demás.
[266700]
De Kabtv “Era post coronavirus” 16/abr/20

Material relacionado:
El hombre en un mundo interconectado, parte 1
El hombre en un mundo interconectado, parte 2
¿Qué placeres nos prepara la era post-coronavirus?

¿Qué es más fácil para el mundo; cambiar o perecer?

Cada acción espiritual comienza con una reacción opuesta, como la “ventaja de la luz revelada a partir de la oscuridad”. De otra manera no podemos sentir nada porque todo es percibido sólo en el contraste. Por lo tanto, la oscuridad precede a la luz, y confusión y malentendidos ocurren antes de la claridad y conciencia. Y así es en todo. 

Observa nuestra vida: cuánto tiempo sufrió la humanidad para ser consciente de la maldad del ego y finalmente decidir que necesita liberarse, porque es la fuente de todos nuestros problemas. Aún cuando no sabemos cómo hacerlo, aparentemente seremos forzados a dirigirnos al Creador, toda la humanidad. 

Se dice “El producto de la tierra (deseo) está en todo”. Antes que nada, el deseo debe revelar la oscuridad y sólo a partir de la oscuridad comprenderemos la luz. Esto es exactamente lo que está sucediendo en nuestra vida. 

Toda la evolución de la humanidad fue debida al crecimiento del egoísmo. Y hoy  llegamos a la llamada “última generación”, la generación del Mesías (Mashiaj), la cual está obligada a despertar un poder superior que nos sacará de nuestro deseo egoísta. 

Y entendemos que no podemos hacerlo porque el ego es nuestra naturaleza, nuestra vida. No sabemos cómo pensar de forma diferente y sólo revelamos nuestra maldad, pero ni siquiera somos capaces de imaginar cómo deshacernos de ella. 

Por lo tanto, esta condición es inusualmente importante, única, nunca sucedió en la historia de la humanidad. Gradualmente despierta en nosotros, la sensación de que ya no podemos vivir como lo hicimos por miles de años. Nuestro desarrollo nos llevó sólo a tomar conciencia de que ya no podemos permanecer dentro de la naturaleza egoísta y es necesario elevarse por encima de ella. 

¿Pero hacia dónde elevarse y cómo hacerlo? Los cabalistas dicen “fe por encima de la razón”. Pero, ¿qué es y cómo logramos ese estado donde el otorgamiento se vuelve más elevado y más importante que recibir? El hombre no puede hacerlo. Y aquí estamos conscientes de nuestra total impotencia y entendemos que no existe esperanza, excepto por nuestro Creador. 

La humanidad comienza a revelar que el egoísmo es una fuerza que viene de arriba, pero que existe un poder superior opuesto, al cual necesitamos pedirle ayuda para convertir el poder del mal en el poder del bien, en anti-egoísmo. Así, viviremos bien y felices en el nuevo mundo. 

Pero hasta ahora es extremadamente difícil para nosotros. Es más fácil creer que el mundo dejará de existir del todo, que imaginar que pueda vivir de acuerdo a las leyes de la naturaleza altruista ¿cómo puede ser que todos, en cualquier lugar y cualquier estado, sólo pensemos en darle al prójimo y no en el beneficio que obtendremos? 

Altruismo es una naturaleza diferente. Si se viste en nosotros, nos comportaremos diferente y si no, no podremos. Por eso, la única salida es entender que es imposible continuar existiendo en esta naturaleza egoísta y debemos ir hacia un enfoque nuevo, inverso de vida. Todo lo que sucede nos lleva ahí. Intentemos entender rápidamente que no hay otra opción y que todo depende de nuestra plegaria. 

En realidad, es más fácil imaginar la destrucción y colapso del mundo, que una vida de acuerdo a las leyes de otorgamiento. Todo nuestro mundo está construido con base en el poder del ego y su destrucción será con la misma fuerza egoísta. No habrá nada nuevo. Ya experimentamos guerras terribles, desastres y problemas en este mundo. 

En algún lugar del mundo, alguna especie de infortunio sucede constantemente y todos entienden que el mundo podría colapsar. Pero al mismo tiempo, la misma fuerza del egoísmo que lleva al mundo a la muerte, permanecerá. 

Es mucho más difícil cambiar el programa de acuerdo al cual funciona el mundo, la naturaleza de las relaciones entre la naturaleza inanimada, vegetal y animal y el hombre, para que todo funcione al revés, en otorgar al prójimo. Cada uno debe considerar a los otros y cuidar su bienestar. No sólo no entra en nuestra cabeza, es imposible de imaginar. 

En realidad, para hacerlo necesito sentir el deseo de otros e intentar satisfacerlo. Esa es la manera en que todos deben actuar todo el tiempo. Para hacerlo, otro programa debe ser cargado en esta enorme computadora, en el mundo inanimado, vegetal, animal y el hombre. 

No podemos imaginarlo. Ningún intento de socialistas y utópicos por crear ese mundo tuvo éxito. Una revolución así puede lograrse sólo por el Creador, quien nos dará una naturaleza diferente. Es lo que debemos pedir, lo más rápido posible. 

Si no, el sufrimiento será más y más decisivo nos empujará a rectificar el mundo, nos obligará. Pero es un viaje muy difícil, largo y doloroso, lleno de sufrimiento. En realidad, es llamado el “camino del sufrimiento”. 

Vayamos por el  camino de la luz, es mejor. Para hacerlo, necesitamos atraer la fuerza superior. Necesitamos exigir, pedir, al Creador que nos dé el poder de otorgamiento. De otra manera, no tendremos éxito. Intentaremos llegar a la corrección nosotros mismos hasta que desistamos de este trabajo. Y nuestro clamor llegará al Creador y Él nos dará Su fuerza altruista. Esto se llama éxodo de Egipto, de nuestro ego. 

Pero si no pedimos y no obligamos al Creador a ayudarnos, no podremos cambiar nada y sufriremos por nuestro egoísmo más y más cada día, 

No es necesario esperar que el coronavirus desaparezca pronto. No nos abandonará y además vendrán problemas más serios. Dinero, recursos y víveres pronto se agotarán -la humanidad sufrirá terriblemente. Aparte, huracanes, nubes de langosta, inundaciones y sequías están por venir. 

Todo para que entendamos que sólo cuando pedimos al Creador tenemos esperanza de ser salvados de los problemas y tribulaciones. Cuando comencemos a dirigirnos a Él, entenderemos que lo principal es no deshacernos de los problemas e infortunios. En realidad llegaron para convencernos de ir hacia el Creador. Es una lástima pedirle a Él beneficios materiales, es mejor pedirle que nos acerque a Él, porque toda la felicidad está ahí.
[267117]
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 1/jul/20, Baal HaSulam, Shamati 34. “El producto de la tierra”

Material relacionado:
Todo se alcanza con su contraste
¿Qué quiere la naturaleza de nosotros?
El coronavirus nos hará …

Epidemia de mentiras

El director general de la Organización Mundial de la Salud afirmó que las noticias falsas se propagan más rápido y son más contagiosas que el coronavirus mismo. Tenemos que luchar no sólo contra las epidemias sino también contra una “infodemia”. 

El secretario general de la ONU afirmó que la infodemia es nuestro enemigo común y ofreció luchar juntos ¿qué hace que el hombre propague información falsa y confusa? 

Vivimos en un mundo de mentiras. Las mentiras se propagan por todo el mundo y son transmitidas de una persona a otra de forma consciente o inconsciente. Cada uno deforma la información como le es conveniente, ocultando las cosas que no son en su beneficio. Es lo que todos hacen. 

Es como el juego del teléfono descompuesto de los niños: cuando las noticias son transmitidas por una larga cadena, ni una sola palabra de lo que dijo la primera persona llega a la décima. Cuando crecemos y nos volvemos adultos, continuamos el mismo juego, sólo que las mentiras se vuelven mucho más serias. 

Por lo tanto, no es sorprendente que nuestro mundo esté lleno de mentiras y no puedas confiar en noticias que ni la derecha ni la izquierda, del el bando opuesto. No existen los medios independientes. 

El coronavirus nos ayuda a ver que nadie cree en nadie a causa de las noticias falsas que se propagan en todas las direcciones. El problema es que los medios ya no se enfocan en el público, sino que están politizadas y están en plena guerra entre izquierda y derecha, entre diferentes grupos de interés. 

Y siempre tienen dinero para esta guerra: ya no dependen de si los lectores compran el diario. 

Hoy los diarios no dependen de los compradores, sino que reciben financiamiento de círculos financieros y gubernamentales. Poreso, no hay confianza en la información que se distribuye en los medios. 

Publican reportes médicos sin confirmar de medicamentos contra el virus. Pero, ¿por qué la gente cree las mentiras e incluso parece necesitarlas? Hay una broma que dice que  si comiéramos sólo comida orgánica, pura, nos envenenaremos porque ya no estamos acostumbrados a usar productos buenos, naturales, que había hace años. 

Hay una gran parte de verdad en esta broma, lo mismo se aplica a los medios. No estamos acostumbrados a la verdad y cada generación recibe lo que merece. Aceptamos mentiras y las disfrutamos. Ni siquiera pagamos por estas noticias falsas; las obtenemos gratis. Las mentiras engendran mentiras: la generación está corrompida, y se alimenta de comida descompuesta. 

De otra manera, no habría nada qué comer. Compramos vegetales y carne, sabiendo que son sólo hay químicos y antibióticos, pero no hay otra opción. Tienes que comer algo. Vivimos en un mundo sintético. 

Nadie necesita la verdad, después de todo, no importa si la conoces. La verdad no puede ser transmitida, vendida ni usada si todo alrededor es falso. La verdad en nuestro mundo es como divisa extranjera y no es aceptada en ninguna tienda del país. 

Si digo la verdad en este mundo de mentiras, seré conocido como un mentiroso. Esto le sucedió al rey Salomón en la época del Primer Templo. Nadie quería reconocerlo como rey. Hacía discursos sabios, pero todos a su alrededor eran tan estúpidos que nadie creía en sus palabras. No fue hasta que llegó al Sanedrín, donde se reunían los grandes sabios, que lo entendieron y lo reconocieron. 

En sólo un lugar en todo el país supieron que era un hombre sabio, al que valía la pena escuchar. Pero hoy ni siquiera tenemos un lugar así: ni en el gobierno ni en los bancos ni en ninguna organización o partido ni en ningún otro lugar. Todos juegan el mismo juego falso. 

El cabalista vive dentro de su pequeño mundo de verdad y todos a su alrededor piensan que es irracional, separado de la realidad, no escuchan lo que dice. Y eso es bueno porque en los días antiguos, los profetas eran quemados en la estaca. 

¿Cómo podemos distinguir si las noticias son verdaderas o falsas? Sigo las noticias pero sólo con el fin de sentir la tendencia del desarrollo y su velocidad. Es decir, no tomar en cuenta las noticias en sí, sino su dirección. 

La gente está terriblemente confundida por las noticias que propagan los medios. En realidad, no son medios de comunicación sino medios de desconexión. 

¿Qué tipo de corrección debemos hacer en la sociedad con el fin de regresar a las noticias veraces? Esto requiere de una enorme cantidad de trabajo arduo. Pues, ya estamos acostumbrados a comer comida descompuesta y aprendimos a digerirla y nos sentirnos bien. El cuerpo está acostumbrado a hacer correcciones para aceptar incluso comida podrida como relativamente fresca. Y si consumimos comida realmente fresca, tendremos una indigestión. 

Por eso, es un camino muy largo. Y no es sólo la comida para el estómago, sino también para la mente, el alma y el corazón. Gradualmente debemos salir de esta mentira con ayuda de la educación integral de la que hablan los cabalistas. Necesitamos explicar a todos que vivimos en un mundo de mentiras y necesitamos salir de ellas porque es imposible continuar de esta manera. 

El coronavirus nos ayudará a sentir el punto de verdad, el final de la revelación de la falsedad de la vida. Veremos que esa vida no tiene sentido y no tiene esperanza ni para nosotros ni para nuestros hijos. Ya nos estamos acercando a esta percepción. Si continuamos por el camino antiguo, nos destruiremos a nosotros mismos. 

Este final ya está cerca porque la humanidad entiende que perdió camino y dirección y que no hay medios para corregir la situación; no hay cura para el virus. O decidimos que no hay opción y debemos revelar el significado y propósito de la vida, la manera correcta de existencia y encontrar dónde está la verdad en la vida. 

Los seres humanos son los más inteligentes, desarrollados, expertos y convertimos nuestra vida en algo completamente ausente de valor. Esto es porque somos guiados no por la razón, sino por sensaciones y no podemos sobreponernos a nuestras emociones con la razón. Por lo tanto, las sensaciones juegan con nosotros, nos llevan en diferentes direcciones, como se dice, “Comamos y bebamos porque mañana de todas maneras moriremos”. Esperemos que esta actitud cambie.
[266669]
De Kabtv “El mundo,” 26/may/20

Material relacionado:
Nueva Vida # 131 – Medios de comunicación, parte 1
“¿Cómo digo noticias falsas a partir de noticias reales?” (Quora)
«¿Qué pasa con los medios?» (Quora)

La fuente del placer supremo

Pregunta: Bajo el sistema comunal primitivo, los deseos básicos dominaban al hombre: comida, nutrición, sexo, seguridad. Luego vino la era de las civilizaciones, en la que prevaleció el deseo por riqueza.

Durante la Edad Media, el deseo de poder comenzó a dominar. En los siglos XV al XX, el período del Renacimiento, los descubrimientos científicos, los descubrimientos de nuevos continentes, etc. ocurrieron y marcaron el deseo de conocimiento.

Y ahora, en el siglo XXI, estamos en una nueva etapa en el desarrollo de nuestros deseos ¿cuáles son estos deseos? ¿y para qué?

Respuesta: En realidad, llegamos a un estado en el que no hay nada más con qué lograr placer. Absolutamente nada. Nuestro mundo no puede darnos nada más. Por supuesto, algunos luchan por un lugar mejor en el consejo, en el gobierno, etc., pero eso no es crecimiento.

Nuestro crecimiento llegó a su fin, pues ya dominamos todo lo que hay en la Tierra. Y aunque sabemos poco, no aprenderemos más, porque estamos encerrados en nosotros mismos.

Somos una cosa en nosotros mismos. Lo único que podemos hacer y esto se nos da a nosotros como personas que viven en nuestro llamado mundo, es alcanzar el siguiente nivel del universo. Para hacerlo debemos convertirnos en un todo, si no totalmente, al menos hasta cierto punto.

Tan pronto como comencemos a acercarnos internamente para ayudarnos a ascender, unirnos en un todo común, inmediatamente sentiremos nuestro mundo integral. Se manifestará en todos nosotros y nos sentiremos en el siguiente nivel de la naturaleza.

Pregunta: ¿Pero de qué recibirá placer el hombre?

Respuesta: Cualquier nivel superior de la naturaleza que revele, le dará placer. El placer de la integridad de la naturaleza, el gozo de que las diferentes propiedades opuestas de la naturaleza, se complementan y unan, nos llenará de satisfacción.

Pregunta: Por ejemplo, dos personas. Una disfruta de los deseos básicos de comida, sexo y familia, la otra del conocimiento. Puede sentarse todo el día en el laboratorio y pasar toda su vida investigando algunos insectos o inventando una vacuna, eso le da satisfacción ¿cuál es la diferencia?

Respuesta: No importa. Es claro que todos están involucrados en lo que la naturaleza les pide.

Encontraremos un todo entre nosotros y veremos que, actuando cada uno a su propio nivel, revelamos la fuerza integral general de la naturaleza, llamada Creador. Comprenderemos esta fuerza, que se manifiesta en muchas variaciones, pero al mismo tiempo es un todo común, es la fuente del mayor placer.
[266994]
De Kabtv «Era post coronavirus,» 23/abr/20

Material relacionado:
Evolución del deseo
Evolución de los deseo, parte 2
Un todo 

Encuentra tu lugar en el sistema de la naturaleza

Laitman_632.3Baal HaSulam, La paz: Por lo tanto, evidentemente he probado desde la perspectiva de la razón empírica -a partir de la historia práctica que se despliega justo ante nuestros ojos- que no existe otra cura para la humanidad excepto aceptar el mandamiento de la providencia: otorgamiento sobre otros para dar contento al Creador en la medida de los dos versos. 

El primero es “ama a ti prójimo como a ti mismo”, que es el atributo del trabajo en sí. Es decir, la medida del trabajo para otorgar a otros, para la felicidad de la sociedad no debe ser menor a la medida impresa en el hombre de cuidar de sus propias necesidades. Más aún, debe poner las necesidades de su semejante antes que las propias, como está escrito en el artículo, Matán Torá (Ítem 4). 

Pregunta: ¿Cómo podemos salir de ciertos cálculos pragmáticos que ahora en tiempo de crisis nadie puede resolver, para entender la conexión y el nivel superior que debemos asumir, el cual implica cumplir con las leyes del gobierno superior, incluirnos en ellas, y ayudar a todos a sentir ese tipo de sustento? 

Respuesta: Elevarse al siguiente nivel de percepción de la realidad se reduce a entender la sensación de eternidad, perfección, infinito y más importante, una realidad única, común, perfecta, integrada. 

Si comenzamos a sentir la naturaleza como un sistema absolutamente integral, también conoceremos nuestro lugar en ella, dónde se localiza mi célula dentro de ella, entenderé el significado de mi existencia en relación a la grande unión de individuos y todo será claro para mí. 

Lo principal es separarte de tu individualismo, tu egoísmo y observar la naturaleza desde un aspecto integral, de modo que veas la imagen completa como un todo unido. Es una percepción completamente diferente de la realidad, donde no me siento separado de los objetos y fenómenos, sino que veo la imágen completa. 

Así puedo entenderme de manera completamente diferente: ¿dónde estoy en la imagen? Y no estoy en ella. Me siento separado de todo. Estoy experimentando de forma incorrecta. Esto significa que estoy en una especie de estado inconsciente, separado de la verdadera vida, de toda la vasta imagen de la naturaleza ¿cómo puedo percibirla correctamente? Eso es lo que quiero. 

Y si comienzo a percibirla correctamente, veré mi lugar y descubriré qué me hace falta para volverme integralmente conectado con todos. Me quedará claro cuál es mi trabajo, cuál es mi deber, cuál es mi conexión con otros y cómo están los otros conectados conmigo, llegaré al nivel de esta naturaleza eterna, perfecta, integral, unida y entenderé el significado de su existencia y de mi existencia. 

Y justo ahora, no entiendo en absoluto para qué es todo esto. Observo todo: resulta que existe y yo estoy ahí. Pero por qué, no lo sé.
[266663]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 17/may/20

Material relacionado:
La Cabalá es un sistema de leyes de la naturaleza
Cambiando la naturaleza humana
La Cabalá: Un sencillo sistema de las leyes básicas de la Naturaleza

 

Coronavirus: tiempo de cambio

laitman_627.1Como era de esperarse, el coronavirus se quedará con nosotros por mucho tiempo. 

Muchos países, al ver que bajó el número de casos, comenzaron a relajar las restricciones y a retirar la cuarentena. Pero tan pronto como sucedió, inmediatamente surgió una nueva oleada de enfermedades. 

Hay muchos ejemplos: Estados Unidos, Rusia, Francia, Israel, Argentina, Brasil, Italia, Alemania, Corea del Sur y muchos otros. Donde la economía se abre, el virus vuelve. 

Necesitamos prepararnos pues tendremos que vivir con el coronavirus por años y necesitamos reconstruir la economía en correspondencia. Antes que nada, necesitamos averiguar qué industrias son absolutamente necesarias para la vida dado que debemos darle comida a todos. 

Para esto es suficiente con el 20% de la población, el resto no necesita trabajar. No hay necesidad de ropa de diseñador, carros costosos ni viajes. El mundo debe regresar a una vida normal modesta como era antes del siglo 20, antes de la explosión del consumo y el desarrollo de muchas industrias que no son necesarias. Si no lo hacemos, la naturaleza, el virus, lo hará por nosotros y pagaremos un precio mucho más alto, tanto en términos de dinero como de vidas humanas. 

80% de los empleos se acabarán de una forma u otra, la única diferencia es si será un proceso espontáneo, acompañado por grandes pérdidas o nosotros decidimos reducir la producción innecesaria. 

Vemos que la gente dejó de usar y comprar cosas de moda o de lujo que solían costar mucho dinero, pero no eran necesidades. 

Está bien si esos negocios permanecen cerrados por unos meses; de todas formas nadie va a comprar nada, ¿para qué intentar resucitarlos artificialmente? Estoy seguro que nadie se apresurará a ir a las joyerías, incluso si las abren. 

El Estado intenta compensar a todos por sus pérdidas, pero en unos meses el dinero se agotará,  ¿y qué haremos? Por eso, es mejor investigar ahora y entender que no es un problema temporal, sino de una nueva forma de vida para una nueva sociedad, una nueva familia, un nuevo estado. No debe ser como ahora donde todo tipo de círculos de interés ponen presión sobre el Estado y éste les abre el tesoro y les da dinero. 

Si pagamos por las pérdidas de las joyerías hoy, mañana no quedará dinero para alimentar a los hambrientos, que serán 50, 60 o 70% de la población. Ahora lo principal es movilizar las fuerzas y fondos para dar a todos la comida necesaria. 

Agua, electricidad, gas y comida deben ser totalmente accesibles. Después puedes pensar en ropa para los que la necesitan. Jardines de niños y escuelas gratuitos en lugar de pagar a las tiendas de joyas que pierden consumidores. De otra manera, vaciaremos el tesoro en unos meses y sería el fin. 

También necesitamos un programa que ayude a las familias jóvenes a comprar casa a un precio razonable. Es necesario construir casas para los ciudadanos ordinarios y no especular con apartamentos y tierra. Debe ser una revolución real y sucederá de todas formas. La única diferencia es si sucederá gradualmente, de acuerdo a un plan científico bien pensado o bajo los embates de una multitud enardecida que saldría a la calle a destruir todo alrededor y establecer un nuevo orden. 

No hay ninguna revolución planeada en la historia, hecha bajo recomendación de expertos científicos. Pero ahora no hay salida y necesitamos hacer algo porque es obvio que si no es el 80%, entonces probablemente el 40% estará sin trabajo. 

Aquellos que sigan trabajando se les deben dar condiciones de seguridad, de modo que no se infecten con el virus. Pues, son nuestros proveedores de alimento. El resto permanecerá en cada y aprenderá a vivir en la nueva sociedad. Esta nueva vida está ya a unos años de nosotros y necesitamos acostumbrarnos a que no vamos a trabajar, sino a estudiar. El estudio será el empleo. 

Esto es inevitable y tenemos que aceptarlo, nos guste o no -el coronavirus nos obligará. Necesitamos explicar de dónde viene y por qué la sociedad humana debe pasar por esos cambios, metamorfosis. 

La humanidad está cambiando y creciendo. Ya pasamos muchos cambios y transformaciones sociales en nuestra historia, ahora es tiempo de ese cambio, que aún no ha sucedido. Debemos participar nosotros mismos activamente. 

Antes, las formaciones eran reemplazadas de forma espontánea, porque llegó el tiempo, de la esclavitud al feudalismo, después al capitalismo. Y ahora avanzamos a la siguiente etapa, dejar de vivir para obtener ganancias y comenzar a vivir para construir un nuevo hombre. Esta es una gran revolución, porque somos egoístas y solíamos vivir obteniendo ganancias uno de otro. Ahora tendremos que vivir para ayudarnos el uno al otro- este es un cambio radical.
[266280]
De Kabtv “Perspectivas globales,” 14/may/20

Material relacionado:
Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá
Coronavirus: lo creas o no
El coronavirus está cambiando la realidad, parte 1

 

¿Por qué la naturaleza planeó una pandemia?

laitman_586Pregunta: ¿La naturaleza planeó una pandemia, para restablecer el orden en el mundo? 

Respuesta: El hecho es que el coronavirus llega desde dentro de la naturaleza misma, como todos los virus, está claro para nosotros. Pero que nosotros permitamos que se manifieste ya es nuestro problema. Pues, por nuestras malas relaciones, nosotros mismos causamos el desequilibrio en la naturaleza y el virus aparece. 

No importa cómo empezó ¿por qué necesitamos saber? Si estamos en estados más corregidos con los demás, las cualidades negativas no tendrán control sobre nosotros.
[266812]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 3/may/20

Material relacionado:
La Ley Universal de la Naturaleza
La humanidad debe ser humilde ante la Naturaleza
Sistema rígido lleno de bondad

Hombre: violador de la armonía

Baal HaSulam, Introducción al libro del Zóhar: No debemos reflexionar sobre el estado del resto de los seres en el mundo además del hombre, ya que el hombre es el centro de la creación, como está escrito a continuación en el artículo 39: Las demás criaturas no tienen ningún valor en sí mismas, sólo en la medida en que ayudan al hombre a alcanzar su integridad. Por lo tanto, se levantan y caen sin ninguna consideración de sí mismas.

Pregunta: Si la caída y la crisis ocurren a nivel de la naturaleza inanimada, vegetal y animal, entonces ¿esta naturaleza cae junto con el hombre? ¿dónde está el papel del hombre en esto? o ¿simplemente está en este entorno y cosecha los beneficios?

Respuesta: El hombre está en este ambiente como el organizador de la naturaleza. La naturaleza misma es integral. Sus niveles inanimado, vegetal y animal están interconectados y están en perfecta armonía.

Y el hombre viola esa armonía con su egoísmo. Es a él a quien debemos corregir y luego conectarlo con toda la naturaleza en la misma imagen integral general, para complementarnos en paz, en armonía unos con otros y con todos los niveles de la naturaleza. Las fuerzas de la naturaleza nos empujan.

Si lo entendemos rápido y hacemos todo lo que necesitamos, no habrá virus ni problemas. Y si empujamos, inflamos y solo consentimos nuestro egoísmo, entonces, la naturaleza inevitablemente causará todo tipo de problemas con sus agudas reacciones.

Estos problemas nos mostrarán que debemos anularnos, unirnos, no abusar de la naturaleza, lo que, de cualquier forma, nos llevará al equilibrio, pero con presión, crisis y golpes.

Pero espero que la gente aprenda y escuche lo que la Sabiduría de la Cabalá nos dice sobre esto. Y realmente nos corrijamos.
[266477]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá,» 10/may/20

Material relacionado:
En el camino del caos a la armonía
¿El efecto mariposa indica caos o armonía?
La armonía interior de la humanidad